Castellón tendrá un sistema de transporte público pionero y cien por cien accesible y ecológico - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"no ofrece mucha informacion....kk..."


"Y la producción de combustibles aprovechando el CO2...."


"¿ Y el aprovechamiento del CO2 para producir energía?...."

AGENDA AMBIENTAL MAYO 2018

  • SWAN Conference 2018
  • Foro de las ciudades de Madrid
  • 16º Congreso Nacional de la Recuperación y el Reciclado

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Actualidad Ambiental

Castellón tendrá un sistema de transporte público pionero y cien por cien accesible y ecológico

Comunidad Valenciana

La Consellera destaca que las obras del Tram,
con un coste de 100 millones, han servido
para transformar y mejorar la trama urbana
de la ciudad


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha asegurado que gracias al Tram, la ciudad de Castellón "va a contar con un sistema de transporte público pionero, personalizado y cien por cien accesible y ecológico".

Así lo ha declarado hoy durante la visita que ha hecho a la primera unidad del nuevo vehículo TRAM llegado a Castellón. Allí ha conocido de primera mano el funcionamiento de este novedoso vehículo y ha asistido al inicio de las pruebas realizadas en el propio taller de la empresa concesionaria de la explotación de la Línea 1, que unirá la UJI con el Grao. 

Este es el primero de los seis vehículos, procedentes de Polonia, que contará Castellón una vez se ponga en servicio la totalidad de la Línea1. Bonig ha declarado que a lo largo del mes de noviembre está prevista la llegada de las cinco unidades móviles restantes. 

Mediante las pruebas en el taller se comprobará el correcto funcionamiento de equipos, baterías, mecánica... todo ello con el objetivo de comenzar las pruebas exteriores la próxima semana. 

Bonig ha explicado que durante el periodo de pruebas de los vehículos, se finalizarán las obras en los plazos previstos y se impartirán los cursos de adaptación y formación de los conductores del Tram. 

Las obras del Tram, que han supuesto una inversión de 100 millones de euros, están prácticamente finalizadas, a excepción del Tramo VI, entre la calle Columbretes y el Grao de Castellón. Bonig ha explicado que se está trabajando en la instalación de la catenaria de tracción y la previsión es tenerla acabada a finales de noviembre. 

En este sentido, la Consellera ha destacado que las obras del Tram "han servido para urbanizar y reurbanizar toda Castellón y hoy podemos comprobar cómo ha cambiado la ciudad. Un ejemplo claro lo tenemos con la transformación de la avenida del Mar". 

Bonig ha insistido en que ahora la prioridad es la calidad y la seguridad del servicio y ello determinará la inauguración de la Línea 1, prevista inicialmente para finales de este año, tal y como se anunció. 

"Todo esto demuestra que, a pesar de estar en una legislatura complicada, la Generalitat está cumpliendo sus compromisos en materia de transporte público", ha asegurado la titular de Infraestructuras, quien ha recordado los grandes hitos en esta materia. "Hemos puesto en marcha la Línea 2 del Tram entre Alicante y San Vicente del Raspeig; trabajamos en la modernización de la Línea 9 Alicante-Benidorm-Dénia con 17 millones invertidos en obras; la prolongación de la Línea a Ribarroja prevista para finales de 2014 o principios de 2015; y el Tram de Castellón, un eje vertebrador norte-sur de la ciudad", ha concluido. 

Línea 1 

La línea 1 del TRAM conectará la UJI con el Grao atravesando el núcleo urbano y tiene una longitud ida y vuelta de 15,5 km. Discurre sobre plataforma reservada para el transporte público y se prestará mediante cinco vehículos de tracción eléctrica (más uno de reserva) que funcionarán conectados a catenaria aérea en los tramos exteriores de la población y mediante baterías en el núcleo central de Castellón. Esta línea se completa con un servicio circular en el Grao. 

Asimismo, en horas punta de los días lectivos el servicio se complementa con otros dos vehículos eléctricos (más uno de reserva) en el tramo UJI - parque Ribalta que funcionan continuamente con catenaria.

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Transporte sostenible, Ecológico,

Los comentarios de los lectores

03/11/2014 10:58:30
Lo que aquí no se cuenta es que se intentó (y son se si al final lo conseguirán) pasar dicha línea 1 del TRAM por medio del Parque rivales y además se han cargado una de las rotondas florales más frondosas y bonitas de la Ciudad (avenida del Mar con Pablo Iglesias)
Alberto

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

La cita es mañana. Miles de voluntarios se congregarán en los más de 400 puntos establecidos por todo el territorio peninsular y los archipiélagos canario y balear para recoger basura vertida en la naturaleza, la que ha sido denominada como basuraleza. Se trata de la segunda edición del proyecto Libera, impulsado por la ONG conservacionista SEO/Birdlife y el gestor de residuos Ecoembes, cuyos objetivos son limpiar los espacios naturales pero, sobre todo, concienciar a la sociedad de la necesidad de no seguirlos ensuciando en un país que es sin discusión de los menos respetuosos de Europa en este terreno.

De nuevo serán las colillas, los envases de plástico (botellas, bandejas, láminas y embalajes de todo tipo, tapones) y las toallitas húmedas los residuos más abundantes que los voluntarios hallarán y retirarán del medio. De los 50.000 elementos recogidos el año pasado que los participantes en el proyecto han identificado y analizado, la mayor parte pertenece a estas tres categorías. Porque para prevenir y concienciar es importante saber cuáles son los residuos que más se tiran, y dónde se tiran, y los efectos que tienen en el ecosistema. Así que el año pasado se puso en marcha una ardua labor de caracterización de los materiales retirados en las acciones de limpieza.

La primera convocatoria de la campaña "Un metro cuadrado por la naturaleza" (cuyo nombre obedece al razonamiento de que si cada uno de los habitantes del país limpiase esa superficie, algo que le llevaría menos de una hora, se librarían de residuos 46 millones de metros cuadrados, una extensión superior a la de muchos de nuestros parques naturales), hace justamente un año, congregó a 5.000 voluntarios en 175 espacios naturales de 48 provincias.

A finales de Septiembre se llamó de nuevo a la movilización con "Un metro cuadrado por las playas y los mares", que contó durante una semana con la participación de unas 70 organizaciones ecologistas y ciudadanas y recogió en 47 parajes de 23 provincias de la España litoral una tonelada de residuos, integrada por casi 15.000 objetos, entre los que predominaron las colillas (2.042), seguidos de los embalajes y láminas de plástico (1.585), tapas y tapones de plástico (1.181), botellas del mismo material (1.125) otras muchas pequeñas piezas de plástico y las redes y aparejos de pesca también de la misma composición (651).

Los voluntarios, a los que se dota en cada ocasión de un kit con bolsas para los residuos, petos identificativos, guantes protectores y una balanza para pesar los objetos recogidos, tenían que rellenar un formulario con los datos y la ubicación de los mismos, y la información se transfirió a una base de datos del entonces competente en la materia Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para convertirse en materia prima de estudios científicos sobre este grave problema de contaminación y sus serias consecuencias ambientales: distintas ONG y universidades participan en el desarrollo de herramientas y estrategias para combatir la lacra de la basuraleza.

Productos de higiene personal

Cada año acaban en los mares y océanos del planeta más de ocho millones de toneladas de plásticos, y se estima que el 80% de esa basura procede de vertidos en tierra firme, así que su control y prevención resultan fundamentales para evitar el negro vaticinio de la ONU de que en 2050 pueda haber ya más fragmentos de plástico que peces en la parte azul del planeta.

Yanira Cáceres, de la Asociación de Voluntarios de Ayuda a la Naturaleza de Fuerteventura (Avanfuer), participante en las campañas de Libera, ofrece un testimonio desolador: “Llevamos 12 años limpiando el litoral de la isla y los residuos no dejan de aparecer, aumentando cada vez más los derivados de plástico”. “Casi la totalidad de la basura que hemos detectado son objetos de higiene personal. Entre estos destacan sin duda las compresas y toallitas de un solo uso”, denuncia el biólogo y buceador Carlo Tidu, de la asociación S´Agulla, que vela por el medio ambiente marino en el sur de la Costa Brava.

">

<p><strong><a href=La cita es mañana. Miles de voluntarios se congregarán en los más de 400 puntos establecidos por todo el territorio peninsular y los archipiélagos canario y balear para recoger basura vertida en la naturaleza, la que ha sido denominada como basuraleza. Se trata de la segunda edición del proyecto Libera, impulsado por la ONG conservacionista SEO/Birdlife y el gestor de residuos Ecoembes, cuyos objetivos son limpiar los espacios naturales pero, sobre todo, concienciar a la sociedad de la necesidad de no seguirlos ensuciando en un país que es sin discusión de los menos respetuosos de Europa en este terreno.

De nuevo serán las colillas, los envases de plástico (botellas, bandejas, láminas y embalajes de todo tipo, tapones) y las toallitas húmedas los residuos más abundantes que los voluntarios hallarán y retirarán del medio. De los 50.000 elementos recogidos el año pasado que los participantes en el proyecto han identificado y analizado, la mayor parte pertenece a estas tres categorías. Porque para prevenir y concienciar es importante saber cuáles son los residuos que más se tiran, y dónde se tiran, y los efectos que tienen en el ecosistema. Así que el año pasado se puso en marcha una ardua labor de caracterización de los materiales retirados en las acciones de limpieza.

La primera convocatoria de la campaña "Un metro cuadrado por la naturaleza" (cuyo nombre obedece al razonamiento de que si cada uno de los habitantes del país limpiase esa superficie, algo que le llevaría menos de una hora, se librarían de residuos 46 millones de metros cuadrados, una extensión superior a la de muchos de nuestros parques naturales), hace justamente un año, congregó a 5.000 voluntarios en 175 espacios naturales de 48 provincias.

A finales de Septiembre se llamó de nuevo a la movilización con "Un metro cuadrado por las playas y los mares", que contó durante una semana con la participación de unas 70 organizaciones ecologistas y ciudadanas y recogió en 47 parajes de 23 provincias de la España litoral una tonelada de residuos, integrada por casi 15.000 objetos, entre los que predominaron las colillas (2.042), seguidos de los embalajes y láminas de plástico (1.585), tapas y tapones de plástico (1.181), botellas del mismo material (1.125) otras muchas pequeñas piezas de plástico y las redes y aparejos de pesca también de la misma composición (651).

Los voluntarios, a los que se dota en cada ocasión de un kit con bolsas para los residuos, petos identificativos, guantes protectores y una balanza para pesar los objetos recogidos, tenían que rellenar un formulario con los datos y la ubicación de los mismos, y la información se transfirió a una base de datos del entonces competente en la materia Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para convertirse en materia prima de estudios científicos sobre este grave problema de contaminación y sus serias consecuencias ambientales: distintas ONG y universidades participan en el desarrollo de herramientas y estrategias para combatir la lacra de la basuraleza.

Productos de higiene personal

Cada año acaban en los mares y océanos del planeta más de ocho millones de toneladas de plásticos, y se estima que el 80% de esa basura procede de vertidos en tierra firme, así que su control y prevención resultan fundamentales para evitar el negro vaticinio de la ONU de que en 2050 pueda haber ya más fragmentos de plástico que peces en la parte azul del planeta.

Yanira Cáceres, de la Asociación de Voluntarios de Ayuda a la Naturaleza de Fuerteventura (Avanfuer), participante en las campañas de Libera, ofrece un testimonio desolador: “Llevamos 12 años limpiando el litoral de la isla y los residuos no dejan de aparecer, aumentando cada vez más los derivados de plástico”. “Casi la totalidad de la basura que hemos detectado son objetos de higiene personal. Entre estos destacan sin duda las compresas y toallitas de un solo uso”, denuncia el biólogo y buceador Carlo Tidu, de la asociación S´Agulla, que vela por el medio ambiente marino en el sur de la Costa Brava.

" width="90" height="90" />
plástico reutilizables generan un 25% menos de impacto ambiental que las de cartón de un solo uso en la distribución de frutas y hortalizas en España. Esto es así en cinco de las seis categorías de impacto ambiental analizadas por el estudio comparativo de las diferentes opciones de distribución de frutas y hortalizas en España mediante el Análisis de Ciclo de Vida (ACV) llevado a cabo por la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático (ESCI-UPF), dirigida por el Profesor Pere Fullana.

El objetivo de este estudio, promovido por la Asociación de Operadores Logísticos de Elementos Reutilizables Ecosostenibles (ARECO), ha sido obtener información objetiva y con base científica del impacto ambiental asociado a la distribución de frutas y verduras en el mercado interno español (peninsular), comparando dos soluciones de embalaje: cajas de cartón de un solo uso y cajas de plástico reutilizables. Para ello, se ha utilizado la metodología del Análisis de Ciclo de Vida (ACV), que permite analizar el impacto ambiental asociado a todas las etapas de la vida de las cajas, desde que se extraen las materias primas para su fabricación hasta que estas se convierten en un residuo. 

Este estudio supone una revisión en profundidad de los ya existentes y la adaptación a la realidad española y actualización del estudio desarrollado por la Universidad de Stuttgart para la fundación alemana Stiftung Initiative Mehrweg (SIM) en 2009. El estudio ha sido posteriormente revisado por un panel de expertos independientes de la Universidad de Cantabria, de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) y del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)

Sistemas analizados

En el estudio se han comparado las cajas de cartón de un solo uso, que se reciclan en un 80%, con las cajas de plástico reutilizables que emplean logística inversa y lavado de los envases y que son recicladas en un 100% al final de su vida útil. En el estudio se analizan dos escenarios posibles, basados en la realidad, en relación a la vida útil de las cajas de plástico reutilizables: 

  • Escenario conservador (base): 10 años de vida útil, 10 rotaciones por año.
  • Escenario técnico: 15 años de vida útil, 10 rotaciones por año.

La unidad funcional utilizada para el análisis, que permite hacer una comparación entre los dos sistemas, es “la distribución de 1.000 toneladas de frutas y verduras en cajas de cartón (un solo uso) o cajas de plástico (reutilizables)”. Para traducir esta unidad funcional a flujos de referencia, es decir, al número de cajas de plástico y de cartón necesarias), se ha tenido en cuenta que cada caja puede transportar 15 kg de producto. Esto implica que para transportar esas 1.000 toneladas se necesitan 66.667 cajas. En el escenario conservador, las cajas de plástico tienen 10 años de vida y hacen 10 rotaciones al año. Esto significa que durante los 10 años vida útil de las cajas de plástico, estas podrán realizar 6.666.700 llenados.

Análisis del Ciclo de Vida 

El estudio incluye el ciclo de vida completo de los dos sistemas de distribución, considerando las etapas de extracción de las materias primas para fabricar las cajas, el proceso de producción, el de distribución y uso, y el reciclaje o disposición final en un vertedero o una incineradora una vez finalizada su vida útil. Los sistemas auxiliares como el transporte de materias primas para la fabricación de las cajas, la obtención de energía eléctrica de fuentes de energía primaria, y la de los residuos, también se incluyen dentro del análisis.

Las categorías de impacto ambiental analizadas han sido las siguientes:

  • Uso de energía primaria (renovable) (EP-R); 
  • Uso de energía primaria (no renovable) (EP-NR)
  • Potencial de Calentamiento Global (PCG)
  • Potencial de Destrucción de la Capa de Ozono (PDCO)
  • Potencial de Acidificación (PA)
  • Potencial de Eutrofización (PE)
  • Potencial de Formación de Oxidantes Fotoquímicos (PFOF)

">
<p><strong>Las cajas de <a href=plástico reutilizables generan un 25% menos de impacto ambiental que las de cartón de un solo uso en la distribución de frutas y hortalizas en España. Esto es así en cinco de las seis categorías de impacto ambiental analizadas por el estudio comparativo de las diferentes opciones de distribución de frutas y hortalizas en España mediante el Análisis de Ciclo de Vida (ACV) llevado a cabo por la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático (ESCI-UPF), dirigida por el Profesor Pere Fullana.

El objetivo de este estudio, promovido por la Asociación de Operadores Logísticos de Elementos Reutilizables Ecosostenibles (ARECO), ha sido obtener información objetiva y con base científica del impacto ambiental asociado a la distribución de frutas y verduras en el mercado interno español (peninsular), comparando dos soluciones de embalaje: cajas de cartón de un solo uso y cajas de plástico reutilizables. Para ello, se ha utilizado la metodología del Análisis de Ciclo de Vida (ACV), que permite analizar el impacto ambiental asociado a todas las etapas de la vida de las cajas, desde que se extraen las materias primas para su fabricación hasta que estas se convierten en un residuo. 

Este estudio supone una revisión en profundidad de los ya existentes y la adaptación a la realidad española y actualización del estudio desarrollado por la Universidad de Stuttgart para la fundación alemana Stiftung Initiative Mehrweg (SIM) en 2009. El estudio ha sido posteriormente revisado por un panel de expertos independientes de la Universidad de Cantabria, de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) y del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)

Sistemas analizados

En el estudio se han comparado las cajas de cartón de un solo uso, que se reciclan en un 80%, con las cajas de plástico reutilizables que emplean logística inversa y lavado de los envases y que son recicladas en un 100% al final de su vida útil. En el estudio se analizan dos escenarios posibles, basados en la realidad, en relación a la vida útil de las cajas de plástico reutilizables: 

  • Escenario conservador (base): 10 años de vida útil, 10 rotaciones por año.
  • Escenario técnico: 15 años de vida útil, 10 rotaciones por año.

La unidad funcional utilizada para el análisis, que permite hacer una comparación entre los dos sistemas, es “la distribución de 1.000 toneladas de frutas y verduras en cajas de cartón (un solo uso) o cajas de plástico (reutilizables)”. Para traducir esta unidad funcional a flujos de referencia, es decir, al número de cajas de plástico y de cartón necesarias), se ha tenido en cuenta que cada caja puede transportar 15 kg de producto. Esto implica que para transportar esas 1.000 toneladas se necesitan 66.667 cajas. En el escenario conservador, las cajas de plástico tienen 10 años de vida y hacen 10 rotaciones al año. Esto significa que durante los 10 años vida útil de las cajas de plástico, estas podrán realizar 6.666.700 llenados.

Análisis del Ciclo de Vida 

El estudio incluye el ciclo de vida completo de los dos sistemas de distribución, considerando las etapas de extracción de las materias primas para fabricar las cajas, el proceso de producción, el de distribución y uso, y el reciclaje o disposición final en un vertedero o una incineradora una vez finalizada su vida útil. Los sistemas auxiliares como el transporte de materias primas para la fabricación de las cajas, la obtención de energía eléctrica de fuentes de energía primaria, y la de los residuos, también se incluyen dentro del análisis.

Las categorías de impacto ambiental analizadas han sido las siguientes:

  • Uso de energía primaria (renovable) (EP-R); 
  • Uso de energía primaria (no renovable) (EP-NR)
  • Potencial de Calentamiento Global (PCG)
  • Potencial de Destrucción de la Capa de Ozono (PDCO)
  • Potencial de Acidificación (PA)
  • Potencial de Eutrofización (PE)
  • Potencial de Formación de Oxidantes Fotoquímicos (PFOF)

" width="90" height="90" />
economía verde "ya no es un concepto flexible": es "una medida y prioridad de inversión definible", explican desde la empresa FTSE Russell, encargada de proveer datos y análisis a nivel mundial. Recientemente han publicado un estudio sobre los "desafíos de abordar la oportunidad de inversión verde" dada la, hasta ahora, "falta de definición" sobre qué podrían considerarse actividades verdes y/o ambientales.

La compañía analiza diferentes productos y servicios relacionados con las energías renovables, la eficiencia energética, el agua y los residuos en función de su impacto en la mitigación del cambio climático y el uso sostenible de los recursos. La economía verde, aseguran, es similar en tamaño al "supersector del petróleo y el gas". Pero, mientras que éste se ha reducido, el de la economía verde ha crecido. Si continúa su trayectoria actual, pronostican las mismas fuentes, la economía verde podría representar 7% de la capitalización del mercado global en 2030.

La economía verde se compone, pues, de una amplia gama de productos y servicios, siendo el nicho de la eficiencia energética el que más se potencia en la actualidad. Se trata de un segmento empresarial muy diverso que abarca desde el aislamiento de edificios hasta la nube tecnológica, destacan los autores del informe. "Son soluciones que, a menudo, repercuten positivamente en el medio ambiente además de ser rentables", comentan.

En segundo lugar se hallaría el mercado de la energía, tanto la que se cubre a partir de las nuevas tecnologías, las cuales "se incrementan cada año y diversifican rápidamente", como la solar, como las tecnologías «más establecidas», entre las que se encontrarían las grandes hidroeléctricas.

El sector de los recursos, por su parte, también representa una de las áreas con más posibilidades de configurarse como clave dentro de la actual y futura economía verde. Los expertos ponen los ejemplos concretos del litio para baterías, los materiales livianos, los alimentos orgánicos o las semillas desarrolladas para aumentar los rendimientos agrícolas. Aproximadamente dos tercios de la economía verde lleva la firma de empresas de "gran capitalización que han ido adquiriendo a sus rivales más pequeños", manifiesta FTSE.

Por último, por países, el análisis determina que Estados Unidos encabeza el ránking de compañías verdes, "al ser un líder en áreas como la `tecnología de la nube´". Le seguiría Europa, donde destacan Alemania y Francia. En Asia, Japón obtiene grandes ingresos verdes gracias al ferrocarril eléctrico. Y el número de compañías verdes en China aumenta tan rápidamente que "algunas no están aún registradas".

">
<p><strong>La <a href=economía verde "ya no es un concepto flexible": es "una medida y prioridad de inversión definible", explican desde la empresa FTSE Russell, encargada de proveer datos y análisis a nivel mundial. Recientemente han publicado un estudio sobre los "desafíos de abordar la oportunidad de inversión verde" dada la, hasta ahora, "falta de definición" sobre qué podrían considerarse actividades verdes y/o ambientales.

La compañía analiza diferentes productos y servicios relacionados con las energías renovables, la eficiencia energética, el agua y los residuos en función de su impacto en la mitigación del cambio climático y el uso sostenible de los recursos. La economía verde, aseguran, es similar en tamaño al "supersector del petróleo y el gas". Pero, mientras que éste se ha reducido, el de la economía verde ha crecido. Si continúa su trayectoria actual, pronostican las mismas fuentes, la economía verde podría representar 7% de la capitalización del mercado global en 2030.

La economía verde se compone, pues, de una amplia gama de productos y servicios, siendo el nicho de la eficiencia energética el que más se potencia en la actualidad. Se trata de un segmento empresarial muy diverso que abarca desde el aislamiento de edificios hasta la nube tecnológica, destacan los autores del informe. "Son soluciones que, a menudo, repercuten positivamente en el medio ambiente además de ser rentables", comentan.

En segundo lugar se hallaría el mercado de la energía, tanto la que se cubre a partir de las nuevas tecnologías, las cuales "se incrementan cada año y diversifican rápidamente", como la solar, como las tecnologías «más establecidas», entre las que se encontrarían las grandes hidroeléctricas.

El sector de los recursos, por su parte, también representa una de las áreas con más posibilidades de configurarse como clave dentro de la actual y futura economía verde. Los expertos ponen los ejemplos concretos del litio para baterías, los materiales livianos, los alimentos orgánicos o las semillas desarrolladas para aumentar los rendimientos agrícolas. Aproximadamente dos tercios de la economía verde lleva la firma de empresas de "gran capitalización que han ido adquiriendo a sus rivales más pequeños", manifiesta FTSE.

Por último, por países, el análisis determina que Estados Unidos encabeza el ránking de compañías verdes, "al ser un líder en áreas como la `tecnología de la nube´". Le seguiría Europa, donde destacan Alemania y Francia. En Asia, Japón obtiene grandes ingresos verdes gracias al ferrocarril eléctrico. Y el número de compañías verdes en China aumenta tan rápidamente que "algunas no están aún registradas".

" width="90" height="90" />
biomasa, 46.027 más que el año anterior (+23%). “Según los datos del Observatorio de la Biomasa de Avebiom, la utilización de la biomasa como combustible de calefacción se ha multiplicado por 25 en la última década, al pasar de las 9.600 instalaciones de 2008, a las 244.197 de 2017” ha explicado Jorge Herrero, director de Proyectos de Avebiom. Aunque el mayor crecimiento se ha registrado en los tres últimos años, “en los que se ha duplicado el número de equipos” ha asegurado Herrero.

Crece el número de instalaciones, no tanto el volumen de negocio

El mayor incremento de las instalaciones de calefacción con biomasa se ha visto impulsado por la venta de estufas de pellet, que solo en 2017 se elevaron hasta las 42.728 unidades. Las ventas marcan un nuevo récord en España, representando un incremento anual del 19%. Por otro lado, el número de calderas de biomasa instaladas el año pasado, también se ha incrementado, en este caso un 8,7%. Después de un ejercicio 2016 de menores ventas, la instalación de calderas de menos de 50kW ha vuelto a crecer y se ha elevado un 9,5%. Y la de calderas de potencia igual o superior a 50 kW, habitual en instalaciones industriales y colectivas, se ha incrementado un 7%.

Con este ascenso, a finales de 2017 el número de instalaciones de calderas de biomasa se situó en 15.755 unidades con una potencia inferior a los 50 kW; 10.536, con una potencia entre 50 y 1000 kW; y 830 calderas de más de un 1MW de potencia. En cuanto al negocio generado, la venta e instalación de estufas y calderas movilizó en 2017 un total de 382,7 millones de euros, un 7% más que en el ejercicio anterior. Una cifra que, a pesar de representar un significativo incremento, no supera las registradas en 2014 y en 2015, años en los que se situaron por encima de los 400 millones de euros.

Mantenimiento y suministros de la biomasa para calefacción en España

Aunque el crecimiento en el volumen de negocio en general es moderado, y no supera las cifras alcanzadas en 2014 y 2015, lo que sí experimenta un progresivo incremento es la actividad y el beneficio generado en torno a las tareas de mantenimiento de equipos, impulsado por el aumento constante del número de instalaciones, que en 2017 ascendió a 146,3 millones, lo que supone un 13,4% más con respecto al año anterior. Y el capítulo de suministro de biocombustibles, en 2017 representó un negocio de 326,5 millones de euros, un 12,1% más. En este apartado, se incluyen los diferentes productos derivados de la biomasa para calefacción en España: astilla, pellet, hueso de aceituna, cáscaras de frutos secos, etcétera.

Más de 1.000 empleos anuales

El sector de la biomasa emplea en España a 17.360 personas, según los datos del Observatorio de la Biomasa. De ellos, aproximadamente el 50% (8.650) corresponde a los puestos de trabajo que ha generado la actividad en calefacción y la venta de equipos. El resto, 8.710 empleos, se sitúan en la actividad más tradicional, vinculada al aprovechamiento de la leña, así como a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario. La actividad relacionada con la calefacción, que comercializa y mantiene equipos de alta eficiencia, registra incrementos anuales de empleo en torno al 15%, lo que en 2017 supuso un aumento de más de mil puestos de trabajo.

Considerando toda la cadena de valor, desde la industria a la distribución, pasando por las tareas de instalación de equipos, en 2017 se generaron 2.981 empleos en el sector, debido al fuerte incremento registrado en las ventas de estufas y de calderas. Y solamente el trabajo de mantenimiento de las 244.197 instalaciones de biomasa tecnificada operativas en 2017 necesitó 1.460 empleos.

La mayor parte del empleo que demanda el consumo de la biomasa para calefacción en España, en concreto para estufas y calderas, (4.210 puestos de trabajo) se concentra en torno a la producción, transformación y distribución de biocombustibles como son el pellet, la astilla de madera para uso térmico y el hueso de aceituna, entre otros. Estos empleos se generan básicamente en zonas rurales, es decir donde más se necesitan para evitar el despoblamiento rural y el abandono de los bosques, facilitando la gestión de los mismos y reduciendo el riesgo de incendios forestales.

">
<p>Al cierre de 2017 operaban en España 244.197 instalaciones de calefacción alimentadas con <a href=biomasa, 46.027 más que el año anterior (+23%). “Según los datos del Observatorio de la Biomasa de Avebiom, la utilización de la biomasa como combustible de calefacción se ha multiplicado por 25 en la última década, al pasar de las 9.600 instalaciones de 2008, a las 244.197 de 2017” ha explicado Jorge Herrero, director de Proyectos de Avebiom. Aunque el mayor crecimiento se ha registrado en los tres últimos años, “en los que se ha duplicado el número de equipos” ha asegurado Herrero.

Crece el número de instalaciones, no tanto el volumen de negocio

El mayor incremento de las instalaciones de calefacción con biomasa se ha visto impulsado por la venta de estufas de pellet, que solo en 2017 se elevaron hasta las 42.728 unidades. Las ventas marcan un nuevo récord en España, representando un incremento anual del 19%. Por otro lado, el número de calderas de biomasa instaladas el año pasado, también se ha incrementado, en este caso un 8,7%. Después de un ejercicio 2016 de menores ventas, la instalación de calderas de menos de 50kW ha vuelto a crecer y se ha elevado un 9,5%. Y la de calderas de potencia igual o superior a 50 kW, habitual en instalaciones industriales y colectivas, se ha incrementado un 7%.

Con este ascenso, a finales de 2017 el número de instalaciones de calderas de biomasa se situó en 15.755 unidades con una potencia inferior a los 50 kW; 10.536, con una potencia entre 50 y 1000 kW; y 830 calderas de más de un 1MW de potencia. En cuanto al negocio generado, la venta e instalación de estufas y calderas movilizó en 2017 un total de 382,7 millones de euros, un 7% más que en el ejercicio anterior. Una cifra que, a pesar de representar un significativo incremento, no supera las registradas en 2014 y en 2015, años en los que se situaron por encima de los 400 millones de euros.

Mantenimiento y suministros de la biomasa para calefacción en España

Aunque el crecimiento en el volumen de negocio en general es moderado, y no supera las cifras alcanzadas en 2014 y 2015, lo que sí experimenta un progresivo incremento es la actividad y el beneficio generado en torno a las tareas de mantenimiento de equipos, impulsado por el aumento constante del número de instalaciones, que en 2017 ascendió a 146,3 millones, lo que supone un 13,4% más con respecto al año anterior. Y el capítulo de suministro de biocombustibles, en 2017 representó un negocio de 326,5 millones de euros, un 12,1% más. En este apartado, se incluyen los diferentes productos derivados de la biomasa para calefacción en España: astilla, pellet, hueso de aceituna, cáscaras de frutos secos, etcétera.

Más de 1.000 empleos anuales

El sector de la biomasa emplea en España a 17.360 personas, según los datos del Observatorio de la Biomasa. De ellos, aproximadamente el 50% (8.650) corresponde a los puestos de trabajo que ha generado la actividad en calefacción y la venta de equipos. El resto, 8.710 empleos, se sitúan en la actividad más tradicional, vinculada al aprovechamiento de la leña, así como a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario. La actividad relacionada con la calefacción, que comercializa y mantiene equipos de alta eficiencia, registra incrementos anuales de empleo en torno al 15%, lo que en 2017 supuso un aumento de más de mil puestos de trabajo.

Considerando toda la cadena de valor, desde la industria a la distribución, pasando por las tareas de instalación de equipos, en 2017 se generaron 2.981 empleos en el sector, debido al fuerte incremento registrado en las ventas de estufas y de calderas. Y solamente el trabajo de mantenimiento de las 244.197 instalaciones de biomasa tecnificada operativas en 2017 necesitó 1.460 empleos.

La mayor parte del empleo que demanda el consumo de la biomasa para calefacción en España, en concreto para estufas y calderas, (4.210 puestos de trabajo) se concentra en torno a la producción, transformación y distribución de biocombustibles como son el pellet, la astilla de madera para uso térmico y el hueso de aceituna, entre otros. Estos empleos se generan básicamente en zonas rurales, es decir donde más se necesitan para evitar el despoblamiento rural y el abandono de los bosques, facilitando la gestión de los mismos y reduciendo el riesgo de incendios forestales.

" width="90" height="90" />

<p>Aunque su trabajo es ya una <em>"realidad",</em> sostiene que el número de aplicaciones que tienen estos materiales es <em>"infinito".</em> <em><strong>"Esto no es más que la punta del iceberg",</strong></em> afirma en una entrevista con Europa Press. El científico, galardonado con el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Ciencias Básicas, ha estado esta semana en Madrid donde asistió el miércoles pasado a la ceremonia de entrega de la X edición de estos galardones.</p><p><strong>Yaghi ha desarrollado los denominados MOFs</strong> (metal organic frameworks o estructuras metal-orgánicas) <strong>y los COF</strong> (estructuras orgánicas covalentes), <strong>materiales nuevos capaces de absorber compuestos o gases, como si de una esponja se tratase.</strong> Según explica el químico, estos materiales, altamente porosos, se componen de unidades orgánicas e inorgánicas que, al unirse entre sí, forman estructuras amplias, generando un espacio donde se pueden almacenar gases como el CO<sub>2</sub> -el principal gas causante del cambio climático- o incluso hidrógeno.</p><p>Mientras, los COF (solo creados con compuestos orgánicos), <em>"tremendamente ligeros",</em> se pueden utilizar <em>"potencialmente"</em> para aplicaciones semejantes, pero incluso electrónicas. <em><strong>"Los MOF y los COF son el resultado de una nueva química, algo que hemos inventado, la química reticular",</strong></em> resume.</p><p>Aunque el científico, que actualmente investiga en la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), asegura que su equipo ha buscado aplicar estos materiales al almacenamiento o a la separación de gases, advierte de que también se podría utilizar para el transporte, para la industria farmacéutica o incluso en la lucha contra el cáncer.</p><p><strong>Yaghi desarrolló estos materiales a finales de los 90, pero no ha sido hasta ahora cuando han podido llevarlos a la práctica. </strong>Precisamente, cuando Fundación BBVA dio a conocer el fallo del Premio, el científico declaró que su equipo estaba diseñando prototipos para mostrar que estos materiales serían capaces de obtener agua de la humedad atmosférica en entornos secos.</p><p><em><strong>"Recientemente, hemos demostrado que podemos desarrollar dispositivos que pueden situarse en el desierto y recoger agua de la atmósfera",</strong></em> declara ahora. Se trata de una recolectora que funciona a temperatura ambiente con luz solar y sin energía adicional que contiene absorbedores de agua (los MOF). Los resultados de esta primera prueba de campo aparecieron el lunes en el último número de <em>Science Avances,</em> lo que para Yaghi confirma que estos materiales son ya una <em>"realidad".</em></p>
avispa de origen asiático Vespa velutina, especializada en alimentarse de abejas de la miel, se ha convertido en una plaga de proporciones gigantescas en algunas comarcas del norte de España. No se conocen datos centralizados sobre el alcance de esta invasión pero la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC) ha presentado un balance regional que muestra la preocupante situación en su área de influencia.

Durante esta primavera y solo contando con las trampas instaladas por la FAAC han sido capturadas 29.250 reinas fundadoras de Vespa velutina. A esta cifra se deben sumar las avispas reina capturadas por particulares, servicios municipales o empresas contratadas por vecinos afectados por la presencia de esta avispa, según indica la FAAC. La captura de un número tan elevado de reinas permite reducir la presencia de esta especie a medio plazo pero, al mismo tiempo, es un indicador de que la avispa asiática V.velutina debe tener una presencia enorme en buena parte de Cantabria (suponiendo que solo se puede capturar un pequeño número de las avispas presentes en el medio natural).

Los datos de esta primavera en Galicia son igualmente preocupantes, sobretodo para los apicultores (que pierden buena parte de sus colmenas por los ataques de esta avispa). Algunas valoraciones locales significativas son las 3.000 reinas de avispa asiática capturadas en el Concello de Camariñas y las 810 atapadas en trampas instaladas en Zas. La primera cita oficial de presencia de Vespa velutina en Europa tuvo lugar en Francia, en el departamentote de Lot et Garonne, en 2005. Esta especie invasora ee extendió rápidamente por toda Aquitania, y en 2010 se detectaron los primeros nidos en la CAPV (Gipuzkoa) y en Navarra, cerca de la frontera con Francia.

El País Vasco dispone de un sistema de alertas en las que se actualizan de forma constante los datos sobre presencia de esta especie. La constante actividad de los apicultores y el gobierno vasco no han impedido, no obstante, que la avispa asiática siga expandiéndose. Algo parecido ocurre en algunas comarcas templadas de Aragón y Asturias. Un estudio publicado en 2016 por expertos del Creaf indicaba que la Vespa velutina expande su territorio de acción en zonas del norte de España a un ritmo de 50 kilómetros por año. (Ver más información en La Vanguardia Natural ).

Plenamente implantada en Catalunya

En Catalunya, los primeros ejemplares de esta avispa asiática fueron detectados en 2012 y según la Generalitat, “su presencia se ha multiplicado exponencialmente, hasta detectar 370 nidos en 2017, un 68% más que el año anterior”.

Los técnicos confirman que esta especie invasora se encuentra ya plenamente instalada en Catalunya. Las comarcas que sufren más afectaciones en el sector de la apicultura son el Alt Empordà, la Garrotxa, la Selva, el Pla de l´Estany y el Gironès, mientras que en el Ripollès y el Baix Empordà, la especie genera más molestias en construcciones y viviendas. La expansión de la avispa se ha frenado en las comarcas meridionales de Catalunya y es inexistente su presencia en Tarragona, a consecuencia del clima mediterráneo. En 2017, la Velutina fue detectada por primera vez en las comarcas de la Cerdanya, el Berguedà, el Bages, Vallès Oriental y el Maresme.

">
<p><strong>La <a href=avispa de origen asiático Vespa velutina, especializada en alimentarse de abejas de la miel, se ha convertido en una plaga de proporciones gigantescas en algunas comarcas del norte de España. No se conocen datos centralizados sobre el alcance de esta invasión pero la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC) ha presentado un balance regional que muestra la preocupante situación en su área de influencia.

Durante esta primavera y solo contando con las trampas instaladas por la FAAC han sido capturadas 29.250 reinas fundadoras de Vespa velutina. A esta cifra se deben sumar las avispas reina capturadas por particulares, servicios municipales o empresas contratadas por vecinos afectados por la presencia de esta avispa, según indica la FAAC. La captura de un número tan elevado de reinas permite reducir la presencia de esta especie a medio plazo pero, al mismo tiempo, es un indicador de que la avispa asiática V.velutina debe tener una presencia enorme en buena parte de Cantabria (suponiendo que solo se puede capturar un pequeño número de las avispas presentes en el medio natural).

Los datos de esta primavera en Galicia son igualmente preocupantes, sobretodo para los apicultores (que pierden buena parte de sus colmenas por los ataques de esta avispa). Algunas valoraciones locales significativas son las 3.000 reinas de avispa asiática capturadas en el Concello de Camariñas y las 810 atapadas en trampas instaladas en Zas. La primera cita oficial de presencia de Vespa velutina en Europa tuvo lugar en Francia, en el departamentote de Lot et Garonne, en 2005. Esta especie invasora ee extendió rápidamente por toda Aquitania, y en 2010 se detectaron los primeros nidos en la CAPV (Gipuzkoa) y en Navarra, cerca de la frontera con Francia.

El País Vasco dispone de un sistema de alertas en las que se actualizan de forma constante los datos sobre presencia de esta especie. La constante actividad de los apicultores y el gobierno vasco no han impedido, no obstante, que la avispa asiática siga expandiéndose. Algo parecido ocurre en algunas comarcas templadas de Aragón y Asturias. Un estudio publicado en 2016 por expertos del Creaf indicaba que la Vespa velutina expande su territorio de acción en zonas del norte de España a un ritmo de 50 kilómetros por año. (Ver más información en La Vanguardia Natural ).

Plenamente implantada en Catalunya

En Catalunya, los primeros ejemplares de esta avispa asiática fueron detectados en 2012 y según la Generalitat, “su presencia se ha multiplicado exponencialmente, hasta detectar 370 nidos en 2017, un 68% más que el año anterior”.

Los técnicos confirman que esta especie invasora se encuentra ya plenamente instalada en Catalunya. Las comarcas que sufren más afectaciones en el sector de la apicultura son el Alt Empordà, la Garrotxa, la Selva, el Pla de l´Estany y el Gironès, mientras que en el Ripollès y el Baix Empordà, la especie genera más molestias en construcciones y viviendas. La expansión de la avispa se ha frenado en las comarcas meridionales de Catalunya y es inexistente su presencia en Tarragona, a consecuencia del clima mediterráneo. En 2017, la Velutina fue detectada por primera vez en las comarcas de la Cerdanya, el Berguedà, el Bages, Vallès Oriental y el Maresme.

" width="90" height="90" />
Acuerdo de París contra el cambio climático.

“¡Acuerdo! Nuevo 32% de objetivo de renovables para 2030. Las renovables son buenas para Europa y hoy Europa es buena para las renovables”, declaró en la red social Twitter el comisario europeo de Energía y Acción climática, el español Miguel Arias Cañete.

El objetivo alcanzado llega después de que países como España o Italia, con nuevos gobiernos, abogaran el lunes en un Consejo de ministros europeos de Energía en Luxemburgo por una ambición más elevada que la inicialmente prevista entre los países.

Insuficiente para Amigos de la Tierra

Héctor de Prado, responsable de clima y energía de Amigos de la Tierra ha dicho que “mientras otras regiones del mundo apuestan decididamente por un futuro renovables para sus ciudadanos, Europa sigue sin hacer los deberes. Si queremos dar señales de liderazgo climático a nivel global, hay que empezar por cambiar nuestra concepción sobre la energía. En este sentido, celebramos que finalmente los decisores hayan empezado a allanar el camino que permitirá a la ciudadanía aportar su granito de arena a la transformación total del sistema para mediados de siglo”.

En cuanto a la nueva directiva de Eficiencia energética para 2030, las tres partes no llegaron a ningún acuerdo, y se espera que a lo largo del mes de junio se lleve a cabo una nueva sesión de negociación, posiblemente la última. Asimismo, habrá nuevas sesiones destinadas a resolver las futuras normas del mercado de la electricidad, por lo que se espera que también haya nuevas oportunidades para reducir la contaminación mediante la eliminación de las plantas de generación de electricidad más sucias.

">
<p><strong>El acuerdo se queda a medio camino entre el 27% que pedían inicialmente los países y el 35% que reclamaba la Eurocámara </strong>para cumplir con los objetivos europeos del <a href=Acuerdo de París contra el cambio climático.

“¡Acuerdo! Nuevo 32% de objetivo de renovables para 2030. Las renovables son buenas para Europa y hoy Europa es buena para las renovables”, declaró en la red social Twitter el comisario europeo de Energía y Acción climática, el español Miguel Arias Cañete.

El objetivo alcanzado llega después de que países como España o Italia, con nuevos gobiernos, abogaran el lunes en un Consejo de ministros europeos de Energía en Luxemburgo por una ambición más elevada que la inicialmente prevista entre los países.

Insuficiente para Amigos de la Tierra

Héctor de Prado, responsable de clima y energía de Amigos de la Tierra ha dicho que “mientras otras regiones del mundo apuestan decididamente por un futuro renovables para sus ciudadanos, Europa sigue sin hacer los deberes. Si queremos dar señales de liderazgo climático a nivel global, hay que empezar por cambiar nuestra concepción sobre la energía. En este sentido, celebramos que finalmente los decisores hayan empezado a allanar el camino que permitirá a la ciudadanía aportar su granito de arena a la transformación total del sistema para mediados de siglo”.

En cuanto a la nueva directiva de Eficiencia energética para 2030, las tres partes no llegaron a ningún acuerdo, y se espera que a lo largo del mes de junio se lleve a cabo una nueva sesión de negociación, posiblemente la última. Asimismo, habrá nuevas sesiones destinadas a resolver las futuras normas del mercado de la electricidad, por lo que se espera que también haya nuevas oportunidades para reducir la contaminación mediante la eliminación de las plantas de generación de electricidad más sucias.

" width="90" height="90" />
Suiza, Berna, que muestra un buen desempeño en el índice de percepción de la corrupción, las reservas per cápita y el alto número de embajadas.

Tecnología

La ciudad de Hong Kong (China) se encuentra en el primer puesto de este ranking. Posee un elevado Índice de Cobertura de la Innovación (ICI), casi el 100% de su población tiene teléfonos móviles y dispone de un gran número de puntos de acceso a wifi globales. Asimismo, también despunta por el número de usuarios de redes sociales y de teléfonos móviles per cápita.

Planificación urbana

Nueva York (Estados Unidos) es la ciudad que obtiene el primer lugar en esta dimensión. Destaca por su gran desarrollo en infraestructura, con un elevado número de edificios y rascacielos. Cabe mencionar que casi el 100% de la población tiene acceso a instalaciones sanitarias adecuadas y que cuenta con un número reducido de personas por hogar.

Movilidad y transporte

París (Francia) es la primera del ranking y está caracterizada por su sistema de metro, el desarrollo de su sistema de utilización de bicicletas compartidas, el tren de alta velocidad y el número de rutas aéreas de entrada que posee.

Proyección internacional

Al igual que el año pasado, París (Francia) es la ciudad que lidera esta dimensión, mientras que Londres (Reino Unido) se sitúa en segunda posición. La Ciudad de la Luz es la segunda con más turistas internacionales y está en el cuarto puesto en el ranking de urbes con un mayor número de fotos subidas a la plataforma Panoramio de Google. También es la ciudad donde se organiza la mayor cantidad de encuentros, congresos y reuniones internacionales. Por su parte, Londres es la que atrae un mayor número de pasajeros de aerolíneas, lo que es coherente con el hecho de que se trate de una de las ciudades con mayor cantidad de rutas aéreas. Adicionalmente, ambas urbes destacan por el importante número de hoteles que poseen.

">
<h2>Gobernanza</h2><p>En esta dimensión, <strong>el primer puesto lo ocupa la capital de <a href=Suiza, Berna, que muestra un buen desempeño en el índice de percepción de la corrupción, las reservas per cápita y el alto número de embajadas.

Tecnología

La ciudad de Hong Kong (China) se encuentra en el primer puesto de este ranking. Posee un elevado Índice de Cobertura de la Innovación (ICI), casi el 100% de su población tiene teléfonos móviles y dispone de un gran número de puntos de acceso a wifi globales. Asimismo, también despunta por el número de usuarios de redes sociales y de teléfonos móviles per cápita.

Planificación urbana

Nueva York (Estados Unidos) es la ciudad que obtiene el primer lugar en esta dimensión. Destaca por su gran desarrollo en infraestructura, con un elevado número de edificios y rascacielos. Cabe mencionar que casi el 100% de la población tiene acceso a instalaciones sanitarias adecuadas y que cuenta con un número reducido de personas por hogar.

Movilidad y transporte

París (Francia) es la primera del ranking y está caracterizada por su sistema de metro, el desarrollo de su sistema de utilización de bicicletas compartidas, el tren de alta velocidad y el número de rutas aéreas de entrada que posee.

Proyección internacional

Al igual que el año pasado, París (Francia) es la ciudad que lidera esta dimensión, mientras que Londres (Reino Unido) se sitúa en segunda posición. La Ciudad de la Luz es la segunda con más turistas internacionales y está en el cuarto puesto en el ranking de urbes con un mayor número de fotos subidas a la plataforma Panoramio de Google. También es la ciudad donde se organiza la mayor cantidad de encuentros, congresos y reuniones internacionales. Por su parte, Londres es la que atrae un mayor número de pasajeros de aerolíneas, lo que es coherente con el hecho de que se trate de una de las ciudades con mayor cantidad de rutas aéreas. Adicionalmente, ambas urbes destacan por el importante número de hoteles que poseen.

" width="90" height="90" />
Antártida. El resultado revela la pérdida de tres billones de toneladas de hielo desde el año 1992, que se corresponde con un aumento del nivel del mar de 8 milímetros. El ritmo del deshielo se ha triplicado desde entonces, un dato alarmante si se contempla que este polo almacena suficiente agua congelada como para elevar el nivel del mar hasta 58 metros de altura, según una serie de estudios que se publicó hace dos días en la revista Nature.

El continente más frío del planeta ha pasado de perder una media de 76.000 millones de toneladas anuales hasta el año 2012 a ver cómo desaparecen 219.000 millones durante los últimos seis años. “La Antártida no se va a derretir de un día para otro”, recalca Gorka Moyano, ingeniero de programas informáticos de IsardSAT, una compañía de observación del planeta vía satélite, implicado en la investigación. El hallazgo preocupante es, según añade el experto, la elevada aceleración del deshielo, que, “en un plazo de tiempo muy largo, terminaría con las costas del planeta”, entre otras consecuencias que podrían afectar a la estabilidad de la Tierra.

Con una superficie de 14 millones de kilómetros cuadrados, la Antártida se erige como el continente más frío y seco del planeta. Lo compone una amalgama de accidentes geográficos, como archipiélagos, antiguos volcanes activos, o como las montañas transantárticas, que dividen la Antártida en dos mitades: su parte este y su parte oeste. Esta última culmina con la península antártica, y las tres piezas responden de forma distinta al cambio climático.

“La altura de la Antártida este, que en ciertos puntos montañosos alcanza los 4.000 metros, la convierte en una zona más fría”, explica Alba Martín, experta en el estudio de las contribuciones del continente al aumento del nivel del mar. Esto se lo pone más difícil al deshielo, mientras que las corrientes oceánicas más calientes desembocan en el oeste del continente, provocando que la península antártica y la parte occidental se derritan más rápido. “Además, la geometría subglacial sugiere la presencia de grandes pendientes en la zona oeste del continente, de modo que las placas resbalan con mayor facilidad hasta alcanzar el océano”, añade Martín, ex investigadora de la Universidad de Bristol. Aunque las grandes nevadas han contribuido hasta ahora a mantener la estabilidad de la zona oriental, los científicos prevén que este factor meteorológico pronto dejará de compensar el deshielo si el cambio climático continúa avanzando.

El estudio, liderado por el profesor Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds, destaca que, si no se consigue frenar el ritmo del deshielo, las consecuencias superarán las fronteras del polo sur y afectarán al resto del planeta. De hecho, desde 2010, el impacto de la inestabilidad de la Antártida occidental sobre el resto de la Tierra es irreversible. Esto significa que, en el mejor de los casos, el aumento del nivel medio global del mar no superará el medio metro de altura. Además, la investigación prevé un fuerte impacto sobre actividades humanas tan vitales como la minería y la pesca.

Para frenar las consecuencias irreversibles, según los expertos implicados, será vital en los próximos diez años la toma de decisiones destinadas a preservar la Antártida. Sin ellas, el escenario de futuro se presenta como una certeza abrumadora: Además del aumento del nivel del mar, los científicos que han realizado esta investigación aseguran que en el año 2070 las plagas invasoras y la acidificación de los océanos habrán alterado gravemente los ecosistemas marinos; el refrescamiento de la superficie del océano antártico habrá alterado las corrientes oceánicas; la temperatura media del aire global habrá aumentado cinco grados centígrados respecto a los niveles de 1850 y, la del océano, dos grados, reduciendo su capacidad de absorción de CO2 y acelerando el calentamiento global.

“Creo que, en la sociedad, crece la concienciación para reciclar más y consumir menos”, reconoce Gorka Moyano. La amenaza del deshielo, sin embargo, “requiere un cambio mucho mayor en todos los aspectos de la sociedad industrial”, sostiene el investigador: “Es un problema global que exige un cambio radical a nivel institucional”.

">
<p>Medio centenar de organizaciones científicas internacionales unen sus fuerzas para producir la imagen más completa de la historia acerca de la evolución del hielo en la <a href=Antártida. El resultado revela la pérdida de tres billones de toneladas de hielo desde el año 1992, que se corresponde con un aumento del nivel del mar de 8 milímetros. El ritmo del deshielo se ha triplicado desde entonces, un dato alarmante si se contempla que este polo almacena suficiente agua congelada como para elevar el nivel del mar hasta 58 metros de altura, según una serie de estudios que se publicó hace dos días en la revista Nature.

El continente más frío del planeta ha pasado de perder una media de 76.000 millones de toneladas anuales hasta el año 2012 a ver cómo desaparecen 219.000 millones durante los últimos seis años. “La Antártida no se va a derretir de un día para otro”, recalca Gorka Moyano, ingeniero de programas informáticos de IsardSAT, una compañía de observación del planeta vía satélite, implicado en la investigación. El hallazgo preocupante es, según añade el experto, la elevada aceleración del deshielo, que, “en un plazo de tiempo muy largo, terminaría con las costas del planeta”, entre otras consecuencias que podrían afectar a la estabilidad de la Tierra.

Con una superficie de 14 millones de kilómetros cuadrados, la Antártida se erige como el continente más frío y seco del planeta. Lo compone una amalgama de accidentes geográficos, como archipiélagos, antiguos volcanes activos, o como las montañas transantárticas, que dividen la Antártida en dos mitades: su parte este y su parte oeste. Esta última culmina con la península antártica, y las tres piezas responden de forma distinta al cambio climático.

“La altura de la Antártida este, que en ciertos puntos montañosos alcanza los 4.000 metros, la convierte en una zona más fría”, explica Alba Martín, experta en el estudio de las contribuciones del continente al aumento del nivel del mar. Esto se lo pone más difícil al deshielo, mientras que las corrientes oceánicas más calientes desembocan en el oeste del continente, provocando que la península antártica y la parte occidental se derritan más rápido. “Además, la geometría subglacial sugiere la presencia de grandes pendientes en la zona oeste del continente, de modo que las placas resbalan con mayor facilidad hasta alcanzar el océano”, añade Martín, ex investigadora de la Universidad de Bristol. Aunque las grandes nevadas han contribuido hasta ahora a mantener la estabilidad de la zona oriental, los científicos prevén que este factor meteorológico pronto dejará de compensar el deshielo si el cambio climático continúa avanzando.

El estudio, liderado por el profesor Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds, destaca que, si no se consigue frenar el ritmo del deshielo, las consecuencias superarán las fronteras del polo sur y afectarán al resto del planeta. De hecho, desde 2010, el impacto de la inestabilidad de la Antártida occidental sobre el resto de la Tierra es irreversible. Esto significa que, en el mejor de los casos, el aumento del nivel medio global del mar no superará el medio metro de altura. Además, la investigación prevé un fuerte impacto sobre actividades humanas tan vitales como la minería y la pesca.

Para frenar las consecuencias irreversibles, según los expertos implicados, será vital en los próximos diez años la toma de decisiones destinadas a preservar la Antártida. Sin ellas, el escenario de futuro se presenta como una certeza abrumadora: Además del aumento del nivel del mar, los científicos que han realizado esta investigación aseguran que en el año 2070 las plagas invasoras y la acidificación de los océanos habrán alterado gravemente los ecosistemas marinos; el refrescamiento de la superficie del océano antártico habrá alterado las corrientes oceánicas; la temperatura media del aire global habrá aumentado cinco grados centígrados respecto a los niveles de 1850 y, la del océano, dos grados, reduciendo su capacidad de absorción de CO2 y acelerando el calentamiento global.

“Creo que, en la sociedad, crece la concienciación para reciclar más y consumir menos”, reconoce Gorka Moyano. La amenaza del deshielo, sin embargo, “requiere un cambio mucho mayor en todos los aspectos de la sociedad industrial”, sostiene el investigador: “Es un problema global que exige un cambio radical a nivel institucional”.

" width="90" height="90" />
Instituto de Hidráulica de Cantabria y de la Universidad de California, y que publicó hace dos días Nature Communications, precisa que en el caso de los temporales más frecuentes, la falta de arrecifes cuadruplicaría los daños por inundación. En el caso de los temporales menos frecuentes pero más extremos -los que tienen 100 años de periodo de retorno-, los daños, en el caso de que no hubiera arrecifes, se incrementarían en un 91 por ciento hasta los 272.000 millones de euros (casi 230.000 millones de euros).

También advierte el estudio de que se podrían incrementar “notablemente” los impactos “devastadores” de ciclones y huracanes si no hubiera arrecifes, ecosistemas que se han reducido de media en “muchas partes del mundo” en casi 1 metro. El director de investigación del Instituto de Hidráulica, experto en cambio climático, Íñigo Losada, premio Rey Jaime, explica en una nota de prensa que el estudio representa la primera aplicación con cobertura global en la que, de manera probabilística, se evalúan los riesgos y beneficios de los sistemas naturales.

Contribución a las economías nacionales

La investigación recoge datos del número de personas y propiedades que se encuentran, en la actualidad, protegidas por los arrecifes y lo que puede ocurrir si estos desaparecen.

“Por primera vez hemos evaluado la contribución anual a las economías nacionales de la conservación de los arrecifes de coral como medio para evitar las inundaciones”, añade el investigador de la organización The Nature Conservancy y profesor de la Universidad de California, Michael W.Beck, según informa en nota de prensa la Universidad de Cantabria, de la que depende el Instituto de Hidráulica junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Filipinas, Indonesia, México y Cuba 

El estudio apunta a Indonesia, Filipinas, Malasia, México y Cuba como los países que más se benefician de los arrecifes de coral, y cifra ese beneficio en más de 400 millones de dólares (casi 340 millones de euros), según el investigador Pedro Díaz-Simal, que añade que, en el caso de Estados Unidos los arrecifes suponen casi 100 millones de dólares (unos 85 millones de euros) anuales en reducción de costes por inundaciones. Además de aliviar los daños por temporales, los arrecifes de coral ayudan a obtener beneficios asociados al turismo y las pesquerías, sobre todo en las Islas Caimán, Belice, Granada, Cuba, Bahamas, Jamaica y Filipinas, según señala el estudio.

Esta investigación considera causa de la disminución de los arrecifes la extracción de arena o de coral, el uso inadecuado de las artes de pesca, la sobrepesca y los propios temporales, aunque recuerda que son ecosistemas que pueden recuperarse “si son gestionados adecuadamente”.

Los datos económicos que incluye el estudio pueden, según el investigador de la Universidad de California Borja Reguero, permitir planificar la inversión para la gestión de los arrecifes y justificar “con mayor facilidad la protección de estos hábitats esenciales y de los servicios que proveen”. De hecho, los responsables del estudio aseguran que muchas entidades están mostrando “interés” en utilizar esta información para planificar sus actuaciones, además de que se está trabajando con agentes de gestión de desastres y con la industria de los seguros “para que usen estos resultados para informar de decisiones de financiación”.

">
<p>El estudio, realizado por investigadores del <a href=Instituto de Hidráulica de Cantabria y de la Universidad de California, y que publicó hace dos días Nature Communications, precisa que en el caso de los temporales más frecuentes, la falta de arrecifes cuadruplicaría los daños por inundación. En el caso de los temporales menos frecuentes pero más extremos -los que tienen 100 años de periodo de retorno-, los daños, en el caso de que no hubiera arrecifes, se incrementarían en un 91 por ciento hasta los 272.000 millones de euros (casi 230.000 millones de euros).

También advierte el estudio de que se podrían incrementar “notablemente” los impactos “devastadores” de ciclones y huracanes si no hubiera arrecifes, ecosistemas que se han reducido de media en “muchas partes del mundo” en casi 1 metro. El director de investigación del Instituto de Hidráulica, experto en cambio climático, Íñigo Losada, premio Rey Jaime, explica en una nota de prensa que el estudio representa la primera aplicación con cobertura global en la que, de manera probabilística, se evalúan los riesgos y beneficios de los sistemas naturales.

Contribución a las economías nacionales

La investigación recoge datos del número de personas y propiedades que se encuentran, en la actualidad, protegidas por los arrecifes y lo que puede ocurrir si estos desaparecen.

“Por primera vez hemos evaluado la contribución anual a las economías nacionales de la conservación de los arrecifes de coral como medio para evitar las inundaciones”, añade el investigador de la organización The Nature Conservancy y profesor de la Universidad de California, Michael W.Beck, según informa en nota de prensa la Universidad de Cantabria, de la que depende el Instituto de Hidráulica junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Filipinas, Indonesia, México y Cuba 

El estudio apunta a Indonesia, Filipinas, Malasia, México y Cuba como los países que más se benefician de los arrecifes de coral, y cifra ese beneficio en más de 400 millones de dólares (casi 340 millones de euros), según el investigador Pedro Díaz-Simal, que añade que, en el caso de Estados Unidos los arrecifes suponen casi 100 millones de dólares (unos 85 millones de euros) anuales en reducción de costes por inundaciones. Además de aliviar los daños por temporales, los arrecifes de coral ayudan a obtener beneficios asociados al turismo y las pesquerías, sobre todo en las Islas Caimán, Belice, Granada, Cuba, Bahamas, Jamaica y Filipinas, según señala el estudio.

Esta investigación considera causa de la disminución de los arrecifes la extracción de arena o de coral, el uso inadecuado de las artes de pesca, la sobrepesca y los propios temporales, aunque recuerda que son ecosistemas que pueden recuperarse “si son gestionados adecuadamente”.

Los datos económicos que incluye el estudio pueden, según el investigador de la Universidad de California Borja Reguero, permitir planificar la inversión para la gestión de los arrecifes y justificar “con mayor facilidad la protección de estos hábitats esenciales y de los servicios que proveen”. De hecho, los responsables del estudio aseguran que muchas entidades están mostrando “interés” en utilizar esta información para planificar sus actuaciones, además de que se está trabajando con agentes de gestión de desastres y con la industria de los seguros “para que usen estos resultados para informar de decisiones de financiación”.

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

03/11/2014

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí