El grafeno es eficiente como sustituto de metales utilizados en los catalizadores - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"No encontramos cómo votar en el concurso de fotografia..."


"Porqué hay qué hacer las prevenciones después de los desastres ecológicos pues esto tambi..."


"Entonces no se equivocó tanto......"

AGENDA AMBIENTAL ENERO 2018

  • Exposición "La Economía descubierta"
  • Especial bici en invierno. Taller: Mantén tu a bici a punto I
  • Concurso de ideas para el diseño de un logotipo para la Red de Parques Nacionales

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Reutilización

El grafeno es eficiente como sustituto de metales utilizados en los catalizadores

España

Hermenegildo García, en el laboratorio. Foto: UPV


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


Investigadores del Instituto de Tecnología Química (UPV-CSIC) han evaluado las prestaciones de grafeno obtenido a partir de algas y residuos de gambas en el proceso de hidrogenación, como alternativa a los metales de transición

Investigadores del Instituto de Tecnología Química, centro mixto de la Universitat Politècnica de València y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, han obtenido grafeno a partir de residuos de la piel de gamba y de algas, y han comprobado sus prestaciones como material sustitutivo de metales de transición utilizados en los catalizadores. El estudio se ha centrado en el uso del grafeno en la reacción de hidrogenación, proceso de gran importancia en la industria química y petroquímica. Los resultados de este trabajo, en el que también han participado investigadores de la Universidad de Bucarest (Rumanía), aparecen publicados en el último número de Nature Communications. 

Según explica Hermenegildo García, investigador del Instituto ITQ, la mayoría de los catalizadores incluyen metales de transición. Algunos de estos metales, como el vanadio, cromo, niobio y tantalio o todos los metales nobles, están catalogados por la Unión Europeo como “críticos” debido a la dificultad de acceder a los mismos. 

La UE impulsó un programa para sustituir estos metales y una forma de lograrlo es utilizando como materia prima productos sostenibles y renovables, que provengan de la biomasa. En este proyecto, nosotros lo hemos obtenido de la pirólisis de alginato –principal componente de las algas- y de quitosano –extraído de los residuos de la piel de gamba”, explica Hermenegildo García. 

El proceso para la obtención de este grafeno se inicia con la purificación de la materia prima –algas y piel de gambas, de la que se obtiene el alginato y el quitosano. Posteriormente, de la pirólisis –se somete al producto en cuestión a altas temperaturas, sin oxígeno- se produce un residuo de carbón grafítico que, exfoliado, se convierte en grafeno. 

En este estudio demostramos que el grafeno puede sustituir a los metales de hidrogenación de enlaces múltiples carbono-carbono. Su aplicación resultaría de gran interés para la industria química y petroquímica. Entre otras ventajas, evitaríamos el uso de platino, níquel o paladio –los tres metales que se pueden emplear- lo que redundaría en un importante ahorro del proceso, ya que se trata de metales con un gran coste económico”, añade Hermenegildo García.

Junto al profesor García, en el estudio han participado Ana Primo, también del Instituto de Tecnología Química (UPV-CSIC), junto con los investigadores de la Universidad de Bucarest, Florentina Neatu, Mihaela Florea y Vasile Parvulescu.

Referencia bibliográfica 

Ana Primo, Florentina Neatu, Mihaela Florea, Vasile Parvulescu & Hermenegildo Garcia. Graphenes in the absence of metals as carbocatalysts for selective ​acetylene hydrogenation and alkene hydrogenation. Nature Communications. Doi:10.1038/ncomms6291

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Catalizador, Metales, Sustituto, Hermenegildo García, UPV, ITQ, grafeno,

D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\boletino\noticias\El-grafeno-es-eficiente-como-sustituto-de-metales-utilizados-en-los-catalizadores.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//boletino/noticias/El-grafeno-es-eficiente-como-sustituto-de-metales-utilizados-en-los-catalizadores.asp?id=56158

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

RT.

1. Nevada en el Sáhara por tercer año consecutivo

La nieve cubrió las dunas del Sáhara en el poblado de Aïn Séfra, conocido como "la puerta del desierto", en el noroeste de Argelia. Este es el tercer año consecutivo que el poblado argelino es sorprendido por este inusual fenómeno. Más allá del carácter hipnótico de este hermoso paisaje, que nieve en uno de los lugares más cálidos del mundo es motivo de preocupación.

2. El 99,8% de las tortugas marinas verdes se han convertido en hembras

El aumento de las temperaturas ha causado que las poblaciones de tortuga verde en la Gran Barrera de Coral (Australia) se hayan vuelto casi en su totalidad femeninas, según un reciente estudio, que advierte que la población podría colapsarse.

3. Los murciélagos se están cociendo vivos por el calor en Australia

Más de 400 zorros voladores han sido encontrados muertos en Australia debido a las temperaturas extremadamente altas. En este país existen seis especies de este tipo de gran murciélago, una de ellas catalogada oficialmente como especie en peligro crítico de extinción y otras dos como especies vulnerables.

4. Animales congelados en EE.UU.

Mientras tanto, la ola de frío extremo que sacude estos días EE.UU. provocó la muerte de tiburones en el océano, según la asociación ecológica Conservación del Tiburón Blanco del Atlántico. También se informó que las iguanas caían de los árboles en Florida debido a las bajas temperaturas y que los caimanes quedaban atrapados en el hielo en Carolina del Norte. Sin embargo, en este caso se trata de una técnica que usan estos reptiles para no sucumbir a las bajas temperaturas, por lo que una vez que subió la temperatura, los animales se descongelaron sanos y salvos (algunos incluso atacaron a los residentes).

5. Dos tercios de la Gran Barrera de Coral ya están dañados

La Gran Barrera de Coral se encuentra constantemente amenazada por el aumento de la temperatura del agua, advierte el artículo, que explica que el blanqueamiento masivo de corales y su nula recuperación han causado un gran daño a este sitio del Patrimonio Mundial.

6. Ocho islas del Pacífico han desaparecido por completo

Un estudio reciente reveló que el aumento del nivel del mar ha provocado la desaparición de ocho grandes islas en el océano Pacífico, mientras otras muchas más de baja altitud están a punto de desaparecer.

7. El lugar más seco en la Tierra se cubre de flores

El Niño y el cambio climático provocaron grandes precipitaciones en el desierto no polar más seco del mundo, el Atacama, resultando en una floración como no se había registrado en las últimas décadas.

8. El chocolate, en peligro de extinción

La industria del chocolate se enfrenta a una era de gran escasez a medida que las plantas de cacao luchan por sobrevivir a temperaturas extremas, según un nuevo informe que alerta de que estas plantas podrían extinguirse para 2050.

9. Menguan las cabras de montaña

Las gamuzas de los Alpes italianos han disminuido de tamaño en las últimas décadas, ya que debido al aumento de la temperatura pasan más tiempo descansando y menos alimentándose. Los biólogos advierten de que, si bien la reducción del peso corporal refuerza su capacidad para soportar el calor, ahora pueden ser más susceptibles a la congelación hasta la muerte durante los inviernos duros.

10. Las carreteras en Australia se derriten como chocolate

En el sur de Australia el asfalto de las carreteras se está derritiendo a causa del calor extremo. Las temperaturas medias en el país han aumentado notablemente desde el año 2000, y los datos sugieren que seguirán creciendo y que podrían alcanzar y superar los 50 grados en todo el país para 2040.

11. Cae la producción de vino en Europa

Los fenómenos climáticos extremos como las heladas y la sequía han afectado gravemente a los viñedos en los principales países productores de vino, como Italia, España, Francia y Alemania. Se estima que la producción mundial de vino este año caerá a su nivel más bajo en más de 50 años debido al mal tiempo en Europa.

12. Aumenta la radiactividad del océano Ártico

El descongelamiento permanente y la reducción de la capa de hielo debido al calentamiento global han aumentado las concentraciones de Radium-228 radiactivo en el océano Ártico, lo que ya ha provocado cambios en el ecosistema ártico.

">
<p><br /></p><p>Que el clima cambia y que este cambio causará un daño grave e irreversible al ecosistema de la Tierra es algo de lo que se viene hablando desde hace décadas. Sin embargo, parece que a muchos les faltan pruebas y efectos observables para creerlo. El portal ScoopWhoop ha recopilado una serie de fenómenos naturales recientes que demuestran que el cambio climático ya está aquí, según recoge <a href=RT.

1. Nevada en el Sáhara por tercer año consecutivo

La nieve cubrió las dunas del Sáhara en el poblado de Aïn Séfra, conocido como "la puerta del desierto", en el noroeste de Argelia. Este es el tercer año consecutivo que el poblado argelino es sorprendido por este inusual fenómeno. Más allá del carácter hipnótico de este hermoso paisaje, que nieve en uno de los lugares más cálidos del mundo es motivo de preocupación.

2. El 99,8% de las tortugas marinas verdes se han convertido en hembras

El aumento de las temperaturas ha causado que las poblaciones de tortuga verde en la Gran Barrera de Coral (Australia) se hayan vuelto casi en su totalidad femeninas, según un reciente estudio, que advierte que la población podría colapsarse.

3. Los murciélagos se están cociendo vivos por el calor en Australia

Más de 400 zorros voladores han sido encontrados muertos en Australia debido a las temperaturas extremadamente altas. En este país existen seis especies de este tipo de gran murciélago, una de ellas catalogada oficialmente como especie en peligro crítico de extinción y otras dos como especies vulnerables.

4. Animales congelados en EE.UU.

Mientras tanto, la ola de frío extremo que sacude estos días EE.UU. provocó la muerte de tiburones en el océano, según la asociación ecológica Conservación del Tiburón Blanco del Atlántico. También se informó que las iguanas caían de los árboles en Florida debido a las bajas temperaturas y que los caimanes quedaban atrapados en el hielo en Carolina del Norte. Sin embargo, en este caso se trata de una técnica que usan estos reptiles para no sucumbir a las bajas temperaturas, por lo que una vez que subió la temperatura, los animales se descongelaron sanos y salvos (algunos incluso atacaron a los residentes).

5. Dos tercios de la Gran Barrera de Coral ya están dañados

La Gran Barrera de Coral se encuentra constantemente amenazada por el aumento de la temperatura del agua, advierte el artículo, que explica que el blanqueamiento masivo de corales y su nula recuperación han causado un gran daño a este sitio del Patrimonio Mundial.

6. Ocho islas del Pacífico han desaparecido por completo

Un estudio reciente reveló que el aumento del nivel del mar ha provocado la desaparición de ocho grandes islas en el océano Pacífico, mientras otras muchas más de baja altitud están a punto de desaparecer.

7. El lugar más seco en la Tierra se cubre de flores

El Niño y el cambio climático provocaron grandes precipitaciones en el desierto no polar más seco del mundo, el Atacama, resultando en una floración como no se había registrado en las últimas décadas.

8. El chocolate, en peligro de extinción

La industria del chocolate se enfrenta a una era de gran escasez a medida que las plantas de cacao luchan por sobrevivir a temperaturas extremas, según un nuevo informe que alerta de que estas plantas podrían extinguirse para 2050.

9. Menguan las cabras de montaña

Las gamuzas de los Alpes italianos han disminuido de tamaño en las últimas décadas, ya que debido al aumento de la temperatura pasan más tiempo descansando y menos alimentándose. Los biólogos advierten de que, si bien la reducción del peso corporal refuerza su capacidad para soportar el calor, ahora pueden ser más susceptibles a la congelación hasta la muerte durante los inviernos duros.

10. Las carreteras en Australia se derriten como chocolate

En el sur de Australia el asfalto de las carreteras se está derritiendo a causa del calor extremo. Las temperaturas medias en el país han aumentado notablemente desde el año 2000, y los datos sugieren que seguirán creciendo y que podrían alcanzar y superar los 50 grados en todo el país para 2040.

11. Cae la producción de vino en Europa

Los fenómenos climáticos extremos como las heladas y la sequía han afectado gravemente a los viñedos en los principales países productores de vino, como Italia, España, Francia y Alemania. Se estima que la producción mundial de vino este año caerá a su nivel más bajo en más de 50 años debido al mal tiempo en Europa.

12. Aumenta la radiactividad del océano Ártico

El descongelamiento permanente y la reducción de la capa de hielo debido al calentamiento global han aumentado las concentraciones de Radium-228 radiactivo en el océano Ártico, lo que ya ha provocado cambios en el ecosistema ártico.

" width="90" height="90" />
naturaleza. 

No obstante, se ha convertido en multitud de ocasiones en escenario natural para el rodaje de películas tan famosas como “Piratas del Caribe”, por ejemplo. Pero, tal vez, la imagen invernal de las Cataratas del Niágara congeladas sea la más espectacular de todas.

Cuando el frío se acentúa en el norte de América, las cataratas del Niágara dejan un sorprendente espectáculo. A pesar de que las recientes temperaturas por debajo de cero han dejado un paisaje más propio del fantástico mundo de Frozen, la verdad es que no se han congelado por completo como sí ocurrió, según registros, en 1948. Fue la única vez que el hielo retuvo el poderoso caudal del Río Niágara.

">
<p><br /></p><p><strong>Las cataratas del Niágara son tres: la de la parte de Ontario, la de Nueva York, y la más pequeña, “la catarata Velo de Novia”.</strong> El conjunto, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, forma uno de esos paisajes maravillosos con los que nos suele regalar la <a href=naturaleza. 

No obstante, se ha convertido en multitud de ocasiones en escenario natural para el rodaje de películas tan famosas como “Piratas del Caribe”, por ejemplo. Pero, tal vez, la imagen invernal de las Cataratas del Niágara congeladas sea la más espectacular de todas.

Cuando el frío se acentúa en el norte de América, las cataratas del Niágara dejan un sorprendente espectáculo. A pesar de que las recientes temperaturas por debajo de cero han dejado un paisaje más propio del fantástico mundo de Frozen, la verdad es que no se han congelado por completo como sí ocurrió, según registros, en 1948. Fue la única vez que el hielo retuvo el poderoso caudal del Río Niágara.

" width="90" height="90" />
cambio climático significa que existe una necesidad urgente de encontrar alternativas más limpias a los combustibles fósiles. Una alternativa es la energía solar, una fuente inagotable y abundante, ya que, cada hora, el sol arroja sobre la Tierra la energía suficiente para satisfacer las necesidades globales de un año entero.

COSECHAR ENERGÍA SOLAR A TRAVÉS DE DE ALGAS

En los últimos años, además de las actuales placas fotovoltaicas basadas en el silicio, la bio-fotovoltaica (también conocida como células solares biológicas) se ha convertido en un enfoque ecológico y de bajo coste para cosechar energía solar y convertirla en electricidad.

Estas células solares biológicas utilizan las propiedades fotosintéticas de microorganismos como las algas para convertir la luz en corriente eléctrica que se puede utilizar para proporcionar electricidad.

La base de la nueva tecnología es un alga genéticamente modificada que aporta mutaciones que reducen la cantidad de carga eléctrica liberada de manera no productiva durante la fotosíntesis, por lo es más eficiente. El otro cambio importante fue construir un sistema de dos cámaras para el dispositivo. Las dos cámaras separan los dos procesos de generación de electrones a través de la fotosíntesis y la conversión de esos electrones en electricidad, que en dispositivos anteriores se ha hecho en una sola unidad.

“Al separar la carga y la entrega de potencia, pudimos mejorar el rendimiento de la unidad de suministro de energía mediante la miniaturización”, dijo el profesor Tuomas Knowles del Departamento de Química y el Laboratorio Cavendish. “A escalas en miniatura, los líquidos se comportan de manera muy diferente, lo que nos permite diseñar celdas que son más eficientes, con menor resistencia interna y menores pérdidas eléctricas”.

GRAN PASO EN LA BÚSQUEDA DE COMBUSTIBLES ALTERNATIVOS Y ECOLÓGICOS

La celda bio fotovoltaica es cinco veces más eficiente las actuales, pero todavía no es una décima parte de la eficiencia de las células solares de silicio. Los investigadores no se desaniman con esto porque la célula basada en algas tiene muchas ventajas sobre la versión sintética.

Si bien es poco probable que las celdas de combustible alimentadas con algas generen suficiente electricidad para alimentar un sistema de red, pueden ser particularmente útiles en áreas como África rural, donde la luz del sol es abundante pero no existe un sistema de red eléctrica. 

">
<p><br /></p><p>A medida que la población mundial aumenta, también lo hace la demanda de energía. La amenaza del <a href=cambio climático significa que existe una necesidad urgente de encontrar alternativas más limpias a los combustibles fósiles. Una alternativa es la energía solar, una fuente inagotable y abundante, ya que, cada hora, el sol arroja sobre la Tierra la energía suficiente para satisfacer las necesidades globales de un año entero.

COSECHAR ENERGÍA SOLAR A TRAVÉS DE DE ALGAS

En los últimos años, además de las actuales placas fotovoltaicas basadas en el silicio, la bio-fotovoltaica (también conocida como células solares biológicas) se ha convertido en un enfoque ecológico y de bajo coste para cosechar energía solar y convertirla en electricidad.

Estas células solares biológicas utilizan las propiedades fotosintéticas de microorganismos como las algas para convertir la luz en corriente eléctrica que se puede utilizar para proporcionar electricidad.

La base de la nueva tecnología es un alga genéticamente modificada que aporta mutaciones que reducen la cantidad de carga eléctrica liberada de manera no productiva durante la fotosíntesis, por lo es más eficiente. El otro cambio importante fue construir un sistema de dos cámaras para el dispositivo. Las dos cámaras separan los dos procesos de generación de electrones a través de la fotosíntesis y la conversión de esos electrones en electricidad, que en dispositivos anteriores se ha hecho en una sola unidad.

“Al separar la carga y la entrega de potencia, pudimos mejorar el rendimiento de la unidad de suministro de energía mediante la miniaturización”, dijo el profesor Tuomas Knowles del Departamento de Química y el Laboratorio Cavendish. “A escalas en miniatura, los líquidos se comportan de manera muy diferente, lo que nos permite diseñar celdas que son más eficientes, con menor resistencia interna y menores pérdidas eléctricas”.

GRAN PASO EN LA BÚSQUEDA DE COMBUSTIBLES ALTERNATIVOS Y ECOLÓGICOS

La celda bio fotovoltaica es cinco veces más eficiente las actuales, pero todavía no es una décima parte de la eficiencia de las células solares de silicio. Los investigadores no se desaniman con esto porque la célula basada en algas tiene muchas ventajas sobre la versión sintética.

Si bien es poco probable que las celdas de combustible alimentadas con algas generen suficiente electricidad para alimentar un sistema de red, pueden ser particularmente útiles en áreas como África rural, donde la luz del sol es abundante pero no existe un sistema de red eléctrica. 

" width="90" height="90" />
agua, según los últimos estimados hechos públicos por la alcaldesa Patricia de Lille esta semana en un comunicado en el que dio detalle sobre los niveles de las represas y los proyectos para paliar esta situación.

Esta crítica situación ha sido causada a raíz de tres años de precipitaciones bajísimas, sumadas al incremento de consumo de una población creciente. De llegar a producirse el desabastecimiento, los grifos ya no distribuirán el agua, y los habitantes de aquella región deberán acudir a puntos de repartición para colectar el líquido, según recoge Daniel Meza en N+1, ciencia que suma.

El gobierno local intenta abordar la situación con plantas de desalinización para hacer el agua del mar bebible, proyectos de extracción de agua subterránea y programas de reciclaje de la misma. En tanto, los casi 4 millones son urgidos a conservar el agua y usar no más de 87 litros al día. 

Los negocios de aseo de autos y mantenimiento y rellenado de piscinas han sido prohibidos. Y hasta el equipo indio de cricket ha sido llamado a limitar su utilización de las duchas a dos minutos. Quienes superen el límite establecido recibirán una multa de entre 400 y 800 dólares. Igualmente, los negocios deberán reducir sus consumos en un 45% a 60%.

Las razones detrás de esta sequía

De acuerdo a Kevin Winter, profesor de la facultad de Ciencias Ambientales y Geográficas de Universidad de Ciudad del Cabo, las razones están detrás del crecimiento demográfico: desde 1995, la población creció un 79%, desde 2.4 millones a 4.3 millones en el 2018. En el mismo período, la capacidad de las represas se incrementó solo un 15%. La represa del río Berg, que empezó a almacenar agua en el 2007 fue la única adición de infraestructura de este tipo desde 1995. La crisis hubiera empezado mucho antes si no hubiese sido por un manejo, después de todo, efectivo de las autoridades del consumo de agua.

Winter también observa que un factor importante es el aumento sin precedentes del dióxido de carbono en nuestra atmósfera, generando cambios en el sistema global debido al aumento de temperatura, incrementando la intensidad y duración de los periodos de sequía. Sugiere que el fenómeno no es temporal ni se resolverá en un año o dos. "Se trata de un problema de largo plazo, y necesitaremos ayuda importante del gobierno para hacer el suministro de Ciudad del Cabo sostenible".

">
<p><br /></p><p>Ciudad del Cabo podría ganar ahora una fama infeliz: ser la primera gran ciudad del mundo en quedarse sin agua. <strong>Solo tres meses de plazo tiene esta metrópoli para quedarse sin <a href=agua, según los últimos estimados hechos públicos por la alcaldesa Patricia de Lille esta semana en un comunicado en el que dio detalle sobre los niveles de las represas y los proyectos para paliar esta situación.

Esta crítica situación ha sido causada a raíz de tres años de precipitaciones bajísimas, sumadas al incremento de consumo de una población creciente. De llegar a producirse el desabastecimiento, los grifos ya no distribuirán el agua, y los habitantes de aquella región deberán acudir a puntos de repartición para colectar el líquido, según recoge Daniel Meza en N+1, ciencia que suma.

El gobierno local intenta abordar la situación con plantas de desalinización para hacer el agua del mar bebible, proyectos de extracción de agua subterránea y programas de reciclaje de la misma. En tanto, los casi 4 millones son urgidos a conservar el agua y usar no más de 87 litros al día. 

Los negocios de aseo de autos y mantenimiento y rellenado de piscinas han sido prohibidos. Y hasta el equipo indio de cricket ha sido llamado a limitar su utilización de las duchas a dos minutos. Quienes superen el límite establecido recibirán una multa de entre 400 y 800 dólares. Igualmente, los negocios deberán reducir sus consumos en un 45% a 60%.

Las razones detrás de esta sequía

De acuerdo a Kevin Winter, profesor de la facultad de Ciencias Ambientales y Geográficas de Universidad de Ciudad del Cabo, las razones están detrás del crecimiento demográfico: desde 1995, la población creció un 79%, desde 2.4 millones a 4.3 millones en el 2018. En el mismo período, la capacidad de las represas se incrementó solo un 15%. La represa del río Berg, que empezó a almacenar agua en el 2007 fue la única adición de infraestructura de este tipo desde 1995. La crisis hubiera empezado mucho antes si no hubiese sido por un manejo, después de todo, efectivo de las autoridades del consumo de agua.

Winter también observa que un factor importante es el aumento sin precedentes del dióxido de carbono en nuestra atmósfera, generando cambios en el sistema global debido al aumento de temperatura, incrementando la intensidad y duración de los periodos de sequía. Sugiere que el fenómeno no es temporal ni se resolverá en un año o dos. "Se trata de un problema de largo plazo, y necesitaremos ayuda importante del gobierno para hacer el suministro de Ciudad del Cabo sostenible".

" width="90" height="90" />
árboles viejos refugiados en la alta montaña de áreas remotas menos explotadas que otras que se encuentran a menor altitud. Se trata de los bosques subalpinos de pino negro (Pinus uncinata) de los dos Parques Nacionales pirenaicos “Ordesa y Monte Perdido” y “Aigüestortes i Estany de Sant Maurici”.

Esta investigación ha sido liderada por Andrea Hevia, investigadora de CETEMAS y colaboradora del IPE-CSIC y, además, ha contado con personal científico de la Universidad de Barcelona y la Universidad Técnica de Múnich (Alemania). El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista Science of the Total Environment bajo el título “Towards a better understanding of long-term wood-chemistry variations in old-growth forests: A case study on ancient Pinus uncinata trees from the Pyrenees”.

Los autores de este trabajo han analizado los cambios temporales de la composición química de los anillos anuales de crecimiento de los árboles viejos del Pirineo, empleando dendroquímica y utilizando el análisis indirecto de la composición química de los anillos a escala anual y estacional a partir de un escáner especializado y no destructivo de maderas -Itrax multiscanner, Cox Analytical Systems- que usa como método la fluorescencia de rayos X. De este modo, han desarrollado una novedosa metodología que analiza los cambios atmosféricos en los últimos 700 años a escala anual, e incluso estacional, a partir de los anillos de crecimiento de los árboles.

Los investigadores e investigadoras observaron un incremento del contenido en elementos como el fósforo, azufre y cloro a partir del año 1850, periodo en el que comienza la revolución industrial en Europa y, por tanto, el aumento de las emisiones de algunos de estos elementos a la atmósfera. La fijación de estos componentes en los anillos de crecimiento de la madera se ha visto favorecida también por el aumento de las temperaturas a nivel global.

Este trabajo analiza datos de elementos químicos esenciales en el desarrollo de la madera como el calcio. De este modo, los autores concluyen que la nueva metodología permitirá entender mejor la dinámica de los ciclos biogeoquímicos de los bosques y su interacción con los efectos antropogénicos y climáticos, ya que permite comprender cómo los árboles gestionan los nutrientes a escalas anual y estacional durante siglos. 

Por otro lado, se han podido analizar por primera vez los efectos del cambio climático en relación con los ciclos de nutrientes en los bosques, así como el registro de eventos a nivel global. Por ejemplo, se ha podido conocer cómo las erupciones volcánicas que suceden en lugares remotos son recogidas por bosques de la Península Ibérica.

Para este equipo de investigación, “una vez comprobada que esta nueva metodología permite entender multitud de procesos biogeoquímicos asociados con los bosques y el medio ambiente a escala regional, el objetivo futuro será mejorar y ampliar las series de registro dendroquímico a otros tipos de bosque de la Cuenca Mediterránea, Europa o resto del planeta”, según comenta el investigador de la UPO Raúl Sánchez Salguero.

">
<p><br /></p><p>Un equipo internacional de personal investigador liderado por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla), CETEMAS (Asturias) y el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) (Zaragoza) ha desarrollado un estudio que concluye que <strong>el incremento de emisiones atmosféricas por el desarrollo industrial y la detección a nivel global de erupciones volcánicas pasadas,</strong> entre otros cambios químicos de la atmósfera, <strong>podrían ser registradas en los anillos anuales de crecimiento de los bosques centenarios de la Península Ibérica.</strong> </p><p>En concreto, en <a href=árboles viejos refugiados en la alta montaña de áreas remotas menos explotadas que otras que se encuentran a menor altitud. Se trata de los bosques subalpinos de pino negro (Pinus uncinata) de los dos Parques Nacionales pirenaicos “Ordesa y Monte Perdido” y “Aigüestortes i Estany de Sant Maurici”.

Esta investigación ha sido liderada por Andrea Hevia, investigadora de CETEMAS y colaboradora del IPE-CSIC y, además, ha contado con personal científico de la Universidad de Barcelona y la Universidad Técnica de Múnich (Alemania). El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista Science of the Total Environment bajo el título “Towards a better understanding of long-term wood-chemistry variations in old-growth forests: A case study on ancient Pinus uncinata trees from the Pyrenees”.

Los autores de este trabajo han analizado los cambios temporales de la composición química de los anillos anuales de crecimiento de los árboles viejos del Pirineo, empleando dendroquímica y utilizando el análisis indirecto de la composición química de los anillos a escala anual y estacional a partir de un escáner especializado y no destructivo de maderas -Itrax multiscanner, Cox Analytical Systems- que usa como método la fluorescencia de rayos X. De este modo, han desarrollado una novedosa metodología que analiza los cambios atmosféricos en los últimos 700 años a escala anual, e incluso estacional, a partir de los anillos de crecimiento de los árboles.

Los investigadores e investigadoras observaron un incremento del contenido en elementos como el fósforo, azufre y cloro a partir del año 1850, periodo en el que comienza la revolución industrial en Europa y, por tanto, el aumento de las emisiones de algunos de estos elementos a la atmósfera. La fijación de estos componentes en los anillos de crecimiento de la madera se ha visto favorecida también por el aumento de las temperaturas a nivel global.

Este trabajo analiza datos de elementos químicos esenciales en el desarrollo de la madera como el calcio. De este modo, los autores concluyen que la nueva metodología permitirá entender mejor la dinámica de los ciclos biogeoquímicos de los bosques y su interacción con los efectos antropogénicos y climáticos, ya que permite comprender cómo los árboles gestionan los nutrientes a escalas anual y estacional durante siglos. 

Por otro lado, se han podido analizar por primera vez los efectos del cambio climático en relación con los ciclos de nutrientes en los bosques, así como el registro de eventos a nivel global. Por ejemplo, se ha podido conocer cómo las erupciones volcánicas que suceden en lugares remotos son recogidas por bosques de la Península Ibérica.

Para este equipo de investigación, “una vez comprobada que esta nueva metodología permite entender multitud de procesos biogeoquímicos asociados con los bosques y el medio ambiente a escala regional, el objetivo futuro será mejorar y ampliar las series de registro dendroquímico a otros tipos de bosque de la Cuenca Mediterránea, Europa o resto del planeta”, según comenta el investigador de la UPO Raúl Sánchez Salguero.

" width="90" height="90" />
estudio publicado en la revista Nature en el que se analizaba el genoma del pulpo llegaba a la conclusión de que, debido a sus numerosos codificadores de proteínas y a la capacidad de su genoma de permitir que los tejidos modifiquen rápidamente proteínas para cambiar su función, es un animal que podría calificarse de alienígena.

Además, aspectos como su gran inteligencia -tiene nueve cerebros independientes, con uno por cada tentáculo- y su capacidad para aprender y recordar, le ponen en una liga distinta a otros invertebrados. Hace poco incluso se descubrió una “ciudad” a la que los científicos bautizaron como “Octlantis” donde existía una comunidad de una quincena de pulpos que habían construido sus propios hogares con arena y conchas.

Otra de sus fascinantes cualidades es su capacidad para cambiar de color y textura en décimas de segundo, mimetizándose así con el entorno con una sofisticación que deja a los camaleones en pañales. A modo de ejemplo, pueden llegar a adoptar la forma de un cangrejo en celo para atraer a crustáceos incautos. 

Precisamente esta propiedad de la piel del pulpo ha sido la fuente de inspiración de un equipo de científicos e ingenieros de la Universidad de Cornell (EEUU) en colaboración con Roger Hanlon, un experto en estos cefalópodos. Ya en 2014 este mismo equipo había descrito las técnicas de camuflaje utilizadas por los cefalópodos en el Journal of Morphology. Ahora se han propuesto imitarlas.

El sistema que han desarrollado, y cuyos resultados se han publicado en la revista Science, consiste en una delgada membrana de silicona que puede adoptar formas tridimensionales complejas. El material, que se activa neumáticamente, simula las papilas del pulpo, que son terminaciones musculares sin una estructura ósea subyacente como la lengua humana, para generar texturas. 

Las papilas de los calamares, por ejemplo, pueden adoptar una docena de formas, ya sea cónicas o de trilóbulo y retraerse en unos instantes para permitir al animal nadar sin que nada le entorpezca. "Nos llamó la atención la forma en que los cefalópodos cambiaban la textura de su piel así que nos hemos inspirado en la capacidad de sus músculos para generar tales cambios y hemos utilizado esas ideas en un método para controlar la forma de materiales elásticos y blandos”, ha declarado James Pikul, autor principal del estudio y profesor adjunto del Departamento de Ingeniería Mecánica y Mecánica Aplicada de la Universidad de Pensilvania.

“La piel sintética desarrollada por Pikul y su equipo se puede programar para que adopte diversas formas, ya sea piedras o plantas”

La membrana desarrollada por Pikul y su equipo se puede programar para que adopte diversas formas, ya sea piedras o plantas. Un robot recubierto con esta membrana sería capaz de mimetizarse, pues, con los elementos de su entorno. Sin embargo, el camuflaje no es su única función, ya que estos cambios de textura podrían permitir a la membrana absorber más luz y, por tanto, elevar su temperatura.

Los cefalópodos, una fuente de inspiración recurrente

Aunque esta membrana neumática es una de las tecnologías más avanzada de camuflaje hasta la fecha inspiradas en el mundo de los cefalópodos, no es la única. En 2014 un equipo de la Universidad de Illinois liderado por el profesor John Rogers presentó un prototipo de camuflaje optoelectrónico capaz de reconocer la luz y modificar su color en función del entorno. Sin embargo, se trataba de un sistema que solo reconocía escalas de gris y de aplicaciones mucho más limitadas que el sistema propuesto por Pikul. 

">
<p><br /></p><p>El año pasado un <a href=estudio publicado en la revista Nature en el que se analizaba el genoma del pulpo llegaba a la conclusión de que, debido a sus numerosos codificadores de proteínas y a la capacidad de su genoma de permitir que los tejidos modifiquen rápidamente proteínas para cambiar su función, es un animal que podría calificarse de alienígena.

Además, aspectos como su gran inteligencia -tiene nueve cerebros independientes, con uno por cada tentáculo- y su capacidad para aprender y recordar, le ponen en una liga distinta a otros invertebrados. Hace poco incluso se descubrió una “ciudad” a la que los científicos bautizaron como “Octlantis” donde existía una comunidad de una quincena de pulpos que habían construido sus propios hogares con arena y conchas.

Otra de sus fascinantes cualidades es su capacidad para cambiar de color y textura en décimas de segundo, mimetizándose así con el entorno con una sofisticación que deja a los camaleones en pañales. A modo de ejemplo, pueden llegar a adoptar la forma de un cangrejo en celo para atraer a crustáceos incautos. 

Precisamente esta propiedad de la piel del pulpo ha sido la fuente de inspiración de un equipo de científicos e ingenieros de la Universidad de Cornell (EEUU) en colaboración con Roger Hanlon, un experto en estos cefalópodos. Ya en 2014 este mismo equipo había descrito las técnicas de camuflaje utilizadas por los cefalópodos en el Journal of Morphology. Ahora se han propuesto imitarlas.

El sistema que han desarrollado, y cuyos resultados se han publicado en la revista Science, consiste en una delgada membrana de silicona que puede adoptar formas tridimensionales complejas. El material, que se activa neumáticamente, simula las papilas del pulpo, que son terminaciones musculares sin una estructura ósea subyacente como la lengua humana, para generar texturas. 

Las papilas de los calamares, por ejemplo, pueden adoptar una docena de formas, ya sea cónicas o de trilóbulo y retraerse en unos instantes para permitir al animal nadar sin que nada le entorpezca. "Nos llamó la atención la forma en que los cefalópodos cambiaban la textura de su piel así que nos hemos inspirado en la capacidad de sus músculos para generar tales cambios y hemos utilizado esas ideas en un método para controlar la forma de materiales elásticos y blandos”, ha declarado James Pikul, autor principal del estudio y profesor adjunto del Departamento de Ingeniería Mecánica y Mecánica Aplicada de la Universidad de Pensilvania.

“La piel sintética desarrollada por Pikul y su equipo se puede programar para que adopte diversas formas, ya sea piedras o plantas”

La membrana desarrollada por Pikul y su equipo se puede programar para que adopte diversas formas, ya sea piedras o plantas. Un robot recubierto con esta membrana sería capaz de mimetizarse, pues, con los elementos de su entorno. Sin embargo, el camuflaje no es su única función, ya que estos cambios de textura podrían permitir a la membrana absorber más luz y, por tanto, elevar su temperatura.

Los cefalópodos, una fuente de inspiración recurrente

Aunque esta membrana neumática es una de las tecnologías más avanzada de camuflaje hasta la fecha inspiradas en el mundo de los cefalópodos, no es la única. En 2014 un equipo de la Universidad de Illinois liderado por el profesor John Rogers presentó un prototipo de camuflaje optoelectrónico capaz de reconocer la luz y modificar su color en función del entorno. Sin embargo, se trataba de un sistema que solo reconocía escalas de gris y de aplicaciones mucho más limitadas que el sistema propuesto por Pikul. 

" width="90" height="90" />
cambio climático en los últimos años como consecuencia de factores naturales o antrópicos, como la minería, la deforestación, la mala gestión del agua o el incremento de gases de efecto invernadero han llevado a la sociedad a tomar conciencia de esta problemática. La sequía, que para este 2018 preocupa especialmente en nuestro país, es una de las consecuencias más visibles de este fenómeno y estudiar su evolución puede ofrecer nuevas perspectivas para luchar contra sus efectos.

Emplear herramientas basadas en la teledetección, una tecnología que provee de imágenes tomadas en diferentes fechas, para estudiar los índices de sequía de diferentes acuíferos y su evolución a lo largo del tiempo es el reto que se ha propuesto un equipo de  investigadores de la UPM.  

“Hemos tomado como referencia los datos disponibles sobre el reservorio acuoso del lago Poopó en Bolivia, el segundo más grande después del Lago Titicaca”, explica Estibaliz Martínez Izquierdo, PTU de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Informáticos. En este estudio también participan la profesora Elvira Martínez de Icaya, PTU de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sistemas Informáticos de la UPM, la doctoranda UPM Mayra Martínez y el doctor por la UPM, Diego Renza.

“La fuente de información para nuestro trabajo está constituida por datos obtenidos mediante Teledetección. Las imágenes utilizadas son imágenes multibanda registradas por los sensores Landsat 7-ETM+ y Landsat 8-OLI/TIRS, suministradas por el U. S. Geological Survey (USA)”, añade la investigadora.  Los datos, obtenidos mediante plataformas espaciales suponen una manera diferente y eficaz para evaluar la evolución de la sequía en este acuífero a lo largo de los años, concretamente desde 2004 hasta 2016.

“La ventaja del uso de este tipo de imágenes radica en que mediante su procesado y análisis se puede realizar un seguimiento medioambiental de ecosistemas tan ricos y variados como el Lago Poopó, punto de descanso de aves migratorias y medio de sustento para la población que habite en los alrededores, algo que quizás pudiera no ser posible mediante otro tipo de técnicas más localizadas”, explica Martínez Izquierdo.

El trabajo desarrollado por los investigadores de la UPM demuestra que la metodología basada en la obtención del Índice de la Diferencia Normalizada de Sequía (NDDI, Normalized Difference Drought Index) a partir de operaciones algebraicas sencillas aplicadas sobre las imágenes de satélite, resulta muy adecuada para obtener un buen indicador de sequía.

">
<p><br /></p><p>Los efectos del <a href=cambio climático en los últimos años como consecuencia de factores naturales o antrópicos, como la minería, la deforestación, la mala gestión del agua o el incremento de gases de efecto invernadero han llevado a la sociedad a tomar conciencia de esta problemática. La sequía, que para este 2018 preocupa especialmente en nuestro país, es una de las consecuencias más visibles de este fenómeno y estudiar su evolución puede ofrecer nuevas perspectivas para luchar contra sus efectos.

Emplear herramientas basadas en la teledetección, una tecnología que provee de imágenes tomadas en diferentes fechas, para estudiar los índices de sequía de diferentes acuíferos y su evolución a lo largo del tiempo es el reto que se ha propuesto un equipo de  investigadores de la UPM.  

“Hemos tomado como referencia los datos disponibles sobre el reservorio acuoso del lago Poopó en Bolivia, el segundo más grande después del Lago Titicaca”, explica Estibaliz Martínez Izquierdo, PTU de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Informáticos. En este estudio también participan la profesora Elvira Martínez de Icaya, PTU de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sistemas Informáticos de la UPM, la doctoranda UPM Mayra Martínez y el doctor por la UPM, Diego Renza.

“La fuente de información para nuestro trabajo está constituida por datos obtenidos mediante Teledetección. Las imágenes utilizadas son imágenes multibanda registradas por los sensores Landsat 7-ETM+ y Landsat 8-OLI/TIRS, suministradas por el U. S. Geological Survey (USA)”, añade la investigadora.  Los datos, obtenidos mediante plataformas espaciales suponen una manera diferente y eficaz para evaluar la evolución de la sequía en este acuífero a lo largo de los años, concretamente desde 2004 hasta 2016.

“La ventaja del uso de este tipo de imágenes radica en que mediante su procesado y análisis se puede realizar un seguimiento medioambiental de ecosistemas tan ricos y variados como el Lago Poopó, punto de descanso de aves migratorias y medio de sustento para la población que habite en los alrededores, algo que quizás pudiera no ser posible mediante otro tipo de técnicas más localizadas”, explica Martínez Izquierdo.

El trabajo desarrollado por los investigadores de la UPM demuestra que la metodología basada en la obtención del Índice de la Diferencia Normalizada de Sequía (NDDI, Normalized Difference Drought Index) a partir de operaciones algebraicas sencillas aplicadas sobre las imágenes de satélite, resulta muy adecuada para obtener un buen indicador de sequía.

" width="90" height="90" />
Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa”, y publicado este mes de enero en la revista Preventive Medicine (edición online 9 enero) ha analizado con detalle la relación entre calidad del aire y medios transporte y concluye que la ampliación de las redes de carriles bici en las ciudades podría aportar beneficios considerables para la salud y la economía.

El estudio forma parte del Proyecto PASTA (Physical Activity through Sustainable Transport Approaches) financiado por la Unión Europea y presenta el análisis de los datos de 167 ciudades europeas; donde la longitud de la red de vías ciclistas está asociada al tipo de transporte elegido, pudiendo aumentar la selección de la bicicleta como medio de transporte hasta el 24,7% del total de los desplazamientos. Es decir que si existieran más carriles bici, hasta una de cada cuatro personas escogería la bicicleta como medio para desplazarse diariamente.

El análisis estima que si en todas las ciudades estudiadas la bicicleta fuera seleccionada en el 24,7% de los desplazamientos, se podrían evitar más de 10.000 muertes prematuras al año.

“Este es el primer estudio que evalúa las asociaciones potenciales entre la longitud de la red de carriles bici, el tipo de transporte seleccionado y los impactos asociados en la salud en ciudades europeas”, afirma Natalie Mueller, investigadora de ISGlobal y primera autora de la publicación. 

La evaluación del impacto en la salud mostró que cambiar a la bicicleta como medio de transporte es beneficioso para la salud debido al aumento asociado de actividad física, “cuyos beneficios contrarrestan los efectos perjudiciales de la contaminación del aire y los accidentes de tráfico”, añade Mueller.

En las diferentes estimaciones que hicieron los investigadores, los mayores beneficios para la salud se basaron en el supuesto de que las ciudades disponían de carriles bici en todas las calles. En ese caso, Londres podría evitar hasta 1.210 muertes prematuras al año, seguida de Roma (433 muertes prematuras al año) y Barcelona (248 muertes prematuras al año). Solo con un incremento del 10% en la infraestructura ciclista, también se aumentaría significativamente el uso de bicicleta y se evitarían 21 muertes prematuras en Roma, 18 en Londres y 16 en Barcelona.

">
<p><br /></p><p>La creación de nuevos carriles bici y la ampliación de los ya existentes en nuestras ciudades provoca en ocasiones quejas de vecinos y entidades, en especial cuando los ciclistas no circulan con suficiente precaución. Desde el punto de vista de la calidad del aire, no obstante, <strong>cada vez es mayor el consenso científico sobre las mejoras que se consiguen adoptando este medio de transporte</strong> en sustitución de los vehículos con motor de combustión.</p><p>Un estudio liderado por el <a href=Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa”, y publicado este mes de enero en la revista Preventive Medicine (edición online 9 enero) ha analizado con detalle la relación entre calidad del aire y medios transporte y concluye que la ampliación de las redes de carriles bici en las ciudades podría aportar beneficios considerables para la salud y la economía.

El estudio forma parte del Proyecto PASTA (Physical Activity through Sustainable Transport Approaches) financiado por la Unión Europea y presenta el análisis de los datos de 167 ciudades europeas; donde la longitud de la red de vías ciclistas está asociada al tipo de transporte elegido, pudiendo aumentar la selección de la bicicleta como medio de transporte hasta el 24,7% del total de los desplazamientos. Es decir que si existieran más carriles bici, hasta una de cada cuatro personas escogería la bicicleta como medio para desplazarse diariamente.

El análisis estima que si en todas las ciudades estudiadas la bicicleta fuera seleccionada en el 24,7% de los desplazamientos, se podrían evitar más de 10.000 muertes prematuras al año.

“Este es el primer estudio que evalúa las asociaciones potenciales entre la longitud de la red de carriles bici, el tipo de transporte seleccionado y los impactos asociados en la salud en ciudades europeas”, afirma Natalie Mueller, investigadora de ISGlobal y primera autora de la publicación. 

La evaluación del impacto en la salud mostró que cambiar a la bicicleta como medio de transporte es beneficioso para la salud debido al aumento asociado de actividad física, “cuyos beneficios contrarrestan los efectos perjudiciales de la contaminación del aire y los accidentes de tráfico”, añade Mueller.

En las diferentes estimaciones que hicieron los investigadores, los mayores beneficios para la salud se basaron en el supuesto de que las ciudades disponían de carriles bici en todas las calles. En ese caso, Londres podría evitar hasta 1.210 muertes prematuras al año, seguida de Roma (433 muertes prematuras al año) y Barcelona (248 muertes prematuras al año). Solo con un incremento del 10% en la infraestructura ciclista, también se aumentaría significativamente el uso de bicicleta y se evitarían 21 muertes prematuras en Roma, 18 en Londres y 16 en Barcelona.

" width="90" height="90" />
1 de enero de 2017 no se podía aparcar en la zona de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) ni ir a más de 70 km/h en la M-30 y las vías de acceso a la ciudad en el interior de la M-40. 

Continuaba la resaca de polución que tres días antes había provocado la aplicación por primera vez del escenario 3, que solo permite la circulación de la mitad de las matrículas en función de su terminación par o impar. En 2017, a pesar de que se registraron más superaciones de los niveles permitidos que en el año anterior, no se llegó a activar ese escenario ningún día.

Un año más, el municipio de Madrid vuelve a incumplir la normativa sobre calidad del aire. Los esfuerzos del Ayuntamiento de Manuela Carmena por reducir los niveles de Dióxido de Nitrógeno (NO2) con la aplicación de su protocolo, vigente desde febrero de 2016, no han servido para reducir los niveles de este contaminante. Europa ya advirtió a España a principios de año de que el incumplimiento constante de los límites de contaminación que tiene lugar en Madrid supone un riesgo grave para la salud.

Según el análisis realizado por El Mundo DATA, el límite horario de NO2 se superó 326 veces en 2017, muy por encima del máximo permitido: 18 horas al año. En 2016 fueron 222 horas, 104 menos. Los vecinos que viven cerca de la plaza de Fernandez Ladreda (Plaza Elíptica), entre los barrios de Carabanchel y Usera, son los que respiran el aire más sucio, según las mediciones de los últimos siete años. 

En 2017 fueron 88 las horas que allí se superó el límite establecido. Sin embargo, el récord del peor dato registrado se lo lleva la estación de Escuelas Aguirre (situada en la Casa Árabe, donde confluyen las calles Alcalá y O´Donnell), que alcanzó a las 21 horas del 26 de octubre los 349 ug/m3.

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, explica que las condiciones de 2017 han sido especialmente adversas para la contaminación. "Hemos tenido muchos días de anticiclón precisamente en los meses de otoño", afirma. En 2016 la situación no fue tan exagerada, de hecho, las precipitaciones de este año superaron la media mientras que 2017 ha sido el segundo año más seco de la serie desde 1965.

Estas condiciones influyen directamente sobre la contaminación atmosférica: "No se mueve el aire porque la masa de aire que está por encima es cálida", explica. Esta situación no permite al aire más superficial y contaminado ascender y que exista cierta ventilación.

">

<p><br /></p><p>El año que dejamos comenzó con la activación del escenario 2 del protocolo por alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2). El día <a href=1 de enero de 2017 no se podía aparcar en la zona de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) ni ir a más de 70 km/h en la M-30 y las vías de acceso a la ciudad en el interior de la M-40. 

Continuaba la resaca de polución que tres días antes había provocado la aplicación por primera vez del escenario 3, que solo permite la circulación de la mitad de las matrículas en función de su terminación par o impar. En 2017, a pesar de que se registraron más superaciones de los niveles permitidos que en el año anterior, no se llegó a activar ese escenario ningún día.

Un año más, el municipio de Madrid vuelve a incumplir la normativa sobre calidad del aire. Los esfuerzos del Ayuntamiento de Manuela Carmena por reducir los niveles de Dióxido de Nitrógeno (NO2) con la aplicación de su protocolo, vigente desde febrero de 2016, no han servido para reducir los niveles de este contaminante. Europa ya advirtió a España a principios de año de que el incumplimiento constante de los límites de contaminación que tiene lugar en Madrid supone un riesgo grave para la salud.

Según el análisis realizado por El Mundo DATA, el límite horario de NO2 se superó 326 veces en 2017, muy por encima del máximo permitido: 18 horas al año. En 2016 fueron 222 horas, 104 menos. Los vecinos que viven cerca de la plaza de Fernandez Ladreda (Plaza Elíptica), entre los barrios de Carabanchel y Usera, son los que respiran el aire más sucio, según las mediciones de los últimos siete años. 

En 2017 fueron 88 las horas que allí se superó el límite establecido. Sin embargo, el récord del peor dato registrado se lo lleva la estación de Escuelas Aguirre (situada en la Casa Árabe, donde confluyen las calles Alcalá y O´Donnell), que alcanzó a las 21 horas del 26 de octubre los 349 ug/m3.

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, explica que las condiciones de 2017 han sido especialmente adversas para la contaminación. "Hemos tenido muchos días de anticiclón precisamente en los meses de otoño", afirma. En 2016 la situación no fue tan exagerada, de hecho, las precipitaciones de este año superaron la media mientras que 2017 ha sido el segundo año más seco de la serie desde 1965.

Estas condiciones influyen directamente sobre la contaminación atmosférica: "No se mueve el aire porque la masa de aire que está por encima es cálida", explica. Esta situación no permite al aire más superficial y contaminado ascender y que exista cierta ventilación.

" width="90" height="90" />
temperaturas no tiene freno y 2017 confirmó que los termómetros han escalado en Cataluña 1,5 grados centígrados por encima de la media climática. Además, no llueve lo que debería. Hay sectores y actividades que sufren especialmente las consecuencias del calentamiento atmosférico y buscan soluciones para no perecer víctimas del cambio climático. Es el caso de la industria turística, en especial la relacionada con el esquí, y de la agricultura, sobre todo el sector del vino. Algunas bodegas se plantean ya desplazar los viñedos más al norte para no perder calidad.

Scott Pruitt es un hombre tan tibio con las cuestiones medioambientales que logró ser el escogido por Donald Trump para dirigir la Agencia de Protección del Medio Ambiente. Las consecuencias que tiene el cambio climático son tan patentes que incluso un descreído como Pruitt ha señalado esta semana que es “indudable” que el clima padece alteraciones. La temperatura de la superficie terrestre y oceánica de la Tierra en 2017 se situó casi un grado centígrado por encima del promedio del siglo XX. 

En España, 2017 fue el año más cálido desde 1965, cuando comenzaron los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). También fue el segundo más seco. En Cataluña, la temperatura media anual superó en medio grado la del periodo de referencia 1961-90. El Servicio de Meteorología de Cataluña destaca que la anomalía fue más marcada en algunas zonas del Prepirineo y en puntos del litoral, sobre todo de la provincia de Barcelona. Allí, la temperatura media anual ha llegado a superar en 1,5 grados centígrados la media climática.

La imparable escalada de los termómetros tiene consecuencias en todos los ámbitos, pero algunos sectores las sufren más. Miguel A. Torres, presidente de Bodegas Torres, avisa de que la viticultura tiene un serio problema a la vuelta de la esquina. “El aumento de temperaturas provoca que la vendimia se avance, lo que a su vez conlleva un desajuste entre la maduración de la uva, que marca el grado de alcohol del vino, y la maduración fenólica, es decir, la de aquellos componentes que nos van a aportar la mayor parte de aromas de un vino”. 

El desbarajuste, añade, conlleva consecuencias para la calidad de los vinos. Lidiar con el progresivo caldeo de la tierra no plantea una solución sencilla: “Habrá que plantearse desplazar los viñedos más hacia el norte o a mayor altura para buscar temperaturas más frías”, dice el bodeguero.

Ya en 1997, Torres adquirió 200 hectáreas en el Pallars para plantar viñedos a 950 metros sobre el nivel del mar. También tiene una finca experimental en altura en Benabarre (Huesca). Miguel A. Torres abre la puerta a sustituir variedades de uva por otras que aguanten mejor el calor: “En algunas zonas, podríamos plantar monastrell en lugar de tempranillo, y tempranillo en lugar de pinot noir”. Esta estrategia terminaría por redibujar las características de las denominaciones de origen, ya que algunas zonas de producción perderían la uva que ahora les da popularidad y prestigio. “No se dejarán de hacer vinos, pero ya no serán los vinos a los que los consumidores están acostumbrados”, concluye.

">
<p><br /></p><p>No hay vuelta atrás. <strong>El progresivo aumento de las <a href=temperaturas no tiene freno y 2017 confirmó que los termómetros han escalado en Cataluña 1,5 grados centígrados por encima de la media climática. Además, no llueve lo que debería. Hay sectores y actividades que sufren especialmente las consecuencias del calentamiento atmosférico y buscan soluciones para no perecer víctimas del cambio climático. Es el caso de la industria turística, en especial la relacionada con el esquí, y de la agricultura, sobre todo el sector del vino. Algunas bodegas se plantean ya desplazar los viñedos más al norte para no perder calidad.

Scott Pruitt es un hombre tan tibio con las cuestiones medioambientales que logró ser el escogido por Donald Trump para dirigir la Agencia de Protección del Medio Ambiente. Las consecuencias que tiene el cambio climático son tan patentes que incluso un descreído como Pruitt ha señalado esta semana que es “indudable” que el clima padece alteraciones. La temperatura de la superficie terrestre y oceánica de la Tierra en 2017 se situó casi un grado centígrado por encima del promedio del siglo XX. 

En España, 2017 fue el año más cálido desde 1965, cuando comenzaron los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). También fue el segundo más seco. En Cataluña, la temperatura media anual superó en medio grado la del periodo de referencia 1961-90. El Servicio de Meteorología de Cataluña destaca que la anomalía fue más marcada en algunas zonas del Prepirineo y en puntos del litoral, sobre todo de la provincia de Barcelona. Allí, la temperatura media anual ha llegado a superar en 1,5 grados centígrados la media climática.

La imparable escalada de los termómetros tiene consecuencias en todos los ámbitos, pero algunos sectores las sufren más. Miguel A. Torres, presidente de Bodegas Torres, avisa de que la viticultura tiene un serio problema a la vuelta de la esquina. “El aumento de temperaturas provoca que la vendimia se avance, lo que a su vez conlleva un desajuste entre la maduración de la uva, que marca el grado de alcohol del vino, y la maduración fenólica, es decir, la de aquellos componentes que nos van a aportar la mayor parte de aromas de un vino”. 

El desbarajuste, añade, conlleva consecuencias para la calidad de los vinos. Lidiar con el progresivo caldeo de la tierra no plantea una solución sencilla: “Habrá que plantearse desplazar los viñedos más hacia el norte o a mayor altura para buscar temperaturas más frías”, dice el bodeguero.

Ya en 1997, Torres adquirió 200 hectáreas en el Pallars para plantar viñedos a 950 metros sobre el nivel del mar. También tiene una finca experimental en altura en Benabarre (Huesca). Miguel A. Torres abre la puerta a sustituir variedades de uva por otras que aguanten mejor el calor: “En algunas zonas, podríamos plantar monastrell en lugar de tempranillo, y tempranillo en lugar de pinot noir”. Esta estrategia terminaría por redibujar las características de las denominaciones de origen, ya que algunas zonas de producción perderían la uva que ahora les da popularidad y prestigio. “No se dejarán de hacer vinos, pero ya no serán los vinos a los que los consumidores están acostumbrados”, concluye.

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

07/11/2014

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies