habitante y año, Italia con 155 litros/habitante año y Alemania con 97. En España el consumo es menor, 78 litros por habitante y año. Los mayores exportadores de agua envasada son Francia con 1.512.000 m3/año, Italia con 645.000 m3, y Bélgica con 465.000 m3. España tan solo exporta 63.000 m3, lo cual supone el 0,2 % de la producción nacional, importando simultáneamente casi el doble.

El consumo del agua envasada es en un 74% en los hogares integrándose en la alimentación, y el 26% se destinado a hoteles, restaurantes y cafeterías.

Existen distintos tipos de agua envasada; las aguas minerales naturales, las aguas de manantial, las aguas potables preparadas, el agua potable preparada procedente de manantial y el agua de abastecimiento publico preparada para consumir.

Cada tipo de agua atiende a las necesidades y gustos de cada persona.

La mayoría se decanta por el agua mineral natural con cerca del 85% del consumo, un 10% procede de manantial y un 2% es agua potable preparada para vender. Además existe el consumo de agua envasada con gas, aunque es una minoría comparada con el agua natural sin gas.

La diferencia entre las distintas aguas envasadas radica principalmente en su procedencia y posterior tratamiento.

Las aguas naturales, tanto minerales como de manantial proceden de largos procesos naturales de infiltración del agua de lluvia a través de los acuíferos

El agua mineral es solo parte del agua envasada.

subterráneos, adquiriendo las sales y minerales que conforman el subsuelo. Los puntos de captación y explotación se encuentran en macizos montañosos y en zonas donde la mano del hombre aun no ha contaminado los suelos con fertilizantes, pesticidas o cualquier residuo de actividad industrial o agrícola que pudiese alterar la composición natural del agua.

   Home
Páginas 1, 2, 3 y 4