Nace la App del reciclaje - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"Falta considerar los terremotos que ha habido en México en los últimos meses...."


"Purpurinas es un vocablo muy amplio pero la mayoría se basan en un substrato, generalmente..."


"Favor incorporarme a su suscripcion. A pesar que vivo en Chile, sus notas son muy buenas. ..."

AGENDA AMBIENTAL FEBRERO 2018

  • Jornada "Humedales para un Futuro Urbano Sostenible"
  • Encuentro: Clima urbano y calidad ambiental en Madrid
  • Encuentro: Argumentos a favor del cambio del modelo de movilidad

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Reciclaje

Nace la App del reciclaje

Galicia

App reciclaje./ @Itunes


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras acaba de activar la aplicación Sogama para teléfonos móviles, con el objetivo de enseñar a los ciudadanos cómo realizar una correcta separación de las distintas fracciones de residuos y posterior depósito de las mismas en los contenedores de recogida selectiva ubicados en las vías públicas.

Con esta iniciativa, la Sociedad Gallega de Medio Ambiente se adentra en el mundo de los smartphones y de las nuevas tecnologías, para acercarse especialmente a los más jóvenes, dándole las claves para ayudarlos a diferenciar los materiales a introducir en cada recipiente y garantizando con esto su posterior reciclado.

La aplicación recoge información en torno al contenedor amarillo, destinado a acoger los envases de plástico, latas y briks; el azul, que alberga el papel y cartón; el iglú verde, para los envases de vidrio; y el contenedor verde convencional, para los restos no reciclables. También hace referencia al contenedor específico para pilas, que puede encontrarse en las casas consistoriales, colegios, centros sociales y establecimientos comerciales, así como a los puntos limpios, recintos cerrados donde los ciudadanos trasladan aquellos desechos que, dadas sus especiales características y grado de peligrosidad y toxicidad, deben recibir un tratamiento diferenciado por parte de gestores autorizados, no disponiendo de contedores a pie de calle.

También se hace referencia al compostaje doméstico en las viviendas unifamiliares que cuentan con huerta y/o jardín, pudiendo fabricar a partir de la materia orgánica generada en las mismas un abono natural de alta calidad con excelentes propiedades para el suelo, sustituyendo a los fertilizantes artificiales. Se trata de una forma ecológica con la que reducir la producción de basura y propiciar el reciclado de los restos orgánicos, disminuyendo las cantidades de desperdicios a entregar a Sogama.

En todos los casos, se explica, de una forma amena, sencilla y divertida, el circuito de recogida y gestión de cada tipo de residuo, desde que se genera hasta que se trata de forma correcta para minimizar su impacto ambiental.

Beneficios del reciclaje

Además, y para que los usuarios puedan tomar conciencia del resultado de su labor, se informa acerca del proceso de reciclado de los desechos y productos a fabricar a partir de estos, aludiendo igualmente a la valorización energética de la fracción resto y su conversión en energía eléctrica, labor asumida por Sogama en Galicia.

La App también trabaja en el ámbito de la concienciación ciudadana, argumentando las razones por las que deben clasificarse los desperdicios en origen y ensalzando la colaboración de la población como condición indispensable para garantizar la recuperación de estos.

Asimismo, se ponen de relieve el ahorro, tanto de energía como de materias primas, que reporta el reciclaje. Por ejemplo, que la energía que se ahorra reciclando una sola lata de aluminio puede hacer funcionar un televisor durante tres horas, que por cada tonelada de papel reciclado evitamos la tala de 24 árboles adultos o que el reciclado de cuatro botellas de vidrio ahorra la energía equivalente a mantener un frigorífico funcionando un día entero.

La aplicación cuenta igualmente con un apartado Sabías que... en el que se incluyen datos y curiosidades de interés: que una bolsa de plástico puede tardar 1.000 años en degradarse, que con 15 botellas plásticas se puede elaborar uno forro polar, y con 6 briks, una caja de zapatos, que por cada 100 kilos de residuos orgánicos se pueden obtener alrededor de 30 kilos de compost, o que con la energía eléctrica que se produce en el complejo industrial de Sogama en Cerceda se logra abastecer una ciudad de tipo medio (100.000 hogares).

Juego

La información se complementa con un juego en el que los usuarios tienen la oportunidad de llevar a la práctica del aprendido. Una vez identificado el residuo que aparece en pantalla, debe identificarse el contenedor de destino para posibilitar su recuperación.

Link activo en Apple e iPad

Link activo en Android

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Sogama, Reciclaje, Residuos, Concienciación ciudadana,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

residuos plásticos que les llegan

Occidente, que es experto en esconder la basura, les envía infinidad de bloques inmensos de plásticos prensados, y ellos, que ya tienen bastante con sus propios residuos, no pueden digerir los nuestros. Aunque se dé la paradoja de que originariamente muchos de esos plásticos baratos y tóxicos han sido fabricados en ese país.

Es el momento de tomar decisiones contundentes y declararle la guerra al plástico. Hubo un tiempo en el que los náufragos podían mandar mensajes de auxilio en botellas de cristal, y cruzaban mares transparentes y se depositaban en las orillas de las playas esperando que algún pescador o paseante los encontrara. Sí, las playas de nuestros abuelos tenían una arena finísima y estaban adornadas de conchas, algas o caracolas.

Desde que comenzó el siglo XXI, el plástico se ha adueñado de los mares. Los residuos plásticos invaden el planeta y marcan la estética degradada de nuestra civilización. Es hora de rebelarnos y exigir nuevas dinámicas de protección medioambiental que tengan un impacto real en los usos y costumbres cotidianas. Hay que volver al vidrio retornable obligatorio de las botellas y los frascos. Recuperar la sana costumbre de los cascos que se devolvían en las tiendas y formaban parte de una cadena de consumo lógica y ordenada. 

Si no ponemos fin al consumo desbordado de envases y productos plásticos que no somos capaces realmente de reciclar, les vamos a dejar un mundo basura a nuestros hijos donde el mar estará asfixiado por nuestro genuino egoísmo. ¿Te imaginas heredar una casa llena de basura imposible de eliminar y que encima no tengas otro lugar alternativo al que ir? Estamos imponiendo un paisaje mortal a nuestros descendientes, somos rastro de plástico venenoso, y queremos que el apocalipsis suceda pronto y les toque a ellos.

La ciencia ha avanzado lo suficiente como para crear envases biodegradables en la industria alimentaria y materiales limpios en la industria textil. Volvamos al vidrio que se lava y se devuelve, volvamos al consumo lógico de productos que no dañen el planeta ni tengan sustancias nocivas. Que nuestros descendientes no nos recuerden con asco porque les hemos condenado a una vida limpiando nuestra basura.

">
<p><br /></p><p>En el meticuloso ritual de limpiar y ordenar los envases plásticos se entremezcla una especie de inquietud. Leo en los noticieros que están mandando a China cantidades ingentes de todo lo que diligentemente ponemos en los contenedores de reciclaje plástico. <strong>Los chinos están saturados con la pésima calidad de los <a href=residuos plásticos que les llegan

Occidente, que es experto en esconder la basura, les envía infinidad de bloques inmensos de plásticos prensados, y ellos, que ya tienen bastante con sus propios residuos, no pueden digerir los nuestros. Aunque se dé la paradoja de que originariamente muchos de esos plásticos baratos y tóxicos han sido fabricados en ese país.

Es el momento de tomar decisiones contundentes y declararle la guerra al plástico. Hubo un tiempo en el que los náufragos podían mandar mensajes de auxilio en botellas de cristal, y cruzaban mares transparentes y se depositaban en las orillas de las playas esperando que algún pescador o paseante los encontrara. Sí, las playas de nuestros abuelos tenían una arena finísima y estaban adornadas de conchas, algas o caracolas.

Desde que comenzó el siglo XXI, el plástico se ha adueñado de los mares. Los residuos plásticos invaden el planeta y marcan la estética degradada de nuestra civilización. Es hora de rebelarnos y exigir nuevas dinámicas de protección medioambiental que tengan un impacto real en los usos y costumbres cotidianas. Hay que volver al vidrio retornable obligatorio de las botellas y los frascos. Recuperar la sana costumbre de los cascos que se devolvían en las tiendas y formaban parte de una cadena de consumo lógica y ordenada. 

Si no ponemos fin al consumo desbordado de envases y productos plásticos que no somos capaces realmente de reciclar, les vamos a dejar un mundo basura a nuestros hijos donde el mar estará asfixiado por nuestro genuino egoísmo. ¿Te imaginas heredar una casa llena de basura imposible de eliminar y que encima no tengas otro lugar alternativo al que ir? Estamos imponiendo un paisaje mortal a nuestros descendientes, somos rastro de plástico venenoso, y queremos que el apocalipsis suceda pronto y les toque a ellos.

La ciencia ha avanzado lo suficiente como para crear envases biodegradables en la industria alimentaria y materiales limpios en la industria textil. Volvamos al vidrio que se lava y se devuelve, volvamos al consumo lógico de productos que no dañen el planeta ni tengan sustancias nocivas. Que nuestros descendientes no nos recuerden con asco porque les hemos condenado a una vida limpiando nuestra basura.

" width="90" height="90" />

<p><br /></p><p>La compañía japonesa <em>Nippon Telegraph & Telephone (NTT)</em> anunció este lunes que <strong>ha desarrollado una pila ecológica que no daña el medio ambiente</strong> cuando es desechada en la tierra gracias a sus componentes de origen natural. </p><p>A diferencia de las pilas convencionales, que incluyen metales raros de difícil reciclaje o aleaciones de zinc contaminantes, la nueva pila está hecha a partir de <strong>componentes que se encuentran en los fertilizantes</strong> y elementos naturales para que pueda "regresar a la tierra" de forma segura, explicó NTT en un comunicado. </p><p>Para poner a prueba su seguridad, la empresa hizo un experimento en el que <strong>enterró fragmentos de la pila usada en la tierra de cuatro macetas</strong> en proporciones diferentes (desde 0,25 a un gramo) y constató que no afectaron negativamente al crecimiento del vegetal, como sí hicieron fragmentos de pilas convencionales. </p><p>La compañía japonesa de telecomunicaciones dijo que <strong>seguirá investigando para perfeccionar la nueva pila,</strong> dado que actualmente tiene una capacidad limitada para su comercialización. La empresa realizará una demostración de la nueva tecnología este jueves, durante un foro de investigación y desarrollo. </p><p>NTT busca ampliar el desarrollo de componentes ecológicos y dijo que también planea desarrollar en el futuro sensores biodegradables que puedan ser desechados en la tierra sin dañar al medio ambiente.</p>
Adaptive Management of Barriers in European Rivers (AMBER) del que se pretende obtener conclusiones para una mejor gestión ambiental de las obras hidráulicas existentes en los países de la UE.

Tres socios españoles del proyecto -la Universidad de Oviedo (UNIOVI) y las ONG Ríos con Vida y WWF- estudiaron durante 2017 las barreras existentes en cien kilómetros fluviales distribuidos en cinco ríos representativos de un amplio rango de características y condiciones en España.

Las secciones recorridas se localizaron en los ríos Alberche (Demarcación Hidrográfica del Tajo), Guadajoz (Guadalquivir), Guadalhorce (Cuencas Mediterráneas Andaluzas), Nalón (Cantábrico Occidental) y Tirón (Ebro).

La selección de los ríos y tramos de estudio ha seguido los criterios previamente fijados en el proyecto AMBER (presentado en Madrid en noviembre de 2016), recogiendo una muestra representativa de la variada red hidrográfica española según el tipo de río, su altitud, pendiente, sinuosidad, y el uso del entorno fluvial.

Conclusiones: una barrera por kilómetro

Pues, bien los datos concluyen la existencia de cien obstáculos artificiales a lo largo de los kilómetros de ríos recorridos, suponiendo, de media, un obstáculo por kilómetro de río. El tipo de “colesterol” más frecuente en los ríos estudiados es el azud, una infraestructura construida generalmente para derivar y utilizar el caudal (un total de 68), seguido por las rampas, frecuentemente instaladas para regular el flujo de la corriente (20, más comunes en zonas de uso urbano).

Por otra parte, el 46% de las barreras encontradas tienen entre 0,5 y 1 metro de altura, y se registraron tres presas (ríos Alberche, Guadalhorce y Nalón). Por densidad de barreras, el número más importante se encontró a lo largo del río Nalón, en Asturias, con un 62% del total, de las cuales 46 eran azudes, y 15 rampas.

Entre otras conclusiones, los expertos destacan que el 17% de estas barreras no están operativas o en uso, o que solo dos de ellas cuentan con algún sistema de paso para peces. En ambos casos, esos dispositivos para el paso de peces eran de “escala visiblemente inadecuados e ineficaces para facilitar el franqueo de los peces, tanto en sus migraciones y movimientos de ascenso como de descenso”.

">
<p><br /></p><p>Así lo pone de manifiesto una investigación, a la que ha tenido acceso EFE, realizada en el marco del proyecto europeo <a href=Adaptive Management of Barriers in European Rivers (AMBER) del que se pretende obtener conclusiones para una mejor gestión ambiental de las obras hidráulicas existentes en los países de la UE.

Tres socios españoles del proyecto -la Universidad de Oviedo (UNIOVI) y las ONG Ríos con Vida y WWF- estudiaron durante 2017 las barreras existentes en cien kilómetros fluviales distribuidos en cinco ríos representativos de un amplio rango de características y condiciones en España.

Las secciones recorridas se localizaron en los ríos Alberche (Demarcación Hidrográfica del Tajo), Guadajoz (Guadalquivir), Guadalhorce (Cuencas Mediterráneas Andaluzas), Nalón (Cantábrico Occidental) y Tirón (Ebro).

La selección de los ríos y tramos de estudio ha seguido los criterios previamente fijados en el proyecto AMBER (presentado en Madrid en noviembre de 2016), recogiendo una muestra representativa de la variada red hidrográfica española según el tipo de río, su altitud, pendiente, sinuosidad, y el uso del entorno fluvial.

Conclusiones: una barrera por kilómetro

Pues, bien los datos concluyen la existencia de cien obstáculos artificiales a lo largo de los kilómetros de ríos recorridos, suponiendo, de media, un obstáculo por kilómetro de río. El tipo de “colesterol” más frecuente en los ríos estudiados es el azud, una infraestructura construida generalmente para derivar y utilizar el caudal (un total de 68), seguido por las rampas, frecuentemente instaladas para regular el flujo de la corriente (20, más comunes en zonas de uso urbano).

Por otra parte, el 46% de las barreras encontradas tienen entre 0,5 y 1 metro de altura, y se registraron tres presas (ríos Alberche, Guadalhorce y Nalón). Por densidad de barreras, el número más importante se encontró a lo largo del río Nalón, en Asturias, con un 62% del total, de las cuales 46 eran azudes, y 15 rampas.

Entre otras conclusiones, los expertos destacan que el 17% de estas barreras no están operativas o en uso, o que solo dos de ellas cuentan con algún sistema de paso para peces. En ambos casos, esos dispositivos para el paso de peces eran de “escala visiblemente inadecuados e ineficaces para facilitar el franqueo de los peces, tanto en sus migraciones y movimientos de ascenso como de descenso”.

" width="90" height="90" />
eficiencia energética es un préstamo de dinero para poner en marcha medidas de eficiencia energética, reduciendo así nuestros consumos de agua, luz y gas. De este modo, todas las propiedades que compremos, construyamos o rehabilitemos deberán estar equipadas con tecnología basada en la eficiencia energética.

Gracias a este tipo de hipoteca podemos realizar esas mejoras en nuestro hogar que no podemos pagar en una cuota como, por ejemplo, un aislamiento nuevo. Además, utilizaríamos menos recursos energéticos y tendríamos un hogar más respetuoso con el medio ambiente.

¿Cómo surgió?

La primera hipoteca verde se presentó por primera vez en 1980 en Estados Unidos, cuando la “Superfund law” o la "Comprehensive Environmental Response, Compensation, and Liability Act" (CERCLA) introdujo el concepto de responsabilidad ambiental en la mitigación de áreas industriales y terrenos abandonados.

¿Qué medidas podemos realizar?

Entre las posibles medidas de ahorro energético nos encontramos:

  • Tecnología LED para la iluminación.
  • Aislamiento de las estancias.
  • Equipos de clima y electrodomésticos de alta eficiencia energética (A+++, A++, A+).
  • Perlizadores en grifos y reductores volumétricos en duchas.
  • Termostatos con detector de presencia.
  • Sistemas solares: solar térmica y/o solar fotovoltaica.
  • Sistema de captación de agua pluvial.

Las hipotecas verdes en Europa: el Libro Blanco

En octubre de 2017 se publicó el Libro Blanco, en el marco de la iniciativa Energy efficient Mortgages Action Plan - EeMAP (“Plan de Acción para Hipotecas a proyectos eficientes Energéticamente”). Este libro supone una nueva estrategia de la Unión Europea para la financiación de construcciones sostenibles.

La iniciativa EeMAP tiene como objetivo crear una hipoteca europea “verde” o de eficiencia energética para incentivar a los prestatarios a mejorar la eficiencia energética de sus propiedades o adquirir nuevas con una alta eficiencia energética.

El EeMAP está diseñado para apoyar a la UE con los objetivos de ahorro energético y cumplir los compromisos de la COP21. Además, este proyecto está financiado por el Horizonte 2020 de la UE. Su estrategia se basa en el papel de la industria bancaria para mejorar le eficiencia energética de los edificios europeos y, así, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. Asimismo, el Libro Blanco expone una serie de recomendaciones para garantizar que los préstamos hipotecarios puedan respaldar la política sobre clima y energía de la UE.

">
<p><br /></p><p><strong>Una hipoteca verde o de <a href=eficiencia energética es un préstamo de dinero para poner en marcha medidas de eficiencia energética, reduciendo así nuestros consumos de agua, luz y gas. De este modo, todas las propiedades que compremos, construyamos o rehabilitemos deberán estar equipadas con tecnología basada en la eficiencia energética.

Gracias a este tipo de hipoteca podemos realizar esas mejoras en nuestro hogar que no podemos pagar en una cuota como, por ejemplo, un aislamiento nuevo. Además, utilizaríamos menos recursos energéticos y tendríamos un hogar más respetuoso con el medio ambiente.

¿Cómo surgió?

La primera hipoteca verde se presentó por primera vez en 1980 en Estados Unidos, cuando la “Superfund law” o la "Comprehensive Environmental Response, Compensation, and Liability Act" (CERCLA) introdujo el concepto de responsabilidad ambiental en la mitigación de áreas industriales y terrenos abandonados.

¿Qué medidas podemos realizar?

Entre las posibles medidas de ahorro energético nos encontramos:

  • Tecnología LED para la iluminación.
  • Aislamiento de las estancias.
  • Equipos de clima y electrodomésticos de alta eficiencia energética (A+++, A++, A+).
  • Perlizadores en grifos y reductores volumétricos en duchas.
  • Termostatos con detector de presencia.
  • Sistemas solares: solar térmica y/o solar fotovoltaica.
  • Sistema de captación de agua pluvial.

Las hipotecas verdes en Europa: el Libro Blanco

En octubre de 2017 se publicó el Libro Blanco, en el marco de la iniciativa Energy efficient Mortgages Action Plan - EeMAP (“Plan de Acción para Hipotecas a proyectos eficientes Energéticamente”). Este libro supone una nueva estrategia de la Unión Europea para la financiación de construcciones sostenibles.

La iniciativa EeMAP tiene como objetivo crear una hipoteca europea “verde” o de eficiencia energética para incentivar a los prestatarios a mejorar la eficiencia energética de sus propiedades o adquirir nuevas con una alta eficiencia energética.

El EeMAP está diseñado para apoyar a la UE con los objetivos de ahorro energético y cumplir los compromisos de la COP21. Además, este proyecto está financiado por el Horizonte 2020 de la UE. Su estrategia se basa en el papel de la industria bancaria para mejorar le eficiencia energética de los edificios europeos y, así, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. Asimismo, el Libro Blanco expone una serie de recomendaciones para garantizar que los préstamos hipotecarios puedan respaldar la política sobre clima y energía de la UE.

" width="90" height="90" />
energía en los edificios es responsable de más del 70% de las emisiones de carbono que se producen en la ciudad. El frío clima de Chicago exige el uso intensivo de calefacción lo que afecta significativamente a la contaminación de su entorno. En un esfuerzo por volver a plantear cómo se construyen y mantienen los edificios de la ciudad, el alcalde Rahm Emanuel, en asociación con innumerables organizaciones, incluidos muchos grupos locales, desarrolló el proyecto Retrofit Chicago.

Transporte sostenible

Ganador: Nueva York

Esta insigne urbe busca tener camiones más limpios para un South Bronx más saludable. Con su Hunts Point South Bronx Clean Truck Program (HPCTP) persigue atajar la mala calidad del aire y la contaminación en el área de la península de Hunts Point en el sur del Bronx, que es el punto de origen o destino de casi 15.000 viajes diarios de camiones. Las emisiones de los camiones en esa zona contribuyen a niveles anormalmente altos de partículas contaminantes que causan problemas respiratorios y pueden agravar las enfermedades pulmonares.

Reducción de residuos

Ganador: Phoenix

Ciudad líder en innovación y sostenibilidad, Phoenix encabeza el impulso de la economía circular a nivel municipal en los Estados Unidos. Para mejorar la salud pública y reducir las emisiones localizadas de gases de efecto invernadero, en el consistorio de Phoenix se estableció en 2013 la iniciativa Reimagine Phoenix, con el objetivo de reducir un 40% de los residuos que llegan a los vertederos para el año 2020.

Plan de Acción Climática

Ganador: Fort Collins

Fort Collins no se conforma con ser una ciudad comprometida públicamente con la acción climática desde 1999, sino que apuesta también por aumentar las mejoras económicas y de calidad de vida que se pueden lograr aumentando ese compromiso. En esta línea, la ciudad actualizó su Plan de Acción Climático en 2015, demostrando cómo la inversión en la acción climática puede tener sostenible en sus 3 vertientes: económica, social y ambiental.

Plan de Adaptación

Ganador: Washington DC

En 2014, Washington DC comenzó a redactar un nuevo plan de acción climática que finalmente fue adoptado en 2016 por el alcalde Bowser. Con el interés de fijar el cambio climático como una preocupación a largo plazo para ciudad, el plan no tiene una fecha de finalización identificada.

">
<p><br /></p><h2>Eficiencia energética y energías limpias</h2><h2>Ganador: Chicago</h2><p>En la ciudad de Chicago, el uso de <strong>la <a href=energía en los edificios es responsable de más del 70% de las emisiones de carbono que se producen en la ciudad. El frío clima de Chicago exige el uso intensivo de calefacción lo que afecta significativamente a la contaminación de su entorno. En un esfuerzo por volver a plantear cómo se construyen y mantienen los edificios de la ciudad, el alcalde Rahm Emanuel, en asociación con innumerables organizaciones, incluidos muchos grupos locales, desarrolló el proyecto Retrofit Chicago.

Transporte sostenible

Ganador: Nueva York

Esta insigne urbe busca tener camiones más limpios para un South Bronx más saludable. Con su Hunts Point South Bronx Clean Truck Program (HPCTP) persigue atajar la mala calidad del aire y la contaminación en el área de la península de Hunts Point en el sur del Bronx, que es el punto de origen o destino de casi 15.000 viajes diarios de camiones. Las emisiones de los camiones en esa zona contribuyen a niveles anormalmente altos de partículas contaminantes que causan problemas respiratorios y pueden agravar las enfermedades pulmonares.

Reducción de residuos

Ganador: Phoenix

Ciudad líder en innovación y sostenibilidad, Phoenix encabeza el impulso de la economía circular a nivel municipal en los Estados Unidos. Para mejorar la salud pública y reducir las emisiones localizadas de gases de efecto invernadero, en el consistorio de Phoenix se estableció en 2013 la iniciativa Reimagine Phoenix, con el objetivo de reducir un 40% de los residuos que llegan a los vertederos para el año 2020.

Plan de Acción Climática

Ganador: Fort Collins

Fort Collins no se conforma con ser una ciudad comprometida públicamente con la acción climática desde 1999, sino que apuesta también por aumentar las mejoras económicas y de calidad de vida que se pueden lograr aumentando ese compromiso. En esta línea, la ciudad actualizó su Plan de Acción Climático en 2015, demostrando cómo la inversión en la acción climática puede tener sostenible en sus 3 vertientes: económica, social y ambiental.

Plan de Adaptación

Ganador: Washington DC

En 2014, Washington DC comenzó a redactar un nuevo plan de acción climática que finalmente fue adoptado en 2016 por el alcalde Bowser. Con el interés de fijar el cambio climático como una preocupación a largo plazo para ciudad, el plan no tiene una fecha de finalización identificada.

" width="90" height="90" />

<p><br /></p><p><strong>El color de los insectos palo <em>(Timema cristinae)</em> endémicos de California (EEUU) es fundamental para camuflarse y evadirse de los depredadores.</strong> Pero, ¿cómo se transmite esta característica? Científicos de Reino Unido, Canadá y EE UU llevan 25 años estudiando la predictibilidad de la evolución de estos rasgos en trabajos de campo, experimentos en condicionales naturales e inferencias basadas en la secuenciación de genomas de estos insectos. </p><p>Los resultados, publicados en la revista <em>Science,</em> revelan que <strong>tanto la genética del color</strong> (verde vs. marrón) <strong>como el patrón del color</strong> (presencia o ausencia de una raya dorsal blanca) <strong>no siguen una evolución similar.</strong> Según los científicos, el régimen selectivo que influencia ambos caracteres es diferente. </p><p><em><strong>“Al analizar la frecuencia de ambos caracteres a lo largo de 25 años hemos encontrado que la evolución del patrón del color es altamente predecible, mientras que la del color es relativamente baja”,</strong></em> explica Víctor Soria-Carrasco, investigador español en la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y coautor del trabajo. </p><p>De este modo, <strong>el color está sujeto a un régimen complejo, resultado de presiones selectivas antagónicas y variables ligadas a cambios climáticos.</strong> Por ejemplo se favorece el color marrón en años secos y cálidos, pero, al mismo tiempo, esos insectos marrones son más sensibles al calor y más resistentes al ataque por hongos en años húmedos y fríos. </p><p>En contraste, <strong>el patrón de color está determinado por un régimen sencillo y estable a lo largo del tiempo en el que la presencia o ausencia de raya dorsal es favorecida para un tipo de planta huésped y viceversa.</strong> Los resultados sugieren que nuestra capacidad predictiva está generalmente limitada por un insuficiente conocimiento de las presiones selectivas y las variaciones ambientales, sugieren los autores. </p><p>El trabajo ha sido liderado por los grupos de <strong>Patrik Nosil y Zach Gompert</strong> y en él participan, además de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), la Universidad Estatal de Utah (EE UU), la Universidad de Connecticut (EE UU), la Universidad de Notre Dame (EE UU) y la Universidad Simon Fraser (Canadá). </p>
solar fotovoltaica se han ido disipando. El pasado año en España se instalaron 135 MW de nueva potencia fotovoltaica, frente a los 55 MW instalados en el 2016 y a los 49 MW del 2015, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). En el sector ya se habla del renacer de la fotovoltaica en España y se vuelve a soñar con recuperar liderazgo mundial perdido. ¿Qué hay detrás de este renacer?

Uno de los principales motivos de este crecimiento de la potencia fotovoltaica instalada es “el aumento de competitividad de la tecnología”, afirma José González Cortés, presidente de la sección de Solar Fotovoltaica de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA). El coste de generación de la solar fotovoltaica ha caído un 73% desde el año 2017 y, en su último informe, la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) prevé que se reduzca todavía más en los dos próximos años, hasta la mitad. La electricidad producida con solar fotovoltaica es la que más se ha abaratado de todas las tecnologías renovables.

“El aumento de la potencia instalada se produce tanto a nivel de autoconsumo como de grandes proyectos fotovoltaicos para vender la energía a la red”, explica González Cortés. En referencia a los grandes parques, el director general de UNEF, José Donoso, destaca que es como “si la subasta energética del pasado mes de julio hubiese actuado como un banderín de salida”. Donoso se refiere a la subasta de energía renovable llevada a cabo por el Gobierno y en la que el sector fotovoltaico se adjudicó 3.909 MW de los más de 5.037 MW otorgados, que deben ser instalados antes de finales del 2019.

“En estos momentos, la energía solar fotovoltaica ya es competitiva sin necesidad de subvenciones”, señala González Cortés. Una situación muy distinta a los años del boom de la fotovoltaica en España, que acabaron dramáticamente con la desaparición de las primas a esta renovable. El capital es muy consciente de este nuevo escenario y ya vuelve a mirar hacia España para invertir en el sector fotovoltaico nacional.

También importante es el crecimiento registrado en el ámbito de las instalaciones de autoconsumo. “En muchos sectores, como el agrícola, el vitivinícola, el agroalimentario, el de la distribución y el hotelero, las empresas han decidido apostar por la tecnología fotovoltaica porque contribuye a reducir de manera importante los costes de aprovisionamiento de energía eléctrica, incrementando la competitividad”, aseguran desde UNEF. 

Y ello a pesar de que “el autoconsumo tiene una normativa poco amigable, entre la que destaca el conocido como impuesto al sol, un peaje que deben pagar las instalaciones que superan los 10KW”, explica González Cortés. De hecho, UNEF identifica el obstruccionismo administrativo como la principal barrera para el desarrollo del autoconsumo. Es decir, no todos los nubarrones han desaparecido.

A pesar del avance registrado el año pasado, España sigue lejos de otros países europeos como Alemania, que en el 2017 instaló 1.750 MW de nueva potencia fotovoltaica, Bélgica, donde se instalaron 264 MW fotovoltaicos y Países Bajos, con 853 MW de nueva potencia. La comparación deja aún más en evidencia a España si se tiene en cuenta que es uno de los países con más horas de sol.

">
<p><br /></p><p>Parece que los nubarrones que tapaban la <a href=solar fotovoltaica se han ido disipando. El pasado año en España se instalaron 135 MW de nueva potencia fotovoltaica, frente a los 55 MW instalados en el 2016 y a los 49 MW del 2015, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). En el sector ya se habla del renacer de la fotovoltaica en España y se vuelve a soñar con recuperar liderazgo mundial perdido. ¿Qué hay detrás de este renacer?

Uno de los principales motivos de este crecimiento de la potencia fotovoltaica instalada es “el aumento de competitividad de la tecnología”, afirma José González Cortés, presidente de la sección de Solar Fotovoltaica de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA). El coste de generación de la solar fotovoltaica ha caído un 73% desde el año 2017 y, en su último informe, la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) prevé que se reduzca todavía más en los dos próximos años, hasta la mitad. La electricidad producida con solar fotovoltaica es la que más se ha abaratado de todas las tecnologías renovables.

“El aumento de la potencia instalada se produce tanto a nivel de autoconsumo como de grandes proyectos fotovoltaicos para vender la energía a la red”, explica González Cortés. En referencia a los grandes parques, el director general de UNEF, José Donoso, destaca que es como “si la subasta energética del pasado mes de julio hubiese actuado como un banderín de salida”. Donoso se refiere a la subasta de energía renovable llevada a cabo por el Gobierno y en la que el sector fotovoltaico se adjudicó 3.909 MW de los más de 5.037 MW otorgados, que deben ser instalados antes de finales del 2019.

“En estos momentos, la energía solar fotovoltaica ya es competitiva sin necesidad de subvenciones”, señala González Cortés. Una situación muy distinta a los años del boom de la fotovoltaica en España, que acabaron dramáticamente con la desaparición de las primas a esta renovable. El capital es muy consciente de este nuevo escenario y ya vuelve a mirar hacia España para invertir en el sector fotovoltaico nacional.

También importante es el crecimiento registrado en el ámbito de las instalaciones de autoconsumo. “En muchos sectores, como el agrícola, el vitivinícola, el agroalimentario, el de la distribución y el hotelero, las empresas han decidido apostar por la tecnología fotovoltaica porque contribuye a reducir de manera importante los costes de aprovisionamiento de energía eléctrica, incrementando la competitividad”, aseguran desde UNEF. 

Y ello a pesar de que “el autoconsumo tiene una normativa poco amigable, entre la que destaca el conocido como impuesto al sol, un peaje que deben pagar las instalaciones que superan los 10KW”, explica González Cortés. De hecho, UNEF identifica el obstruccionismo administrativo como la principal barrera para el desarrollo del autoconsumo. Es decir, no todos los nubarrones han desaparecido.

A pesar del avance registrado el año pasado, España sigue lejos de otros países europeos como Alemania, que en el 2017 instaló 1.750 MW de nueva potencia fotovoltaica, Bélgica, donde se instalaron 264 MW fotovoltaicos y Países Bajos, con 853 MW de nueva potencia. La comparación deja aún más en evidencia a España si se tiene en cuenta que es uno de los países con más horas de sol.

" width="90" height="90" />
CO2. En este sentido, la fotosíntesis artificial ­se presenta como una de las técnicas más sostenibles para obtener hidrógeno como combustible a partir de dos recursos tan abundantes como la energía solar y el agua.

El proyecto europeo FotoH2, coordinado por la Universidad de Alicante se centra, precisamente, en el diseño y desarrollo de un dispositivo fotoelectroquímico capaz de producir la conversión directa de energía solar en energía química contenida en los enlaces de las moléculas de hidrógeno.

“La fotosíntesis artificial es una de las alternativas que puede contribuir a rebajar nuestra dependencia de energías de carácter no renovable. En este contexto, se desarrolla este proyecto para diseñar un dispositivo de conversión de energía solar en química (hidrógeno a partir de la fotoelectrólisis del agua) que también proporciona un método para acumular energía”, explica el investigador principal del proyecto, Roberto Gómez, del Departamento de Química Física y miembro del Instituto Universitario de Electroquímica de la UA.

La aproximación que se adopta en FotoH2 es altamente innovadora, sobre todo en lo que se refiere al diseño del dispositivo en forma de paneles planos y a la utilización de membranas de electrolito polimérico, empleadas en otros dispositivos electroquímicos como electrolizadores de agua o células de combustible, explica la Universidad de Alicante.

Entre otros objetivos, este proyecto pretende que el dispositivo produzca hidrógeno puro y seco con células construidas a partir de materiales asequibles y abundantes. “Para que el hidrógeno sea competitivo a nivel económico con tecnologías convencionales se deben reducir, por un lado, los costes asociados a su producción y, por otro, los riesgos que implica su transporte y almacenamiento”, aclara el investigador de la UA.

Generar hidrógeno

La obtención de energía renovable de manera eficiente es una de las líneas de investigación más emergentes. “En este sentido -destaca Roberto Gómez-, la radiación solar aporta energía a la Tierra con una intensidad de 120.000 TW, una cantidad que es superior en cuatro órdenes de magnitud al consumo tecnológico realizado por el hombre”. “Resulta, por tanto, atractivo abordar la demanda energética con fuentes de energía renovables desde el punto de vista de la conversión y acumulación fotoquímica de energía solar”, añade.

Con una duración de tres años, desde enero de 2018 hasta diciembre de 2020, el proyecto de investigación FotoH2, financiado por el programa de la Unión Europea Horizonte 2020, cuenta con, además de investigadores del Instituto Universitario de Electroquímica de la UA, las empresas Broadbit Energy Technologies Sro (Eslovaquia), Hygear BV (Holanda) y Advanced Technology Solutions SRL (Italia), y el Instituto italiano de Tecnologías Avanzadas de Energía “Consiglio Nazionale Delle Ricerche - ITAE”. El campus de San Vicente del Raspeig de la Universidad de Alicante ha recibido, durante los días 13 y 14 de febrero de 2018, a todos los socios de FotoH2 en la que ha sido la reunión de inicio de proyecto, concluye la UA.

">
<p><br /></p><p>Uno de los principales desafíos del siglo XXI es resolver la creciente demanda energética para hacer frente al agotamiento de combustibles fósiles, así como reducir las emisiones de <a href=CO2. En este sentido, la fotosíntesis artificial ­se presenta como una de las técnicas más sostenibles para obtener hidrógeno como combustible a partir de dos recursos tan abundantes como la energía solar y el agua.

El proyecto europeo FotoH2, coordinado por la Universidad de Alicante se centra, precisamente, en el diseño y desarrollo de un dispositivo fotoelectroquímico capaz de producir la conversión directa de energía solar en energía química contenida en los enlaces de las moléculas de hidrógeno.

“La fotosíntesis artificial es una de las alternativas que puede contribuir a rebajar nuestra dependencia de energías de carácter no renovable. En este contexto, se desarrolla este proyecto para diseñar un dispositivo de conversión de energía solar en química (hidrógeno a partir de la fotoelectrólisis del agua) que también proporciona un método para acumular energía”, explica el investigador principal del proyecto, Roberto Gómez, del Departamento de Química Física y miembro del Instituto Universitario de Electroquímica de la UA.

La aproximación que se adopta en FotoH2 es altamente innovadora, sobre todo en lo que se refiere al diseño del dispositivo en forma de paneles planos y a la utilización de membranas de electrolito polimérico, empleadas en otros dispositivos electroquímicos como electrolizadores de agua o células de combustible, explica la Universidad de Alicante.

Entre otros objetivos, este proyecto pretende que el dispositivo produzca hidrógeno puro y seco con células construidas a partir de materiales asequibles y abundantes. “Para que el hidrógeno sea competitivo a nivel económico con tecnologías convencionales se deben reducir, por un lado, los costes asociados a su producción y, por otro, los riesgos que implica su transporte y almacenamiento”, aclara el investigador de la UA.

Generar hidrógeno

La obtención de energía renovable de manera eficiente es una de las líneas de investigación más emergentes. “En este sentido -destaca Roberto Gómez-, la radiación solar aporta energía a la Tierra con una intensidad de 120.000 TW, una cantidad que es superior en cuatro órdenes de magnitud al consumo tecnológico realizado por el hombre”. “Resulta, por tanto, atractivo abordar la demanda energética con fuentes de energía renovables desde el punto de vista de la conversión y acumulación fotoquímica de energía solar”, añade.

Con una duración de tres años, desde enero de 2018 hasta diciembre de 2020, el proyecto de investigación FotoH2, financiado por el programa de la Unión Europea Horizonte 2020, cuenta con, además de investigadores del Instituto Universitario de Electroquímica de la UA, las empresas Broadbit Energy Technologies Sro (Eslovaquia), Hygear BV (Holanda) y Advanced Technology Solutions SRL (Italia), y el Instituto italiano de Tecnologías Avanzadas de Energía “Consiglio Nazionale Delle Ricerche - ITAE”. El campus de San Vicente del Raspeig de la Universidad de Alicante ha recibido, durante los días 13 y 14 de febrero de 2018, a todos los socios de FotoH2 en la que ha sido la reunión de inicio de proyecto, concluye la UA.

" width="90" height="90" />

<p><br /></p><h2>Segunda industria más contaminante</h2><p>El vertiginoso aumento y deslocalización de la producción a terceros países no solo va en detrimento de unas mejores condiciones laborales. <strong>Los tejidos empleados y el modelo de producción sitúan a la industria textil como la segunda más contaminante del planeta</strong> después de la industria petrolera, responsable de la emisión de 850 millones de toneladas de CO2 al año. </p><p>El tejido más utilizado en la industria es el poliéster, que emite tres veces mayor cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera que el algodón, en el que se emplean 70 millones de barriles de petróleo anuales y está presente en el 60% de las prendas que copan el mercado. Si optamos por una fibra natural y menos contaminante como el algodón, este acumula el 25% de los insecticidas y el 10% de los pesticidas con el consiguiente impacto de los agroquímicos sobre el terreno y la salud humana. </p><p><strong>Existe una alternativa, a priori menos contaminante, que se está poniendo de moda en la industria textil. Se trata de la viscosa,</strong> una fibra artificial de origen vegetal que, como explica Serlinda Vigara, portavoz de Ecologistas en Acción, tratada de manera adecuada no es contaminante. Sin embargo, <em>"la viscosa se está obteniendo a través de un proceso químico que liberado sin control de las fábricas está contaminando los ríos y los cultivos de China e India",</em> añade la responsable de la organización. </p><p><em>"La viscosa se vende a veces como una alternativa buena y sostenible al algodón y los tejidos sintéticos. Para que esto sea así, la industria de la viscosa debe acometer grandes cambios en sus sistemas de producción. Las alternativas están ya ahí, ya que la viscosa podría fabricarse con muchos menos químicos tóxicos de lo que lo hace ahora y en un circuito de producción cerrado que elimine la contaminación",</em> concluye el informe "Moda Sucia" de Ecologistas en Acción. </p><p><strong>La huella contaminante que va dejando la industria textil se prolonga más allá de la cadena de producción y distribución.</strong> Como subraya Celia Ojeda, responsable de consumo de Greenpeace, el auge de la moda rápida está disparando la cantidad de residuos textiles que <em>"se van a terceros países, se incineran contaminado el aire o se tiran en vertederos provocando residuos tóxicos de tintes y plásticos que van a aguas subterráneas".</em> Las investigaciones de la organización cifran en un 80% la ropa que va a parar directamente al vertedero o a la incineradora en Europa, cuando el 95% de la ropa desechada está en óptimas condiciones para ser reutilizada. </p><p>La iniciativa legislativa que tuvo mayor impacto mediático sobre las prácticas abusivas que tienen lugar en las fábricas asiáticas se produjo en el Parlamento Europeo en el pasado mes de abril. Bajo el influjo de la eurodiputada Lola Sánchez (Podemos), <strong>el Europarlamento aprobaba una resolución para elaborar una legislación única que fuera vinculante para todas las empresas textiles.</strong> <em>"Logramos una mayoría abrumadora de más del 83% con el apoyo del Partido Popular Europeo y los liberales. Esto fue posible gracias a la presión ciudadana que generamos en la semana de su aprobación en el pleno, que coincidía con el cuarto aniversario del Rana Plaza y se lo pusimos muy difícil para votar en contra con todos los medios recordando la masacre",</em> detalla la eurodiputada española. </p><p>Sin embargo, <strong>ocho meses después de su aprobación la pelota sigue en el tejado de la Comisión Europea:</strong> <em>"La Comisión considera que hay que dar más tiempo a las iniciativas voluntarias de las empresas sobre la mejora de su cadena de valor. Precisamente, el objetivo del texto que presentamos va dirigido a hacer más fácil la actividad diaria de las empresas que se pierden en una maraña de códigos de conducta y no pueden acudir a una legislación única vinculante para todo el sector". </em></p><p>Lola Sánchez concluye que la Comisión Europea actúa con una opacidad absoluta y que está secuestrada por los lobbies de la industria. Incluso antes de la aprobación del texto, el equipo de la eurodiputada recibió cartas de empresas como Inditex en las que se la acusaba de mentir y se la invitaba a acudir a las fábricas de la empresa (en Galicia, no en Bangladesh) para conocer de primera mano sus condiciones laborales.</p>
automóvil contamina. No hay que engañarse. Genera emisiones nocivas y produce residuos potencialmente peligrosos. Pero no es lo mismo que su impacto ambiental se ciña a los valores previstos según el diseño y tecnología de cada modelo o que los supere en mucho por falta de un mantenimiento adecuado. De la misma manera, tampoco es lo mismo que los residuos que genera su mantenimiento y reparación acaben en cualquier vertedero sin control o sean adecuadamente gestionados gracias a las decisiones responsables del propietario del vehículo y el dueño del taller. La palabra clave es “responsabilidad”.

Quizá algún día podamos garantizar la movilidad de las personas y mercancías con vehículos que no contaminen nada. Que no emitan gases nocivos. Que no generen residuos peligrosos. Pero mientras avanzamos hacia ese horizonte parece razonable pensar que para que la movilidad sea sostenible, al menos desde el ámbito del mantenimiento y reparación de vehículos, tanto automovilistas como talleres tienen que tomar las decisiones acertadas. 

Las decisiones responsables. Los primeros han de confiar el cuidado de sus coches a empresarios y profesionales del taller que cumplan la normativa de medio ambiente; si van más allá del mínimo legal, tanto mejor; y deben confiarlos, además, de forma periódica, cuando toca el mantenimiento, para que sus vehículos no contaminen más de la cuenta. Los segundos, por su parte, han de orientarse a implantar procesos para la gestión medioambiental de sus empresas que, efectivamente, minimicen el impacto sobre el entorno de la puesta a punto de los vehículos. 

Pocos sectores de actividad económica están más regulados y vigilados en materia de medio ambiente que el de los talleres. Sin embargo, no siempre la opinión pública y publicada tienen esa percepción. Es hora de poner las cosas en su sitio. La inmensa mayoría de los talleres, y por supuesto los más de 1.000 que forman la red de servicio de Reparatucoche.com, no sólo cumplen con sus obligaciones medioambientales, sino que, además, hacen de su compromiso con el desarrollo sostenible un factor de eficiencia. 

La gestión del taller que respeta el medio ambiente es la más rentable porque es la más eficiente: la que consigue hacer más con menos, la que más y mejor optimiza los recursos y maximiza el beneficio. ¿Qué razón tendrían los talleres para no orientarse a la mejora continua de la gestión medioambiental de sus negocios? 

Por otro lado, enumerar la normativa y obligaciones legales que en materia de medio ambiente han de cumplir los talleres desbordaría con mucho el espacio de estas líneas. Los marcos estatal, autonómico y municipal establecen tal cantidad de exigencias que son muchas las guías orientativas editadas para que los talleres no incurran en su incumplimiento; tantas como gestores administrativos y asociaciones empresariales asisten al taller para no incurrir en falta o cometer infracciones duramente sancionadas, en ocasiones por mero desconocimiento. 

En su condición legal de “productores de residuos” en cada intervención que realizan los talleres han de prestar atención a la gestión de los mismos, pero también a sus obligaciones en ámbitos como la prevención y gestión de la contaminación de los suelos, de la contaminación atmosférica, de gases refrigerantes, de ruidos y vibraciones, de aguas residuales… Coincidirán conmigo, queridos lectores, en que no parece una tarea fácil para empresas, microempresas, cuyas plantillas medias no superan los 2,5 empleados.  Pues la inmensa mayoría cumplen. Porque lo dice la ley, porque son más eficientes y porque es lo que esperan de ellos sus clientes. 

">
<p><br /></p><p><strong>El <a href=automóvil contamina. No hay que engañarse. Genera emisiones nocivas y produce residuos potencialmente peligrosos. Pero no es lo mismo que su impacto ambiental se ciña a los valores previstos según el diseño y tecnología de cada modelo o que los supere en mucho por falta de un mantenimiento adecuado. De la misma manera, tampoco es lo mismo que los residuos que genera su mantenimiento y reparación acaben en cualquier vertedero sin control o sean adecuadamente gestionados gracias a las decisiones responsables del propietario del vehículo y el dueño del taller. La palabra clave es “responsabilidad”.

Quizá algún día podamos garantizar la movilidad de las personas y mercancías con vehículos que no contaminen nada. Que no emitan gases nocivos. Que no generen residuos peligrosos. Pero mientras avanzamos hacia ese horizonte parece razonable pensar que para que la movilidad sea sostenible, al menos desde el ámbito del mantenimiento y reparación de vehículos, tanto automovilistas como talleres tienen que tomar las decisiones acertadas. 

Las decisiones responsables. Los primeros han de confiar el cuidado de sus coches a empresarios y profesionales del taller que cumplan la normativa de medio ambiente; si van más allá del mínimo legal, tanto mejor; y deben confiarlos, además, de forma periódica, cuando toca el mantenimiento, para que sus vehículos no contaminen más de la cuenta. Los segundos, por su parte, han de orientarse a implantar procesos para la gestión medioambiental de sus empresas que, efectivamente, minimicen el impacto sobre el entorno de la puesta a punto de los vehículos. 

Pocos sectores de actividad económica están más regulados y vigilados en materia de medio ambiente que el de los talleres. Sin embargo, no siempre la opinión pública y publicada tienen esa percepción. Es hora de poner las cosas en su sitio. La inmensa mayoría de los talleres, y por supuesto los más de 1.000 que forman la red de servicio de Reparatucoche.com, no sólo cumplen con sus obligaciones medioambientales, sino que, además, hacen de su compromiso con el desarrollo sostenible un factor de eficiencia. 

La gestión del taller que respeta el medio ambiente es la más rentable porque es la más eficiente: la que consigue hacer más con menos, la que más y mejor optimiza los recursos y maximiza el beneficio. ¿Qué razón tendrían los talleres para no orientarse a la mejora continua de la gestión medioambiental de sus negocios? 

Por otro lado, enumerar la normativa y obligaciones legales que en materia de medio ambiente han de cumplir los talleres desbordaría con mucho el espacio de estas líneas. Los marcos estatal, autonómico y municipal establecen tal cantidad de exigencias que son muchas las guías orientativas editadas para que los talleres no incurran en su incumplimiento; tantas como gestores administrativos y asociaciones empresariales asisten al taller para no incurrir en falta o cometer infracciones duramente sancionadas, en ocasiones por mero desconocimiento. 

En su condición legal de “productores de residuos” en cada intervención que realizan los talleres han de prestar atención a la gestión de los mismos, pero también a sus obligaciones en ámbitos como la prevención y gestión de la contaminación de los suelos, de la contaminación atmosférica, de gases refrigerantes, de ruidos y vibraciones, de aguas residuales… Coincidirán conmigo, queridos lectores, en que no parece una tarea fácil para empresas, microempresas, cuyas plantillas medias no superan los 2,5 empleados.  Pues la inmensa mayoría cumplen. Porque lo dice la ley, porque son más eficientes y porque es lo que esperan de ellos sus clientes. 

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

05/08/2014

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies