Agua envasada

El consumo de agua envasada es un concepto que anda de la mano del nivel y calidad de vida de una sociedad. Cuanto más elevado sea este, mayor será el consumo. Este tipo de producto comienza a comercializarse a gran escala tras la segunda guerra mundial, cuando la economía empieza a recuperarse, aunque su consumo es muy anterior, pero no con el carácter comercial actual, sino más bien terapéutico.

Al principio, el agua envasada, solo se vendía en farmacias, pero durante la década de los sesenta, este producto paso a venderse en todo tipo de comercios de alimentación. Hoy en día se considera como un producto alimenticio mas, aunque con ciertas propiedades terapéuticas.

El mercado español se encuentra actualmente inmerso en un proceso expansivo. Durante la ultima década se ha duplicado su producción. En el año

Las aguas envasadas incrementan su consumo.

1999 esta alcanzo los 3.602 millones de litros de agua envasada, lo cual supuso un incremento del 11'5% respecto al año anterior. En el ano 2000, este sector ocupo el primer puesto en el incremento de facturación con respecto al año

anterior dentro del grupo de bebidas envasadas.

Todo este aumento en el consumo del agua envasada, se debe a la buena situación económica que vive el país. El incremento aunque bueno y positivo, todavía no iguala a los principales consumidores europeos, a pesar de ser el agua española la más barata del continente.

La búsqueda de agua potable sana y la mejora de conceptos organolépticos, como olor, color y sabor, han elevado drásticamente el consumo de agua envasada, en todo el mundo y especialmente en los países mas desarrollados. A pesar de ello el agua envasada satisface idénticos estándares de calidad que el agua normalmente distribuida en la red publica.

Los países que más agua envasada consumen son Bélgica con 213 litros por

   Home
Páginas 1, 2, 3 y 4