Contaminación del agua por materia orgánica

En muchas ocasiones, más de las que quisiéramos, nos encontramos ríos, lagos, y otros cauces contaminados, ofreciendo un paisaje desolador. Las causas de contaminación son variadas; sales, eutrofización vertidos industriales, etc., destacando la contaminación por parte de la materia orgánica, procedente de vertidos urbanos, actividades ganaderas, agrícolas o industriales con manipulación de compuestos orgánicos. Por ejemplo, en un agua residual de concentración media, cerca del 75% de los sólidos en suspensión y del 40% de los sólidos filtrables de son de naturaleza orgánica.

La contaminación de un cauce, lago o mar con alta concentración de materia orgánica procede de los procesos de descomposición de esta materia orgánica. Estos son básicamente reacciones químicas que requieren el oxígeno disuelto en el agua para su desarrollo. Como este oxigeno, procedente de la

atmósfera por intercambio de gases, es el que en condiciones normales es requerido por la flora y fauna del medio para subsistir, ocasiona que el equilibrio del medio se altere, afectando de modo significativo a la vida acuática.

La citada descomposición obedece a reacciones de asimilación de la materia orgánica por parte de microorganismos en presencia de oxígeno y nutrientes, de acuerdo a la siguiente reacción:

materia orgánica + microorganismos + nutrientes + O2 = productos finales + nuevos microorganismos + energía calorífica


Los compuestos orgánicos están formados por combinaciones de carbono, hidrógeno y oxígeno, con la presencia, en determinados casos, de nitrógeno,

Los cauces son sensibles a la contaminación.

azufre, calcio, magnesio, fósforo, hierro, etc. Los principales grupos de sustancias orgánicas presentes en el agua residual son las proteínas, 40-60%, hidratos de carbono, 25-50%, y grasas y aceites, 10%.

La descomposición de estos compuestos se desarrolla mientras que en el medio

   Home
Páginas 1 y 2