¿Cómo responde un ecosistema a la sequía? - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Noticias más leídas (últimos 7 días)

  1. El árbol que produce 40 tipos de frutas (455 veces leída)
  2. Formas de detener el cambio climático (416 veces leída)
  3. El árbol de Navidad que debes comprar este año (384 veces leída)
  4. El futuro de la basura (366 veces leída)
  5. Curiosidades que quizás no sabías acerca del invierno (365 veces leída)

Lo más comentado


"No encontramos cómo votar en el concurso de fotografia..."


"Porqué hay qué hacer las prevenciones después de los desastres ecológicos pues esto tambi..."


"Entonces no se equivocó tanto......"

AGENDA AMBIENTAL DICIEMBRE 2017

  • World Efficiency Solutions 2017
  • Día Internacional de las montañas en el Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos
  • Convocatoria de subvenciones para la realización de proyectos de investigación científica en la Red de Parques Nacionales 2017

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Actualidad Ambiental

¿Cómo responde un ecosistema a la sequía?

Internacional


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


Investigadores de la UBA integran la red de experimentos coordinados Drought-Net que estudia la respuesta de los ecosistemas terrestres a la sequía. Cuenta con 60 sitios experimentales en todo el planeta. En Sudamérica existen 17, de los cuales 14 están en Argentina

Una de las predicciones del Cambio Climático Global (CCG) es que existe una alta probabilidad de que en este siglo las sequías impacten más severa y frecuentemente sobre una cantidad de ecosistemas terrestres, acompañando el aumento de la temperatura. Sin embargo, no todos los ecosistemas responden igual, y la ciencia aún no ha podido explicar las causas de esas diferencias ni entender qué factores hay detrás de esas respuestas. Ponerlos en claro será clave no sólo para conocer mejor cómo funciona el mundo que habitamos, sino también para entender y mejorar el manejo de los sistemas productivos.

En este sentido, las redes de experimentos coordinados (RECs) abren una nueva perspectiva, tal como lo señala Laura Yahdjian, investigadora adjunta del CONICET, profesora adjunta de la cátedra de Ecología (FAUBA) y miembro del comité científico de la Drought-Net. “Esta es una nueva red internacional de experimentos coordinados que tiene como objetivo estudiar la sensibilidad, o la respuesta, de los ecosistemas terrestres a los eventos de sequía. Así como vemos que, en el marco del CCG, aumentan la temperatura y el CO2 en la atmósfera, también estamos viendo que crece la frecuencia y la intensidad de los eventos de sequía. Si bien los distintos ecosistemas del planeta reaccionan de formas diferentes, en general las sequías los afectan a todos en algún momento. De ahí nuestra preocupación por ver cuán sensibles son los distintos sistemas y a qué se deben esas diferencias.”

A cada sistema le llega su sequía

Los pronósticos del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Global) indican que en este siglo, las áreas más afectadas por la sequía serán el sur y el centro de Europa, la región mediterránea, el centro de América del Norte, América Central y México, el noreste de Brasil y Sudáfrica. Al respecto, Laura explica: “La frecuencia de sequías está aumentando en todo el planeta, sobre todo en las regiones áridas. En un futuro no muy lejano, tanto los sistemas naturales como los productivos se van a ver afectados en mayor o menor medida, y esto va a tener consecuencias sobre la agricultura, la ganadería, la producción de madera, el suministro de agua, la salud humana, la producción de energía, etc. Los seres humanos dependemos de los sistemas naturales, y de ahí la necesidad de aumentar nuestro conocimiento de su funcionamiento y sus respuestas a la sequía.”

Detrás de la pregunta ¿Cómo responde un ecosistema a la sequía? existen al menos dos intereses. Desde el punto de vista de la ciencia, se busca tratar de esclarecer una curiosidad genuina acerca de los mecanismos de estas respuestas. En otros casos —no necesariamente contrapuestos— se tiene una preocupación aplicada, productiva, y así lo explica la científica: “Nuestra investigación tiene una aplicación muy concreta. Como los sistemas productivos se rigen por las mismas leyes que los naturales, mucho de lo que sabemos o podemos predecir en relación a los cultivos o a las capacidades productivas de los ecosistemas las ‘sacamos’ primero de la naturaleza. Los conocimientos que vamos a obtener al poner en marcha la red nos servirán para entender mejor todos los ecosistemas, incluidos los productivos.”

La red

Las redes de RECs son ideales para realizar estudios comparativos a distintas escalas, desde una región particular hasta el planeta entero ya que, a diferencia de los experimentos tradicionales, que se llevan a cabo en sitios específicos y con metodologías diferentes, los coordinados usan una metodología común estandarizada. “Que los experimentos individuales de sequía sean difíciles de comparar no significa que los estudios anteriores no sirvan. Por el contrario, nos han permitido conocer cómo la sequía afecta el crecimiento de las plantas. Por ejemplo, la bibliografía indica que ese impacto es más grande en los sistemas húmedos que en los áridos, donde las lluvias son naturalmente muy variables; un año llueve muy poco, otro llueve mucho, otro llueve normal. Al haber evolucionado en estas condiciones, los organismos sufren menos las sequías que aquellos que lo hicieron con precipitaciones homogéneas y abundantes todos los años. Del mismo modo, algunos estudios previos muestran que los ecosistemas más diversos se ven menos afectados por la sequía que aquellos que tienen pocas especies. Estas hipótesis se podrán comprobar muy bien con nuestra red ya que vamos a poder comparar los resultados de sitios distribuidos en un amplio rango de ecosistemas (desde áridos hasta húmedos y desde poco diversos hasta muy diversos, como las selvas).”

“Nuestra red Drought-Net va a cubrir virtualmente todo el planeta, desde China a Estados Unidos, África, Australia e Europa; incluso Argentina”, señala Yahdjian, y agrega: “Todos los experimentos empezarán al mismo tiempo, durarán varios años, serán a campo y emplearán los mismos protocolos de mediciones y metodologías. Usaremos parcelas de 4 a 6 m2, cubiertas con techos transparentes que interceptan parte de la precipitación. Al reducir la cantidad de lluvia que llega al suelo estaremos simulando un evento de sequía. Luego compararemos los resultados obtenidos en esa situación contra los de un tratamiento control que recibirá todas las lluvias del año. ¿Qué variables vamos a registrar? Entre otras, las relacionadas con la biodiversidad, la productividad y las redes tróficas de los ecosistemas. Confiamos en que las diferencias que se observen dependerán de la cantidad de lluvia que llegue al suelo”.

En la actualidad, esta red cuenta con 60 sitios en todo el mundo. Si bien la mayoría está en Estados Unidos y Europa, en Sudamérica existen 17, de los cuales 14 se ubican en Argentina, cubriendo desde la Patagonia hasta la Región Pampeana, Cuyo y el centro del país. “Cada uno de estos sitios va a estar a cargo de un grupo de investigación distinto”, aclara Laura, y continúa: “Esta es una característica de las redes de experimentos coordinados. Este punto es clave a la hora de interpretar los resultados porque cada grupo conoce profundamente los sistemas en los que trabaja. Los investigadores a cargo de los experimentos en Argentina pertenecen al INTA, al CONICET y a Universidades Nacionales”, comenta Yahdjian. “Además, estamos contemplando en el futuro agregar nuevos sitios experimentales que incluyan sistemas productivos. De hecho, sabemos que algunos de los grupos de investigación van a incorporar cultivos”.

La red Drought-Net no es la primera red de experimentos coordinados, pero probablemente sí la más nueva. Otros ejemplos de redes de experimentos en ecología y ciencias ambientales actualmente en marcha incluyen, por ejemplo, a la NutNet (Nutrient Network) y a la LTER (Long-Term Ecological Research). Por su parte, Laura Yahdjian explica así el nacimiento de la Drought-Net. “La iniciativa y el proyecto original surgieron de un grupo de investigadores estadounidenses. El financiamiento proviene de la NSF (National Science Foundation), entidad que aporta los fondos para la mayoría de las investigaciones en los Estados Unidos. Estos fondos estarán destinados principalmente a organizar reuniones científicas en las que los investigadores de la red discutiremos temas como el mejor diseño de los experimentos, los protocolos más convenientes, cómo vamos a compartir los resultados o cómo los vamos a analizar. En cuanto a los experimentos en sí, cada grupo los financiará en sus propios sitios de estudio. La luz verde de largada se encenderá a fines de este año. Mientras tanto, esperamos que el proyecto siga creciendo y sumando más grupos de investigación y sitios experimentales.”

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

ecosistema, sequía, agua,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\boletino\noticias\Como-responde-un-ecosistema-a-la-sequia.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//boletino/noticias/Como-responde-un-ecosistema-a-la-sequia.asp?id=57688

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

Acuerdo de París sustituirá a Kioto en 2020 con obligaciones por primera vez para todos los países- la clave está, según los expertos, en que el dinero vaya a las inversiones necesarias para evitar que la temperatura del planeta aumente más de dos grados.

La “fiesta” a la que Trump no está invitado

Con el fin de hacer un llamamiento al cambio de flujos financieros -de actividades que generan emisiones a otras que las reduzcan o no las produzcan-, París alberga esta semana la cumbre “Un Planeta” (One Planet, en inglés), a la que asistirán más de 50 jefes de Estado y Gobierno, además de altos representantes del mundo financiero.

La cita, coincidente con el segundo aniversario de la adopción del Acuerdo de París, surge a iniciativa del presidente francés, Emmanuel Macron, está respaldada por la ONU y el Banco Mundial, y a la misma no ha sido invitado el presidente estadounidense, Donald Trump, el único que ha pedido salir del pacto del clima.

“Lo más importante es que esta falta de entendimiento de la gravedad del cambio climático por parte del político de turno -en referencia a Trump- no ha logrado hacer perder la confianza en el Acuerdo de París”, señala a Efe Christiana Figueres, jefa de cambio climático de la ONU cuando se logró ese pacto en 2015.

Figueres afirma que la cita de París tiene el objetivo de que “cada dólar o euro vaya al lugar correcto, y se dejen de financiar actividades que dañen el planeta y pongan en riesgo el bienestar humano”.

Anuncios 

En esa línea, la expectativa es que el martes salgan de París anuncios de coaliciones de fondos soberanos de pensiones, de grandes aseguradoras o de fondos de inversión comprometiéndose a mover el dinero que actualmente tienen en combustibles fósiles a renovables, coche eléctrico u otras tecnologías limpias.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, presentará la hoja de ruta de la UE para las finanzas sostenibles; se esperan adhesiones de países a la Plataforma 2050, de países que se comprometen a ser neutros en emisiones ese año; y a la alianza de países que se comprometen a abandonar el carbón.

España forma parte de la primera, pero no de la segunda. Además, se espera una declaración de la Organización Marítima Internacional (IMO, por sus siglas en inglés) con un compromiso de reducción de emisiones en el sector de la navegación, y la creación de una otra alianza de cooperación para promover la electrificación del transporte.

">
<h2>El Aniversario del Acuerdo de París acelera el cambio de modelo económico para luchar contra el cambio climático</h2><p>Una vez pactado el marco de cooperación internacional de lucha contra el calentamiento mediante estos dos tratados -el <a href=Acuerdo de París sustituirá a Kioto en 2020 con obligaciones por primera vez para todos los países- la clave está, según los expertos, en que el dinero vaya a las inversiones necesarias para evitar que la temperatura del planeta aumente más de dos grados.

La “fiesta” a la que Trump no está invitado

Con el fin de hacer un llamamiento al cambio de flujos financieros -de actividades que generan emisiones a otras que las reduzcan o no las produzcan-, París alberga esta semana la cumbre “Un Planeta” (One Planet, en inglés), a la que asistirán más de 50 jefes de Estado y Gobierno, además de altos representantes del mundo financiero.

La cita, coincidente con el segundo aniversario de la adopción del Acuerdo de París, surge a iniciativa del presidente francés, Emmanuel Macron, está respaldada por la ONU y el Banco Mundial, y a la misma no ha sido invitado el presidente estadounidense, Donald Trump, el único que ha pedido salir del pacto del clima.

“Lo más importante es que esta falta de entendimiento de la gravedad del cambio climático por parte del político de turno -en referencia a Trump- no ha logrado hacer perder la confianza en el Acuerdo de París”, señala a Efe Christiana Figueres, jefa de cambio climático de la ONU cuando se logró ese pacto en 2015.

Figueres afirma que la cita de París tiene el objetivo de que “cada dólar o euro vaya al lugar correcto, y se dejen de financiar actividades que dañen el planeta y pongan en riesgo el bienestar humano”.

Anuncios 

En esa línea, la expectativa es que el martes salgan de París anuncios de coaliciones de fondos soberanos de pensiones, de grandes aseguradoras o de fondos de inversión comprometiéndose a mover el dinero que actualmente tienen en combustibles fósiles a renovables, coche eléctrico u otras tecnologías limpias.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, presentará la hoja de ruta de la UE para las finanzas sostenibles; se esperan adhesiones de países a la Plataforma 2050, de países que se comprometen a ser neutros en emisiones ese año; y a la alianza de países que se comprometen a abandonar el carbón.

España forma parte de la primera, pero no de la segunda. Además, se espera una declaración de la Organización Marítima Internacional (IMO, por sus siglas en inglés) con un compromiso de reducción de emisiones en el sector de la navegación, y la creación de una otra alianza de cooperación para promover la electrificación del transporte.

" width="90" height="90" />
economía circular. Nos gustaría citar los que permiten a los clientes devolver el producto después de su uso, y la servitización, es decir los que cambian propiedad por uso del bien. Para que se desarrollen modelos de negocio innovadores deben alinearse los canales de distribución y de comunicación con el cliente para que la generación de valor sea óptima y se cierre el ciclo de materiales y energía.

5. Recuperar

En última instancia, y como paso previo a iniciar de nuevo el círculo virtuoso, los residuos pueden ser recuperados de dos maneras: como un recurso biológico que puede ser devuelto a la Biosfera, o como un recurso técnico que puede ser reincorporado a la Tecnosfera.

Para terminar, nos gustaría enclavar estos campos de acción de la economía circular en el mercado. Y lo vamos a hacer por medio de una perspectiva de tres niveles de acuerdo con la influencia de los grupos de interés y su nivel de integración:

  • En el nivel micro o individual, las empresas se centran en la mejora de sus propios procesos y prácticas, el uso de energía limpia, un consumo eficaz de las materias primas, el ecodiseño de sus productos, la implementación de ecoetiquetas, la trazabilidad para disminuir su huella ambiental, entre otras iniciativas.
  • En segundo lugar, encontramos el nivel meso, donde las organizaciones empiezan a interactuar en red para compartir recursos y revalorizar o reutilizar residuos como en los parques que practican la Simbiosis Industrial.
  • Finalizamos con el nivel macro, donde aparecen las iniciativas desarrolladas en ámbitos supralocales como son la smart city y los territorios inteligentes.

">
<h2>¿Cómo se consigue que la economía sea circular?</h2><p>Vamos a ver en qué consisten los campos de acción en los que hace foco la economía para hacerse circular para que nos sea más fácil identificarlos en nuestra <strong>transición del modelo lineal al circular:</strong></p><h3>1. Extraer</h3><p>Entendemos como <strong>extraer</strong> la forma en que las industrias se abastecen de los recursos de su entorno. Este primer paso requiere una especial atención para que las empresas logren realizar un <strong>uso más eficaz y responsable</strong> de los recursos biológicos y técnicos.</p><h3>2. Transformar</h3><p>Con el punto de partida de los recursos obtenidos en el paso anterior debemos <strong>procurar desarrollar los productos y servicios lo más sostenibles posible.</strong></p><h3>3. Distribuir</h3><p>Ahora hablamos de <strong>cómo el producto o servicio se le entrega al cliente.</strong> Las empresas deben garantizar la <strong>trazabilidad</strong> de sus productos y trabajar por <strong>reducir el impacto ambiental,</strong> tanto de sus rutas como embalajes y envases que emplean.</p><h3>4. Usar</h3><p>Una vez el producto está a disposición del consumidor, tenemos que trabajar <strong>reducir el impacto de la energía asociada a su uso.</strong></p><p>Aquí tienen mucho que decir los modelos de negocio asociados a la <a href=economía circular. Nos gustaría citar los que permiten a los clientes devolver el producto después de su uso, y la servitización, es decir los que cambian propiedad por uso del bien. Para que se desarrollen modelos de negocio innovadores deben alinearse los canales de distribución y de comunicación con el cliente para que la generación de valor sea óptima y se cierre el ciclo de materiales y energía.

5. Recuperar

En última instancia, y como paso previo a iniciar de nuevo el círculo virtuoso, los residuos pueden ser recuperados de dos maneras: como un recurso biológico que puede ser devuelto a la Biosfera, o como un recurso técnico que puede ser reincorporado a la Tecnosfera.

Para terminar, nos gustaría enclavar estos campos de acción de la economía circular en el mercado. Y lo vamos a hacer por medio de una perspectiva de tres niveles de acuerdo con la influencia de los grupos de interés y su nivel de integración:

  • En el nivel micro o individual, las empresas se centran en la mejora de sus propios procesos y prácticas, el uso de energía limpia, un consumo eficaz de las materias primas, el ecodiseño de sus productos, la implementación de ecoetiquetas, la trazabilidad para disminuir su huella ambiental, entre otras iniciativas.
  • En segundo lugar, encontramos el nivel meso, donde las organizaciones empiezan a interactuar en red para compartir recursos y revalorizar o reutilizar residuos como en los parques que practican la Simbiosis Industrial.
  • Finalizamos con el nivel macro, donde aparecen las iniciativas desarrolladas en ámbitos supralocales como son la smart city y los territorios inteligentes.

" width="90" height="90" />
pobreza energética en España y de que entre el 6 y el 21% de los hogares está en esta situación. La pobreza energética no solo crea diferencias en calidad de vida entre diferentes grupos sociales, sino que además tiene efectos sobre la salud de aquellos que la padecen, especialmente cuando se trata de niños y de ancianos. Algunos problemas de corazón, de circulación o respiratorios están muy ligados a los efectos de vivir en un hogar en el que la temperatura no es la adecuada, por ejemplo.

Por tanto, luchar contra la pobreza energética es muy importante y necesita implicar a todos los diferentes organismos que pueden hacer algo en contra de ello. En los últimos años, se han puesto en marcha medidas para prevenir los efectos de la pobreza energética y garantizar el acceso a la energía de la población de riesgo. Al mismo tiempo se han realizado campañas de concienciación que nos han enseñado la importancia de la energía y de su consumo responsable, así como el modo en el que debemos preparar nuestros hogares para ser más sostenibles y más eficientes en términos de energía.

Así, por ejemplo, el hecho de que cada vez seamos más conscientes de la importancia de comprender el gasto que tendrán nuestros electrodomésticos o de cómo el aislamiento de nuestro hogar nos protege contra las inclemencias del tiempo y nos hace gastar menos energía son consecuencias de este mayor esfuerzo en formación.

Conocimientos contra la pobreza energética

Y es que tener toda la información disponible a nuestro alcance es una de las herramientas decisivas que nos ayuda a luchar contra los efectos de la pobreza energética. Es necesario formar a los consumidores, para que conozcan tanto sus derechos en cuestiones de energía como la manera de hacer que sus hogares sean más sostenibles y eficientes, como también lo es el formar a quienes les pueden ayudar, como es el caso de los trabajadores de las ONGs.

Plan de formación contra la pobreza energética de Endesa

En este último punto es el que se enmarca el plan de formación puesto en marcha por Endesa, la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social del Estado Español (EAPN-ES). Los cursos están destinados a los profesionales y voluntarios de las organizaciones no gubernamentales y les ayudará a conocer mejor qué pueden hacer en materias como pueden ser el poner en marcha medidas de ahorro y eficiencia energética en el hogar o la optimización de la factura eléctrica.

">
<h2>¿Qué es la pobreza energética?</h2><h3>Más de 5 millones de personas sufren pobreza energética</h3><p>Algunos estudios dan cifras bastante preocupantes sobre la cuestión. Algunas estadísticas hablan de que unos <strong>5 millones de personas sufren los efectos de la <a href=pobreza energética en España y de que entre el 6 y el 21% de los hogares está en esta situación. La pobreza energética no solo crea diferencias en calidad de vida entre diferentes grupos sociales, sino que además tiene efectos sobre la salud de aquellos que la padecen, especialmente cuando se trata de niños y de ancianos. Algunos problemas de corazón, de circulación o respiratorios están muy ligados a los efectos de vivir en un hogar en el que la temperatura no es la adecuada, por ejemplo.

Por tanto, luchar contra la pobreza energética es muy importante y necesita implicar a todos los diferentes organismos que pueden hacer algo en contra de ello. En los últimos años, se han puesto en marcha medidas para prevenir los efectos de la pobreza energética y garantizar el acceso a la energía de la población de riesgo. Al mismo tiempo se han realizado campañas de concienciación que nos han enseñado la importancia de la energía y de su consumo responsable, así como el modo en el que debemos preparar nuestros hogares para ser más sostenibles y más eficientes en términos de energía.

Así, por ejemplo, el hecho de que cada vez seamos más conscientes de la importancia de comprender el gasto que tendrán nuestros electrodomésticos o de cómo el aislamiento de nuestro hogar nos protege contra las inclemencias del tiempo y nos hace gastar menos energía son consecuencias de este mayor esfuerzo en formación.

Conocimientos contra la pobreza energética

Y es que tener toda la información disponible a nuestro alcance es una de las herramientas decisivas que nos ayuda a luchar contra los efectos de la pobreza energética. Es necesario formar a los consumidores, para que conozcan tanto sus derechos en cuestiones de energía como la manera de hacer que sus hogares sean más sostenibles y eficientes, como también lo es el formar a quienes les pueden ayudar, como es el caso de los trabajadores de las ONGs.

Plan de formación contra la pobreza energética de Endesa

En este último punto es el que se enmarca el plan de formación puesto en marcha por Endesa, la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social del Estado Español (EAPN-ES). Los cursos están destinados a los profesionales y voluntarios de las organizaciones no gubernamentales y les ayudará a conocer mejor qué pueden hacer en materias como pueden ser el poner en marcha medidas de ahorro y eficiencia energética en el hogar o la optimización de la factura eléctrica.

" width="90" height="90" />
hormiga “Camponotini”.

El hongo encuentra su camino debajo del exoesqueleto de la hormiga, comienza a consumir tejido blando y toma el control de su cuerpo. Poco después, por mecanismos desconocidos, hace que la hormiga abandone su hormiguero. La hormiga encuentra una hoja, la muerde con un “agarre mortal” y muere.

A partir de ese momento el hongo continúa creciendo y pudriéndose dentro del cuerpo de la hormiga, atravesando en algún momento la cabeza de la hormiga y liberando sus esporas de hongos. Todo este proceso puede durar más de diez días.

Entonces la hormiga termina su vida como prisionero en su propio cuerpo. Su cerebro todavía está dentro de ella, pero el control ya le pertenece a el hongo zombie-ant.

Unos días más tarde, el hongo libera esporas para infectar a más hormigas. Algunas especies de hormigas reconocen a las compañeras de colonia infectadas y las llevan lejos para proteger al resto de la colonia.

">
<h2>Hormigas que se convierten en zombies si son infectadas por un hongo </h2><p>Como otros hongos patogénicos para los insectos en el género de los <em>Ophiocordyceps, C. Unilateralis</em> ataca comúnmente a la <a href=hormiga “Camponotini”.

El hongo encuentra su camino debajo del exoesqueleto de la hormiga, comienza a consumir tejido blando y toma el control de su cuerpo. Poco después, por mecanismos desconocidos, hace que la hormiga abandone su hormiguero. La hormiga encuentra una hoja, la muerde con un “agarre mortal” y muere.

A partir de ese momento el hongo continúa creciendo y pudriéndose dentro del cuerpo de la hormiga, atravesando en algún momento la cabeza de la hormiga y liberando sus esporas de hongos. Todo este proceso puede durar más de diez días.

Entonces la hormiga termina su vida como prisionero en su propio cuerpo. Su cerebro todavía está dentro de ella, pero el control ya le pertenece a el hongo zombie-ant.

Unos días más tarde, el hongo libera esporas para infectar a más hormigas. Algunas especies de hormigas reconocen a las compañeras de colonia infectadas y las llevan lejos para proteger al resto de la colonia.

" width="90" height="90" />
cambio climático puede tener en la agricultura  son una de las principales preocupaciones de la sociedad, pero también de los científicos, que trabajan para preverlos y para intentar atenuarlos. Un equipo de investigadores del Departamento de Economía Agraria de la Universidad Politécnica de Madrid acaba de publicar un estudio sobre los efectos biofísicos y económicos que el cambio climático tendrá sobre la agricultura europea para el año 2030.

El estudio emplea un enfoque de modelización bioeconómica para analizar el efecto de los cambios en rendimiento en la producción agraria considerando al mismo tiempo la respuesta de los mercados. “Para ello combinamos el modelo WOFOST, que simula los cambios inducidos por el cambio climático en el rendimientos de los cultivos, con el modelo agroeconómico CAPRI. Con este último, estimamos los efectos en términos de superficies de cultivo, producciones, precios y comercio agrario”, explica María Blanco, investigadora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas y una de las autoras del estudio.

Dado que los efectos del cambio climático están rodeados de una gran incertidumbre, el estudio llevado a cabo por los expertos de la UPM contempla distintos escenarios potenciales para 2030. Estos escenarios se construyen combinando: 

  • 1) El escenario socioeconómico SSP2 (Shared Socioeconomic Pathway 2), que representa un desarrollo socioeconómico en 2030 en línea con el actual (misma tendencia demográfica, económica, tecnológica, institucional y social).
  • 2) El escenario de emisiones de gases de efecto invernadero más extremo, correspondiente al RCP 8.5 (Representative Concentration Pathway 8.5.
  • 3) Las proyecciones climáticas de tres modelos de circulación global (HadGEM2-ES, IPSL-CM5A-LR y MIROC). 
  • 4) La fertilización carbónica, es decir, grado de los efectos que el incremento del CO2 atmosférico tendrá en la productividad de los cultivos.

“Los resultados biofísicos muestran que los cambios en los rendimientos están fuertemente influenciados por el clima y por el efecto de fertilización carbónica, produciéndose un aumento de la productividad de los cultivos debido a este último efecto. Además, la magnitud de los efectos varía entre las distintas regiones y cultivos, siendo el maíz uno de los afectados más negativamente en Europa”, asegura María Blanco.

El comercio, aliado para atenuar los efectos

Las simulaciones económicas planteadas por los investigadores demuestran que los cambios en la producción agraria global son modestos en comparación con los cambios en los rendimientos de cultivo, debido a la respuesta de los mercados. “Esto nos indica que el ajuste de los precios atenúa parcialmente los efectos del cambio climático sobre la producción agraria a nivel mundial, si bien esas consecuencias son muy dispares a nivel regional y sectorial”.

Los resultados de este estudio ponen de relieve el destacado papel del comercio como mecanismo de adaptación para compensar la disparidad regional en cuanto a los efectos del cambio climático sobre la productividad agraria. Asimismo, la heterogeneidad de los impactos en la producción observados a nivel regional dentro de Europa demuestra la trascendencia de los análisis a nivel sub-nacional a la hora de promover el desarrollo de sistemas agroalimentarios resilientes al cambio climático.

La importancia de este estudio, en el que también participa el Joint Research Centre de la Comisión Europea, radica en que contribuye a tener un mayor conocimiento sobre los efectos potenciales del cambio climático en la agricultura sin olvidar el papel que el comercio puede jugar como elemento regulador. Los resultados del estudio han sido presentados en la International Technical Conference on Climate Change, Agricultural Trade and Food Security, organizada por la FAO (http://www.fao.org/economic/est/est-events-new/climatetrade/en/). “Nuestro objetivo es que el conocimiento generado contribuya a mejorar el proceso de toma de decisiones políticas en materia agroambiental”, asegura la investigadora de la UPM.

">
<h2>¿Cómo afectará el cambio climático a la agricultura europea en 2030?</h2><p>Los efectos que el <a href=cambio climático puede tener en la agricultura  son una de las principales preocupaciones de la sociedad, pero también de los científicos, que trabajan para preverlos y para intentar atenuarlos. Un equipo de investigadores del Departamento de Economía Agraria de la Universidad Politécnica de Madrid acaba de publicar un estudio sobre los efectos biofísicos y económicos que el cambio climático tendrá sobre la agricultura europea para el año 2030.

El estudio emplea un enfoque de modelización bioeconómica para analizar el efecto de los cambios en rendimiento en la producción agraria considerando al mismo tiempo la respuesta de los mercados. “Para ello combinamos el modelo WOFOST, que simula los cambios inducidos por el cambio climático en el rendimientos de los cultivos, con el modelo agroeconómico CAPRI. Con este último, estimamos los efectos en términos de superficies de cultivo, producciones, precios y comercio agrario”, explica María Blanco, investigadora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas y una de las autoras del estudio.

Dado que los efectos del cambio climático están rodeados de una gran incertidumbre, el estudio llevado a cabo por los expertos de la UPM contempla distintos escenarios potenciales para 2030. Estos escenarios se construyen combinando: 

  • 1) El escenario socioeconómico SSP2 (Shared Socioeconomic Pathway 2), que representa un desarrollo socioeconómico en 2030 en línea con el actual (misma tendencia demográfica, económica, tecnológica, institucional y social).
  • 2) El escenario de emisiones de gases de efecto invernadero más extremo, correspondiente al RCP 8.5 (Representative Concentration Pathway 8.5.
  • 3) Las proyecciones climáticas de tres modelos de circulación global (HadGEM2-ES, IPSL-CM5A-LR y MIROC). 
  • 4) La fertilización carbónica, es decir, grado de los efectos que el incremento del CO2 atmosférico tendrá en la productividad de los cultivos.

“Los resultados biofísicos muestran que los cambios en los rendimientos están fuertemente influenciados por el clima y por el efecto de fertilización carbónica, produciéndose un aumento de la productividad de los cultivos debido a este último efecto. Además, la magnitud de los efectos varía entre las distintas regiones y cultivos, siendo el maíz uno de los afectados más negativamente en Europa”, asegura María Blanco.

El comercio, aliado para atenuar los efectos

Las simulaciones económicas planteadas por los investigadores demuestran que los cambios en la producción agraria global son modestos en comparación con los cambios en los rendimientos de cultivo, debido a la respuesta de los mercados. “Esto nos indica que el ajuste de los precios atenúa parcialmente los efectos del cambio climático sobre la producción agraria a nivel mundial, si bien esas consecuencias son muy dispares a nivel regional y sectorial”.

Los resultados de este estudio ponen de relieve el destacado papel del comercio como mecanismo de adaptación para compensar la disparidad regional en cuanto a los efectos del cambio climático sobre la productividad agraria. Asimismo, la heterogeneidad de los impactos en la producción observados a nivel regional dentro de Europa demuestra la trascendencia de los análisis a nivel sub-nacional a la hora de promover el desarrollo de sistemas agroalimentarios resilientes al cambio climático.

La importancia de este estudio, en el que también participa el Joint Research Centre de la Comisión Europea, radica en que contribuye a tener un mayor conocimiento sobre los efectos potenciales del cambio climático en la agricultura sin olvidar el papel que el comercio puede jugar como elemento regulador. Los resultados del estudio han sido presentados en la International Technical Conference on Climate Change, Agricultural Trade and Food Security, organizada por la FAO (http://www.fao.org/economic/est/est-events-new/climatetrade/en/). “Nuestro objetivo es que el conocimiento generado contribuya a mejorar el proceso de toma de decisiones políticas en materia agroambiental”, asegura la investigadora de la UPM.

" width="90" height="90" />
cereales (trigo, arroz y tritordeum) a estas condiciones climáticas cambiantes afecta a su rendimiento, su calidad alimentaria, y la eficiencia con la que usan los recursos (nutrientes y de agua).

El estudio, un proyecto colaborativo multilateral (España, Japón, Alemania y Francia) liderado por el Instituto de Agrobiotecnología de Navarra (centro mixto del CSIC, la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra), ha obtenido una subvención total de 351.250 euros. El Instituto de Agrobiotecnología ha sido financiado con 120.000 euros, de Ayudas a las Acciones de Programación Conjunta Internacional, del Programa Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

El proyecto IRUEC aborda el estudio del efecto inhibitorio de los parámetros ambientales (caso de la sequía, incremento de temperatura y CO2) sobre la producción y valor nutricional de los cultivos. “Para la agricultura europea y japonesa es estratégicamente importante cultivar variedades de trigo y arroz con un mayor potencial de rendimiento/calidad y una mejor adaptación a las limitaciones ambientales presentes y futuras”, indica Iker Aranjuelo, investigador principal del proyecto, del Instituto de Agrobiotecnología de Navarra. 

“Para ello, es necesario mejorar las metodologías existentes con nuevas aproximaciones y protocolos de caracterización multidisciplinar que posibiliten una comprensión más profunda de los mecanismos moleculares y metabólicos que modulan las respuestas de los cultivos a las condiciones ambientales futuras”, añade.

Si bien durante las últimas décadas se han dedicado grandes esfuerzos a aumentar el rendimiento de los cultivos, se ha prestado poca atención a la mejora de los parámetros de su calidad nutricional. “Este es un aspecto de gran preocupación porque durante la última década diversos estudios han demostrado que las condiciones ambientales, como la temperatura y el CO2 tienen impactos negativos sustanciales en los parámetros de calidad de los cultivos y en la seguridad alimentaria”, advierte Aranjuelo.

Nuestro conocimiento en temas relacionados con los procesos implicados en los mecanismos de adaptación en un entorno cambiante sigue siendo poco comprendidos. “Por ello, el objetivo principal del proyecto IRUEC consiste en identificar los factores agronómicos, fisiológicos y moleculares (genómica, proteómica, transcriptómica y metabolómica) que modulan el rendimiento, la calidad y la eficiencia de uso de los recursos de dos cultivos principales (trigo y arroz) y un nuevo cereal natural como el tritordeum en un contexto ambiental cambiante”, detalla Aranjuelo.

El tritordeum es un nuevo cereal, nacido de la combinación de trigo duro y una cebada silvestre, que ha sido proporcionado por Agrasys, (start-up española y spin-off del CSIC, encargada del desarrollo y comercialización del tritordeum). El resultado final será la selección (basada en modelos matemáticos) de genotipos y protocolos de manejo de cultivos que garanticen un alto rendimiento y calidad de grano dentro de un marco de alta eficiencia en el uso de los recursos.

">
<h2>Mejorar los cultivos de cereales ante condiciones climáticas cambiantes</h2><p>Lograr cultivos de trigo y arroz adaptados a situaciones climáticas cambiantes es fundamental para la agricultura. <strong>Las condiciones de sequía, estrés térmico y alto CO2 pueden alterar su rendimiento y su calidad alimentaria.</strong> Ahora, un equipo internacional liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) estudiará cómo la exposición de los <a href=cereales (trigo, arroz y tritordeum) a estas condiciones climáticas cambiantes afecta a su rendimiento, su calidad alimentaria, y la eficiencia con la que usan los recursos (nutrientes y de agua).

El estudio, un proyecto colaborativo multilateral (España, Japón, Alemania y Francia) liderado por el Instituto de Agrobiotecnología de Navarra (centro mixto del CSIC, la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra), ha obtenido una subvención total de 351.250 euros. El Instituto de Agrobiotecnología ha sido financiado con 120.000 euros, de Ayudas a las Acciones de Programación Conjunta Internacional, del Programa Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

El proyecto IRUEC aborda el estudio del efecto inhibitorio de los parámetros ambientales (caso de la sequía, incremento de temperatura y CO2) sobre la producción y valor nutricional de los cultivos. “Para la agricultura europea y japonesa es estratégicamente importante cultivar variedades de trigo y arroz con un mayor potencial de rendimiento/calidad y una mejor adaptación a las limitaciones ambientales presentes y futuras”, indica Iker Aranjuelo, investigador principal del proyecto, del Instituto de Agrobiotecnología de Navarra. 

“Para ello, es necesario mejorar las metodologías existentes con nuevas aproximaciones y protocolos de caracterización multidisciplinar que posibiliten una comprensión más profunda de los mecanismos moleculares y metabólicos que modulan las respuestas de los cultivos a las condiciones ambientales futuras”, añade.

Si bien durante las últimas décadas se han dedicado grandes esfuerzos a aumentar el rendimiento de los cultivos, se ha prestado poca atención a la mejora de los parámetros de su calidad nutricional. “Este es un aspecto de gran preocupación porque durante la última década diversos estudios han demostrado que las condiciones ambientales, como la temperatura y el CO2 tienen impactos negativos sustanciales en los parámetros de calidad de los cultivos y en la seguridad alimentaria”, advierte Aranjuelo.

Nuestro conocimiento en temas relacionados con los procesos implicados en los mecanismos de adaptación en un entorno cambiante sigue siendo poco comprendidos. “Por ello, el objetivo principal del proyecto IRUEC consiste en identificar los factores agronómicos, fisiológicos y moleculares (genómica, proteómica, transcriptómica y metabolómica) que modulan el rendimiento, la calidad y la eficiencia de uso de los recursos de dos cultivos principales (trigo y arroz) y un nuevo cereal natural como el tritordeum en un contexto ambiental cambiante”, detalla Aranjuelo.

El tritordeum es un nuevo cereal, nacido de la combinación de trigo duro y una cebada silvestre, que ha sido proporcionado por Agrasys, (start-up española y spin-off del CSIC, encargada del desarrollo y comercialización del tritordeum). El resultado final será la selección (basada en modelos matemáticos) de genotipos y protocolos de manejo de cultivos que garanticen un alto rendimiento y calidad de grano dentro de un marco de alta eficiencia en el uso de los recursos.

" width="90" height="90" />
vehículos eléctricos ya es ensordecedor. Los anuncios de la automotriz sueca Volvo y el gobierno francés han alimentado las ya crecientes expectativas de que los vehículos eléctricos se volverán dominantes mucho antes de lo esperado.

Hasta la furgoneta hippie más representativa de la generación de los 60, se fabricará con motor eléctrico. Los analistas del banco suizo UBS estimaron recientemente que el coste de un vehículo eléctrico en Europa podría igualarse al de uno de gasolina en 2018. La Agencia Internacional de Energía proyecta que podría haber 70 millones de automóviles eléctricos en las carreteras del mundo en 2025.

NORUEGA, PAÍSES BAJOS Y SUECIA LIDERAN EL SECTOR

Países como Noruega, los Países Bajos y Suecia lideran el camino en términos de cuota de mercado para vehículos eléctricos (el año pasado el 29 por ciento de los automóviles nuevos registrados en Noruega eran eléctricos). Los EE. UU., Alemania, Francia y el Reino Unido también son mercados importantes. Pero entre los países en desarrollo, solo China e India han hecho de los vehículos eléctricos una prioridad clara.

China es el mercado de automóviles eléctricos más grande del mundo, con 336,000 vehículos nuevos en 2016. Con 200 millones de vehículos eléctricos de dos ruedas, 300,000 autobuses eléctricos y 3 a 4 millones de los llamados vehículos eléctricos de baja velocidad, China también lidera en la electrificación de vehículos eléctricos. otros modos de transporte. El gobierno recientemente dijo a los fabricantes que, para 2019, deben cumplir con una cuota de “vehículo de nueva energía” del 10 por ciento.

MEDIDAS A ADOPTAR

Para acelerar la adopción, los países en desarrollo podrían considerar políticas que incluyen:

  • Bajas tasas de importación e impuesto de circulación para vehículos eléctricos
  • Eliminar los subsidios a la gasolina y el diesel (y reducir los impuestos a la electricidad para la carga de vehículos)
  • Acceso preferencial y exención de tasas de congestión en áreas urbanas
  • Contratación pública de vehículos eléctricos para uso oficial y para flotas de transporte público
  • Normas técnicas y subsidios para cargar equipos y baterías
  • Campañas de información pública que explican los beneficios ambientales y privados de los vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos no son todo una “panacea”. Cambiar la fuente de alimentación de los automóviles no reducirá directamente la congestión. Hoy en día, gran parte de la energía que los alimenta aún se genera quemando combustibles fósiles, causando contaminación y emisiones. Pero con el aumento de las energías renovables en muchos países, las emisiones resultantes del uso de un vehículo eléctrico disminuirán constantemente.

YA NO ESTÁ DE MODA UN COCHE CARO Y CONTAMINANTE

Además, la clase media en crecimiento del mundo puede moverse rápidamente detrás de los vehículos eléctricos, una vez que el costo baje. Podría ser profundamente pasado de moda conducir un SUV de seis cilindros, donde sea que viva, cuando la alternativa es un vehículo eléctrico elegante y silencioso que cuenta con una gran aceleración y un bajo impacto ambiental.

En el mundo en desarrollo, los vehículos eléctricos de dos ruedas y de tres ruedas están liderando el camino. Como una alternativa de bajo costo a los automóviles privados, podrían ayudar a aliviar la congestión, complementando el desarrollo de soluciones de transporte público.

">
<h2>Beneficios de los coches eléctricos</h2><h3>EN EUROPA Y EEUU ES YA UNA TENDENCIA</h3><p>En Europa y EEUU, el ruido que rodea a los <a href=vehículos eléctricos ya es ensordecedor. Los anuncios de la automotriz sueca Volvo y el gobierno francés han alimentado las ya crecientes expectativas de que los vehículos eléctricos se volverán dominantes mucho antes de lo esperado.

Hasta la furgoneta hippie más representativa de la generación de los 60, se fabricará con motor eléctrico. Los analistas del banco suizo UBS estimaron recientemente que el coste de un vehículo eléctrico en Europa podría igualarse al de uno de gasolina en 2018. La Agencia Internacional de Energía proyecta que podría haber 70 millones de automóviles eléctricos en las carreteras del mundo en 2025.

NORUEGA, PAÍSES BAJOS Y SUECIA LIDERAN EL SECTOR

Países como Noruega, los Países Bajos y Suecia lideran el camino en términos de cuota de mercado para vehículos eléctricos (el año pasado el 29 por ciento de los automóviles nuevos registrados en Noruega eran eléctricos). Los EE. UU., Alemania, Francia y el Reino Unido también son mercados importantes. Pero entre los países en desarrollo, solo China e India han hecho de los vehículos eléctricos una prioridad clara.

China es el mercado de automóviles eléctricos más grande del mundo, con 336,000 vehículos nuevos en 2016. Con 200 millones de vehículos eléctricos de dos ruedas, 300,000 autobuses eléctricos y 3 a 4 millones de los llamados vehículos eléctricos de baja velocidad, China también lidera en la electrificación de vehículos eléctricos. otros modos de transporte. El gobierno recientemente dijo a los fabricantes que, para 2019, deben cumplir con una cuota de “vehículo de nueva energía” del 10 por ciento.

MEDIDAS A ADOPTAR

Para acelerar la adopción, los países en desarrollo podrían considerar políticas que incluyen:

  • Bajas tasas de importación e impuesto de circulación para vehículos eléctricos
  • Eliminar los subsidios a la gasolina y el diesel (y reducir los impuestos a la electricidad para la carga de vehículos)
  • Acceso preferencial y exención de tasas de congestión en áreas urbanas
  • Contratación pública de vehículos eléctricos para uso oficial y para flotas de transporte público
  • Normas técnicas y subsidios para cargar equipos y baterías
  • Campañas de información pública que explican los beneficios ambientales y privados de los vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos no son todo una “panacea”. Cambiar la fuente de alimentación de los automóviles no reducirá directamente la congestión. Hoy en día, gran parte de la energía que los alimenta aún se genera quemando combustibles fósiles, causando contaminación y emisiones. Pero con el aumento de las energías renovables en muchos países, las emisiones resultantes del uso de un vehículo eléctrico disminuirán constantemente.

YA NO ESTÁ DE MODA UN COCHE CARO Y CONTAMINANTE

Además, la clase media en crecimiento del mundo puede moverse rápidamente detrás de los vehículos eléctricos, una vez que el costo baje. Podría ser profundamente pasado de moda conducir un SUV de seis cilindros, donde sea que viva, cuando la alternativa es un vehículo eléctrico elegante y silencioso que cuenta con una gran aceleración y un bajo impacto ambiental.

En el mundo en desarrollo, los vehículos eléctricos de dos ruedas y de tres ruedas están liderando el camino. Como una alternativa de bajo costo a los automóviles privados, podrían ayudar a aliviar la congestión, complementando el desarrollo de soluciones de transporte público.

" width="90" height="90" />
ejemplos por antonomasia de la selección natural es la alteración del color de las mariposas que Darwin detectó en los bosques de Manchester afectados por la polución de la revolución industrial. Debido a la combustión del carbón, las cortezas de los árboles se iban ennegreciendo progresivamente y las mariposas más claras quedaban en evidencia ante sus depredadores. Así, fueron sobreviviendo las más oscuras hasta que el resto desapareció por completo. 

De hecho, recientemente se descubrió el gen responsable de esa variación cromática. Irónicamente, son las alas de una mariposa negra las que posiblemente tengan la clave para el desarrollo de unas células solares mucho más eficientes que, a su vez, den el golpe de gracia a las centrales de carbón.

Hablamos de la Pachliopta aristolochiae, una mariposa que, de acuerdo con el estudio publicado en Science Advances tiene una singular capacidad para absorber la luz del sol a través de la compleja trama de escamas microscópicas llenas de poros que, además de aligerar el peso de sus alas, le permite mantener la temperatura corporal adecuada. Los científicos del California Institute of Technology y el Karlsruh Institute of Technology han estudiado la estructura de las alas de este lepidóptero indio para intentar mejorar los niveles de eficiencia de las células solares producidas actualmente, que no supera el 20%.

Un proceso sencillo con espectaculares resultados

Las alas de esta mariposa negra cuentan con una serie de orificios a escala nanométrica que recogen la luz desde múltiples ángulos y en un amplio rango del espectro solar. Por así decirlo, se trata de una especie de jaula de luz que atrapa los rayos al incidir sobre ella. Esta malla es lo que los investigadores han replicado a través de planchas de silicio amorfo hidrogenado en cuya capa superior se practican numerosos orificios microscópicos. 

El resultado tiene el potencial de multiplicar por dos la eficiencia obtenida hasta la fecha. Concretamente, en comparación con una superficie lisa, la tasa de absorción de la luz perpendicular se incrementa en un 97%, mientras que la luz que incide en un ángulo de 50º llega a aumentar un 207%. Esta última cifra sería el potencial máximo de aprovechamiento que proporciona esta tecnología.

Lo mejor de todo es que se trata de un proceso relativamente sencillo en el que se rocía la plancha con una solución polimérica. Según los científicos, aplicar el revestimiento apenas les llevó diez minutos. Y, si bien la técnica no garantiza que se duplique la eficiencia total de la captación solar -las células fotosensibles son solo una parte de la ecuación-, es de especial interés en países meridionales donde no es habitual que los rayos del sol incidan verticalmente sobre paneles solares planos.

">
<h2>Las alas de una mariposa negra multiplican por dos la eficiencia de los paneles solares</h2><p>Uno de los <a href=ejemplos por antonomasia de la selección natural es la alteración del color de las mariposas que Darwin detectó en los bosques de Manchester afectados por la polución de la revolución industrial. Debido a la combustión del carbón, las cortezas de los árboles se iban ennegreciendo progresivamente y las mariposas más claras quedaban en evidencia ante sus depredadores. Así, fueron sobreviviendo las más oscuras hasta que el resto desapareció por completo. 

De hecho, recientemente se descubrió el gen responsable de esa variación cromática. Irónicamente, son las alas de una mariposa negra las que posiblemente tengan la clave para el desarrollo de unas células solares mucho más eficientes que, a su vez, den el golpe de gracia a las centrales de carbón.

Hablamos de la Pachliopta aristolochiae, una mariposa que, de acuerdo con el estudio publicado en Science Advances tiene una singular capacidad para absorber la luz del sol a través de la compleja trama de escamas microscópicas llenas de poros que, además de aligerar el peso de sus alas, le permite mantener la temperatura corporal adecuada. Los científicos del California Institute of Technology y el Karlsruh Institute of Technology han estudiado la estructura de las alas de este lepidóptero indio para intentar mejorar los niveles de eficiencia de las células solares producidas actualmente, que no supera el 20%.

Un proceso sencillo con espectaculares resultados

Las alas de esta mariposa negra cuentan con una serie de orificios a escala nanométrica que recogen la luz desde múltiples ángulos y en un amplio rango del espectro solar. Por así decirlo, se trata de una especie de jaula de luz que atrapa los rayos al incidir sobre ella. Esta malla es lo que los investigadores han replicado a través de planchas de silicio amorfo hidrogenado en cuya capa superior se practican numerosos orificios microscópicos. 

El resultado tiene el potencial de multiplicar por dos la eficiencia obtenida hasta la fecha. Concretamente, en comparación con una superficie lisa, la tasa de absorción de la luz perpendicular se incrementa en un 97%, mientras que la luz que incide en un ángulo de 50º llega a aumentar un 207%. Esta última cifra sería el potencial máximo de aprovechamiento que proporciona esta tecnología.

Lo mejor de todo es que se trata de un proceso relativamente sencillo en el que se rocía la plancha con una solución polimérica. Según los científicos, aplicar el revestimiento apenas les llevó diez minutos. Y, si bien la técnica no garantiza que se duplique la eficiencia total de la captación solar -las células fotosensibles son solo una parte de la ecuación-, es de especial interés en países meridionales donde no es habitual que los rayos del sol incidan verticalmente sobre paneles solares planos.

" width="90" height="90" />
COP23 en Bonn.

Los resultados del estudio son reveladores, dice EWG en un comunicado: “un sistema mundial de electricidad totalmente basado en energía renovable es factible cada hora de todo el año y es más rentable que el sistema existente, que se basa principalmente en combustibles fósiles y energía nuclear“.

Así, asegura que el potencial y las tecnologías existentes de energía renovable, incluido el almacenamiento, pueden generar energía suficiente y segura para cubrir toda la demanda mundial de electricidad para 2050. Es más, afirma que con un sistema 100% renovable de electricidad el promedio mundial del coste total nivelado de la electricidad (LCOE) en 2050 sería de 52 €/MWh (incluyendo reducción, almacenamiento y algunos costes de red), en comparación con los 70 €/MWh de media que se alcanzaron en 2015.

“Para el año 2050, es posible que se descarbonice por completo el sistema eléctrico con un coste de sistema más bajo que el actual en función de la tecnología disponible. La transición energética ya no es una cuestión de viabilidad técnica o viabilidad económica, sino de voluntad política“, dijo Christian Breyer, autor principal del estudio, profesor de economía solar de la LUT y presidente de la junta científica de EWG.

Una transición a un sistema 100% renovable de electricidad reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico a cero y reduciría drásticamente las pérdidas totales en la generación de energía. Crearía 36 millones de empleos para 2050, 17 millones más que hoy, dice el comunicado de esta asociación independiente de científicos y parlamentarios de Alemania.

“No hay razón para invertir un dólar más en la producción de energía fósil o nuclear“, dijo el presidente de EWG, Hans-Josef Fell. “La energía renovable proporciona un suministro de energía rentable. Todos los planes para una mayor expansión del carbón, la energía nuclear, el gas y el petróleo tienen que cesar. Se deben canalizar más inversiones en energías renovables y la infraestructura necesaria para el almacenamiento y las redes. Todo lo demás generará costos innecesarios y aumentará el calentamiento global“.

El estudio pronostica que mientras que la energía eólica aumentaría al 32% de la electriciddad total para 2030 en 2050 sólo supondría el 18% mientras que la solar fotovoltaica aumentaría del 37% en 2030 a aproximadamente el 69% en 2050, año en el que la hidroeléctrica representaría un 8% y la bioenergía un 2%.

Como ya se sabe, las baterías son la tecnología de soporte clave para la energía solar fotovoltaica. Pues bien, el informe dice que en 2050 se cubrirá el 31% de la demanda total con almacenamiento, y de este porcentaje el 95% estará cubierto solo por baterías. “El almacenamiento de la batería proporcionará principalmente almacenamiento diurno, y el gas basado en energía renovable proporcionará almacenamiento estacional“, explica.

">
<h2>Un sistema 100% renovable de electricidad reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero</h2><p>El estudio fue presentado el 8 de noviembre de 2017 durante el evento de la Muestra Global de Soluciones de Energía Renovable (GRESS) <strong>en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático <a href=COP23 en Bonn.

Los resultados del estudio son reveladores, dice EWG en un comunicado: “un sistema mundial de electricidad totalmente basado en energía renovable es factible cada hora de todo el año y es más rentable que el sistema existente, que se basa principalmente en combustibles fósiles y energía nuclear“.

Así, asegura que el potencial y las tecnologías existentes de energía renovable, incluido el almacenamiento, pueden generar energía suficiente y segura para cubrir toda la demanda mundial de electricidad para 2050. Es más, afirma que con un sistema 100% renovable de electricidad el promedio mundial del coste total nivelado de la electricidad (LCOE) en 2050 sería de 52 €/MWh (incluyendo reducción, almacenamiento y algunos costes de red), en comparación con los 70 €/MWh de media que se alcanzaron en 2015.

“Para el año 2050, es posible que se descarbonice por completo el sistema eléctrico con un coste de sistema más bajo que el actual en función de la tecnología disponible. La transición energética ya no es una cuestión de viabilidad técnica o viabilidad económica, sino de voluntad política“, dijo Christian Breyer, autor principal del estudio, profesor de economía solar de la LUT y presidente de la junta científica de EWG.

Una transición a un sistema 100% renovable de electricidad reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico a cero y reduciría drásticamente las pérdidas totales en la generación de energía. Crearía 36 millones de empleos para 2050, 17 millones más que hoy, dice el comunicado de esta asociación independiente de científicos y parlamentarios de Alemania.

“No hay razón para invertir un dólar más en la producción de energía fósil o nuclear“, dijo el presidente de EWG, Hans-Josef Fell. “La energía renovable proporciona un suministro de energía rentable. Todos los planes para una mayor expansión del carbón, la energía nuclear, el gas y el petróleo tienen que cesar. Se deben canalizar más inversiones en energías renovables y la infraestructura necesaria para el almacenamiento y las redes. Todo lo demás generará costos innecesarios y aumentará el calentamiento global“.

El estudio pronostica que mientras que la energía eólica aumentaría al 32% de la electriciddad total para 2030 en 2050 sólo supondría el 18% mientras que la solar fotovoltaica aumentaría del 37% en 2030 a aproximadamente el 69% en 2050, año en el que la hidroeléctrica representaría un 8% y la bioenergía un 2%.

Como ya se sabe, las baterías son la tecnología de soporte clave para la energía solar fotovoltaica. Pues bien, el informe dice que en 2050 se cubrirá el 31% de la demanda total con almacenamiento, y de este porcentaje el 95% estará cubierto solo por baterías. “El almacenamiento de la batería proporcionará principalmente almacenamiento diurno, y el gas basado en energía renovable proporcionará almacenamiento estacional“, explica.

" width="90" height="90" />

<h2>La lluvia de meteoros Gemínidas es una de las más destacadas del año</h2><p>Las lluvias de meteoros son uno de los eventos celestes más bellos que existen. Si observar la entrada de un meteoro en la atmósfera, a modo de estrellas fugaz, ya es sorprendente, más lo es contemplar una lluvia que alcance una frecuencia de <strong>120 meteoros en una hora,</strong> como puede llegar a producirse en las Gemínidas. Estos eventos se han popularizado con el paso de los años debido, en parte, a que no hace falta disponer de equipo astronómico para presenciarlo. Tan solo requiere tumbarse en un lugar oscuro mirando al firmamento a “ojo desnudo” y disfrutar del espectáculo.</p><p>Las lluvias de meteoros <strong>se producen por la entrada de la Tierra en la estela de polvo desprendida por los cometas en su viaje alrededor del Sol,</strong> aunque en el caso de las Gemínidas la estela procede del asteroide <em>Phaethon,</em> que fue el primer asteroide descubierto, en 1983, por un satélite artificial, el <em>Infrared Astronómical Satellite-IRAS.</em> Este asteroide tiene algunas singularidades: se trata de un asteroide cercano a la Tierra <em>(Near Earth Asteroid)</em> y en concreto es de la categoría de los potencialmente peligrosos, ya que su órbita se puede cruzar con la de la Tierra a una distancia igual o menor a 0,05 unidades astronómicas (7,5 millones de kilómetros) y tienen una magnitud absoluta inferior a 22, en concreto de 14,6.</p><p>Este último parámetro está relacionado con el tamaño del asteroide que en el caso de <em>Phaethon</em> es de 5 kilómetros, por lo que <strong>un impacto contra nuestro planeta podría tener consecuencias catastróficas.</strong> <em>Phaethon</em> llegó a acercarse a la Tierra a 0,03 unidades astronómicas. Aunque en la aparición de este año no entraña ningún riesgo de impacto contra la Tierra, porque pasará a 0,12 unidades astronómicas viajando a 37 kilómetros por segundo, es necesario hacer un seguimiento para prever cambios en su órbita de cara a próximas apariciones. En 2017 <em>Phaethon</em> es uno de los objetivos de análisis del Grupo de Observatorios APT, especializados en el análisis de asteroides cercanos a la Tierra.</p><p>Para observar las Gemínidas <strong>hay que tener en cuenta que el número de estrellas fugaces que se verán puede variar de un año para otro.</strong> Por tanto, la previsión de 120 meteoros por minuto, es una aproximación y hace referencia al momento del máximo. Por otra parte, el lugar de observación es fundamental disfrutar del evento. En la medida en la que el cielo sea más oscuro, y con menor contaminación lumínica, más meteoros podrán observarse.</p><p>A diferencia de otras efemérides astronómicas, no hay una hora de comienzo y de final del evento, debido a que la estela de polvo que deja el asteroide tiene un contorno difuso. Por tanto, <strong>aunque se espera que el máximo sea hacia las 06:30 UT del 14 de diciembre, es recomendable dedicar varias horas a la observación.</strong></p><p>Esta lluvia de meteoros recibe su nombre por el punto desde donde aparentemente proceden los meteoros. Es decir, su radiante se encuentra en Géminis. Ahora bien, no es recomendable mirar hacia esa constelación, sino a varios grados de distancia de la misma para poder contemplar el rastro que dejan los meteoros. Desde Géminis, los minúsculos fragmentos rocosos desprendidos del asteroide Phaethon alcanzarán la atmósfera terrestre y entrarán en combustión dejando estelas de luz distribuidas radialmente. Pero hay que tener en cuenta que dicha distribución radial es solo aparente, ya que todos los fragmentos entrarán en la atmósfera de manera paralela unos respecto a otros.</p><p>El trazo radial que dibujan los meteoros <strong>no es más que una ilusión óptica</strong> como cuando nos situamos en el centro de las vías del tren y miramos hacia los raíles a larga distancia. <strong>Además de realizar la observación se puede realizar un registro de los meteoros observados.</strong> Si este registro se hace con el suficiente rigor puede tener valor científico y contribuir a las predicciones de los próximos años, incluso puede complementar las medias que se realizarán desde la <em>Window Observational Research Facility (WORF),</em> una cámara instalada en la Estación Espacial Internacional con la que se están monitorizando estos eventos. En la página web de la Organización Internacional de Meteoros (IMO) se pueden encontrar las indicaciones para tomar este tipo de registros.</p>

Noticias anteriores

07/08/2015

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies