¿Qué es la atmósfera?
La vida depende de las características concretas del medio que nos envuelve, de su composición, su temperatura y su capacidad de protegernos de las radiaciones que nos perjudican. La atmósfera es la capa de gases que envuelve la Tierra y evita que el aire salga de esta creando así un inmenso océano de aire. Recibe toda su energía del Sol que está casi a 149 millones de kilómetros de distancia y la mayor parte de la energía es la luz que podemos ver.

La atmósfera tiene un importante papel en el calentamiento de la Tierra. Si no existiera, la temperatura del planeta sería de 22ºC bajo cero. No se comporta como un receptor pasivo de las sustancias contaminantes, si no que las distribuye, las dispersa o las concentra según unos factores como son el viento, la lluvia, las inversiones térmicas o la turbulencia.

Se considera que la atmósfera es el resultado de la combinación de procesos químicos y fotoquímicos realizados a distintas distancias del suelo y regulados por las posibilidades de escapar de la fuerza gravitatoria. Ello da a cada capa distintas características que las definen.

La capa baja de la atmósfera, es la que tiene mas interés para las cuestiones relacionadas con la vida de los seres vivos. Es la atmósfera inferior, es la franja que está en contacto con la corteza terrestre, aquella que solapa parcialmente con la biosfera. Esta franja, en contacto con la tierra, no es independiente de las capas superiores, algunas de las cuales tienen una importancia fundamental en el desarrollo de la vida. Es en esta primera capa donde el hombre libera los contaminantes producidos por su actividad y donde la problemática de la contaminación atmosférica se manifiesta más.

La atmósfera es un gran masa de gases incoloro que rodea la tierra y que llamamos aire. Aproximadamente ¾ partes de éste es nitrógeno y ¼ parte es oxígeno, y estos dos gases son totalmente necesarios para mantener la vida en el planeta. También tiene en su composición otro tipo de gases como el argón Ar, y el bióxido de carbono, CO2, que estan presentes en cantidades pequeñas. El nitrógeno ocupa el 78,084 % del volumen del aire, mientras que el oxígeno ocupa el 20,946%.

La atmósfera es indispensable para la vida por los gases contenidos y por su función protectora de la radiación solar

El oxígeno es un componente muy reactivo y es el responsable de los procesos de oxidación. Las combustiones son posibles gracias a la presencia de oxígeno. También la respiración de los seres vivos, animales y plantas, es una forma de oxidación y es posible gracias a la contribución de este elemento.

   Home
Páginas 1 y 2