Papel de los ecosistemas - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"Podíais haber puesto un trebol de cuatro o de tres hojas. Pero poner una foto de un oxalis..."


"Por eso nosotros los reutilizamos convirtiéndolos en camas para gatos callejeros. De esta ..."


"En términos de salud, cómo se ha manifestado este problema en la población?..."

AGENDA AMBIENTAL MARZO 2018

  • Encuentro: Alternativas al coche
  • Exposición "Bosques y espacios naturales en España"
  • CIMAS 2018. I Congreso Internacional de las montañas

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Actualidad Ambiental

Papel de los ecosistemas

España


dicyt.com


redaccion@ambientum.com


La CHD lidera un proyecto europeo que estudiará el papel de los ecosistemas para reducir los efectos de eventos extremos

Papel de los ecosistemas 

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), como coordinador, ha sido adjudicataria de un proyecto europeo de investigación e innovación dentro de la convocatoria Horizon 2020 (H2020 SC5-2016-2017:Greening the Economy).

Con la firma hoy del Acuerdo de Subvención, se da inicio a este proyecto cuyo acrónimo es NAIAD (siglas en inglés de Nature Insurance value: Assessment and Demonstration), que trata sobre el papel y el valor que tienen los ecosistemas y procesos naturales para reducir los riesgos y efectos de los eventos extremos (inundaciones, sequía y cambio climático).

Este proyecto tiene un presupuesto de cinco millones de euros y en él participan 23 socios de 12 países de la Unión Europea con una duración de tres años. Durante este tiempo se llevarán a cabo siete proyectos demostrativos en diferentes emplazamientos de Europa, uno de ellos en la cuenca del Duero, que servirán como experiencias de referencia para el estudio y demostración de los beneficios que supone la restauración, conservación y el mantenimiento de los ecosistemas y procesos naturales.

Además, este proyecto se enmarca dentro del Grupo Europeo de Innovación y Acción llamado RiverRes sobre restauración fluvial, que lidera también la Confederación Hidrográfica del Duero junto con otros 30 socios europeos, que refleja el compromiso de este Organismo en convertirse en un referente europeo en la innovación e investigación en temas relacionados con el agua.

Esta actuación es un ejemplo de cómo la coordinación de las distintas administraciones es esencial para mitigar los efectos del cambio climático, al igual que las actuaciones ejecutadas por la Confederación Hidrográfica del Duero en el marco del Plan PIMA Adapta de adaptación al cambio climático del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el río Ucero, en Soria, y las Lagunas de Lastras y Hontalbilla, en Segovia.


[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

papel, reducir, ecosistema,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

OIT Joaquín Nieto, quien ha señalado que en el mundo hay 1.500 millones de empleos afectados por la “necesaria” mitigación del cambio climático, un millón y medio de ellos en España.

Medidas de transición justa

Para paliar el daño a estos empleos, los principales sindicatos del mundo han consensuado las directrices para una transición justa de la OIT, sobre las que Nieto ha anticipado que en breve presentará un informe centrado en las oportunidades para España de la adopción de esas medidas. No obstante, ha avanzado que la mayoría de oportunidades de empleo estarán en las energías de renovables.

Nieto ha subrayado que los empleos afectados van más allá del sector eléctrico, por lo que hay que anticipar medidas de reconversión o, de lo contrario, España puede encontrarse con que se produzcan “transformaciones de manera muy rápida” hacia una economía baja en carbono y no se hayan puesto en marcha medidas de transición justa. El representante de la OIT ha concluido que España puede salir de esta transición con “una sociedad más equilibrada o más desestructurada”, dependiendo de si se adoptan o no medidas de transición justa.

Plazos y oportunidades

En la comisión también ha comparecido el director general del Club Español de la Energía, Arcadio Gutiérrez, quien ha subrayado que tanto los ciudadanos como las empresas necesitan “plazos y oportunidades” para adaptarse al nuevo modelo de desarrollo bajo en carbono que promoverá la futura Ley de Cambio Climático.

Una ley, que el director general del Club Español de la Energía ha definido de “magnífica oportunidad”, y para la que ha pedido “objetivos a largo plazo para que las empresas sepan cuál es el campo en el que se va a jugar”, así como “consenso parlamentario para que nazcan con vocación de permanencia”. Gutiérrez ha insistido en que la ley tiene que ser también flexible para ir adaptándose a las tecnologías, como los avances en el almacenamiento renovable, muy incidente en el ahorro energético y con una buena planificación en materia de transición justa.

164 países con regulación en cambio climático

Por su parte, el decano del IE Law School, Francisco Javier de Cendra ha recordado en su intervención que en el mundo hay ya 164 países con regulación en materia de lucha contra el cambio climático, y ha instado a España a seguir el mismo camino, en tanto que en estos momentos no está en los primeros puestos de las listas internacionales de los países con más capacidad de atraer inversión hacia una economía baja en carbono. En esa línea, ha destacado en que para dar una señal clara a los inversores es imprescindible adoptar cuanto antes una Ley de Cambio Climático “bien diseñada y acordada por consenso”, dado que de lo contrario ha dudado de que es norma vaya a ser “ambiciosa o transformadora”.

">
<p>Así lo ha asegurado en su comparecencia la Comisión de Cambio Climático del Congreso, el representante de la <a href=OIT Joaquín Nieto, quien ha señalado que en el mundo hay 1.500 millones de empleos afectados por la “necesaria” mitigación del cambio climático, un millón y medio de ellos en España.

Medidas de transición justa

Para paliar el daño a estos empleos, los principales sindicatos del mundo han consensuado las directrices para una transición justa de la OIT, sobre las que Nieto ha anticipado que en breve presentará un informe centrado en las oportunidades para España de la adopción de esas medidas. No obstante, ha avanzado que la mayoría de oportunidades de empleo estarán en las energías de renovables.

Nieto ha subrayado que los empleos afectados van más allá del sector eléctrico, por lo que hay que anticipar medidas de reconversión o, de lo contrario, España puede encontrarse con que se produzcan “transformaciones de manera muy rápida” hacia una economía baja en carbono y no se hayan puesto en marcha medidas de transición justa. El representante de la OIT ha concluido que España puede salir de esta transición con “una sociedad más equilibrada o más desestructurada”, dependiendo de si se adoptan o no medidas de transición justa.

Plazos y oportunidades

En la comisión también ha comparecido el director general del Club Español de la Energía, Arcadio Gutiérrez, quien ha subrayado que tanto los ciudadanos como las empresas necesitan “plazos y oportunidades” para adaptarse al nuevo modelo de desarrollo bajo en carbono que promoverá la futura Ley de Cambio Climático.

Una ley, que el director general del Club Español de la Energía ha definido de “magnífica oportunidad”, y para la que ha pedido “objetivos a largo plazo para que las empresas sepan cuál es el campo en el que se va a jugar”, así como “consenso parlamentario para que nazcan con vocación de permanencia”. Gutiérrez ha insistido en que la ley tiene que ser también flexible para ir adaptándose a las tecnologías, como los avances en el almacenamiento renovable, muy incidente en el ahorro energético y con una buena planificación en materia de transición justa.

164 países con regulación en cambio climático

Por su parte, el decano del IE Law School, Francisco Javier de Cendra ha recordado en su intervención que en el mundo hay ya 164 países con regulación en materia de lucha contra el cambio climático, y ha instado a España a seguir el mismo camino, en tanto que en estos momentos no está en los primeros puestos de las listas internacionales de los países con más capacidad de atraer inversión hacia una economía baja en carbono. En esa línea, ha destacado en que para dar una señal clara a los inversores es imprescindible adoptar cuanto antes una Ley de Cambio Climático “bien diseñada y acordada por consenso”, dado que de lo contrario ha dudado de que es norma vaya a ser “ambiciosa o transformadora”.

" width="90" height="90" />

<p><strong>El trébol de cuatro hojas es una rareza biológica que, según la tradición, traerá buena suerte a la persona que lo encuentre de forma casual. </strong>La bandera de Irlanda es tricolor y está compuesta por tres franjas verticales de iguales: el color verde simboliza a los nacionalistas católicos, el naranja a los protestantes y el blanco la paz, que debería reinar entre unos y otros. La verdad es que <strong>el color verde está muy ligado a la vida de Irlanda.</strong> Cada 17 de marzo -día de San Patricio- cientos de irlandeses se reúnen para beber pintas de cerveza Guiness, mientras lucen ropas de un verde Kelly llamativo.</p><p><strong>¿Cuál es el origen de la conexión de este color y los irlandeses?</strong> Hay que bucear en la historia del siglo quinto, momento en el cual San Patricio (387-461) escribió su “Confessio”. En esta crónica el santo utilizaba el trébol de tres hojas para explicar el misterio de la Santísima Trinidad: igual que de un solo tallo salen tres hojas diferentes, el Padre, el Hijo el Espíritu Santo, son solo uno. No podíamos terminar el recorrido por la cultura irlandesa sin hacer referencia a los leprachaun, unos duendes pelirrojos que visitan a los irlandeses por las noches, pellizcándoles las piernas en el supuesto de que no luzcan algo de color verde el día de San Patricio.</p><h2>El gen de la buena suerte</h2><p>Se han identificado trescientas especies de tréboles, los cuales tienen el doble de cromosomas que los seres humanos. De todas estas especies, lo siento por San Patricio, la que tiene fama de dar buena suerte es la que tiene cuatro hojas. Parece ser que su fama arranca de una leyenda popular que cuenta que cuando Eva fue expulsada del Paraíso se llevó consigo un trébol de cuatro hojas como acto pudoroso.</p><p><strong>Se dice que cada hoja representa la fe, la esperanza, el amor y la suerte.</strong> La verdad que no es fácil encontrar un trébol con cuatro foliolos. Se estima que por cada 10.000 tréboles de tres hojas hay uno de cuatro. Hasta el momento el trébol con el mayor número de foliolos encontrados es uno con cincuenta y seis.</p><p><strong>Parece ser que la excentricidad botánica radica en una mutación genética, concretamente en el gen PALM1, al que podríamos bautizar como el “gen de la buena suerte”.</strong> Los científicos han descubierto que es la presencia de dos versiones de este gen lo que determina el número de hojas del trébol. La dominante inhibe la formación de la cuarta hoja y la otra -la recesiva- desencadena el crecimiento. En definitiva, para poder encontrar un trébol de cuatro foliolos es preciso heredar dos versiones del gen recesivo.</p>
Fondo Conjunto de las Naciones Unidas para la Agenda 2030 ha sido presentado varias veces desde que se creó en junio de 2017, pero este lunes ha nacido oficialmente en la sede de la ONU en Nueva York. Amina J. Mohammed, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas, ha sido la encargada del lanzamiento de esta herramienta multidonante para la financiación del progreso del mundo en los próximos 12 años; una hucha común en la que Estados, organismos internacionales y el sector privado están llamados a meter dinero por el bien común global. 

España ya lo ha hecho con una aportación de 10 millones de dólares procedentes de recursos no utilizados del anterior Fondo ODS, que se cerrará en diciembre de este 2018. "Unirnos a esta iniciativa era una oportunidad que no podíamos dejar pasar, sobre todo en momentos en los que nuestras posibilidades presupuestarias son limitadas. Esperamos que funcione bien", explica Cristina Pérez, directora general de políticas de desarrollo sostenible, sobre la apuesta española por esta nueva herramienta. 

"Para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los países más pobres necesitarán una inversión de entre 3,3 y 4,5 billones de dólares al año en sectores estratégicos". Lo decía Helen Clark, quien era administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), pocos días después de la aprobación en septiembre de 2015 de la agenda que debe guiar la acción de la comunidad internacional hasta 2030. "No solo la ayuda oficial al desarrollo desde Occidente tiene que cubrir esa necesidad", resumía así, en una línea, los más de 134 puntos que contenía el Acuerdo de Adís Abeba, alcanzado apenas dos meses antes. En aquel documento los 193 países de la ONU pactaron de dónde y cómo se obtendría la financiación necesaria para costear los programas y acciones para el progreso social global y la preservación del planeta. 

Las herramientas financieras existentes para impulsar los avances hasta las metas fijadas -erradicar el hambre, la pobreza extrema y enfermedades infecciosas como la malaria y la tuberculosis, así como reducir las desigualdades, especialmente la de género, o construir sociedades más resilientes y pacíficas- son numerosas. Entre otras: los bancos para el desarrollo, las políticas fiscales que movilizan recursos propios en cada país, las remesas, las inversiones del sector privado en países menos adelantados, la ayuda oficial que los más ricos aportan para el progreso de los más pobres y los fondos multidonantes para determinadas causas como la vacunación, la lucha contra el sida o la preservación del medio ambiente. A todas ellas hay que sumar ahora este Fondo Conjunto de la ONU para la Agenda 2030, que nace precisamente con la pretensión de reducir la fragmentación de la financiación de los programas de desarrollo.

España, que había sido pionera en la creación de un mecanismo multilateral con el Fondo para el logro de los Objetivos del Milenio primero (en 2006) y el de los ODS después (2013), decidió el pasado diciembre cerrar este último y transferir los 10 millones de dólares que todavía no se habían ejecutado al nuevo. Sobre esta medida, Paloma Durán, directora del Fondo de los ODS, a quien Planeta Futuro entrevistó recientemente, opinaba que "hubiera sido muy útil mantener toda la experiencia" que han acumulado y que el cierre se realiza justo cuando era "el momento de despegar". Pérez argumenta, sin embargo, que pese a que esta herramienta "fue una iniciativa muy buena, no cubrió todas las expectativas". Y en tanto que Naciones Unidas ha lanzado una nueva con donantes muy potentes y con un respaldo unánime, cree que España ha realizado "una buena elección". 

José Antonio Alonso, catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Comité de Políticas para el Desarrollo de Naciones Unidas, analiza el cierre como la culminación de un proceso de "conflicto" entre la secretaría de Estado de Cooperación y los gestores del Fondo para los ODS. "Cada uno cuenta sus razones, pero es triste que una iniciativa española acabe así". Le preocupa, además, que el dinero que aporta España al Fondo Conjunto no sean recursos nuevos: "Es un traspaso, no es una aportación que haya que computar como ayuda". De tal modo, se resuelve un problema y no se hace un esfuerzo extra.

La directora general de políticas de desarrollo sostenible profundiza en los motivos de la decisión. "El Fondo de los ODS nació con una vocación multiactor, pero no tuvo mucho éxito en este sentido. España aportó 58 millones de dólares y se consiguió una contribución de Mónaco (unos 22.300 dólares), que suponía un 0,03% del monto total y para un proyecto centrado en deporte. El sector privado aportó el 0,22% (algo menos de 133.000 dólares). Nunca se consiguió tal carácter multiactor", detalla. Reconoce Pérez, no obstante, que se lograron recursos adicionales con las llamadas contrapartidas, que por cada dólar invertido en un proyecto, los beneficiarios tenían que aportar otro. "La idea era buena", dice. Pero no suficiente como para renunciar a la oferta que Achim Steiner, recién nombrado administrador del PNUD, les hacía a un pequeño grupo de países entre los que se encontraba España en julio de 2017 para sumarse al citado nuevo mecanismo de financiación.

">
<p>El <a href=Fondo Conjunto de las Naciones Unidas para la Agenda 2030 ha sido presentado varias veces desde que se creó en junio de 2017, pero este lunes ha nacido oficialmente en la sede de la ONU en Nueva York. Amina J. Mohammed, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas, ha sido la encargada del lanzamiento de esta herramienta multidonante para la financiación del progreso del mundo en los próximos 12 años; una hucha común en la que Estados, organismos internacionales y el sector privado están llamados a meter dinero por el bien común global. 

España ya lo ha hecho con una aportación de 10 millones de dólares procedentes de recursos no utilizados del anterior Fondo ODS, que se cerrará en diciembre de este 2018. "Unirnos a esta iniciativa era una oportunidad que no podíamos dejar pasar, sobre todo en momentos en los que nuestras posibilidades presupuestarias son limitadas. Esperamos que funcione bien", explica Cristina Pérez, directora general de políticas de desarrollo sostenible, sobre la apuesta española por esta nueva herramienta. 

"Para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los países más pobres necesitarán una inversión de entre 3,3 y 4,5 billones de dólares al año en sectores estratégicos". Lo decía Helen Clark, quien era administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), pocos días después de la aprobación en septiembre de 2015 de la agenda que debe guiar la acción de la comunidad internacional hasta 2030. "No solo la ayuda oficial al desarrollo desde Occidente tiene que cubrir esa necesidad", resumía así, en una línea, los más de 134 puntos que contenía el Acuerdo de Adís Abeba, alcanzado apenas dos meses antes. En aquel documento los 193 países de la ONU pactaron de dónde y cómo se obtendría la financiación necesaria para costear los programas y acciones para el progreso social global y la preservación del planeta. 

Las herramientas financieras existentes para impulsar los avances hasta las metas fijadas -erradicar el hambre, la pobreza extrema y enfermedades infecciosas como la malaria y la tuberculosis, así como reducir las desigualdades, especialmente la de género, o construir sociedades más resilientes y pacíficas- son numerosas. Entre otras: los bancos para el desarrollo, las políticas fiscales que movilizan recursos propios en cada país, las remesas, las inversiones del sector privado en países menos adelantados, la ayuda oficial que los más ricos aportan para el progreso de los más pobres y los fondos multidonantes para determinadas causas como la vacunación, la lucha contra el sida o la preservación del medio ambiente. A todas ellas hay que sumar ahora este Fondo Conjunto de la ONU para la Agenda 2030, que nace precisamente con la pretensión de reducir la fragmentación de la financiación de los programas de desarrollo.

España, que había sido pionera en la creación de un mecanismo multilateral con el Fondo para el logro de los Objetivos del Milenio primero (en 2006) y el de los ODS después (2013), decidió el pasado diciembre cerrar este último y transferir los 10 millones de dólares que todavía no se habían ejecutado al nuevo. Sobre esta medida, Paloma Durán, directora del Fondo de los ODS, a quien Planeta Futuro entrevistó recientemente, opinaba que "hubiera sido muy útil mantener toda la experiencia" que han acumulado y que el cierre se realiza justo cuando era "el momento de despegar". Pérez argumenta, sin embargo, que pese a que esta herramienta "fue una iniciativa muy buena, no cubrió todas las expectativas". Y en tanto que Naciones Unidas ha lanzado una nueva con donantes muy potentes y con un respaldo unánime, cree que España ha realizado "una buena elección". 

José Antonio Alonso, catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Comité de Políticas para el Desarrollo de Naciones Unidas, analiza el cierre como la culminación de un proceso de "conflicto" entre la secretaría de Estado de Cooperación y los gestores del Fondo para los ODS. "Cada uno cuenta sus razones, pero es triste que una iniciativa española acabe así". Le preocupa, además, que el dinero que aporta España al Fondo Conjunto no sean recursos nuevos: "Es un traspaso, no es una aportación que haya que computar como ayuda". De tal modo, se resuelve un problema y no se hace un esfuerzo extra.

La directora general de políticas de desarrollo sostenible profundiza en los motivos de la decisión. "El Fondo de los ODS nació con una vocación multiactor, pero no tuvo mucho éxito en este sentido. España aportó 58 millones de dólares y se consiguió una contribución de Mónaco (unos 22.300 dólares), que suponía un 0,03% del monto total y para un proyecto centrado en deporte. El sector privado aportó el 0,22% (algo menos de 133.000 dólares). Nunca se consiguió tal carácter multiactor", detalla. Reconoce Pérez, no obstante, que se lograron recursos adicionales con las llamadas contrapartidas, que por cada dólar invertido en un proyecto, los beneficiarios tenían que aportar otro. "La idea era buena", dice. Pero no suficiente como para renunciar a la oferta que Achim Steiner, recién nombrado administrador del PNUD, les hacía a un pequeño grupo de países entre los que se encontraba España en julio de 2017 para sumarse al citado nuevo mecanismo de financiación.

" width="90" height="90" />

<p>Con la ayuda del telescopio Gemini North, Patrick Irwin, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y colaboradores globales que analizaron espectroscópicamente la luz infrarroja de Urano, encontraron sulfuro de hidrógeno en las nubes del planeta gigante.</p><p><em><strong>“Si alguna vez un humano desafortunado descendiera por las nubes de Urano, se encontrarían con condiciones muy desagradables“,</strong></em> dijo el líder del estudio, Patrick Irwin, al describir el mal olor presente en la atmósfera superior del planeta.</p><p>Pero, <strong>el olor a huevo podrido no sería lo peor que los humanos podrían experimentar si decidieran visitar Urano.</strong> La asfixia y la exposición en la atmósfera negativa de 200º C compuesta principalmente de hidrógeno, helio y metano los mataría fácilmente.</p><p><strong>A pesar de su mal olor, Urano es uno de los planetas más impresionantes y misteriosos que tiene nuestro sistema solar.</strong></p>
Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha hecho público el último boletín hidrológico, que refleja que las reservas de agua en los embalses se encuentran muy por encima de las cifras del pasado año, cuando alcanzaban el 58,6%. Todas las cuencas hidrográficas, excepto las del Júcar y el Segura, se encuentran por encima del 60% de su capacidad, tras las abundantes precipitaciones que se han registrado durante los últimos meses, en especial desde marzo.

Segura y Júcar, las cuencas más precarias

La situación más precaria continúa siendo la de los embalses del Segura, que están al 28% y acumulan solo 319 hectómetros cúbicos, una cantidad muy alejada de la media de los últimos diez años, que se sitúa en 612. También los del Júcar, que están al 35% de su capacidad, están muy lejos de la media de los últimos diez años, ya que embalsan 1.167 hectómetros cúbicos, frente a los 1.580 de media de los últimos diez años.

Todas las demás cuencas hidrográficas acumulan reservas muy por encima del 50%, y destacan las del Cantábrico Oriental (al 95,9%), Galicia Costa (al 90,2%), las cuencas Internas del País Vasco (al 100%); Tinto, Odiel y Piedras (al 93,4%), mientras que el Duero, el Tajo y las Cuencas Internas de Cataluña están por encima del 73%.

Una de las cuencas que más ha mejorado su situación es la del Tajo, cuyos embalses almacenan esta semana 8.127 hectómetros cúbicos de agua, y entre ellos, los de cabecera de Entrepeñas y Buendía -de los que depende el trasvase al Segura- suman ya 647 hectómetros cúbicos. Destaca además la situación de los embalses de la Cuenca del Ebro, que están al 83,1% de su capacidad, y superan en más de 500 hectómetros cúbicos la media de los últimos diez años (acumulan ahora 6.352).

Marzo y abril, muy lluviosos

El último boletín hidrológico que registró un descenso de los niveles de agua acumulada fue el 13 de febrero, cuando los pantanos peninsulares descendieron hasta el 41,95% de su capacidad total. Desde entonces la reserva de agua en los embalses ha crecido de forma continuada semana tras semana, y especialmente significativo fue el mes de marzo, en el que la reserva aumentó en 16 puntos porcentuales, ya que comenzó con un 46,91% y se fue incrementando hasta alcanzar al final del mes el 62,38%.

Marzo ha sido el mes durante el que más ha crecido la cantidad de agua embalsada, debido a que las precipitaciones fueron un 347% superiores a la media de este mes, ya que según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología en marzo se recogen de media unos 47 litros por metro cuadrado y en este último han sido 163 litros. Abril comenzó con los embalses al 63,77% y se va a cerrar al 70,2% según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

Tras marzo, abril ha sido también un mes muy lluvioso, ya que el valor medio de las precipitaciones acumuladas desde que comenzó el año hidrológico (el 1 de octubre) hasta el 17 de abril es de 509 litros por metro cuadrado, lo que supone un 16% más que el valor normal correspondiente a dicho periodo, que es de 437 litros. El último boletín hidrológico refleja que la situación es mejor en los embalses hidroeléctricos -que se encuentran al 83,1%- que en los de uso consultivo -que están al 64,5%, aunque la situación en los dos casos en mejor que el pasado año en las mismas fechas.

">
<p>El <a href=Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha hecho público el último boletín hidrológico, que refleja que las reservas de agua en los embalses se encuentran muy por encima de las cifras del pasado año, cuando alcanzaban el 58,6%. Todas las cuencas hidrográficas, excepto las del Júcar y el Segura, se encuentran por encima del 60% de su capacidad, tras las abundantes precipitaciones que se han registrado durante los últimos meses, en especial desde marzo.

Segura y Júcar, las cuencas más precarias

La situación más precaria continúa siendo la de los embalses del Segura, que están al 28% y acumulan solo 319 hectómetros cúbicos, una cantidad muy alejada de la media de los últimos diez años, que se sitúa en 612. También los del Júcar, que están al 35% de su capacidad, están muy lejos de la media de los últimos diez años, ya que embalsan 1.167 hectómetros cúbicos, frente a los 1.580 de media de los últimos diez años.

Todas las demás cuencas hidrográficas acumulan reservas muy por encima del 50%, y destacan las del Cantábrico Oriental (al 95,9%), Galicia Costa (al 90,2%), las cuencas Internas del País Vasco (al 100%); Tinto, Odiel y Piedras (al 93,4%), mientras que el Duero, el Tajo y las Cuencas Internas de Cataluña están por encima del 73%.

Una de las cuencas que más ha mejorado su situación es la del Tajo, cuyos embalses almacenan esta semana 8.127 hectómetros cúbicos de agua, y entre ellos, los de cabecera de Entrepeñas y Buendía -de los que depende el trasvase al Segura- suman ya 647 hectómetros cúbicos. Destaca además la situación de los embalses de la Cuenca del Ebro, que están al 83,1% de su capacidad, y superan en más de 500 hectómetros cúbicos la media de los últimos diez años (acumulan ahora 6.352).

Marzo y abril, muy lluviosos

El último boletín hidrológico que registró un descenso de los niveles de agua acumulada fue el 13 de febrero, cuando los pantanos peninsulares descendieron hasta el 41,95% de su capacidad total. Desde entonces la reserva de agua en los embalses ha crecido de forma continuada semana tras semana, y especialmente significativo fue el mes de marzo, en el que la reserva aumentó en 16 puntos porcentuales, ya que comenzó con un 46,91% y se fue incrementando hasta alcanzar al final del mes el 62,38%.

Marzo ha sido el mes durante el que más ha crecido la cantidad de agua embalsada, debido a que las precipitaciones fueron un 347% superiores a la media de este mes, ya que según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología en marzo se recogen de media unos 47 litros por metro cuadrado y en este último han sido 163 litros. Abril comenzó con los embalses al 63,77% y se va a cerrar al 70,2% según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

Tras marzo, abril ha sido también un mes muy lluvioso, ya que el valor medio de las precipitaciones acumuladas desde que comenzó el año hidrológico (el 1 de octubre) hasta el 17 de abril es de 509 litros por metro cuadrado, lo que supone un 16% más que el valor normal correspondiente a dicho periodo, que es de 437 litros. El último boletín hidrológico refleja que la situación es mejor en los embalses hidroeléctricos -que se encuentran al 83,1%- que en los de uso consultivo -que están al 64,5%, aunque la situación en los dos casos en mejor que el pasado año en las mismas fechas.

" width="90" height="90" />
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza a la de “en peligro” y que aspire ya a ser calificada como “vulnerable”.

Los primeros esfuerzos (entre 2002 y 2006) se centraron en recuperar las poblaciones en Andalucía; después (entre 2006 y 2011) los trabajos se volcaron en la creación de nuevos núcleos, también en Andalucía. El proyecto europeo Life Iberlince (que arrancó en 2011 y finaliza este año) se propuso y ya ha logrado recuperar la distribución histórica de la especie, con poblaciones en Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, además de Andalucía.

Una situación “dramática” al principio de siglo

El director de Iberlince, Miguel Ángel Simón, ha recordado que la situación de la especie al comienzo del siglo era “dramática” y ha valorado cómo han contribuido los diferentes programas de conservación a su recuperación.

En declaraciones a EFEverde durante una visita para conocer algunos de los lugares donde se está reintroduciendo el lince, Simón ha subrayado que los próximos retos son dos: consolidar las áreas donde se ha reintroducido el lince fuera de Andalucía y conseguir “conectar” las diferentes poblaciones para propiciar un intercambio genético que fortalezca la especie.

A largo plazo, Simón confía en conseguir reducir las liberaciones procedentes de la cría en cautividad “porque la especie llegue a tener capacidad de supervivencia por sí misma” y se sitúe “en una senda de normalidad”, pero ha incidido en que será determinante comprobar cómo evoluciona la enfermedad hemorrágica del conejo, del que depende en un 80 por ciento la dieta del felino.

Hoy, unos 450 linces campean por Andalucía y otros 145 por las distintas áreas de reintroducción: Sierra Morena Oriental en Ciudad Real, los Montes de Toledo, el Valle de Matachel-Ortiga en Badajoz y el Valle del Guadiana en Portugal.

">
<p>Los sucesivos proyectos de recuperación y conservación de la especie, sustentados en gran medida en los programas de cría en cautividad, han propiciado que la especie haya pasado de la catalogación de <em>“en peligro crítico de extinción”</em> en la lista roja de la <a href=Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza a la de “en peligro” y que aspire ya a ser calificada como “vulnerable”.

Los primeros esfuerzos (entre 2002 y 2006) se centraron en recuperar las poblaciones en Andalucía; después (entre 2006 y 2011) los trabajos se volcaron en la creación de nuevos núcleos, también en Andalucía. El proyecto europeo Life Iberlince (que arrancó en 2011 y finaliza este año) se propuso y ya ha logrado recuperar la distribución histórica de la especie, con poblaciones en Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, además de Andalucía.

Una situación “dramática” al principio de siglo

El director de Iberlince, Miguel Ángel Simón, ha recordado que la situación de la especie al comienzo del siglo era “dramática” y ha valorado cómo han contribuido los diferentes programas de conservación a su recuperación.

En declaraciones a EFEverde durante una visita para conocer algunos de los lugares donde se está reintroduciendo el lince, Simón ha subrayado que los próximos retos son dos: consolidar las áreas donde se ha reintroducido el lince fuera de Andalucía y conseguir “conectar” las diferentes poblaciones para propiciar un intercambio genético que fortalezca la especie.

A largo plazo, Simón confía en conseguir reducir las liberaciones procedentes de la cría en cautividad “porque la especie llegue a tener capacidad de supervivencia por sí misma” y se sitúe “en una senda de normalidad”, pero ha incidido en que será determinante comprobar cómo evoluciona la enfermedad hemorrágica del conejo, del que depende en un 80 por ciento la dieta del felino.

Hoy, unos 450 linces campean por Andalucía y otros 145 por las distintas áreas de reintroducción: Sierra Morena Oriental en Ciudad Real, los Montes de Toledo, el Valle de Matachel-Ortiga en Badajoz y el Valle del Guadiana en Portugal.

" width="90" height="90" />

<p>De acuerdo al informe del sector eléctrico, <strong>la demanda en consumo eléctrico registrada (24.947 GWh) ha sido un 6% superior al valor promedio observado en años anteriores.</strong> Por su parte, los ingresos por peajes de acceso de consumidores (1.562 M€) han resultado un 6,3% superiores (92 M€) al valor promedio histórico. Por el contrario, los ingresos registrados por los generadores han resultado un 3% inferiores (330.000 €) al valor promedio histórico. El coeficiente de cobertura de la liquidación provisional nº 2 se ha situado en un 57,85%.</p><p>En lo que se refiere a las energías renovables se han liquidado 63.560 de las instalaciones activas en el sistema de liquidaciones de la CNMC. La liquidación provisional acumulada y a cuenta correspondiente a la energía generada en el ejercicio 2018 (desde el 1 de enero hasta el 28 de febrero de 2018), asciende a 1.151 millones, de los que 581 millones se corresponden con la producción registrada en febrero, con el desglose por tecnologías que muestra la tabla. Una vez aplicado el antes citado coeficiente de cobertura de 57,85%, <strong>la cantidad a pagar a cuenta a los productores en la Liquidación 2/2018 asciende a 493 millones, antes de IVA o impuesto equivalente.</strong></p><p><strong>La liquidación provisional a cuenta correspondiente al mismo periodo con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, asciende a 11,8 millones, antes de IVA o impuesto equivalente.</strong> A la fecha del cierre de la liquidación 2/2018 se han recibido ingresos del Tesoro Público que permiten abonar el 100% de esta partida a los productores de energías renovables, cogeneración y residuos ubicadas en los territorios extrapeninsulares.</p><p>Respecto al sector gasista, el total de ingresos declarados ascendió a 375 millones de euros. Esta cantidad es un 10,8% inferior al mismo periodo del ejercicio anterior, debido a un cambio en la operativa de la facturación que se computa un mes después. En consecuencia, se tiene un <strong>total de ingresos netos liquidables de 324 millones de euros, un 13,8% inferior al de la misma liquidación del ejercicio anterior.</strong></p><p>Para el ejercicio 2018, se han incluido en el sistema de liquidaciones las retribuciones acreditadas en la Orden ETU/1283/2017, por la que se establecen los peajes y cánones asociados al acceso de terceros a las instalaciones gasistas y la retribución de las actividades reguladas para el año 2018, excepto la retribución por operación y mantenimiento del AS Castor afectada por la Sentencia del TC nº 152/2017. En esta segunda liquidación del ejercicio, la retribución total fija acreditada a las empresas asciende a 509 millones de euros, dice la CNMC en un comunicado.</p><p><strong>El déficit en términos de caja fue de 189 millones de euros, frente al déficit de 127 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior.</strong> Teniendo en cuenta los ingresos netos de liquidación, se tiene un índice de cobertura del 63,1% de la retribución acreditada. <strong>La demanda nacional de gas en 2018 facturada hasta el 28 de febrero, asciende a 36,5TWh</strong> incluida carga de cisternas desde plantas (2TWh). Esta cantidad es 13,4TWh inferior a la del mismo periodo de 2017, lo que supone un descenso del 26,9%. Este descenso está relacionado con el efecto señalado anteriormente.</p>
-AVEBIOM- lanza oficialmente la convocatoria de Expobiomasa (24-26 de Septiembre de 2019) con la apertura del período de contratación. Tras once ediciones consecutivas de éxito, AVEBIOM convoca la 12ª edición de la Feria Especializada en Tecnología de la Biomasa en Valladolid, con la ilusión de seguir impulsando el mayor encuentro profesional especializado en el uso energético de la biomasa de referencia para España y Portugal, y puente comercial entre Europa e Iberoamérica. Expobiomasa, que continúa con carácter bienal, refuerza así su destacada posición en el ranking como una de las cinco mejores ferias del sector a nivel mundial y se alternará en el calendario de eventos internacionales con la celebración de importantes ferias, como Progetto Fuoco en Verona.

¿Qué atrae a los profesionales de Expobiomasa?

Expobiomasa es un encuentro profesional: el 78% de los visitantes ya trabajan en proyectos de biomasa. El evento se ha convertido en el punto de encuentro de los distintos profesionales que componen toda su cadena de valor, aunque son dos los grupos de profesionales que acuden a Expobiomasa a sentarse con proveedores y encontrar soluciones tecnológicas.

  • Por un lado, interesados en soluciones de climatización y calefacción con biomasa: Instaladores, distribuidores comerciales, decoradores, constructores, ingenieros, responsables municipales, grupos de distribución, grandes consumidores de energía…
  • Y por otro lado, interesados en la producción de biocombustibles: Profesionales del sector agroforestal y su industria dedicados al suministro de astilla, leña, hueso de aceituna, pellet y otros subproductos, ingenierías, profesionales del sector del reciclado, inversores, empresas de distribución y logística de biomasa…

Para la mayoría, tanto de visitantes como de expositores, Expobiomasa es la mejor feria profesional a la que acuden, razón principal por la que el 90% de los profesionales asegura que asistirá a la próxima edición. El 89% de los profesionales que asistieron en la última edición, asegura que asistió para encontrar “novedades, ofertas y oportunidades de negocio”, y el 90% no duda en calificar de “satisfactoria su visita”.

Un sector en crecimiento

Expobiomasa es reflejo de un sector en constante evolución año tras año. La feria evoluciona en paralelo a la revitalización del sector,  que está viendo nuevos proyectos de generación eléctrica y biogás, y sobretodo un aumento en la demanda de la instalación de equipos de biomasa térmica. Es destacable que a la pasada de Expobiomasa asistieran trescientos profesionales procedentes del continente americano, destacando la participación de visitantes procedentes de México, Chile y Argentina, países que impulsan de forma muy activa el uso de biomasa como fuente de energía y en los que está aumentando con gran rapidez la importación de tecnología.

Entre los europeos, Portugal, por cercanía e importancia del sector, sigue siendo el país más representado tras España, tanto en firmas expositoras como en visitantes, la última edición contamos con más de mil visitantes del país luso. Otros países destacados son Italia y Francia. La “postferia” también es un atractivo para los profesionales que visitan Valladolid, por ejemplo, la iniciativa SABOR A BIOMASA, con menús especiales, rutas de pinchos, catas y degustaciones permite encuentros distendidos e informales que facilitan más oportunidades de negocio.  

Pensando en exponer

Expobiomasa será la feria especializada en el sector más importante en Europa en 2019. Así opinan las asociaciones europeas de biomasa y las firmas expositoras, que al ser encuestadas indican en un 94% que Expobiomasa es igual o mejor que otras ferias profesionales del sector energético. La feria es uno de los pocos eventos capaces de ofrecer cifras sobre el retorno económico de la inversión en participación. Según las encuestas de la organización, se estima que la última edición de Expobiomasa facilitó un incremento de las ventas al conjunto de expositores cercano a los  17,2 millones de euros, un 25% más que en 2015.

Facilidades de participación

AVEBIOM ha establecido tres períodos de contratación con interesantes descuentos para las firmas que realicen la inscripción con mayor antelación:

  • Primer plazo abierto hasta el 31 de octubre de 2018. Descuentos del 40% sobre el suelo contratado, que llega al 60% para asociados de AVEBIOM. 
  • Segundo plazo de inscripción con descuento del 15% sobre el suelo contratado, para contrataciones hasta al 31 de marzo de 2019. Éste será del 25% para los asociados.
  • Último plazo de inscripción hasta el 31 de mayo de 2019, en el que únicamente se aplicará un 10% de descuento a los asociados.

Los expositores interesados en solicitar información o presupuesto sin compromiso, pueden dirigirse por correo electrónico a carmen.ruperez@expobiomasa.com y teresa.leonardo@expobiomasa.com o a través del (0034) 975 10 20 20

">
<p>La Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa <a href=-AVEBIOM- lanza oficialmente la convocatoria de Expobiomasa (24-26 de Septiembre de 2019) con la apertura del período de contratación. Tras once ediciones consecutivas de éxito, AVEBIOM convoca la 12ª edición de la Feria Especializada en Tecnología de la Biomasa en Valladolid, con la ilusión de seguir impulsando el mayor encuentro profesional especializado en el uso energético de la biomasa de referencia para España y Portugal, y puente comercial entre Europa e Iberoamérica. Expobiomasa, que continúa con carácter bienal, refuerza así su destacada posición en el ranking como una de las cinco mejores ferias del sector a nivel mundial y se alternará en el calendario de eventos internacionales con la celebración de importantes ferias, como Progetto Fuoco en Verona.

¿Qué atrae a los profesionales de Expobiomasa?

Expobiomasa es un encuentro profesional: el 78% de los visitantes ya trabajan en proyectos de biomasa. El evento se ha convertido en el punto de encuentro de los distintos profesionales que componen toda su cadena de valor, aunque son dos los grupos de profesionales que acuden a Expobiomasa a sentarse con proveedores y encontrar soluciones tecnológicas.

  • Por un lado, interesados en soluciones de climatización y calefacción con biomasa: Instaladores, distribuidores comerciales, decoradores, constructores, ingenieros, responsables municipales, grupos de distribución, grandes consumidores de energía…
  • Y por otro lado, interesados en la producción de biocombustibles: Profesionales del sector agroforestal y su industria dedicados al suministro de astilla, leña, hueso de aceituna, pellet y otros subproductos, ingenierías, profesionales del sector del reciclado, inversores, empresas de distribución y logística de biomasa…

Para la mayoría, tanto de visitantes como de expositores, Expobiomasa es la mejor feria profesional a la que acuden, razón principal por la que el 90% de los profesionales asegura que asistirá a la próxima edición. El 89% de los profesionales que asistieron en la última edición, asegura que asistió para encontrar “novedades, ofertas y oportunidades de negocio”, y el 90% no duda en calificar de “satisfactoria su visita”.

Un sector en crecimiento

Expobiomasa es reflejo de un sector en constante evolución año tras año. La feria evoluciona en paralelo a la revitalización del sector,  que está viendo nuevos proyectos de generación eléctrica y biogás, y sobretodo un aumento en la demanda de la instalación de equipos de biomasa térmica. Es destacable que a la pasada de Expobiomasa asistieran trescientos profesionales procedentes del continente americano, destacando la participación de visitantes procedentes de México, Chile y Argentina, países que impulsan de forma muy activa el uso de biomasa como fuente de energía y en los que está aumentando con gran rapidez la importación de tecnología.

Entre los europeos, Portugal, por cercanía e importancia del sector, sigue siendo el país más representado tras España, tanto en firmas expositoras como en visitantes, la última edición contamos con más de mil visitantes del país luso. Otros países destacados son Italia y Francia. La “postferia” también es un atractivo para los profesionales que visitan Valladolid, por ejemplo, la iniciativa SABOR A BIOMASA, con menús especiales, rutas de pinchos, catas y degustaciones permite encuentros distendidos e informales que facilitan más oportunidades de negocio.  

Pensando en exponer

Expobiomasa será la feria especializada en el sector más importante en Europa en 2019. Así opinan las asociaciones europeas de biomasa y las firmas expositoras, que al ser encuestadas indican en un 94% que Expobiomasa es igual o mejor que otras ferias profesionales del sector energético. La feria es uno de los pocos eventos capaces de ofrecer cifras sobre el retorno económico de la inversión en participación. Según las encuestas de la organización, se estima que la última edición de Expobiomasa facilitó un incremento de las ventas al conjunto de expositores cercano a los  17,2 millones de euros, un 25% más que en 2015.

Facilidades de participación

AVEBIOM ha establecido tres períodos de contratación con interesantes descuentos para las firmas que realicen la inscripción con mayor antelación:

  • Primer plazo abierto hasta el 31 de octubre de 2018. Descuentos del 40% sobre el suelo contratado, que llega al 60% para asociados de AVEBIOM. 
  • Segundo plazo de inscripción con descuento del 15% sobre el suelo contratado, para contrataciones hasta al 31 de marzo de 2019. Éste será del 25% para los asociados.
  • Último plazo de inscripción hasta el 31 de mayo de 2019, en el que únicamente se aplicará un 10% de descuento a los asociados.

Los expositores interesados en solicitar información o presupuesto sin compromiso, pueden dirigirse por correo electrónico a carmen.ruperez@expobiomasa.com y teresa.leonardo@expobiomasa.com o a través del (0034) 975 10 20 20

" width="90" height="90" />
Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). Algunas megalópolis latinoamericanas como Sao Paulo, en Brasil, y la Ciudad de México sufren la llamada temporada de ozono; esto es la época del año con mayores concentraciones de este gas en la atmósfera y que tiene consecuencias tanto para la salud humana como para la ambiental, afectando a animales y vegetación.

El ozono, un contaminante secundario

“El ozono es un contaminante secundario, no está emitido por las fuentes principales sino que se forma a partir de precursores, otras sustancias que sí son emitidas por los vehículos, por las industrias, los hogares”, explicó el doctor en química industrial. Por ello, llamó a “evolucionar” en la disminución de estos precursores -óxido de nitrógeno o compuestos orgánicos volátiles, entre otros- proponiendo políticas como el trabajo desde casa o en su defecto los horarios escalonados para que los trabajadores no se agolpen en las carreteras a la misma hora. Otra propuesta beneficiosa sería “hacer que los trámites gubernamentales a los que se desplazan las personas puedan hacerse telemáticamente”.

La llamada temporada seca caliente

La temporada de ozono suele darse en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) entre los meses de febrero y junio, la llamada temporada seca caliente, meses en los que se da la mayor concentración de ozono. En esta época, de acuerdo con el experto, “hay poca nubosidad y pocos vientos”, condiciones óptimas para que se forme el ozono.

La salud de las personas se ve asaltada “cuando las concentraciones son mayores a las normas de calidad del aire”, pudiendo llegar a provocar dolores de cabeza, irritación inmediata de los ojos o inclusive del tracto respiratorio. “Si las concentraciones suben en demasía puede darle a uno dolor de pecho, sentir molestias para respirar, tos, etcétera”, agregó Páramo. En personas de edad avanzada las repercusiones de estas altas concentraciones de ozono pueden agravarse. También los niños, cuyo organismo está en formación, pueden acusar más los efectos.

Los animales también sufren estas afectaciones, ya que según el experto algunos estudios han visto en pequeños animales mayor susceptibilidad a tener infecciones bacterianas. “Les debilita el organismo y son más susceptibles a contraer infecciones”, afirmó, agregando que también daña la vegetación de las ciudades, advirtiéndose necrosis en los tejidos de las plantas, que ven frenado su crecimiento debido a este fenómeno.

Ello impacta sobre todo en los cultivos agrícolas, ya que la productividad disminuye significativamente, “y eso supone menor cantidad de producto agrícola”. En el caso de Sao Paulo, llama la atención el uso desde hace años del etanol como combustible, una fuente muy grande de compuestos orgánicos volátiles que suscitan más cantidad de ozono.

Según el experto, en América Latina, históricamente, han sido “más sensibles a medir la cantidad de partículas en el aire”. “Casi en todas las ciudades de América Latina van a encontrar problemas de partículas pm 25 (partículas finas en suspensión)”, aseguró, algo que atribuyó también a costumbres que ya no se utilizan en países desarrollados, como las ladrilleras artesanales.

">
<p><em><strong>“El teletrabajo y restringir el número de vehículos son medidas que ayudarían a disminuir las emisiones de precursores de ozono”,</strong></em> aseveró el coordinador general de contaminación y salud ambiental del <a href=Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). Algunas megalópolis latinoamericanas como Sao Paulo, en Brasil, y la Ciudad de México sufren la llamada temporada de ozono; esto es la época del año con mayores concentraciones de este gas en la atmósfera y que tiene consecuencias tanto para la salud humana como para la ambiental, afectando a animales y vegetación.

El ozono, un contaminante secundario

“El ozono es un contaminante secundario, no está emitido por las fuentes principales sino que se forma a partir de precursores, otras sustancias que sí son emitidas por los vehículos, por las industrias, los hogares”, explicó el doctor en química industrial. Por ello, llamó a “evolucionar” en la disminución de estos precursores -óxido de nitrógeno o compuestos orgánicos volátiles, entre otros- proponiendo políticas como el trabajo desde casa o en su defecto los horarios escalonados para que los trabajadores no se agolpen en las carreteras a la misma hora. Otra propuesta beneficiosa sería “hacer que los trámites gubernamentales a los que se desplazan las personas puedan hacerse telemáticamente”.

La llamada temporada seca caliente

La temporada de ozono suele darse en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) entre los meses de febrero y junio, la llamada temporada seca caliente, meses en los que se da la mayor concentración de ozono. En esta época, de acuerdo con el experto, “hay poca nubosidad y pocos vientos”, condiciones óptimas para que se forme el ozono.

La salud de las personas se ve asaltada “cuando las concentraciones son mayores a las normas de calidad del aire”, pudiendo llegar a provocar dolores de cabeza, irritación inmediata de los ojos o inclusive del tracto respiratorio. “Si las concentraciones suben en demasía puede darle a uno dolor de pecho, sentir molestias para respirar, tos, etcétera”, agregó Páramo. En personas de edad avanzada las repercusiones de estas altas concentraciones de ozono pueden agravarse. También los niños, cuyo organismo está en formación, pueden acusar más los efectos.

Los animales también sufren estas afectaciones, ya que según el experto algunos estudios han visto en pequeños animales mayor susceptibilidad a tener infecciones bacterianas. “Les debilita el organismo y son más susceptibles a contraer infecciones”, afirmó, agregando que también daña la vegetación de las ciudades, advirtiéndose necrosis en los tejidos de las plantas, que ven frenado su crecimiento debido a este fenómeno.

Ello impacta sobre todo en los cultivos agrícolas, ya que la productividad disminuye significativamente, “y eso supone menor cantidad de producto agrícola”. En el caso de Sao Paulo, llama la atención el uso desde hace años del etanol como combustible, una fuente muy grande de compuestos orgánicos volátiles que suscitan más cantidad de ozono.

Según el experto, en América Latina, históricamente, han sido “más sensibles a medir la cantidad de partículas en el aire”. “Casi en todas las ciudades de América Latina van a encontrar problemas de partículas pm 25 (partículas finas en suspensión)”, aseguró, algo que atribuyó también a costumbres que ya no se utilizan en países desarrollados, como las ladrilleras artesanales.

" width="90" height="90" />
microplásticos en el hielo marino ártico. Las muestras de hielo que recogieron para analizar en cinco regiones en el Océano Ártico contenían hasta 12.000 partículas microplásticas por litro de hielo marino. Los diferentes tipos de plástico mostraron una huella única en el hielo, lo que ha permitido a los científicos rastrearlos hasta las posibles fuentes.

"Durante nuestro trabajo, nos dimos cuenta de que más de la mitad de las partículas microplásticas atrapadas en el hielo tenían menos de una veinteava de milímetro de ancho, lo que significa que podían ser ingeridas fácilmente por microorganismos árticos como ciliados, pero también por copépodos", declara Ilka Peeken, autor principal del artículo que publica la revista Nature Communications. La observación es muy preocupante porque, como dice el experto, "nadie puede predecir con certeza la magnitud del daño que causan estas diminutas partículas de plástico en la vida marina o, en última instancia, en los seres humanos".

Los científicos reunieron las muestras de hielo de tres expediciones al Océano Ártico a bordo del rompehielos de investigación Polarstern en la primavera de 2014 y el verano de 2015. Hallaron un total de 17 tipos diferentes de plástico, incluidos materiales de empaque como polietileno y polipropileno, pero también pinturas, nylon, poliéster y acetato de celulosa -este último se utiliza principalmente en la fabricación de filtros de cigarrillos-. En conjunto, estos seis materiales representan aproximadamente la mitad de todas las partículas microplásicas detectadas.

Las altas concentraciones en los icebergs de partículas de polietileno, un material que se usa para el embalaje, apuntan que se debe a que estos fragmentos “representan restos del llamado Gran Mancha de Basura del Pacífico y son empujados a lo largo del Estrecho de Bering y hacia el Océano Ártico por la entrada del Pacífico". También indican que las partículas de pintura de barcos y desechos de nylon de redes de pesca en el hielo de los mares de Siberia “sugieren que tanto la expansión del transporte marítimo como las actividades de pesca en el Ártico están dejando su huella”.

La huella dactilar química de los contaminantes

El término microplástico se refiere a las partículas de plástico, fibras, gránulos y otros fragmentos con una longitud, ancho o diámetro que va desde unos pocos micrómetros (milésimas de milímetro) hasta menos de cinco milímetros. Una cantidad considerable de microplástico se libera directamente en el océano por el deterioro gradual de piezas de plástico más grandes. Pero también se puede crear en tierra, por ejemplo al lavar textiles sintéticos o por la abrasión de los neumáticos de los automóviles. Estas partículas, que inicialmente flotan en el aire como polvo, luego se trasladan al océano por el viento, o llegan hasta allí a través de redes de alcantarillado.

Para determinar la cantidad y distribución exacta de microplástico en el hielo marino, los investigadores de AWI fueron los primeros en analizar los núcleos de los icebergs capa por capa usando un Espectrómetro infrarrojo por Transformadas de Fourier (FTIR), un dispositivo que bombardea micropartículas con luz infrarroja y utiliza un método matemático especial para analizar la radiación que reflejan. Dependiendo de su composición, las partículas absorben y reflejan diferentes longitudes de onda, lo que permite que cada sustancia sea identificada por su huella óptica.

"Usando este enfoque, descubrimos partículas de plástico que tenían tan solo 11 micrómetros de diámetro. Eso es aproximadamente un sexto del diámetro de un cabello humano, y también explica por qué encontramos concentraciones de más de 12.000 partículas por litro de hielo marino, que es dos o tres veces más alto que lo que encontramos en mediciones pasadas", dice Gunnar Gerdts, en cuyo laboratorio se llevaron a cabo las mediciones. Sorprendentemente, los investigadores descubrieron que el 67% de las partículas detectadas en el hielo pertenecían a la categoría de menor escala: 50 micras y más pequeñas.

La densidad de las partículas y la composición variaron significativamente de una muestra a otra. Asimismo, los investigadores determinaron que las partículas de plástico no estaban distribuidas uniformemente en todo el núcleo de hielo. "Trazamos el viaje de los icebergs y ahora podemos decir con seguridad que, tanto la región en la que inicialmente se forma el hielo marino, como las masas de agua en las que flotan a través del Ártico mientras crecen, tienen una enorme influencia en la composición y estratificación de las partículas de plástico encapsuladas", concluye Ilka Peeken.

">
<p>Un equipo de investigadores del Instituto Alfred Wegener (AWI) del Centro Helmholtz de Investigaciones Polares y Marinas (Alemania) halló <strong>altas cantidades de <a href=microplásticos en el hielo marino ártico. Las muestras de hielo que recogieron para analizar en cinco regiones en el Océano Ártico contenían hasta 12.000 partículas microplásticas por litro de hielo marino. Los diferentes tipos de plástico mostraron una huella única en el hielo, lo que ha permitido a los científicos rastrearlos hasta las posibles fuentes.

"Durante nuestro trabajo, nos dimos cuenta de que más de la mitad de las partículas microplásticas atrapadas en el hielo tenían menos de una veinteava de milímetro de ancho, lo que significa que podían ser ingeridas fácilmente por microorganismos árticos como ciliados, pero también por copépodos", declara Ilka Peeken, autor principal del artículo que publica la revista Nature Communications. La observación es muy preocupante porque, como dice el experto, "nadie puede predecir con certeza la magnitud del daño que causan estas diminutas partículas de plástico en la vida marina o, en última instancia, en los seres humanos".

Los científicos reunieron las muestras de hielo de tres expediciones al Océano Ártico a bordo del rompehielos de investigación Polarstern en la primavera de 2014 y el verano de 2015. Hallaron un total de 17 tipos diferentes de plástico, incluidos materiales de empaque como polietileno y polipropileno, pero también pinturas, nylon, poliéster y acetato de celulosa -este último se utiliza principalmente en la fabricación de filtros de cigarrillos-. En conjunto, estos seis materiales representan aproximadamente la mitad de todas las partículas microplásicas detectadas.

Las altas concentraciones en los icebergs de partículas de polietileno, un material que se usa para el embalaje, apuntan que se debe a que estos fragmentos “representan restos del llamado Gran Mancha de Basura del Pacífico y son empujados a lo largo del Estrecho de Bering y hacia el Océano Ártico por la entrada del Pacífico". También indican que las partículas de pintura de barcos y desechos de nylon de redes de pesca en el hielo de los mares de Siberia “sugieren que tanto la expansión del transporte marítimo como las actividades de pesca en el Ártico están dejando su huella”.

La huella dactilar química de los contaminantes

El término microplástico se refiere a las partículas de plástico, fibras, gránulos y otros fragmentos con una longitud, ancho o diámetro que va desde unos pocos micrómetros (milésimas de milímetro) hasta menos de cinco milímetros. Una cantidad considerable de microplástico se libera directamente en el océano por el deterioro gradual de piezas de plástico más grandes. Pero también se puede crear en tierra, por ejemplo al lavar textiles sintéticos o por la abrasión de los neumáticos de los automóviles. Estas partículas, que inicialmente flotan en el aire como polvo, luego se trasladan al océano por el viento, o llegan hasta allí a través de redes de alcantarillado.

Para determinar la cantidad y distribución exacta de microplástico en el hielo marino, los investigadores de AWI fueron los primeros en analizar los núcleos de los icebergs capa por capa usando un Espectrómetro infrarrojo por Transformadas de Fourier (FTIR), un dispositivo que bombardea micropartículas con luz infrarroja y utiliza un método matemático especial para analizar la radiación que reflejan. Dependiendo de su composición, las partículas absorben y reflejan diferentes longitudes de onda, lo que permite que cada sustancia sea identificada por su huella óptica.

"Usando este enfoque, descubrimos partículas de plástico que tenían tan solo 11 micrómetros de diámetro. Eso es aproximadamente un sexto del diámetro de un cabello humano, y también explica por qué encontramos concentraciones de más de 12.000 partículas por litro de hielo marino, que es dos o tres veces más alto que lo que encontramos en mediciones pasadas", dice Gunnar Gerdts, en cuyo laboratorio se llevaron a cabo las mediciones. Sorprendentemente, los investigadores descubrieron que el 67% de las partículas detectadas en el hielo pertenecían a la categoría de menor escala: 50 micras y más pequeñas.

La densidad de las partículas y la composición variaron significativamente de una muestra a otra. Asimismo, los investigadores determinaron que las partículas de plástico no estaban distribuidas uniformemente en todo el núcleo de hielo. "Trazamos el viaje de los icebergs y ahora podemos decir con seguridad que, tanto la región en la que inicialmente se forma el hielo marino, como las masas de agua en las que flotan a través del Ártico mientras crecen, tienen una enorme influencia en la composición y estratificación de las partículas de plástico encapsuladas", concluye Ilka Peeken.

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

03/01/2017

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies