Los desechos de plástico invaden nuestros océanos - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum.com, portal profesional del medio ambiente

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

AGENDA AMBIENTAL ABRIL 2017

  • IV Certamen Fotográfico Mayores por el Medio Ambiente
  • Taller de cambio climático
  • Zaragoza, la Ciudad de las Bicis

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Agua

Los desechos de plástico invaden nuestros océanos

Internacional


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


El buque Dr. Fridtjof Nansen surca las aguas del océano Índico, en busca de basura. 

Cada vez que los científicos a bordo lanzan las redes especiales que lleva la nave, encuentran trozos de plástico, lo que pone en evidencia el peligro de graves trastornos para los ecosistemas marinos, incluso en uno de los océanos más desconocidos del planeta.

Se calcula que en los océanos flotan actualmente unos 5 billones de trozos de plástico -no había ninguno en 1950- planteando la cuestión de su impacto potencial en una cadena alimentaria que va desde el plancton -que se ha filmado comiendo fragmentos de plástico – al marisco, el salmón, el atún y llega –en última instancia- a los seres humanos, por no hablar de las ballenas.

Las pruebas de laboratorio han demostrado que los peces que ingieren restos plásticos sufren de intoxicación de hígado y los consiguientes problemas metabólicos. Sin embargo, poco se sabe acerca de cuanta basura absorben los ecosistemas marinos silvestres, ni si los productos químicos tóxicos permanecen en las plásticos tras una larga exposición al agua de mar y el golpeteo de las olas.

El R/V Dr. Fridtjof Nansen es un buque oceanográfico operado por el Instituto noruego de Investigación Marina (IMR) en colaboración con la FAO y que desde 1975 surca los océanos del mundo para recopilar información sobre los recursos y la salud de los ecosistemas marinos y ayudar a formar a científicos de todo el mundo.

Llevando a bordo a unos 18 científicos de ocho países y la tripulación, la nave se encuentra en la segunda de sus dos misiones estacionales. Los investigadores miden las temperaturas del océano, los niveles de oxígeno, clorofila y procesos biológicos como la producción de plancton y la distribución de los peces. Pero este año hay dos objetivos adicionales especiales: evaluar la magnitud y la naturaleza de los residuos industriales en zonas remotas al sur del océano Índico, y para estudiar cómo como funciona el denominado “gyre” local  -un gran torbellino creado por las corrientes y el viento-, en la propagación del plancton y los peces pequeños. 

"Hemos encontrado algunas partículas de plástico en casi todas las estaciones que hemos examinado", señaló Reidar Toresen, responsable del IMR para la primera parte de la misión. El IMR aporta servicios científicos al Proyecto FAO EAF-Nansen (siglas en inglés del proyecto Nansen sobre el enfoque ecosistémico de la pesca), financiado por la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (Norad).

Recientemente se han localizado enormes islas flotantes de basura -dos veces el tamaño de Texas- tanto en el Atlántico como en el Pacífico, pero el sur del océano Índico se encuentra relativamente inexplorado. Su estudio aportará información de gran importancia a los científicos, preocupados por el alcance y el impacto de los gránulos de plástico en el océano. 

Promover océanos y prácticas de pesca sostenibles es una prioridad para la FAO, ya que la pesca de captura produce 80 millones de toneladas de alimentos nutritivos cada año. Junto con la acuicultura, la pesca de captura aporta a nivel mundial a casi 3 000 millones de personas el 20 por ciento de su ingesta de proteínas, así como casi 60 millones de puestos de trabajo.

Partículas nocivas en el menú 

Los residuos de plástico que flotan en los océanos pueden ser ingeridos por la fauna silvestre -se ha comprobado incluso que algunas criaturas marinas prefieren gránulos de un color en particular- con consecuencias negativas. Incluso se ha observado como el plancton de pequeño tamaño consume también partículas de plástico.  

Este tipo de alimentación puede tener resultados trágicos: por ejemplo, las tortugas marinas que ingieren bolsas de plástico, mueren a menudo de deshidratación y por las quemaduras del sol, ya que su digestión se paraliza y al descomponerse los alimentos se convierten en gas, lo que obliga a los animales a flotar. 

Los peces mictófidos -que pasan el día en las profundidades del océano y que durante la noche se acercan a la superficie para alimentarse-, son propensos a ingerir estos gránulos, pero conocer el grado en que lo hacen requerirá más análisis de muestras, según explicó Melody Puckridge de la Organización de Investigación Científica e Industrial de Australia, que ha realizado la investigación.  

La mayor concentración de piezas de plástico –y de mayor tamaño- tiende a encontrarse cerca de las costas -donde las poblaciones de peces son más numerosas- pero poco se sabe acerca de cómo los gyres las transportan y como se acumulan en ellos las partículas más pequeñas, según explicó Puckridge 

Los microplásticos –partículas de menos de cinco milímetros de diámetro- generan particular preocupación, ya que pueden estar entrando en la cadena alimentaria humana.

Los microplásticos se utilizan en productos de consumo como cosméticos y geles de ducha y también en la industria en forma de gránulos de resina. Prácticamente inexistentes en 1950, ahora se producen cada año más de 250 millones de toneladas, de las que una parte acaban finalmente en el mar. La mayor parte de su degradación se produce en las playas, ayudada por el golpeteo de las olas y los rayos ultravioleta, mientras que el proceso prácticamente se detiene en el caso de las partículas que se hunden hasta el fondo del mar.

Mientras que el posible impacto químico y toxicológico de las partículas puede ser estudiado en laboratorios, la información sobre la ubicación y la cantidad de microplásticos, así como sobre sus movimientos –los propios peces pueden ser un vector biológico, al igual que el gyre del océano Índico que se desplaza entre Australia y Madagascar-, tiene que ser obtenida a través de investigaciones como la realizada por el R/V Dr Fridtjof Nansen. Eso significa soltar y recoger redes especiales varias veces al día, y estudiar detenidamente su contenido. 

No sólo basura 

La tripulación lanza también nuevos sensores submarinos de alta tecnología para medir los niveles de una serie de elementos biológicos en aguas profundas. Aportados por Australia -con ayuda de la India-, estos sensores robóticos representan un avance respecto a los robots flotantes ya en uso para controlar la temperatura y la salinidad del océano, ya que están programados para sumergirse a una profundidad de 2 000 metros y tomar muestras de indicadores de la salud oceánica.

Cuando vuelven a la superficie, estos dispositivos han obtenido datos a varias profundidades, que luego transmiten a los científicos por satélite. Los sensores obtienen datos sobre los niveles de clorofila, un indicador tanto de las tendencias de la capacidad de almacenamiento de carbono del océano, como del suministro de alimentos básicos con que pueden contar el plancton y los peces.

Un nuevo buque de investigación en camino 

En 2016 se lanzará un nuevo buque de investigación Dr Fridtjof Nansen, el último de una serie de barcos propiedad de Norad que llevan el mismo nombre y que iniciaron a colaborar con la FAO en la década de 1970. La nueva nave contará con siete laboratorios científicos y un auditorio y estará equipada con modernos sensores de sonar capaces de cartografiar con rapidez la distribución de los peces, así como con un vehículo sumergible de control remoto capaz de fotografiar la vida en el fondo marino.

La cartografía de los fondos marinos es otro aspecto fundamental de la labor a largo plazo del proyecto EAF-Nansen, del que la FAO es el organismo ejecutivo y Norad el principal donante. Ayuda a comprender mejor las poblaciones de peces, lo que permite establecer medidas de ordenación pesquera con mejor información. El Proyecto EAF-Nansen ha ayudado a 16 países africanos costeros a desarrollar planes de gestión sostenible de los recursos marinos y celebrará en septiembre un taller de taxonomía marina en Mozambique. 

Las investigaciones realizadas en el pasado han demostrado que el fondo oceánico es a menudo más profundo de lo que indican los mapas existentes, en especial alrededor de los montes submarinos, a menudo formados por volcanes que crean una serie de hábitats marinos únicos y cuyo papel para la biodiversidad ha sido reconocido por las Naciones Unidas.

 

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Plástico, desechos, oceános,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

03/11/2015 11:45:07
Qué desastre, de verdad :(
Comprar Plastico Reciclado

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

Eco Calculadora, que permiten calcular los ahorros medioambientales conseguidos por el uso de papeles reciclados y comunicarlos a sus diferentes interlocutores (proveedores, clientes, accionistas y otros grupos de interés).


">
<h2>El papel puede ayudar a lograr sus objetivos medioambientales para 2020</h2><p>A pesar de su aportación al <strong>comportamiento medioambiental de una empresa</strong>, el papel es un elemento que se suele olvidar en <strong>las políticas de RSC</strong>. No se trata solo del papel para consumo interno (como el A4 o los sobres) sino también de todas las comunicaciones internas y externas (catálogos, correo a clientes, folletos, memorias, facturas…).</p><p>Para lograr los objetivos 2020, <strong>no se trata solo de reducir el consumo de papel</strong>, sino que es fundamental realizar la elección del papel adecuado. Existen papeles en el mercado con un comportamiento más eco-responsable: los papeles reciclados suelen proponer una huella medioambiental optimizada, que le permiten reducir su huella de carbono hasta la mitad. Cambiando de papel, se puede conseguir gran parte de sus objetivos en un proyecto de RSC fácil de implementar.</p><p>Pasar a un papel fibra virgen a un papel reciclado no significa renunciar a la más alta calidad. Los <strong>papeles reciclados</strong> ofrecen tonalidades que van desde el tono natural, típico de los papeles reciclados más tradicionales, a papeles 100% reciclados, extra blancos, que ofrecen la misma calidad de impresión que un papel fibra virgen. </p><p>Antalis, líder europeo en distribución de papel, les puede ayudar a definir un parámetro medioambiental en línea con su negocio, para reducir el impacto medioambiental y cumplir con los objetivos 2020 de la organización.</p><p>También pone a disposición de las empresas herramientas como la <a href=Eco Calculadora, que permiten calcular los ahorros medioambientales conseguidos por el uso de papeles reciclados y comunicarlos a sus diferentes interlocutores (proveedores, clientes, accionistas y otros grupos de interés).


" width="90" height="90" />
la adaptación a la nueva ISO 9001, publicada el 23 de septiembre de 2015.

Todos los certificados expedidos conforme a ISO 9001:2008 dejarán de ser válidos el 23 de septiembre de 2018, por lo que antes de esa fecha, las organizaciones deben realizar la auditoría de transición, contando además con que las entidades de certificación establecen un plazo aproximado de 2 meses para la revisión de expedientes y tramitación de los nuevos certificados. 

Por tanto es recomendable que, si no lo ha hecho ya, empiece a trabajar en la implantación de los cambios que introduce la nueva versión, entre los que destacan los siguientes:

  • Necesidad de determinar y comprender el contexto en el que opera la organización, como base para la planificación del sistema de gestión de calidad.
  • Identificar las partes interesadas pertinentes, sus necesidades y expectativas.
  • Reforzar el enfoque a procesos y asegurar su correcta determinación y aplicación.
  • Determinar los riesgos y oportunidades que puedan afectar al sistema de gestión de calidad y planificar acciones para abordarlos.
  • Asegurar un adecuado control sobre los procesos externalizados.
  • Garantizar la integración del sistema en todos los procesos de la organización y su alineación con la dirección estratégica, enfatizando la importancia del liderazgo.



Para poder realizar la transición correctamente, le recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Proporcionar al personal implicado en el sistema la formación necesaria para conocer los requisitos de la nueva norma.
  • Realizar un diagnóstico previo que le permita identificar  la posición actual de su organización respecto a los nuevos requisitos.
  • Planificar los cambios a implantar en su organización para dar cumplimiento a los nuevos requisitos de la norma.
  • Realizar la auditoría interna para verificar la correcta implantación de dichos cambios.
  • Planificar la auditoría de transición con su entidad de certificación con la suficiente antelación.

Desde AMBIENTUM SISTEMAS podemos ayudarle en el proceso de transición. Contacte con nosotros y le informaremos sobre nuestros servicios de formación y consultoría para la adaptación.


">
<h2>Empieza la cuenta atrás para la adaptación a ISO 9001:2015</h2><p><strong>Ya se ha agotado la mitad del periodo de transición que estableció ISO para realizar</strong> <a href=la adaptación a la nueva ISO 9001, publicada el 23 de septiembre de 2015.

Todos los certificados expedidos conforme a ISO 9001:2008 dejarán de ser válidos el 23 de septiembre de 2018, por lo que antes de esa fecha, las organizaciones deben realizar la auditoría de transición, contando además con que las entidades de certificación establecen un plazo aproximado de 2 meses para la revisión de expedientes y tramitación de los nuevos certificados. 

Por tanto es recomendable que, si no lo ha hecho ya, empiece a trabajar en la implantación de los cambios que introduce la nueva versión, entre los que destacan los siguientes:

  • Necesidad de determinar y comprender el contexto en el que opera la organización, como base para la planificación del sistema de gestión de calidad.
  • Identificar las partes interesadas pertinentes, sus necesidades y expectativas.
  • Reforzar el enfoque a procesos y asegurar su correcta determinación y aplicación.
  • Determinar los riesgos y oportunidades que puedan afectar al sistema de gestión de calidad y planificar acciones para abordarlos.
  • Asegurar un adecuado control sobre los procesos externalizados.
  • Garantizar la integración del sistema en todos los procesos de la organización y su alineación con la dirección estratégica, enfatizando la importancia del liderazgo.



Para poder realizar la transición correctamente, le recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Proporcionar al personal implicado en el sistema la formación necesaria para conocer los requisitos de la nueva norma.
  • Realizar un diagnóstico previo que le permita identificar  la posición actual de su organización respecto a los nuevos requisitos.
  • Planificar los cambios a implantar en su organización para dar cumplimiento a los nuevos requisitos de la norma.
  • Realizar la auditoría interna para verificar la correcta implantación de dichos cambios.
  • Planificar la auditoría de transición con su entidad de certificación con la suficiente antelación.

Desde AMBIENTUM SISTEMAS podemos ayudarle en el proceso de transición. Contacte con nosotros y le informaremos sobre nuestros servicios de formación y consultoría para la adaptación.


" width="90" height="90" />

<h2>La economía de la UE es vulnerable ante la sequía en Sudamérica o Asia</h2><p><em>"En un futuro cercano, el suministro de soja, arroz, caña de azúcar, algodón, almendras, pistachos y uvas probablemente se verá afectado, porque vienen de áreas con significativos o severos niveles de escasez de agua"</em>, advierte un estudio presentado hoy en Viena sobre la vulnerabilidad de la economía europea ante la sequía. A largo plazo, otros cultivos, como el café y el cacao, podrían verse afectados si el cambio climático afecta a los patrones de pluviosidad y, por tanto, crece el riesgo de sequía.</p><p>Este estudio indica que <strong>los 28 socios comunitarios consumen al año 668 kilómetros cúbicos de agua en productos que producen, consumen o exportan</strong>. Alrededor del 38 por ciento de esa agua proviene del exterior, mayormente en forma del líquido usado en el cultivo de productos agrícolas importados.</p><p>Dos tercios del agua foránea que usa Europa provienen sólo de nueve países: Brasil, Argentina, Indonesia, Costa de Marfil, Ghana, Estados Unidos, Ucrania, Malasia y la India. <em><strong>"Esto significa que la Unión Europea es particularmente vulnerable ante la falta de disponibilidad de agua que afecte al suministro de productos agrícolas desde esos nueve países"</strong></em>, señala el estudio.</p><p><em><strong>"Lo importante del estudio es que no sólo miramos a la dependencia, sino que evaluamos la vulnerabilidad ante las sequías y la escasez de agua"</strong></em>, explica a Efe Ertug Ercin, miembro del proyecto Water Footprint Network que ha realizado el estudio, presentado durante la Asamblea de la Unión Europea de Geociencias.</p><p>Ercin explica que, desde esta perspectiva de dependencia, las regiones estratégicas para la Unión Europea son América del Sur y el Sudeste de Asia. <em><strong>"Son cruciales para la economía europea. Y tienen problemas de escasez de agua y pueden tener problemas si el cambio climático altera los patrones de precipitaciones en esas áreas"</strong></em>, advierte este experto.</p><p>El estudio asegura que esta dependencia de productos y regiones vulnerables ante la escasez de agua debería ser tenida en cuenta en las políticas de los socios de la UE. Invertir en <strong>aumentar la resistencia a la sequía y hacer un uso más eficiente y sostenible del agua puede reducir esta vulnerabilidad de la economía de la UE</strong>, indica el estudio.</p><p><br /></p>

<h2>¿Existen árboles que cambian de sexo?</h2><p>El tejo de Fortingall, ubicado en un cementerio de dicha localidad, en la región escocesa de Perthshire, es el árbol más longevo del Reino Unido y uno de los más ancianos de Europa -se estima que tiene entre 3.000 y 5.000 años-. Se trata de un espécimen de un tamaño considerable. </p><p><strong>En un escrito de 1769 ya se mencionaba que su tronco tenía unos 17 metros de circunferencia</strong>, si bien en la actualidad presenta varios tallos y su apariencia se asemeja más a un conjunto de varios árboles. Pero no son sus dimensiones ni su edad lo que ha llamado recientemente la atención de los expertos.</p><p>Aunque en los registros históricos siempre se le ha considerado masculino -los machos presentan unas características estructuras esféricas que liberan el polen cuando maduran-, <strong>ha empezado a dar bayas en una pequeña zona de su corona, lo que sugiere que al menos una parte del mismo está cambiando de sexo</strong>. Es cierto que muchas especies de árboles están compuestas por partes femeninas y masculinas, pero los tejos suelen ser machos o hembras.</p><p>El primero en notar el cambio fue Max Coleman, del Real Jardín Botánico de Edimburgo, que asegura que este fenómeno se da en raras ocasiones. <strong>La transformación se produce gracias a un cambio en el balance hormonal que controla la producción de sus órganos reproductivos</strong>. Algunos investigadores creen que este fenómeno podría haberse originado como una adaptación a un cambio brusco en las condiciones ambientales, como consecuencia, por ejemplo, de una sequía especialmente intensa.</p><div><br /></div>

<h2>Consejos para conducir un coche eléctrico</h2><h3>Conduce con eficiencia</h3><p>Uno de los aspectos más importantes a la hora de conducir un coche eléctrico es la eficiencia de la conducción. <strong>De esta forma alargaremos la autonomía de la batería y nos podremos aprovechar de los avanzados sistemas que caracterizan a este tipo de vehículos como es la frenada cinética</strong>. En otras palabras, mediante la reducción de la velocidad, conseguiremos una mayor carga que nos permitirá llegar más lejos.</p><h3>El modo ECO es la clave</h3><p><strong>La utilización de este modo nos permite ahorrar energía y acumularla, aunque en contraposición perdemos prestaciones</strong>. Su uso es muy recomendable en ciudad o carretera indistintamente, aunque poco útil si por ejemplo queremos subir una cuesta ya que el motor requiere más potencia. En definitiva se trata de un buen aliado para el ahorro de energía.</p><h3>Estimaciones de autonomía y carga</h3><p>Los indicadores del coche que nos ofrecen una estimación de autonomía restante y tiempo de carga hay que cogerlos con pinzas. <strong>Por un lado, la autonomía dependerá, como en la mayoría de casos, del tipo de conducción que realicemos y si es eficiente o no</strong>. Por otra parte, el tiempo de carga varía en función de la fuente de electricidad que se utilice, ya que no todas ofrecen el mismo flujo de carga.</p><h3>Ante todo, previsión</h3><p>Son muchos los factores que pueden afectar al nivel de carga del vehículo y a la autonomía que nos puede proporcionar. <strong>Por eso no debemos apurar, siempre teniendo en cuenta los kilómetros que vamos a recorrer y cuanta carga necesitaremos</strong>. El estado del terreno o el calor son elementos que pueden alterar el nivel de carga de nuestro vehículo y reducir su autonomía.</p><h3>Recarga siempre que puedas</h3><p><strong>Siempre que estés cerca de un punto de carga, aprovecha y alimenta a tu vehículo</strong>. Es importante, y a diferencia del teléfono móvil, no podemos cargarlo en cualquier lado. Siempre que vayas a hacer algún recado y tengas la posibilidad de hacerlo, carga tu coche. Es mejor prevenir que curar.</p><h3>No dejes lugar a la improvisación</h3><p>Desgraciadamente los puntos de recarga para el coche escasean, por eso debemos planificar bien nuestros viajes y sobre todo los de larga distancia. <strong>Dónde parar o informarse sobre puntos de recarga en el lugar de destino es esencial para evitar cualquier tipo de susto</strong>.</p><h3>Ahorra con el climatizador</h3><p>A diferencia de los coches de combustión, los vehículos eléctricos dependen en su totalidad de la carga eléctrica del coche para el uso del climatizador. <strong>Por ello debemos hacer un uso eficiente de este de tal forma que podamos estirar al máximo la autonomía del coche</strong>.</p><h3>Ojo con los neumáticos</h3><p><strong>Al igual que en el de combustión, los neumáticos son esenciales para el correcto funcionamiento de cualquier vehículo eléctrico</strong>. En el caso de los eléctricos, los neumáticos ejercen una menor resistencia a la rodadura, de tal forma que si colocamos unos de peor calidad o de otras dimensiones podemos alterar la eficiencia y por ende la autonomía del vehículo.</p><h3>Cuidado con el silencio</h3><p>Una de las características que más identifican a los coches eléctricos es el poco ruido que generan, una clara ventaja que se puede tornar en inconveniente. <strong>Los peatones, así como otros sujetos como los ciclistas o los motoristas pueden verse en peligro al no percibir la presencia de un coche eléctrico, resultando en posibles accidentes</strong>. Muchos de los vehículos eléctricos disponen de un ruido artificial con el objetivo de evitar cualquier percance.</p><div><br /></div>

<h2>Hallada una nueva especie de pez</h2><p><strong>Los ejemplares de esta nueva especie</strong>, cuya descripción publica la revista <em>Zootaxa</em>, <strong>se capturaron en aguas de las Islas Baleares durante las campañas de investigación oceanográfica DRAGONSAL0914 y MEDITS</strong>, lideradas por el IEO a bordo de los buques oceanográficos Francisco de Paula Navarro y Miguel Oliver. En estas campañas se estudiaron las comunidades de los fondos y los recursos explotados por la pesquería de arrastre de Mallorca y Menorca, mediante la recogida de muestras con diferentes técnicas.</p><p><strong>La descripción de la nueva especie</strong>, que tuvo en cuenta tanto la caracterización morfológica como genética, <strong>se realizó a partir de cerca de 40 individuos capturados en las zonas del canal de Menorca, y norte y sur de Mallorca</strong>.</p><p>Este pequeño pez, que por lo general <strong>no llega a superar los 3 cm de longitud</strong>, apareció en muestras recogidas entre <strong>50 y 70 m de profundidad en fondos de arena gruesa</strong> tapizados por comunidades de algas rojas como <em>maërl</em> y <em>Peyssonnelia</em>, donde se alimentan de pequeñas presas.</p><p><strong>Con esta nueva especie ya son tres las especies de góbidos pertenecientes al género </strong><em><strong>Buenia</strong>: Buenia affinis, Buenia jeffreysii y, ahora, Buenia massutii</em>, que ha sido bautizada en honor a Enric Massutí, investigador del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, por su impulso al estudio de los hábitats bentónicos en los fondos de las Islas Baleares.</p><p>Los investigadores han querido dedicar también este trabajo a la memoria de Fernando de Buen, ictiólogo e hijo del fundador del IEO Odón de Buen, al que ya en 1930 le fue dedicado el género Buenia, y que, antes de estallar la guerra civil y de su exilio en México, dedicó buena parte de sus investigaciones al estudio de los góbidos en las Islas Baleares.</p><div><br /></div>
París de 2015 contra el cambio climático tratando de reducir las emisiones, algunos investigadores están tratando de averiguar maneras de eliminar o reciclar el carbono que ya está presente en nuestra atmósfera.

Dos de los ejemplos más significativas de aplicación de estas iniciativas son, la primera, en la planta geotérmica Hellisheidi situada en el área del volcán Hengill (Islandia), donde convierten el carbono en roca al inyectarlo en rocas volcánicas. Y el segundo, en la enorme planta de fertilizantes Sinopec, en China, que filtra el dióxido de carbono del aire para reutilizarlo como combustible.

Pero esta iniciativa de reutilización del dióxido de carbono ya emitido no es nada nuevo. En la actualidad existen 16 proyectos industriales que captan y almacenan cerca de 27 toneladas de CO2, según la Agencia de Energía Internacional. A pesar del compromiso medioambiental que esto supone, esas 27 toneladas de compuestos contaminantes suponen menos de un 0.1% de las emisiones globales, pero por algo se empieza.

En el caso de las montañas de Omán, sus rocas únicas absorben el carbono directamente del aire sin manipulación humana. Este proceso está lejos de ser ningún milagro, sino más bien una sencilla reacción química. En estas montañas, el manto expuesto está repleto de peridotita, una roca cuyos átomos de magnesio reaccionan con el dióxido de carbono del aire formando piedras calizas, magnesio y cuarzo.


">
<h2>Dejar de emitir dióxido de carbono no es la única solución contra el cambio climático</h2><p>Si echamos la vista atrás y volvemos a las clases de naturales del colegio podemos recordar que la corteza terrestre está compuesta por la corteza, zona externa sólida donde vivimos los seres vivos, <strong>el manto, compuesto de rocas fundidas que forman lo que conocemos como magma</strong> y el núcleo, de hierro.</p><p>Pues bien. En las profundidades de <strong>las montañas rojas de Omán, una de las únicas zonas del planetas en las que el manto está expuesto</strong>, geólogos están realizando perforaciones en busca de un santo grial que consiga invertir el cambio climático deshaciéndose del dióxido de carbono del aire.</p><p>El <strong>"santo grial" es una metáfora utilizada para explicar el proceso natural que hace millones de años transformaba el CO2 en piedras calizas y mármol</strong>. Y mientras el mundo se moviliza con acuerdos como el de <a href=París de 2015 contra el cambio climático tratando de reducir las emisiones, algunos investigadores están tratando de averiguar maneras de eliminar o reciclar el carbono que ya está presente en nuestra atmósfera.

Dos de los ejemplos más significativas de aplicación de estas iniciativas son, la primera, en la planta geotérmica Hellisheidi situada en el área del volcán Hengill (Islandia), donde convierten el carbono en roca al inyectarlo en rocas volcánicas. Y el segundo, en la enorme planta de fertilizantes Sinopec, en China, que filtra el dióxido de carbono del aire para reutilizarlo como combustible.

Pero esta iniciativa de reutilización del dióxido de carbono ya emitido no es nada nuevo. En la actualidad existen 16 proyectos industriales que captan y almacenan cerca de 27 toneladas de CO2, según la Agencia de Energía Internacional. A pesar del compromiso medioambiental que esto supone, esas 27 toneladas de compuestos contaminantes suponen menos de un 0.1% de las emisiones globales, pero por algo se empieza.

En el caso de las montañas de Omán, sus rocas únicas absorben el carbono directamente del aire sin manipulación humana. Este proceso está lejos de ser ningún milagro, sino más bien una sencilla reacción química. En estas montañas, el manto expuesto está repleto de peridotita, una roca cuyos átomos de magnesio reaccionan con el dióxido de carbono del aire formando piedras calizas, magnesio y cuarzo.


" width="90" height="90" />

<h2>ExpoBiomasa abre la convocatoria pública al premio a la innovación</h2><p>El premio mantiene su <strong>objetivo de contribuir a la dinamización del sector mediante el reconocimiento de las iniciativas que potencian el desarrollo económico del mismo</strong>. De nuevo se establece una única categoría, en la que se otorgará un Premio y dos Accésits, dotados con 2.000 € y 500 € respectivamente. </p><p>Una vez más, la información facilitada en cada una de las candidaturas que concurran al Premio, será promocionada por diferentes medios y a través de un dossier que se publicará en la web oficial con antelación a la celebración del evento, y que se distribuirá entre los medios colaboradores y prensa especializada para favorecer su difusión con carácter previo a la feria. </p><p>Desde la organización se espera un aumento notable en la cantidad y calidad de las candidaturas debido al tiempo transcurrido desde la edición anterior, hace casi ya dos años. </p><p><strong>Además del componente tecnológico y del grado de innovación, las candidaturas también serán sometidas a criterios de originalidad, aplicabilidad y ahorro energético, para determinar la opción ganadora</strong>. Además, ya que la sociedad demanda cada vez más servicios y productos personalizados, y el sector de la biomasa no es una excepción, digitalización, automatización, materiales avanzados y conectividad en tiempo real serán valorados positivamente por el jurado.</p><p>Para ampliar la información, solicitar más fotos o solucionar dudas, los interesados pueden contactar con <strong>info@expobiomasa.com</strong> o llamar al <strong>975 10 20 20</strong>. <strong>El plazo para la presentación de candidaturas concluye el 31 de mayo.</strong></p><div><br /></div>

<h2>Los pueblos indígenas son fundamentales contra el cambio climático</h2><p>El reporte sugiere que estas comunidades son afectadas significativamente por el fenómeno climático así como por las iniciativas que se toman para contrarrestarlo.</p><p><em><strong>“Aunque los indígenas son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático, también son actores clave en los esfuerzos de mitigación y adaptación contra este flagelo debido a su conocimiento tradicional y ocupaciones únicas”</strong></em>, aseguró el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, en su encuentro diario con la prensa.</p><p>Según la pesquisa, <strong>las comunidades indígenas constituyen un 5% de la población mundial, cuidan cerca de un 22% de la superficie de la tierra y protegen el 80% de la biodiversidad del planeta</strong>.</p><p>El estudio enfatiza que para que la acción climática sea efectiva, los pueblos indígenas deben ser vistos como agentes de cambio y deben tener acceso a oportunidades de trabajo decente de manera que puedan desarrollarse como una comunidad innovadora que aporta al diseño de iniciativas y políticas.</p><p>Asimismo, <strong>las medidas que se tomen para combatir este fenómeno natural deben abordar los factores de riesgo que sufren específicamente estas comunidades</strong>.</p><div><br /></div>

<h2>Descubierta una criatura marina de hace medio siglo</h2><p>Un grupo de paleontólogos ha descubierto en el parque nacional de Kootenay, en la Columbia Británica (Canadá), una <strong>curiosa criatura marina de hace 507 millones de años con unas grandes tenazas en la parte delantera que recuerdan a un abrelatas</strong>. La nueva especie fósil arroja luz sobre el origen de los mandibulados, el grupo más abundante y diverso de organismos de tierra, al que pertenecen las moscas, hormigas, cangrejos de río y ciempiés.</p><p>El animal, llamado <strong><em>Tokummia katalepsis</em>, es un artrópodo</strong>, invertebrados con extremidades segmentadas y exoesqueletos duros. Vivía en un mar tropical lleno de vida y fue uno de los mayores depredadores del Cámbrico, superando los 10 cm de longitud totalmente extendido. <strong>Nadaba de vez en cuando, pero por sus robustas patas anteriores es posible que prefiriera habitar los fondos marinos</strong>, como las langostas o los camarones mantis actuales.</p><p><em>"Este nuevo y espectacular depredador se une a las muchas criaturas marinas inusuales que vivieron durante la explosión cámbrica, un período de rápido cambio evolutivo que comenzó hace cerca de 500 millones de años, cuando la mayoría de los principales grupos de animales aparecieron por primera vez en el registro fósil"</em>, explica el paleontólogo <strong>Jean-Bernard Caron</strong>, del Museo Real de Ontario (ROM) y la Universidad de Toronto.</p><p>El análisis de varias muestras fósiles mostró que el Tokummia lucía unas anchas mandíbulas dentadas, así como unos apéndices anteriores, llamados maxilípedos, grandes y especializados. <em><strong>"Las pinzas del Tokummia son grandes, pero también delicadas y complejas. Recuerdan la forma de un abridor de latas, con un par de dientes al final de una garra, y la otra garra curvada hacia ellos"</strong></em>, dice Cédric Aria, autor principal del estudio, doctorado en la Universidad de Toronto y ahora investigador del Instituto Nanjing de Geología y Paleontología, en China. </p><p><em>"Pero creemos que podrían haber sido demasiado frágiles para manejar animales con caparazón. Posiblemente estaban mejor adaptadas a la captura de presas blandas de tamaño considerable, tal vez escondiéndose en el barro"</em>, prosigue. Una vez desgarrada la carne, <em>"las mandíbulas habrían servido como una herramienta revolucionaria para cortarla en trozos pequeños y facilitar la digestión"</em>.</p><h3>Dividido en segmentos</h3><p><strong>El cuerpo de Tokummia está hecho de más de 50 pequeños segmentos cubiertos por una amplia estructura parecida a una concha de dos piezas</strong> llamada caparazón bivalvo. El cuerpo segmentado recuerda a los miriápodos, un grupo que incluye los ciempiés, milpiés y sus familiares.</p><p><strong>El fósil, excepcionalmente conservado, permite ver en detalle la anatomía de los primeros mandibulados</strong>, que poseen un par de apéndices especializados conocidos como mandíbulas para captar, triturar y cortar su comida. Los mandibulados incluyen millones de especies y representan uno de los mayores éxitos evolutivos y ecológicos de la vida en la Tierra. Hasta ahora, como explica Aria, <em>"a pesar de su diversidad colosal actual, el origen de los mandibulados había permanecido en gran parte un misterio"</em>.</p><p><br /></p>

Noticias anteriores

19/08/2015

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies