Anteproyecto de Ley de Comercio y Tenencia de Animales ¿papel mojado? - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"Favor de enviarme la información: reypulidor@gmail.com Gracias..."


"Impresionante este fenómeno. Ciertamente nuestro planeta no deja de ser impresionantement..."


"Me parece estupendo tu compromiso con el medio ambiente. Demuestras que se puede, si se qu..."

AGENDA AMBIENTAL FEBRERO 2018

  • Jornada "Humedales para un Futuro Urbano Sostenible"
  • Encuentro: Clima urbano y calidad ambiental en Madrid
  • Encuentro: Argumentos a favor del cambio del modelo de movilidad

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Actualidad Ambiental

Anteproyecto de Ley de Comercio y Tenencia de Animales ¿papel mojado?

España

Cachorros./ @Freeimages


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ultima un Anteproyecto de Ley sobre Comercio y Tenencia de animales, que tendría como objetivo prohibir la venta de animales en las tiendas de mascotas, así como su exhibición y exposición en escaparates con fines comerciales.

 El artículo 4.g).2 del texto que prepara el Gobierno dice lo siguiente: “Queda prohibida la comercialización de animales en las tiendas de mascotas, así como su exhibición y exposición al público con fines comerciales”.

Sin embargo, tras conocerse el contenido de este Anteproyecto, el Gobierno ha retrocedido. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, negó el pasado martes 8 de julio que la ley que prepara su departamento sobre animales domésticos vaya a prohibir la venta de animales. Matizó que el objetivo será evitar la compra compulsiva sin prohibir la venta.

Las declaraciones de Tejerina indican que el Gobierno está replanteando el contenido de la Ley, cediendo a las presiones de criadores, galgueros y cazadores, lo cual dejaría este necesario texto legal en papel mojado.

Las organizaciones animalistas llevamos tiempo reclamando la prohibición de la venta de animales para evitar la cría indiscriminada y el abandono, que debe dar paso al fomento de las adopciones.

Esperamos que el paso positivo que ha dado el Gobierno al incluir en el Anteproyecto la prohibición de la venta de animales en tiendas no se vea frustrado cediendo a los intereses económicos de los comerciantes, dado que el fin de la venta contribuirá a poner freno al sacrificio de animales en las perreras.

En España se abandonan y terminan siendo sacrificados unos 150.000 animales al año. Una cifra que refleja la gravedad y la urgencia en poner en marcha medidas de protección animal para no seguir a la cola de Europa en esta materia.

“Si el objetivo de esta nueva ley, tal y como se indica en su Artículo 1, es evitar el abandono de animales, resulta fundamental prohibir su venta en tiendas, mostrándolos en escaparates como si de muebles se tratara”, afirma Silvia Barquero, presidenta del Partido Animalista – PACMA.

Así lo manifestará PACMA en la reunión que ha solicitado a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, donde presentaran las oportunas alegaciones al actual borrador.

Cualquier freno y vigilancia a la cría indiscriminada será un paso adelante en la prevención del abandono, por lo que tampoco se entendería que el Gobierno cediera a los intereses de cazadores y galgueros, contrarios a la protección animal.

PACMA recuerda que según el estudio de la Fundación Affinity de 2010, los cazadores son una de las principales causas de abandono de animales en varias comunidades españolas como Extremadura, donde debido al fin de la temporada de caza la cifra alcanza el 30,4% de los animales abandonados.

Si finalmente el texto no incluye la prohibición de la venta de animales, el Partido Animalista considerará esta una oportunidad perdida para poner freno realmente al abandono de animales en España.

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Abandono animales, Comercio animales,

Los comentarios de los lectores

17/07/2014 12:56:53
en mi opinión la gente está cada vez más concienciada con la adopción de animales domésticos aunque nos queda mucho camino por recorrer respecto a algunos países de Europa...
chi159

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

cambio climático, uno de los mecanismos que en los últimos años ha demostrado ser más eficiente es la fijación del precio del carbono. Este concepto nace de la necesidad de tener en cuenta el daño ambiental, social y económico que se produce al emitir gases contaminantes, lo que los economistas llaman “asumir una externalidad negativa”.

Hoy sabemos dos cosas: la primera es que emitir gases de efecto invernadero es perjudicial para la salud, el entorno y por lo tanto, para la economía. La segunda es que emitir estos gases sigue sin tener un coste para los responsables en la mayoría de países.

Para poner solución a ambas cuestiones, se asigna un precio a las emisiones de gases de efecto invernadero que ayude a redirigir la inversión de gobiernos y empresas hacía modelos de producción y consumo menos contaminantes. El primer intento de cuantificar monetariamente el coste de emitir gases contaminantes fue con la creación de mercados de emisiones, donde se fija un volumen máximo permitido de emisión. Los primeros mercados de emisiones fueron creados en Estados Unidos para regular las emisiones de óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre.

Origen del precio del carbono

Partiendo de esta experiencia, en el Protocolo de Kioto se acordó crear  un mercado de emisiones de dióxido de carbono en el que países y empresas pudieran comprar y vender certificados de derechos de emisión en función de si emitían gases de efecto invernadero o ayudaban a reducir las emisiones a través de energías renovables.

Por ejemplo, el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea es el mayor mercado de carbono del mundo, ya que representa más de tres de cuartos del comercio internacional de carbono. Su actividad limita las emisiones de 11.000 centrales energéticas y grandes instalaciones industriales pertenecientes a unas 5.000 empresas.

Por otro lado, los gobiernos pueden asignar un impuesto a las emisiones. Esta tasa, a diferencia del mercado de emisiones, fija un precio a la emisión. Es el caso de la provincia canadiense de Columbia Británica, que en 2008 fijó una tasa al carbono y redujo el consumo de combustible siete veces más de lo que la administración esperaba y además impulsó la rebaja de otros impuestos sobre la renta personal y para empresas.

Autoimposición voluntaria del precio del carbono

También son muchas las empresas que cuando no están sujetas a un mercado regulado de emisiones se autoimponen de manera voluntaria un precio del carbono. ¿Cómo lo hacen? Existen dos maneras: la primera es evaluando el coste que podría suponer la imposición de un impuesto en su emisión para redirigir las inversiones futuras o lo que se llama el precio sombra.

La segunda se denomina precio de compensación, que resulta de comprar certificados de reducción de emisiones otorgados al realizar proyectos social y ambientalmente responsables en países emergentes. Estas herramientas deben marcar una señal de precio, de tal manera que sirva como motor para implementar medidas de mejora de la eficiencia en la compañía, como por ejemplo las tecnologías innovadoras o la compra de energía verde.

Por lo tanto, establecer un precio del carbono tiene numerosos beneficios:

  • Cuantifica monetariamente las emisiones, por lo que responsabiliza a los emisores.
  • Revela costes ocultos y redirige las inversiones hacia proyectos social y ambientalmente responsables.
  • Incentiva medidas de eficiencia energética.
  • Fomenta la innovación de tecnologías limpias.
  • Ayuda a los emisores a compensar económica, social y ambientalmente el impacto de sus emisiones.

En definitiva, reduce las emisiones contaminantes y limita el calentamiento global. La asignación de un precio del carbono responsabiliza a los emisores y ayuda a reducir las emisiones. Sin embargo, no debemos olvidar que se trata de una herramienta efectiva sólo si el precio asignado a la emisión es lo suficientemente alto como para movilizar las inversiones hacia negocios no contaminantes.

">
<p><br /></p><p>En la lucha contra el <a href=cambio climático, uno de los mecanismos que en los últimos años ha demostrado ser más eficiente es la fijación del precio del carbono. Este concepto nace de la necesidad de tener en cuenta el daño ambiental, social y económico que se produce al emitir gases contaminantes, lo que los economistas llaman “asumir una externalidad negativa”.

Hoy sabemos dos cosas: la primera es que emitir gases de efecto invernadero es perjudicial para la salud, el entorno y por lo tanto, para la economía. La segunda es que emitir estos gases sigue sin tener un coste para los responsables en la mayoría de países.

Para poner solución a ambas cuestiones, se asigna un precio a las emisiones de gases de efecto invernadero que ayude a redirigir la inversión de gobiernos y empresas hacía modelos de producción y consumo menos contaminantes. El primer intento de cuantificar monetariamente el coste de emitir gases contaminantes fue con la creación de mercados de emisiones, donde se fija un volumen máximo permitido de emisión. Los primeros mercados de emisiones fueron creados en Estados Unidos para regular las emisiones de óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre.

Origen del precio del carbono

Partiendo de esta experiencia, en el Protocolo de Kioto se acordó crear  un mercado de emisiones de dióxido de carbono en el que países y empresas pudieran comprar y vender certificados de derechos de emisión en función de si emitían gases de efecto invernadero o ayudaban a reducir las emisiones a través de energías renovables.

Por ejemplo, el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea es el mayor mercado de carbono del mundo, ya que representa más de tres de cuartos del comercio internacional de carbono. Su actividad limita las emisiones de 11.000 centrales energéticas y grandes instalaciones industriales pertenecientes a unas 5.000 empresas.

Por otro lado, los gobiernos pueden asignar un impuesto a las emisiones. Esta tasa, a diferencia del mercado de emisiones, fija un precio a la emisión. Es el caso de la provincia canadiense de Columbia Británica, que en 2008 fijó una tasa al carbono y redujo el consumo de combustible siete veces más de lo que la administración esperaba y además impulsó la rebaja de otros impuestos sobre la renta personal y para empresas.

Autoimposición voluntaria del precio del carbono

También son muchas las empresas que cuando no están sujetas a un mercado regulado de emisiones se autoimponen de manera voluntaria un precio del carbono. ¿Cómo lo hacen? Existen dos maneras: la primera es evaluando el coste que podría suponer la imposición de un impuesto en su emisión para redirigir las inversiones futuras o lo que se llama el precio sombra.

La segunda se denomina precio de compensación, que resulta de comprar certificados de reducción de emisiones otorgados al realizar proyectos social y ambientalmente responsables en países emergentes. Estas herramientas deben marcar una señal de precio, de tal manera que sirva como motor para implementar medidas de mejora de la eficiencia en la compañía, como por ejemplo las tecnologías innovadoras o la compra de energía verde.

Por lo tanto, establecer un precio del carbono tiene numerosos beneficios:

  • Cuantifica monetariamente las emisiones, por lo que responsabiliza a los emisores.
  • Revela costes ocultos y redirige las inversiones hacia proyectos social y ambientalmente responsables.
  • Incentiva medidas de eficiencia energética.
  • Fomenta la innovación de tecnologías limpias.
  • Ayuda a los emisores a compensar económica, social y ambientalmente el impacto de sus emisiones.

En definitiva, reduce las emisiones contaminantes y limita el calentamiento global. La asignación de un precio del carbono responsabiliza a los emisores y ayuda a reducir las emisiones. Sin embargo, no debemos olvidar que se trata de una herramienta efectiva sólo si el precio asignado a la emisión es lo suficientemente alto como para movilizar las inversiones hacia negocios no contaminantes.

" width="90" height="90" />
Amazonas se encuentra el “Río Hamza”, probablemente el río subterráneo más largo del mundo, ¿ya lo sabías?. Al igual que el río Amazonas, el río Hamza nace en la cordillera de los Andes en el Perú, con una extensión de unos 6.800 kilómetros.

Este maravilloso fenómeno natural fue descubierto en 2011 por un grupo de investigadores del departamento de geofísica del Observatorio Nacional de Brasil. El grupo fue dirigido por Valiya Mannathal Hamza y por eso, el río lleva su nombre.

Hamza corre muy lentamente entre los sedimentos a una profundidad de 4 kilómetros bajo tierra. Mientras el Amazonas fluye a una velocidad de 1 metro por segundo, el Hamza lo hace a una media de 50 metros al año, mucho más lento que el resto de ríos. Tales características hacen que los científicos debatan si realmente el fenómeno podría considerarse un río.

El flujo de agua subterránea es vertical, pero cambia de dirección y se vuelve horizontal a mayores profundidades. Aunque algunos afirman que no se le puede considerar un río como tal, nuestro planeta tiene muchas sorpresas para nosotros y el Río Hamza es una prueba de ello.

">
<p><br /></p><p>Bajo el <a href=Amazonas se encuentra el “Río Hamza”, probablemente el río subterráneo más largo del mundo, ¿ya lo sabías?. Al igual que el río Amazonas, el río Hamza nace en la cordillera de los Andes en el Perú, con una extensión de unos 6.800 kilómetros.

Este maravilloso fenómeno natural fue descubierto en 2011 por un grupo de investigadores del departamento de geofísica del Observatorio Nacional de Brasil. El grupo fue dirigido por Valiya Mannathal Hamza y por eso, el río lleva su nombre.

Hamza corre muy lentamente entre los sedimentos a una profundidad de 4 kilómetros bajo tierra. Mientras el Amazonas fluye a una velocidad de 1 metro por segundo, el Hamza lo hace a una media de 50 metros al año, mucho más lento que el resto de ríos. Tales características hacen que los científicos debatan si realmente el fenómeno podría considerarse un río.

El flujo de agua subterránea es vertical, pero cambia de dirección y se vuelve horizontal a mayores profundidades. Aunque algunos afirman que no se le puede considerar un río como tal, nuestro planeta tiene muchas sorpresas para nosotros y el Río Hamza es una prueba de ello.

" width="90" height="90" />
Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha seleccionado 62 nuevos Proyectos Clima, correspondientes a la convocatoria 2017, la sexta de esta iniciativa para impulsar la reducción de emisiones en nuestro país. Estos 62 nuevos Proyectos Clima, presentados en el Consejo Rector del Fondo de Carbono, reducirán más de tres millones de toneladas de CO2.

El Consejo Rector, celebrado en la sede del Ministerio, ha estado presidido por la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García Rodríguez, acompañada por la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui.

Estos 62 proyectos seleccionados reducirán emisiones en sectores como la agricultura, el transporte, el sector residencial, residuos y gases fluorados, así como en pequeñas industrias no incluidas en el sistema europeo de comercio de derechos de emisión. El Fondo de Carbono adquirirá las reducciones verificadas que logren estos proyectos, contribuyendo así a su viabilidad financiera.

INSTRUMENTO DE FINANCIACIÓN CLIMÁTICA

El Fondo de Carbono FES-CO2 se ha constituido como un útil instrumento de financiación climática, que busca reorientar la actividad económica hacia modelos bajos en carbono al mismo tiempo que se contribuye al cumplimiento de los objetivos internacionales en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Con la puesta en marcha del Fondo se da una señal clara hacia un cambio de estrategia en la lucha contra el cambio climático, donde el esfuerzo se centra en alcanzar reducciones de emisiones en España.

">

<p><br /></p><p>El <a href=Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha seleccionado 62 nuevos Proyectos Clima, correspondientes a la convocatoria 2017, la sexta de esta iniciativa para impulsar la reducción de emisiones en nuestro país. Estos 62 nuevos Proyectos Clima, presentados en el Consejo Rector del Fondo de Carbono, reducirán más de tres millones de toneladas de CO2.

El Consejo Rector, celebrado en la sede del Ministerio, ha estado presidido por la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García Rodríguez, acompañada por la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui.

Estos 62 proyectos seleccionados reducirán emisiones en sectores como la agricultura, el transporte, el sector residencial, residuos y gases fluorados, así como en pequeñas industrias no incluidas en el sistema europeo de comercio de derechos de emisión. El Fondo de Carbono adquirirá las reducciones verificadas que logren estos proyectos, contribuyendo así a su viabilidad financiera.

INSTRUMENTO DE FINANCIACIÓN CLIMÁTICA

El Fondo de Carbono FES-CO2 se ha constituido como un útil instrumento de financiación climática, que busca reorientar la actividad económica hacia modelos bajos en carbono al mismo tiempo que se contribuye al cumplimiento de los objetivos internacionales en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Con la puesta en marcha del Fondo se da una señal clara hacia un cambio de estrategia en la lucha contra el cambio climático, donde el esfuerzo se centra en alcanzar reducciones de emisiones en España.

" width="90" height="90" />

<p><br /></p><h2>Manantiales kársticos en el sur de Australia</h2><p>Piccaninnie Ponds Karst Wetlands, situado en la costa meridional australiana y con más de 8 kilómetros cuadrados de extensión protegidos, es un ecosistema incluido también en grave peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. <strong>El peligro, como ejemplo, es tal que de las 50 especies de cangrejos de agua dulce Euastacus que sobreviven en estas zonas, 17 ya están en peligro crítico de extinción.</strong></p><h2>Mar de Aral</h2><p>El Mar de Aral (Uzbekistán-Kazajistán) era el cuarto lago más grande del mundo. <strong>Actualmente, apenas sobrevive un 10% de su superficie que un día cubrió hasta los 68.000 kilómetros cuadrados.</strong> Es sin duda uno de los mayores desastres medioambientales ocurridos en nuestra historia reciente. La UICN ha calificado el Mar de Aral como ecosistema en colapso al haber perdido su biodiversidad original incluidas 28 especies de peces endémicos.</p><h2>Bosques de Acacias en Senegal, Malí y Mauritania</h2><p>La desecación azota las ya pocas llanuras de bosques de acacias que crecen (o más bien resisten) en la cuenca del río Senegal (África). <strong>Las aves están desapareciendo y la agricultura intensiva y el sobrepastoreo están acabando con la biodiversidad de esta zona tan emblemática del planeta.</strong> La UICN considera esta zona en peligro crítico de extinción.</p><h2>Turberas elevadas en Alemania</h2><p>Estos humedales con sus zonas encharcadas y sus depresiones representan un auténtico ejemplo de biodiversidad. También <strong>son zonas con grandes reservas de carbono, con una gran acumulación de biomasa muerta.</strong> Estas turberas están siendo drenadas y convertidas en cultivos de los que se obtiene bioenergía; sin embargo, su destrucción libera grandes cantidades de gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático. La desaparición de turberas como las de Hunsrück y Eifel, han obligado a la UICN a añadirlas a la lista de zonas en peligro crítico de extinción.</p><h2>Fynbos de Sudáfrica</h2><p>Los matorrales de “fynbos” (plantas de hojas finas), de gran variedad (8.500 especies de plantas) y colorido y que representan uno de los tesoros botánicos de África, también se encuentran entre los ecosistemas en mayor riesgo de desaparición según la UICN. <strong>Los responsables son los incendios forestales, la expansión urbanística y la destrucción del hábitat a causa de la agricultura.</strong></p><h2>Coorong en Australia</h2><p>La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza también cataloga el parque nacional de Coorong de Australia y sus lagos, bosques y lagunas, como un humedal en peligro crítico de extinción. A pesar de los esfuerzos internacionales (está reconocido como humedal de importancia internacional), <strong>apenas sobrevive el 10% de su superficie original en la actualidad</strong> (y de manera fragmentada). Las tierras agrícolas son una de las responsables de esta agonizante pérdida.</p><h2>Pantanos costeros en Sídney, Australia</h2><p>De nuevo Australia es foco de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Y es que la cercanía de la urbanización, el fracking, las carreteras, la invasión de especies exóticas, la minería, los incendios o los efectos del cambio climático están provocando que los pantanos costeros de la cuenca de Sídney estén bajo seria amenaza. <strong>El 60% de los humedales costeros de esta zona ha desaparecido o está muy degradado.</strong></p><h2>Humedales de la cuenca del río Murray en Australia</h2><p>La zona más poblada de Australia se surte de los ríos Murray y Darling. También ellos son los sustentadores de una de las mayores zonas de biodiversidad asociadas a bosques, lagos o pantanos. Sin embargo, <strong>la sobreexplotación humana del suministro hídrico</strong> -para tareas agrícolas entre otras cosas- <strong>está acabando tanto con la vegetación como con su capacidad.</strong> Actualmente apenas resiste el 18% de su capacidad total, por lo que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha incluido este ecosistema en peligro crítico de extinción.</p><h2>Bosques de algas gigantes en Alaska</h2><p>Las laminariales o algas gigantes son lo más parecido a un bosque submarino que tenemos en la naturaleza. Los bosques de laminariales de Alaska pueden llegar a superar los 50 metros y forman parte de un ecosistema donde numerosas especies encuentran su hábitat natural. Por desgracia, <strong>la sobrepesca, la contaminación o fenómenos meteorológicos como el Niño están destruyendo la cadena trófica y provocando que los erizos de mar deforesten los bosques de algas.</strong> Y es que una proliferación excesiva de estos invertebrados marinos tiene un grave impacto ecológico sobre el fondo océanico.</p><h2>Arrecifes de coral en el Caribe</h2><p><strong>La amenaza es patente. Dos tercios de los arrecifes están directamente amenazados por el ser humano:</strong> la agricultura intensiva, el cambio climático -que provoca un blanqueamiento del coral-, la presión del turismo y la sobrepesca han empujado a este punto caliente e impresionante de la biodiversidad de la Tierra al riesgo crítico de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.</p><h2>Fresnos de América del Norte</h2><p><strong>Se calcula que 5 de las 6 especies más abundantes de fresnos norteamericanos están siendo invadidos por una especie foránea,</strong> el <em>Agrilus planipennis</em> o barrenador esmeralda del fresno. Los fresnos son un componente clave de los bosques de América del Norte. Proporcionan hábitat y alimento para aves, ardillas e insectos, entre ellos, especies polinizadoras como las mariposas y las polillas.</p><p><strong>El barrenador esmeralda de rápida expansión llegó a finales de la década de 1990 en paletas de madera infestadas, y ya ha destruido decenas de millones de árboles en los Estados Unidos y Canadá.</strong> Cabe la posibilidad de que destruya más de ocho mil millones de árboles de fresno.</p><h2>Bosques nublados, Isla Howe (Australia)</h2><p><strong>Se trata de complejos de vegetación únicos en zonas caracterizadas por la presencia de nubes en movimiento.</strong> Estos extraen de las nubes la humedad atmosférica por encima de los índices de precipitaciones normales. Si no fuera por la presencia de esta vegetación, la humedad se convertiría en un recurso hídrico sin provecho. <strong>Las montañas de Rwenzori de África contienen bosques nublados biológicamente únicos, así como el bosque nublado de musgo nudoso, en la isla Howe.</strong> Estos tienen un alto valor biológico, hidrológico y patrimonial. Sin embargo, es alarmante la velocidad a la que están deteriorándose, e incluso, desapareciendo.</p><h2>Costa de Belice, Centroamérica</h2><p><strong>Es un sistema natural sobresaliente que consiste en el arrecife de coral más grande del hemisferio norte.</strong> Está formado por siete zonas y todas ellas suponen un hábitat importante para las especies amenazadas, incluidas las tortugas marinas, los manatíes y el cocodrilo marino estadounidense. <strong>Los principales problemas a los que se enfrenta esta es la complejidad de gestionar varias áreas protegidas repartidas en un área tan extensa, la sobreexplotación de recursos marinos, desarrollo costero, turismo, desarrollo industrial y exploración de petróleo y gas.</strong></p><h2>Monte Nimba, África</h2><p>Situado en los confines de Guinea, Liberia y la Côte d’Ivoire, el monte Nimba (África) domina un paisaje circundante de sabanas. <strong>Esta reserva contiene especies originales y diversas de las poblaciones de animales y plantas más amenazadas como el Micropotamogale del Monte Nimba</strong> <em>(Micropotamogale lamottei)</em> o el sapo vivíparo del Monte Nimba <em>(Nimbaphrynoides occidentalis).</em> <strong>Esta zona está especialmente amenazada por el aumento de la presión demográfica y con ello, una intensa caza furtiva. Además, la necesidad de tierras para la agricultura y la ganadería ha fortalecido la práctica tradicional de limpieza por fuego.</strong> </p><h2>Bosques lluviosos de Atsinanana en Madagascar</h2><p><strong>Comprende seis parques nacionales que se extienden a lo largo de la costa oriental de Madagascar.</strong> Sus bosques son imprescindibles para la supervivencia de la biodiversidad de la isla. <strong>Los bosques lluviosos se han inscrito en la "Lista del Patrimonio Mundial"</strong> tanto por su importancia para los procesos ecológicos y biológicos, como por su biodiversidad y el gran número de especies amenazadas que albergan,como primates y lémures. <strong>Los principales problemas que afronta son la agricultura masiva y la explotación de los recursos de la tala, la caza y la extracción de gemas.</strong></p>
comunicado en el que señala que los resultados anuales de la compañía están en línea con los objetivos del Plan Estratégico 2014-2019 y así lo expuso el consejero delegado, Juan Lasala, en el balance que ha realizó ante analistas e inversores.

Las inversiones del Grupo han ascendido a 510,2 millones de euros, de los que 411,8 millones se han destinado a la red de transporte nacional, un 3,3% por encima de lo invertido el año pasado en la misma. A finales del 2017, cumpliendo con los plazos establecidos, Transmisora Eléctrica del Norte (TEN) puso en servicio la línea que interconecta los sistemas norte y central de Chile.

La cifra de negocio del 2017 se ha elevado a 1.941,2 millones de euros. Esta cantidad recoge los ingresos regulados en España por el transporte y la operación del sistema, así como los asociados a la prestación de servicios de telecomunicaciones y los vinculados a la actividad internacional.

Beneficio de Red Eléctrica

El resultado bruto de explotación (EBITDA) ha alcanzado los 1.519,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2,3% sobre el año anterior. Esta evolución es consecuencia de la contención de los costes operativos respecto a los del año anterior y de los esfuerzos que la compañía está llevando a cabo en materia de eficiencia, insiste la nota de prensa.

El resultado financiero ha experimentado una mejoría de 8,7 millones de euros, pasando de los -151,3 millones en el 2016 a los -142,6 millones de este ejercicio. Según REE, la causa principal de esta mejora se debe a unos menores intereses, gracias a la caída del coste financiero que se ha situado en el 2,78% frente al 2,94% del año anterior. La deuda financiera neta del Grupo Red Eléctrica se situó en los 4.791,8 millones de euros, cifra un 3,2% inferior a la alcanzada en el año 2016.

Juan Lasala también ha destacado los progresos realizados por Red Eléctrica en materia de eficiencia, que han permitido que desde el 2014 hasta el 2017, el crecimiento medio del beneficio neto se haya situado en el 6,1%, en línea con lo previsto en el Plan Estratégico.

Por último, el consejero delegado ha hecho una referencia a los retos de la compañía en el largo plazo. Los objetivos del Acuerdo de París de diciembre del 2015 o los que recogerá la futura ley de cambio climático dirigidos hacia la consecución de un futuro sostenible confirman el papel clave de las redes eléctricas. Para ello “será necesario proporcionar estabilidad regulatoria al sector eléctrico y asegurar una rentabilidad adecuada a las inversiones que permitan la transición del modelo energético”, dice el comunicado.

">
<p><br /></p><p>Lo ha explicado en un <a href=comunicado en el que señala que los resultados anuales de la compañía están en línea con los objetivos del Plan Estratégico 2014-2019 y así lo expuso el consejero delegado, Juan Lasala, en el balance que ha realizó ante analistas e inversores.

Las inversiones del Grupo han ascendido a 510,2 millones de euros, de los que 411,8 millones se han destinado a la red de transporte nacional, un 3,3% por encima de lo invertido el año pasado en la misma. A finales del 2017, cumpliendo con los plazos establecidos, Transmisora Eléctrica del Norte (TEN) puso en servicio la línea que interconecta los sistemas norte y central de Chile.

La cifra de negocio del 2017 se ha elevado a 1.941,2 millones de euros. Esta cantidad recoge los ingresos regulados en España por el transporte y la operación del sistema, así como los asociados a la prestación de servicios de telecomunicaciones y los vinculados a la actividad internacional.

Beneficio de Red Eléctrica

El resultado bruto de explotación (EBITDA) ha alcanzado los 1.519,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2,3% sobre el año anterior. Esta evolución es consecuencia de la contención de los costes operativos respecto a los del año anterior y de los esfuerzos que la compañía está llevando a cabo en materia de eficiencia, insiste la nota de prensa.

El resultado financiero ha experimentado una mejoría de 8,7 millones de euros, pasando de los -151,3 millones en el 2016 a los -142,6 millones de este ejercicio. Según REE, la causa principal de esta mejora se debe a unos menores intereses, gracias a la caída del coste financiero que se ha situado en el 2,78% frente al 2,94% del año anterior. La deuda financiera neta del Grupo Red Eléctrica se situó en los 4.791,8 millones de euros, cifra un 3,2% inferior a la alcanzada en el año 2016.

Juan Lasala también ha destacado los progresos realizados por Red Eléctrica en materia de eficiencia, que han permitido que desde el 2014 hasta el 2017, el crecimiento medio del beneficio neto se haya situado en el 6,1%, en línea con lo previsto en el Plan Estratégico.

Por último, el consejero delegado ha hecho una referencia a los retos de la compañía en el largo plazo. Los objetivos del Acuerdo de París de diciembre del 2015 o los que recogerá la futura ley de cambio climático dirigidos hacia la consecución de un futuro sostenible confirman el papel clave de las redes eléctricas. Para ello “será necesario proporcionar estabilidad regulatoria al sector eléctrico y asegurar una rentabilidad adecuada a las inversiones que permitan la transición del modelo energético”, dice el comunicado.

" width="90" height="90" />
impacto ambiental.

La primera razón para invertir en energías renovables es el prometedor futuro que les aguarda: debido a sus costos decrecientes, la demanda creciente por energía limpia (coches eléctricos), la mejora en los sistemas de integración a la red y optimistas predicciones sobre almacenamiento (baterías) de electricidad. Además está incluída en las agendas de todos los gobiernos.

Otra razón más potente son las nuevas oportunidades que se abren en gestión de activos de energía. Técnicas de analítica de datos avanzadas empleadas por gigantes como Google, Facebook, Amazon o el Smart Data como servicio (DAAS o DATA AS A SERVICE), que lideran el dúo alemán SAP y Kaiserwetter, permiten maximizar la producción de plantas hidroeléctricas, eólicas o solares con operaciones más eficientes y baratas. Es el llamado efecto “Smart Big Data Analytics”, que conlleva un auge de servicios Cloud Computing (que baja el costo de almacenar y analizar flujos gigantescos de datos); avances en Inteligencia Artificial y en los sensores de recolección de datos.

La situación no podría ser más opuesta para criptomonedas y energías renovables. Las primeras se enfrentan a bloqueos de grandes empresas y bancos como Lloyds, que ha prohibido la compra de divisas digitales con sus tarjetas, uniéndose a JP Morgan o Citi. Las renovables, en cambio, no pueden gozar de mejor salud tras el Acuerdo de París y la Cumbre del Clima de Marrakesh, que comprometieron a países e inversores a sumar a los casi 300 mil millones de dólares ya gastados anualmente en el sector, otros 100 mil millones al año hasta 2025, cifra que además debe aumentar tras dicha fecha.

Situación de China frente a las renovables

China ha apostado claramente por las renovables, siendo el primer inversor mundial e implementando desde 2017 un plan destinado a gastar 2,5 billones de yuanes (361 mil millones de dólares) hasta 2020 en renovables y descarbonizar el país. En cambio, se ha convertido en uno de los primeros países en legislar contra las criptomonedas, los intercambios de divisas digitales y el minado de bitcoins. Recientemente, también el Bundesbank el que ha planteado que el G20 regule las criptomonedas.

A este respecto, el consumo energético de criptomonedas como Bitcoin presenta un verdadero problema medioambiental. Su red de mineria consume tanta energía al día en procesamiento informático como algunos países. Según Digieconomist, su pico ha sido de 36 teravatios/hora, suficiente energía para satisfacer a 3,3 millones de hogares y situar al bitcoin en el puesto 59 de consumo energético por estados si fuese un país; por encima de Colombia, Bulgaria e Israel.

">
<p><br /></p><p><strong>Las divisas digitales ya enfrentan una fuerte reacción por parte de la regulación de los gobiernos debido a que no son dinero patrocinado por ellos;</strong> no poseen un valor intrínseco como el oro (los algoritmos pueden ser cambiados, la geología no) y, también, por su <a href=impacto ambiental.

La primera razón para invertir en energías renovables es el prometedor futuro que les aguarda: debido a sus costos decrecientes, la demanda creciente por energía limpia (coches eléctricos), la mejora en los sistemas de integración a la red y optimistas predicciones sobre almacenamiento (baterías) de electricidad. Además está incluída en las agendas de todos los gobiernos.

Otra razón más potente son las nuevas oportunidades que se abren en gestión de activos de energía. Técnicas de analítica de datos avanzadas empleadas por gigantes como Google, Facebook, Amazon o el Smart Data como servicio (DAAS o DATA AS A SERVICE), que lideran el dúo alemán SAP y Kaiserwetter, permiten maximizar la producción de plantas hidroeléctricas, eólicas o solares con operaciones más eficientes y baratas. Es el llamado efecto “Smart Big Data Analytics”, que conlleva un auge de servicios Cloud Computing (que baja el costo de almacenar y analizar flujos gigantescos de datos); avances en Inteligencia Artificial y en los sensores de recolección de datos.

La situación no podría ser más opuesta para criptomonedas y energías renovables. Las primeras se enfrentan a bloqueos de grandes empresas y bancos como Lloyds, que ha prohibido la compra de divisas digitales con sus tarjetas, uniéndose a JP Morgan o Citi. Las renovables, en cambio, no pueden gozar de mejor salud tras el Acuerdo de París y la Cumbre del Clima de Marrakesh, que comprometieron a países e inversores a sumar a los casi 300 mil millones de dólares ya gastados anualmente en el sector, otros 100 mil millones al año hasta 2025, cifra que además debe aumentar tras dicha fecha.

Situación de China frente a las renovables

China ha apostado claramente por las renovables, siendo el primer inversor mundial e implementando desde 2017 un plan destinado a gastar 2,5 billones de yuanes (361 mil millones de dólares) hasta 2020 en renovables y descarbonizar el país. En cambio, se ha convertido en uno de los primeros países en legislar contra las criptomonedas, los intercambios de divisas digitales y el minado de bitcoins. Recientemente, también el Bundesbank el que ha planteado que el G20 regule las criptomonedas.

A este respecto, el consumo energético de criptomonedas como Bitcoin presenta un verdadero problema medioambiental. Su red de mineria consume tanta energía al día en procesamiento informático como algunos países. Según Digieconomist, su pico ha sido de 36 teravatios/hora, suficiente energía para satisfacer a 3,3 millones de hogares y situar al bitcoin en el puesto 59 de consumo energético por estados si fuese un país; por encima de Colombia, Bulgaria e Israel.

" width="90" height="90" />
“Un planeta #SinContaminación por plásticos”, la anunció este lunes ONU Medio Ambiente América Latina y Caribe, con sede en Panamá.

Con campañas de limpieza de plásticos en áreas públicas, reservas nacionales y playas, India liderará la actividad, como parte de su compromiso de organizar y promover las celebraciones que generen gran interés y participación pública. El anuncio formal se dio en Nueva Delhi, una de las ciudades más pobladas y más contaminadas del planeta, por el secretario general adjunto de las Naciones Unidas y director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, dijo la agencia en un comunicado.

India ha demostrado su liderazgo mundial frente al cambio climático

“El país ha demostrado un tremendo liderazgo global frente al cambio climático y la necesidad de migrar a una economía baja en carbono, ahora ayudará a impulsar una mayor acción contra la contaminación por plásticos”, señaló. El representante manifestó que esa polución “es una emergencia global” que ha impactado diversos aspectos de la vida, y que ahora está destruyendo playas y océanos.

Mientras que el ministro de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de India, Harsh Vardhan, sostuvo que la filosofía y el estilo de vida del país está históricamente arraigado al concepto de coexistencia con la naturaleza. “Estamos comprometidos a hacer del planeta Tierra un lugar más limpio y verde”, dijo Vardhan.

Un papel que podría ser trascendental en la lucha contra la contaminación

De acuerdo con el comunicado de la entidad, la nación asiática tiene una de las tasas de reciclaje más altas a nivel mundial y está emergiendo como líder en ese sector y su papel podría ser trascendental en la lucha contra la contaminación.

Entre tanto, en Latinoamérica y el Caribe las celebraciones tendrán su capital regional en Perú, uno de los primeros países en unirse a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, que busca reducir drásticamente la contaminación por plásticos en los océanos. Cada año, el mundo usa 500.000 millones de bolsas plásticas; al menos 8 millones de toneladas de ese material terminan en océanos, el equivalente a la descarga de un camión de basura cada minuto. 

El plástico constituye el 10% de todos los residuos que generan los humanos; y solo un 50 por ciento del producto sintético es de un solo uso o desechable. La celebración del Día Mundial del Medio Ambiente comenzó en 1972 y ha crecido desde entonces hasta convertirse en uno de los principales vehículos de Naciones Unidas para instar a la acción positiva en los ecosistemas naturales.

"><p><br /></p><p>La iniciativa que promueve la campaña del Día Mundial del Medio Ambiente 2018, que se celebra el 5 de junio de cada año bajo el lema <strong><a href=“Un planeta #SinContaminación por plásticos”, la anunció este lunes ONU Medio Ambiente América Latina y Caribe, con sede en Panamá.

Con campañas de limpieza de plásticos en áreas públicas, reservas nacionales y playas, India liderará la actividad, como parte de su compromiso de organizar y promover las celebraciones que generen gran interés y participación pública. El anuncio formal se dio en Nueva Delhi, una de las ciudades más pobladas y más contaminadas del planeta, por el secretario general adjunto de las Naciones Unidas y director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, dijo la agencia en un comunicado.

India ha demostrado su liderazgo mundial frente al cambio climático

“El país ha demostrado un tremendo liderazgo global frente al cambio climático y la necesidad de migrar a una economía baja en carbono, ahora ayudará a impulsar una mayor acción contra la contaminación por plásticos”, señaló. El representante manifestó que esa polución “es una emergencia global” que ha impactado diversos aspectos de la vida, y que ahora está destruyendo playas y océanos.

Mientras que el ministro de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de India, Harsh Vardhan, sostuvo que la filosofía y el estilo de vida del país está históricamente arraigado al concepto de coexistencia con la naturaleza. “Estamos comprometidos a hacer del planeta Tierra un lugar más limpio y verde”, dijo Vardhan.

Un papel que podría ser trascendental en la lucha contra la contaminación

De acuerdo con el comunicado de la entidad, la nación asiática tiene una de las tasas de reciclaje más altas a nivel mundial y está emergiendo como líder en ese sector y su papel podría ser trascendental en la lucha contra la contaminación.

Entre tanto, en Latinoamérica y el Caribe las celebraciones tendrán su capital regional en Perú, uno de los primeros países en unirse a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, que busca reducir drásticamente la contaminación por plásticos en los océanos. Cada año, el mundo usa 500.000 millones de bolsas plásticas; al menos 8 millones de toneladas de ese material terminan en océanos, el equivalente a la descarga de un camión de basura cada minuto. 

El plástico constituye el 10% de todos los residuos que generan los humanos; y solo un 50 por ciento del producto sintético es de un solo uso o desechable. La celebración del Día Mundial del Medio Ambiente comenzó en 1972 y ha crecido desde entonces hasta convertirse en uno de los principales vehículos de Naciones Unidas para instar a la acción positiva en los ecosistemas naturales.

" width="90" height="90" />
Gases de Efecto Invernadero (GEI) durante este siglo, con un incremento, a partir de 2020, de 0,2 metros por cada cinco años de retraso de las acciones para mitigar el impacto climático.

El aumento descrito es una respuesta a varios factores como la expansión de los océanos debido a la fusión de los polos, que se produciría como consecuencia del progresivo cambio climático. 

El Acuerdo de París, adoptado en diciembre de 2015 y en vigor desde noviembre de 2016, tiene como objetivo limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados. No obstante, este plan no ha cuantificado cuánto crecerá el nivel del mar como resultado de hacer disminuir las emisiones contaminantes.

Matthias Mengel, líder del estudio, y el resto de investigadores han presentado modelos de simulación que muestran que si las emisiones de GEI se mantienen a cero hasta 2300 los niveles del mar crecerán hasta un máximo de 1,2 metros.

Además, es improbable que los niveles se estabilicen más allá de 2300 debido a la inercia del sistema, pese a que las temperaturas no aumenten por encima de 2 grados. Los autores del análisis aseguraron que las actuaciones que se lleven a cabo durante las próximas décadas tendrán una influencia determinante en los niveles del mar de los siguientes siglos.

">
<p><br /></p><p><strong>El nivel del mar dependerá,</strong> en última instancia, <strong>de las emisiones de <a href=Gases de Efecto Invernadero (GEI) durante este siglo, con un incremento, a partir de 2020, de 0,2 metros por cada cinco años de retraso de las acciones para mitigar el impacto climático.

El aumento descrito es una respuesta a varios factores como la expansión de los océanos debido a la fusión de los polos, que se produciría como consecuencia del progresivo cambio climático. 

El Acuerdo de París, adoptado en diciembre de 2015 y en vigor desde noviembre de 2016, tiene como objetivo limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados. No obstante, este plan no ha cuantificado cuánto crecerá el nivel del mar como resultado de hacer disminuir las emisiones contaminantes.

Matthias Mengel, líder del estudio, y el resto de investigadores han presentado modelos de simulación que muestran que si las emisiones de GEI se mantienen a cero hasta 2300 los niveles del mar crecerán hasta un máximo de 1,2 metros.

Además, es improbable que los niveles se estabilicen más allá de 2300 debido a la inercia del sistema, pese a que las temperaturas no aumenten por encima de 2 grados. Los autores del análisis aseguraron que las actuaciones que se lleven a cabo durante las próximas décadas tendrán una influencia determinante en los niveles del mar de los siguientes siglos.

" width="90" height="90" />
cultivos en invernaderos como es el sur del país. En la Occitania francesa, la empresa Eiffage Energía está ejecutando un proyecto que consiste en la instalación de 117 invernaderos solares. La finalización de su primera fase está prevista para el próximo mes de marzo y es una apuesta por un modelo cuyo origen está en China pero su uso no está muy extendido en el resto del mundo.

Todo el conjunto de los invernaderos tendrá una potencia total de 11,7 megavatios en picos de demanda (MWh), es decir, cada uno de ellos dispone de 100 kilovatios (Kw). En su interior, se desarrollarán básicamente cultivos como hortalizas, frutos rojos, uvas de mesa, legumbres y varios tipos de árboles frutales. La extensión total será de unos 200.000 metros cuadrados de superficie construida, que se dividirán entre los 92 invernaderos que funcionarán con energía Full Sun, es decir, con total potencia térmica; y otros 25 con metodología Chess Board: de manera intercalada, llamada así por su estructura en forma de un tablero de ajedrez.

Pero, ¿en qué consiste exactamente su funcionamiento? No es un proceso complejo. En realidad es el mismo que en los demás tipos de invernadero, salvo que acumulan energía térmica en sus superficies opacas y en el suelo, la cual se libera lentamente durante la noche, manteniendo temperaturas favorables para el cultivo. Cada instalación dispondrá además de un sistema de drenaje con una doble función: por un lado será capaz de recoger el agua procedente de la lluvia y conducirla mediante canalizaciones hasta unas balsas de almacenamiento manteniendo limpio el emplazamiento. Por otra parte, el agua almacenada será usada para el riego de los cultivos.

Eiffage ha podido llevar a cabo este proyecto debido a su amplia experiencia en la ejecución de proyectos solares, siendo una de las empresas de referencia en la construcción de instalaciones fotovoltaicas en España y a nivel internacional en modalidad BOS (sistemas de  equilibrio) y EPC (paneles solares).

El Presupuesto de Ejecución Material (PEM) del proyecto se realizó el pasado mes de diciembre y actualmente se encuentra en fase de dressing. Esto quiere decir que se están instalando todas las estructuras, que pueden ser plástico, mosquiteras o policarbonato en las fachadas. La utilización de estos materiales está en función del tipo de cultivo. Tras este periodo, la última fase será el reacondicionamiento de los caminos y la instalación de siete depósitos de agua, que se realizarán de forma flexible y accesible para bomberos.

Un escenario positivo

En definitiva, se trata de un proyecto pionero para el aprovechamiento de la energía solar. ¿Podría tener cabida en España? El escenario es positivo. Según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) en los últimos años, después de la moratoria de 2012, el sector ha crecido de forma lenta y debido a este escaso aumento de potencia instalada, las principales fuentes de valor del sector se derivan de la operación y mantenimiento de las instalaciones construidas en el pasado, y de la exportación de bienes y servicios.

En los últimos años las empresas españolas del sector fotovoltaico han alcanzado una posición de liderazgo en el mercado internacional y los números lo confirman: en 2015 el valor de las exportaciones del sector fue de 1.653 millones de euros. De acuerdo con el análisis de esta asociación, la contribución sectorial directa al PIB de España de 2015 habría superado los 2.511 millones de euros: un 0,23% del total nacional.

Es decir, la situación es mejorable y la instalación de nuevos proyectos puede contribuir a que el país no solo aproveche más esta fuente de energía renovable y con ello se contribuya a la preservación del medio ambiente, sino que contribuya a que este sector tenga mayor peso en el PIB.

">
<p><br /></p><p><strong>Capturar y almacenar la energía térmica para su utilización posterior ha sido hasta ahora una de las formas de producción fotovoltaica más extendidas en España, aunque con considerables frenos.</strong> Pero desde fuera del país nos llegan también otras experiencias que pueden servir de ejemplo para zonas de amplios <a href=cultivos en invernaderos como es el sur del país. En la Occitania francesa, la empresa Eiffage Energía está ejecutando un proyecto que consiste en la instalación de 117 invernaderos solares. La finalización de su primera fase está prevista para el próximo mes de marzo y es una apuesta por un modelo cuyo origen está en China pero su uso no está muy extendido en el resto del mundo.

Todo el conjunto de los invernaderos tendrá una potencia total de 11,7 megavatios en picos de demanda (MWh), es decir, cada uno de ellos dispone de 100 kilovatios (Kw). En su interior, se desarrollarán básicamente cultivos como hortalizas, frutos rojos, uvas de mesa, legumbres y varios tipos de árboles frutales. La extensión total será de unos 200.000 metros cuadrados de superficie construida, que se dividirán entre los 92 invernaderos que funcionarán con energía Full Sun, es decir, con total potencia térmica; y otros 25 con metodología Chess Board: de manera intercalada, llamada así por su estructura en forma de un tablero de ajedrez.

Pero, ¿en qué consiste exactamente su funcionamiento? No es un proceso complejo. En realidad es el mismo que en los demás tipos de invernadero, salvo que acumulan energía térmica en sus superficies opacas y en el suelo, la cual se libera lentamente durante la noche, manteniendo temperaturas favorables para el cultivo. Cada instalación dispondrá además de un sistema de drenaje con una doble función: por un lado será capaz de recoger el agua procedente de la lluvia y conducirla mediante canalizaciones hasta unas balsas de almacenamiento manteniendo limpio el emplazamiento. Por otra parte, el agua almacenada será usada para el riego de los cultivos.

Eiffage ha podido llevar a cabo este proyecto debido a su amplia experiencia en la ejecución de proyectos solares, siendo una de las empresas de referencia en la construcción de instalaciones fotovoltaicas en España y a nivel internacional en modalidad BOS (sistemas de  equilibrio) y EPC (paneles solares).

El Presupuesto de Ejecución Material (PEM) del proyecto se realizó el pasado mes de diciembre y actualmente se encuentra en fase de dressing. Esto quiere decir que se están instalando todas las estructuras, que pueden ser plástico, mosquiteras o policarbonato en las fachadas. La utilización de estos materiales está en función del tipo de cultivo. Tras este periodo, la última fase será el reacondicionamiento de los caminos y la instalación de siete depósitos de agua, que se realizarán de forma flexible y accesible para bomberos.

Un escenario positivo

En definitiva, se trata de un proyecto pionero para el aprovechamiento de la energía solar. ¿Podría tener cabida en España? El escenario es positivo. Según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) en los últimos años, después de la moratoria de 2012, el sector ha crecido de forma lenta y debido a este escaso aumento de potencia instalada, las principales fuentes de valor del sector se derivan de la operación y mantenimiento de las instalaciones construidas en el pasado, y de la exportación de bienes y servicios.

En los últimos años las empresas españolas del sector fotovoltaico han alcanzado una posición de liderazgo en el mercado internacional y los números lo confirman: en 2015 el valor de las exportaciones del sector fue de 1.653 millones de euros. De acuerdo con el análisis de esta asociación, la contribución sectorial directa al PIB de España de 2015 habría superado los 2.511 millones de euros: un 0,23% del total nacional.

Es decir, la situación es mejorable y la instalación de nuevos proyectos puede contribuir a que el país no solo aproveche más esta fuente de energía renovable y con ello se contribuya a la preservación del medio ambiente, sino que contribuya a que este sector tenga mayor peso en el PIB.

" width="90" height="90" />
Tierra, los continentes de nuestro planeta habrían estado desprovistos de toda vida excepto por los microbios. Todo esto cambió gracias al origen de las plantas terrestres, tiñendo de verde los continentes y creando hábitats que los animales invadirían posteriormente abandonando el mar. Y creíamos que este momento se había producido hace alrededor de 420 millones de años. Ahora, una nueva investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) ha descubierto que las primeras plantas adaptadas a la vida terrestre aparecieron hace unos 500 millones de años.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), indica que este evento ocurrió unos 100 millones de años antes de lo que se creía, cambiando la percepción de la evolución de la biosfera de la Tierra.

Las plantas conforman elementos cruciales en la evolución del planeta, pues han contribuido al desgaste químico de las rocas continentales, un proceso muy relevante en el ciclo del carbono que ha regulado la atmósfera y el clima de la Tierra a lo largo de millones de años.

Datación

El equipo de científicos utilizó la metodología del "reloj molecular", que combinó evidencias sobre las diferencias genéticas entre las especies vivientes y los fósiles en sus ancestros compartidos, para establecer una escala de tiempo evolutiva que ve a través de las brechas en el registro fósil, esto es, analiza las diferencias genéticas para establecer un período de evolución más preciso.

"La propagación global de las plantas y sus adaptaciones a la vida en la tierra condujo a un aumento de las tasas de intemperismo continental (alteración de las rocas en su estado natural) que finalmente resultó en una disminución dramática de los niveles de dióxido de carbono del gas de efecto invernadero en la atmósfera y el enfriamiento global", explica Jennifer Morris, coautora del trabajo.

Así, la investigación demuestra que las edades fósiles previas subestiman los orígenes de las plantas terrestres, por lo que habría que revisar estos modelos evolutivos.

"El registro fósil es demasiado escaso e incompleto como para ser una guía confiable para fechar el origen de las plantas terrestres. En lugar de basarnos solo en el registro fósil, usamos un enfoque de reloj molecular para comparar las diferencias en los genes de las especies vivientes: estas diferencias genéticas relativas se convirtieron luego en edades al utilizar las edades fósiles como un marco flexible", aclara Mark Puttick.

A la luz de los resultados, el antepasado de las plantas terrestres estaba vivo en el Período Cámbrico medio. "Nuestros resultados muestran que el ancestro de las plantas vivientes ya existía en el período cámbrico medio, algo similar a la edad de los primeros animales terrestres conocidos", indicó Puttick.

">
<p><br /></p><p>Durante los primeros 4.000 millones de años de la historia de la <strong><a href=Tierra, los continentes de nuestro planeta habrían estado desprovistos de toda vida excepto por los microbios. Todo esto cambió gracias al origen de las plantas terrestres, tiñendo de verde los continentes y creando hábitats que los animales invadirían posteriormente abandonando el mar. Y creíamos que este momento se había producido hace alrededor de 420 millones de años. Ahora, una nueva investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) ha descubierto que las primeras plantas adaptadas a la vida terrestre aparecieron hace unos 500 millones de años.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), indica que este evento ocurrió unos 100 millones de años antes de lo que se creía, cambiando la percepción de la evolución de la biosfera de la Tierra.

Las plantas conforman elementos cruciales en la evolución del planeta, pues han contribuido al desgaste químico de las rocas continentales, un proceso muy relevante en el ciclo del carbono que ha regulado la atmósfera y el clima de la Tierra a lo largo de millones de años.

Datación

El equipo de científicos utilizó la metodología del "reloj molecular", que combinó evidencias sobre las diferencias genéticas entre las especies vivientes y los fósiles en sus ancestros compartidos, para establecer una escala de tiempo evolutiva que ve a través de las brechas en el registro fósil, esto es, analiza las diferencias genéticas para establecer un período de evolución más preciso.

"La propagación global de las plantas y sus adaptaciones a la vida en la tierra condujo a un aumento de las tasas de intemperismo continental (alteración de las rocas en su estado natural) que finalmente resultó en una disminución dramática de los niveles de dióxido de carbono del gas de efecto invernadero en la atmósfera y el enfriamiento global", explica Jennifer Morris, coautora del trabajo.

Así, la investigación demuestra que las edades fósiles previas subestiman los orígenes de las plantas terrestres, por lo que habría que revisar estos modelos evolutivos.

"El registro fósil es demasiado escaso e incompleto como para ser una guía confiable para fechar el origen de las plantas terrestres. En lugar de basarnos solo en el registro fósil, usamos un enfoque de reloj molecular para comparar las diferencias en los genes de las especies vivientes: estas diferencias genéticas relativas se convirtieron luego en edades al utilizar las edades fósiles como un marco flexible", aclara Mark Puttick.

A la luz de los resultados, el antepasado de las plantas terrestres estaba vivo en el Período Cámbrico medio. "Nuestros resultados muestran que el ancestro de las plantas vivientes ya existía en el período cámbrico medio, algo similar a la edad de los primeros animales terrestres conocidos", indicó Puttick.

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

17/07/2014

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies