Autopistas con cubiertas solares - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"Demasiados progresistas...."


"No teneis ninguna categoría forestal?...."


"Las pilas, lo peor gestionado de todo lo reciclable...."

AGENDA AMBIENTAL JULIO 2017

  • 8º Congreso Europeo sobre Eficiencia Energética y Sostenibilidad en Arquitectura y Urbanismo y 1º Congreso de Construcción Avanzada
  • 15º Edición Premio Ciudad Sostenible
  • Subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Curiosidades ambientales

Autopistas con cubiertas solares

Internacional

renovablesverdes.com


renovablesverdes.com


redaccion@ambientum.com


El mundo se ha puesto las pilas en la búsqueda de cómo aprovechar al máximo las energías limpias. En este contexto nace este impresionante proyecto llamado “Serpiente Solar”, ideado por el arquitecto Mans Tham para la ciudad de Los Ángeles

Autopistas con cubiertas solares

Cubrir con cubiertas solares fotovoltaícas carreteras, autopistas y vías férreas es ya una opción con alguna que otra instalación en funcionamiento, como es el caso de una línea de tren de alta velocidad en Bélgica cubierta por la empresa Enfinity e inaugurada en junio de 2011.

En otros puntos del planeta se estudia como solución al mantenimiento de las infraestructuras de transporte sin aumentar los impuestos y como medio de producir energía limpia sin afectar al paisaje. Mans Tham es el arquitecto y urbanista sueco que ha planteado y desarrollado el proyecto de cubiertas solares para autopistas.

El arquitecto y urbanista sueco ha plasmado un proyecto aplicable en todas las zonas con muchas horas de sol al año, que consiste en aprovechar las autopistas para dotarlas de cubiertas solares que produzcan energía, reduzcan el coste de mantenimiento de las calzadas, bajen el consumo de aire acondicionado en los vehículos, mejoren la seguridad vial y el riesgo de accidentes y capten el CO2 generado por los tubos de escape.

Los gobiernos deberían estudiar y analizar el proyecto

Con la propuesta sueca el Estado o las empresas concesionarias de las autopistas convertirían estas infraestructuras de transporte en una nueva fuente de ingresos con independencia de los peajes, que contribuiría a los costes de mantenimiento de estas obras públicas. En la web de Mans Tham se encuentran los cálculos de producción eléctrica por kilómetro de autopista y su rentabilidad.

La solución es válida también para todo tipo de infraestructuras viarias: carreteras, ferrocarriles, puentes, carriles-bici, pistas deportivas al aire libre, a las que se podrían añadir en los laterales turbinas eólicas verticales que aprovechen el viento de la zona y el aire desplazado por los vehículos.

Ayuntamientos y gobiernos convertirían el suelo público de sus infraestructuras en rentables centros de producción energética, reducirían al mínimo su desembolso por suministro eléctrico y crearían miles de puestos de trabajo para el mantenimiento de esta segunda piel del territorio que contribuiría a combatir el cambio climático y sus consecuencias.


[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

autopista, curiosidades ambientales, noticias medio ambiente,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

huella de carbono es la marca que dejamos en el planeta.

La finalidad principal de averiguar la huella de carbono es poder reducirla y en caso de no ser posible, compensarla. ¿Cómo? Por ejemplo , a través de iniciativas de mitigación y adaptación. En el caso de las organizaciones interesadas en conocer su huella, analizan sus emisiones de GEI y guardan un registro mediante un sistema estandarizado. Los más utilizados son GHG Protocol e ISO 14064-1.

En el caso de productos o servicios, la medición se realiza teniendo en cuenta todo el ciclo de vida de dicho producto o servicio. En este caso, los estándares más empleados son: PAS 2050:2011 e ISO/TS 14067:2013.

¿Cómo se calcula la huella de carbono de una persona?

Para que una persona pueda descubrir cuál es el impacto que tiene sobre el planeta existe un método de cálculo accesible a todo el mundo e ideado por el ingeniero francés experto en cambio climático Jean-Marc Jancovici.

Este método incluye multitud de variables que recogen datos cotidianos del usuario para calcular cuál es el nivel de emisiones de CO2 directas e indirectas que su actividad supone. El cuestionario se encuentra dividido en cuatro partes y a cada una de estas partes le corresponde ¼ de las emisiones totales del individuo: alojamiento, transporte, alimentación y consumo.

Siguiendo este modelo, existen diferentes opciones para calcular la huella de carbono de una persona, como por ejemplo este de la empresa inglesa Carbon Footprint, avalado por la normativa ISO, Sustainable Business Network e IEMA (Institute of Environmental Management and Assessment).

">
<h2>¿Qué es la huella de carbono?</h2><p>En mayor o menor medida, todos los productos, procesos, individuos y organizaciones <strong>generan emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de manera directa o indirecta.</strong> En otras palabras, la <a href=huella de carbono es la marca que dejamos en el planeta.

La finalidad principal de averiguar la huella de carbono es poder reducirla y en caso de no ser posible, compensarla. ¿Cómo? Por ejemplo , a través de iniciativas de mitigación y adaptación. En el caso de las organizaciones interesadas en conocer su huella, analizan sus emisiones de GEI y guardan un registro mediante un sistema estandarizado. Los más utilizados son GHG Protocol e ISO 14064-1.

En el caso de productos o servicios, la medición se realiza teniendo en cuenta todo el ciclo de vida de dicho producto o servicio. En este caso, los estándares más empleados son: PAS 2050:2011 e ISO/TS 14067:2013.

¿Cómo se calcula la huella de carbono de una persona?

Para que una persona pueda descubrir cuál es el impacto que tiene sobre el planeta existe un método de cálculo accesible a todo el mundo e ideado por el ingeniero francés experto en cambio climático Jean-Marc Jancovici.

Este método incluye multitud de variables que recogen datos cotidianos del usuario para calcular cuál es el nivel de emisiones de CO2 directas e indirectas que su actividad supone. El cuestionario se encuentra dividido en cuatro partes y a cada una de estas partes le corresponde ¼ de las emisiones totales del individuo: alojamiento, transporte, alimentación y consumo.

Siguiendo este modelo, existen diferentes opciones para calcular la huella de carbono de una persona, como por ejemplo este de la empresa inglesa Carbon Footprint, avalado por la normativa ISO, Sustainable Business Network e IEMA (Institute of Environmental Management and Assessment).

" width="90" height="90" />
Daily Mail, las lenguas de pingüinos poseen un solo tipo de papilas linguales rígidas, aguda y cubiertas por una gruesa capa. La ventaja de esta condición es que les ayuda para capturar y detener los peces resbaladizos u otra presa.

“Su comportamiento de tragar toda la comida, su estructura y función de la lengua, sugieren que los pingüinos no necesitan la percepción del gusto, aunque no está claro si estos rasgos son una causa o una consecuencia de su mayor pérdida del gusto”, dijeron los expertos.

">
<h2>Los pingüinos solo pueden comer alimentos agrios y salados</h2><p><strong>Les queda el salado y el agrio,</strong> y ya que son comedores de pescado, los especialistas no entienden la pérdida del sabor umami.</p><p>Jianzhi "George" Zhang, profesor en el Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la UM, reconoce no tener una buena explicación para esto, aunque <strong>sospecha que los cambios sensoriales están ligados a antiguos fenómenos climáticos de enfriamiento en la Antártida,</strong> donde se originaron los pingüinos.</p><p>La lengua humana tiene varios miles de papilas gustativas que nos permite degustar diversos sabores mientras que, como indica <em><a href=Daily Mail, las lenguas de pingüinos poseen un solo tipo de papilas linguales rígidas, aguda y cubiertas por una gruesa capa. La ventaja de esta condición es que les ayuda para capturar y detener los peces resbaladizos u otra presa.

“Su comportamiento de tragar toda la comida, su estructura y función de la lengua, sugieren que los pingüinos no necesitan la percepción del gusto, aunque no está claro si estos rasgos son una causa o una consecuencia de su mayor pérdida del gusto”, dijeron los expertos.

" width="90" height="90" />

<h2>Siete medidas esenciales para construir un edificio sostenible</h2><h3>1. EDIFICIOS ENERGÍA CASI NULA </h3><p>Lo que no se consume no hay que producirlo y por lo tanto no provoca impacto. <strong>La principal estrategia de la arquitectura sería ir hacia el diseño de edificios que en su etapa de uso gasten lo mínimo posible.</strong> La normativa ha avanzado mucho en este aspecto y tienden hacia estándares como el Passivhaus, estándar de construcción nacido en Alemania en 1991 para Edificios de Energía Casi Nula. Este patrón es el objetivo al que miran ya muchas normativas de la directiva Europea para su aplicación en la edificación.</p><h3>2. CONSUMO 100% RENOVABLE </h3><p>El edificio debe tener una conexión con una comercializadora de energía renovable con un <strong>certificado de CERO emisiones de CO².</strong></p><h3>3. PRODUCCIÓN RENOVABLE </h3><p><strong>El edificio debe ser prosumidor,</strong> es decir consumidor y productor de energía conectado a una red que funcionará como batería distribuidora. De esta manera se desarrolla un sistema de generación energético más distribuido y no tan centralizado.</p><p><strong>Energía y conectividad deben ir de la mano con regulaciones de balance neto.</strong> Esto actualmente en nuestro país no es posible gracias a la nefasta visión de nuestros gobernantes actuales y su política energética: pobre, contaminante y cortoplacista.</p><p>De momento, tenemos que ir hacia instalaciones dimensionadas según consumos pico en los momentos de máxima producción energética para favorecer el consumo instantáneo y no perder económicamente la energía en la red.</p><h3>4. ENERGÍA GRIS Y ANÁLISIS DE CICLO DE VIDA </h3><p>A medida que reducimos el impacto de CO2 en el uso del edificio con estrategias de edificios Passivhaus y con contratos con comercializadoras de energías renovables, el CO² emitido en la construcción de los edificios empieza a tener importancia, este CO² debemos minimizarlo utilizando materiales que tengan menos emisiones y preferiblemente reciclados. Para ello <strong>es importante empezar a trabajar con DAPs</strong> (Declaraciones Ambientales de Producto) donde venga reflejada la información medioambiental de cada producto.</p><h3>5. COMPENSACION CO² </h3><p>Las toneladas de CO² que se producen en la construcción de un edificio deben ser equilibradas a través de alguno de los diferentes programas de compensación. Es necesario que seamos conscientes de la contaminación que producimos y la debemos minimizar con materiales de bajo impacto, pero también <strong>debemos empezar a compensar las emisiones de CO2 que producimos.</strong></p><h3>6. ABSORCION DE CO² </h3><p>Además, la introducción de biodiversidad vegetal dentro del proyecto, bien a través de cubiertas vegetales y fachadas vegetales produce varios efectos positivos. Entre ellos está la capacidad de absorber CO2 del entorno en función de las especies vegetales que se implanten.</p><p><strong>Si hacemos bien las 6 medidas anteriores podremos decir que estamos ante un edificio CEROCO2 e incluso un edificio MENOSCO2 si es capaz de absorber CO2. Por lo tanto también podremos decir que es un edificio que es capaz de tomar medidas para mitigar el cambio climático.</strong></p><h3>7. BELLEZA </h3><p>Hablar de arquitectura para la mitigación del cambio climático, además de todo lo anterior, hay que hablar de belleza. <strong>Estas construcciones tienen que emocionar, tiene que cuidar a las personas, tienen que ser saludables, tienen que transcender a las modas y a la cultura del espectáculo.</strong> En fin debe ser un edificio bello, la arquitectura sostenible no puede perder la esencia de la arquitectura por la justificación de la necesaria sostenibilidad de los edificios. Como dice Anna Heringer la sostenibilidad también es belleza, y si perdemos o anulamos la creatividad, la capacidad de emocionar, la poesía de la arquitectura, nos quedaremos simplemente en construcciones sostenibles, un avance pero no el objetivo hacia el que debe tender la arquitectura.</p>

<h2>Los elefantes marinos memorizan el ritmo y el timbre de las voces de sus rivales</h2><p>La capacidad de percibir y memorizar diferentes sonidos emitidos periódicamente es compartida por la mayoría de humanos y por algunos animales -previamente entrenados-. Sin embargo,<strong> esta facultad es desconocida en mamíferos salvajes. </strong></p><p>Ahora, un equipo internacional de científicos, liderado por Nicolas Mathevon, ha estudiado la percepción sonora de los elefantes marinos del norte de California (EE UU) para averiguar si este animal puede captar y recordar patrones sonoros. Los resultado obtenidos, publicados ayer en la revista <em>Current Biology,</em> revelan que <strong>este mamífero memoriza el ritmo y el timbre de las voces de sus rivales. Esta es la primera evidencia de que un animal salvaje es capaz de percibir el tempo.</strong></p><p><em><strong>“Elegimos a los elefantes marinos porque se comunican emitiendo sonidos con un patrón rítmico muy característico”,</strong></em> señala a Sinc Mathevon, investigador de la Universidad de Lyon (Francia) y experto en comunicación acústica de vertebrados. </p><p>Tras varios años estudiando a estos pinnípedos, los autores del trabajo llegaron a reconocer a cada uno de ellos por el característico ritmo de sus voces. Para averiguar si estos animales también eran capaces de identificarse entre ellos de esta forma, los investigadores diseñaron un <strong>experimento en el que observaron cómo reaccionaban los machos beta</strong> -subordinados al macho dominante- <strong>frente a las voces modificadas por ordenador de machos alfa.</strong></p><h3>El oído como estrategia de combate   </h3><p><strong>Al escuchar voces con un tempo similar al de los machos dominantes, los beta huían rápidamente de la escena, mientras que si el patrón rítmico no era claro no se movían de su lugar.</strong> Según los científicos, las diferentes respuestas indican que los elefantes marinos son sensibles a la tonalidad y al ritmo de la voz de sus potenciales rivales.</p><p><em><strong>“Es perfectamente posible que otros mamíferos sean capaces de percibir el ritmo”,</strong></em> dice Mathevon. <em>“Para los elefantes de mar esto es extremadamente importante, ya que cuando se pelean por una hembra los combates suelen ser muy violentos, hasta el punto de matarse entre ellos, por lo que esta capacidad auditiva les permite adoptar la mejor estrategia antes de pelearse”,</em> añade.</p><p>Los expertos sospechan que la comunicación de estos mamíferos marinos pueda ser más compleja de lo que se piensa. Así <strong>esperan realizar futuras investigaciones para averiguar si estos animales pueden distinguir patrones sonoros más enrevesados.</strong></p>

<h2>Las madres impulsan el reciclaje en los hogares españoles</h2><p>Las madres son la figura familiar que con mayor frecuencia se responsabiliza del reciclaje en los hogares españoles. Concretamente, en el <strong>34,5% de las ocasiones son ellas las que deciden instalar espacios destinados a la separación de los residuos, frente al 14,7% de los casos en los que son los padres quienes toman la iniciativa.</strong> </p><p><strong>No obstante, habitualmente (29,3%) se trata de una decisión conjunta que muestra la responsabilidad de toda la familia.</strong> Estas son algunas de las principales conclusiones que se extraen del “Estudio de Hábitos de Reciclaje”, elaborado por el Instituto Apolda para Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases. </p><p>En lo que respecta a la edad, el informe refleja que la separación de residuos es un hábito muy extendido en todas las franjas, aunque <strong>son los adultos de entre 35 y 54 años los que más comprometidos se muestran.</strong> <strong>El 76,9% afirma disponer de más de un espacio para al reciclaje,</strong> siendo uno de ellos para los envases que se depositan en el contenedor amarillo. Esta afirmación es compartida por el 72,5% de los españoles mayores de 55 años y por el 66,7% de los jóvenes de entre 16 y 34 años.</p><p><strong>Los datos muestran que la sociedad está concienciada con la separación de residuos,</strong> tal y como se refleja en el número de cubos presentes en los hogares de España, cuya media se sitúa en 3. No obstante, en el informe se detectan diferencias en función del número de integrantes. De este modo, <strong>los hogares con cuatro residentes son los que mayor número de cubos destinan a la separación de residuos (3,1).</strong> Por comunidades, Euskadi (3,7), Navarra (3,4) y Cataluña (3,4) son las regiones que tienen la media más elevada de espacios destinados a la separación de residuos. </p><p>El informe también evalúa los <strong>factores que motivan a los ciudadanos a la hora de disponer de varios espacios en sus hogares para separar correctamente los residuos.</strong> En este sentido, el civismo (95,9%), el sentimiento de orgullo por reciclar bien (67,4%) y la mayor concienciación general de la sociedad (55,7%) constituyen las principales razones. Por su parte, el principal freno de los ciudadanos que declaran no reciclar es la falta de espacio en el hogar (16,9%).</p><p>Los resultados del estudio también concluyen que <strong>los ciudadanos identifican cada vez mejor a qué contenedor va cada tipo de residuo.</strong> Así, el 68,6% afirma asociar y tirar siempre en el contenedor amarillo las botellas, botes o garrafas de plástico, y el 60,2% en el caso de los briks. Las latas de bebidas (53%) y de conservas (47,3%) son otros de los envases que más se relacionan y depositan en este contenedor. Por su parte, los aerosoles (26,2%) y las tapas metálicas de los frascos (24,4%) son los que menos se asocian con el contenedor amarillo y, por tanto, los que menos se reciclan. Aun así, Ecoembes continúa trabajando para mejorar los porcentajes de todos los materiales desde la educación y la innovación.</p><p>El estudio, que cuenta con una <strong>muestra de más de 5.000 personas repartidas de manera proporcional a nivel regional,</strong> demuestra el valor del trabajo de concienciación realizado a lo largo de las dos últimas décadas para fomentar la separación de residuos y el reciclaje.</p>
-Terremoto de magnitud 6.7 sacude Grecia y Turquía y causa al menos dos muertos y un pequeño tsunami-.

Las agencias de noticias indican que al menos un centenar de personas resultaron heridas en la isla de Kos, visitada en esta época del año por miles de turistas.

Daños y muertes

Videos publicados en las redes sociales de ambos países mostraron deslizamientos de tierra y edificios dañados. De acuerdo con la televisión griega, las dos víctimas mortales, al parecer turistas, se hallaban en un bar cuyo techo se desplomó en el momento del terremoto. Entre los principales daños en Kos se encuentran interrupciones del servicio eléctrico, que abarcan más de un tercio del territorio.

En Turquía, el jefe de la Presidencia de Gestión de Desastres y Emergencias, Mehmet Halis Bilden, explicó que un ligero tsunami inundó calles y edificios costeros, aunque descartó daños graves o víctimas. Autoridades de ambos países llamaron a la población a mantener la calma y a estar alerta por las réplicas que ya han comenzado a sentirse.

Réplicas

Según la televisión turca NTV, tras el temblor, se registraron al menos 13 réplicas (12 en Turquía y una en Grecia), cinco de ellas de una magnitud superior 4.0.

Imágenes de televisión mostraron a centenares de personas abandonando edificios y esperando en las calles, mientras otros corrían para alejarse de las estructuras. Otro sismo de magnitud 6.3 se sintió en la misma zona el pasado 12 de julio, con un saldo de 10 heridos.

">
<h2>Grecia y Turquía sufren esta madrugada un gran terremoto</h2><p>Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), el sismo tuvo lugar a las 22:31 GMT y tuvo su epicentro en el mar Egeo, 10 kilómetros al sur del balneario turco de Bodrum, según recoge BBC Mundo. <a href=-Terremoto de magnitud 6.7 sacude Grecia y Turquía y causa al menos dos muertos y un pequeño tsunami-.

Las agencias de noticias indican que al menos un centenar de personas resultaron heridas en la isla de Kos, visitada en esta época del año por miles de turistas.

Daños y muertes

Videos publicados en las redes sociales de ambos países mostraron deslizamientos de tierra y edificios dañados. De acuerdo con la televisión griega, las dos víctimas mortales, al parecer turistas, se hallaban en un bar cuyo techo se desplomó en el momento del terremoto. Entre los principales daños en Kos se encuentran interrupciones del servicio eléctrico, que abarcan más de un tercio del territorio.

En Turquía, el jefe de la Presidencia de Gestión de Desastres y Emergencias, Mehmet Halis Bilden, explicó que un ligero tsunami inundó calles y edificios costeros, aunque descartó daños graves o víctimas. Autoridades de ambos países llamaron a la población a mantener la calma y a estar alerta por las réplicas que ya han comenzado a sentirse.

Réplicas

Según la televisión turca NTV, tras el temblor, se registraron al menos 13 réplicas (12 en Turquía y una en Grecia), cinco de ellas de una magnitud superior 4.0.

Imágenes de televisión mostraron a centenares de personas abandonando edificios y esperando en las calles, mientras otros corrían para alejarse de las estructuras. Otro sismo de magnitud 6.3 se sintió en la misma zona el pasado 12 de julio, con un saldo de 10 heridos.

" width="90" height="90" />
aguas continentales para la producción de energía eléctrica, al tener dudas de su compatibilidad con la normativa comunitaria.

La Sala ha decidido formular tres preguntas al TJUE antes de resolver los recursos interpuestos por Acciona y Unesa contra dicho Real Decreto, según informa el Tribunal Supremo en un comunicado. En primer lugar, expresa sus dudas sobre la finalidad medioambiental del canon cuestionado, que predica el preámbulo de la Ley 15/2012, y pregunta al TJUE si es respetuoso con la aplicación del principio “quien contamina paga”, contemplado en el artículo 191.2 del TFUE y en el artículo 9.1 de la Directiva 2000/60/CE del marco del agua.

En este sentido, la Sala afirma que dicha tasa no responde al perfil de tributo medioambiental porque “no vela por proteger los supuestos daños medioambientales”, sino que su finalidad, por el contrario, es “establecer un mecanismo de financiación del déficit de tarifa, con lo que el legislador parece ir contra los propios principios que inspiran la política europea en materia energética y ambiental, esos mismos principios que se invocan en la exposición de motivos”, recoge el comunicado.

Uso de aguas para producir electricidad

Asimismo, indica que una cantidad insignificante, un 2% del canon recaudado, se destina a las actuaciones del Organismo de Cuenca frente al 98% que será ingresado en el Tesoro Público, por lo que “constituye un ingreso más del sistema eléctrico al no destinarse la recaudación a la protección y mejora del dominio público“, asevera.

Otra cuestión que la Sala plantea al TJUE es si el canon es compatible con el principio de no discriminación de los operadores contemplado en la Directiva 2009/72/CE sobre normas comunes para el mercado interior de electricidad. En su auto, los magistrados recuerdan que esta tasa se exige a los generadores de energía hidroeléctrica que operan en cuencas intercomunitarias, frente a los titulares de concesiones en cuencas intracomunitarias, y a los productores con tecnología hidroeléctrica frente a quienes utilizan otras tecnologías, generando una situación de desigualdad que incide en la competencia dentro del mercado eléctrico.

Por último, la Sala plantea si el cobro de este canon en perjuicio de los productores de generación hidroeléctrica que operan en cuencas intercomunitarias es una ayuda de Estado que está prohibida por el artículo 107 TFUE. Según explica la nota del TS a los magistrados les surge la duda sobre si este impuesto es un tributo asimétrico que perjudica la competencia en el mercado eléctrico creando ayudas de Estado a favor de terceras personas al producirse, por un lado, la diferenciación entre compañías de producción hidroeléctricas que se encuentran en la misma posición y, por otro, respecto de los productores de energía eléctrica proveniente de otras fuentes.

">
<h2>Uso de aguas para producir electricidad</h2><p>La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha acordado plantear cuestiones prejudiciales ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en relación con el Real Decreto 198/2015, de 23 de marzo, que desarrolla el artículo 112 bis del Texto Refundido de la Ley de Aguas, por el que se crea el canon para la utilización de las <a href=aguas continentales para la producción de energía eléctrica, al tener dudas de su compatibilidad con la normativa comunitaria.

La Sala ha decidido formular tres preguntas al TJUE antes de resolver los recursos interpuestos por Acciona y Unesa contra dicho Real Decreto, según informa el Tribunal Supremo en un comunicado. En primer lugar, expresa sus dudas sobre la finalidad medioambiental del canon cuestionado, que predica el preámbulo de la Ley 15/2012, y pregunta al TJUE si es respetuoso con la aplicación del principio “quien contamina paga”, contemplado en el artículo 191.2 del TFUE y en el artículo 9.1 de la Directiva 2000/60/CE del marco del agua.

En este sentido, la Sala afirma que dicha tasa no responde al perfil de tributo medioambiental porque “no vela por proteger los supuestos daños medioambientales”, sino que su finalidad, por el contrario, es “establecer un mecanismo de financiación del déficit de tarifa, con lo que el legislador parece ir contra los propios principios que inspiran la política europea en materia energética y ambiental, esos mismos principios que se invocan en la exposición de motivos”, recoge el comunicado.

Uso de aguas para producir electricidad

Asimismo, indica que una cantidad insignificante, un 2% del canon recaudado, se destina a las actuaciones del Organismo de Cuenca frente al 98% que será ingresado en el Tesoro Público, por lo que “constituye un ingreso más del sistema eléctrico al no destinarse la recaudación a la protección y mejora del dominio público“, asevera.

Otra cuestión que la Sala plantea al TJUE es si el canon es compatible con el principio de no discriminación de los operadores contemplado en la Directiva 2009/72/CE sobre normas comunes para el mercado interior de electricidad. En su auto, los magistrados recuerdan que esta tasa se exige a los generadores de energía hidroeléctrica que operan en cuencas intercomunitarias, frente a los titulares de concesiones en cuencas intracomunitarias, y a los productores con tecnología hidroeléctrica frente a quienes utilizan otras tecnologías, generando una situación de desigualdad que incide en la competencia dentro del mercado eléctrico.

Por último, la Sala plantea si el cobro de este canon en perjuicio de los productores de generación hidroeléctrica que operan en cuencas intercomunitarias es una ayuda de Estado que está prohibida por el artículo 107 TFUE. Según explica la nota del TS a los magistrados les surge la duda sobre si este impuesto es un tributo asimétrico que perjudica la competencia en el mercado eléctrico creando ayudas de Estado a favor de terceras personas al producirse, por un lado, la diferenciación entre compañías de producción hidroeléctricas que se encuentran en la misma posición y, por otro, respecto de los productores de energía eléctrica proveniente de otras fuentes.

" width="90" height="90" />
Joides Resolution, uno de los buques de perforación científica más sofisticados del mundo. Alcanzarán profundidades de 300 a 800 metros para recoger del fondo marino muestras completas de sedimentos depositados durante millones de años. Esas evidencias fósiles servirán a los científicos para armar un registro detallado del pasado del continente, que en un pasado estuvo unido a la Antártida.

"Hace aproximadamente 100 millones de años, la Antártida, Australia y Zelandia formaban un continente", dice Gerald Dickens, geocientífico de la Universidad de Rice y científico jefe de la expedición. "Hace unos 85 millones de años, Zelandia se separó por su cuenta, y por un tiempo, el fondo marino entre él y Australia se extendía a ambos lados de una cresta oceánica que separaba a ambos".

Movimiento de placas

Los movimientos relativos de Zelandia y Australia se deben a la tectónica de placas, el movimiento constante de las secciones entrelazadas de la superficie de la Tierra. La expedición examinará un cambio masivo en el movimiento de placas que ocurrió hace unos 50 millones de años en dirección a la enorme Placa del Pacífico, al noreste de Zelandia, lo que provocó el levantamiento de Nueva Zelanda por encima de la línea de flotación y el desarrollo de un nuevo arco de volcanes. La investigación también puede responder a preguntas sobre la forma en que el clima de la Tierra ha evolucionado en los últimos 60 millones de años.

Si Zelandia fuera aceptado como continente por la comunidad científica, se convertiría en el séptimo, según el modelo tradicional que incluye Europa, Asia, América, África, Oceanía y la Antártida. Hay otros modelos que dependen del área cultural, pero los investigadores sugieren una razón geológica para dividir los continentes, de forma que sean grandes áreas identificables que yacen sobre la corteza continental. Este razonamiento es lo que les lleva a pensar que Zelandia también debería tener su propia identidad. Sea así o no, las respuestas a los misterios de Zelandia pronto podrían ser reveladas.

">
<h2>Comienza la expedición a Zealandia, el misterioso continente oculto</h2><p>Alrededor de Nueva Zelanda hay una masa de corteza terrestre de la mitad del tamaño de Australia. Es el continente llamado Zelandia, y <strong>lo que lo hace diferente de otros es que más del 90% de su territorio está sumergido.</strong> Esto es lo que creen un grupo de geólogos, que en febrero anunciaron su particular hipótesis y que ahora van a embarcarse en una <strong>expedición de perforación oceánica decididos a desentrañar los secretos de ese continente oculto.</strong></p><p>Zelandia, también conocido como Zealandia, <strong>cubre 4,9 millones de km cuadrados, de los cuales el 94% están bajo el agua.</strong> Para los investigadores se trata de una entidad geológica claramente distinta, ya que cumple con todos los criterios aplicados a los otros continentes, como la elevación del terreno por encima de los alrededores, una <strong>geología distintiva,</strong> un área bien definida y una corteza más gruesa que la que se encuentra en el fondo del océano. <strong>Abarca Nueva Zelanda, Nueva Caledonia, Isla Norfolk y la Isla de Lord Howe.</strong></p><p>Un total de 30 investigadores partirán el 27 de julio en la expedición, auspiciada por la <em>National Science Foundation (NSF),</em> para buscar pistas sobre la historia de Zelandia. Los participantes navegarán desde Townsville, Australia, a bordo del <em><a href=Joides Resolution, uno de los buques de perforación científica más sofisticados del mundo. Alcanzarán profundidades de 300 a 800 metros para recoger del fondo marino muestras completas de sedimentos depositados durante millones de años. Esas evidencias fósiles servirán a los científicos para armar un registro detallado del pasado del continente, que en un pasado estuvo unido a la Antártida.

"Hace aproximadamente 100 millones de años, la Antártida, Australia y Zelandia formaban un continente", dice Gerald Dickens, geocientífico de la Universidad de Rice y científico jefe de la expedición. "Hace unos 85 millones de años, Zelandia se separó por su cuenta, y por un tiempo, el fondo marino entre él y Australia se extendía a ambos lados de una cresta oceánica que separaba a ambos".

Movimiento de placas

Los movimientos relativos de Zelandia y Australia se deben a la tectónica de placas, el movimiento constante de las secciones entrelazadas de la superficie de la Tierra. La expedición examinará un cambio masivo en el movimiento de placas que ocurrió hace unos 50 millones de años en dirección a la enorme Placa del Pacífico, al noreste de Zelandia, lo que provocó el levantamiento de Nueva Zelanda por encima de la línea de flotación y el desarrollo de un nuevo arco de volcanes. La investigación también puede responder a preguntas sobre la forma en que el clima de la Tierra ha evolucionado en los últimos 60 millones de años.

Si Zelandia fuera aceptado como continente por la comunidad científica, se convertiría en el séptimo, según el modelo tradicional que incluye Europa, Asia, América, África, Oceanía y la Antártida. Hay otros modelos que dependen del área cultural, pero los investigadores sugieren una razón geológica para dividir los continentes, de forma que sean grandes áreas identificables que yacen sobre la corteza continental. Este razonamiento es lo que les lleva a pensar que Zelandia también debería tener su propia identidad. Sea así o no, las respuestas a los misterios de Zelandia pronto podrían ser reveladas.

" width="90" height="90" />

<h2>El deshielo del Ártico tiene consecuencias en las nubes</h2><h3>Deshielo del Océano Antártico</h3><p>El resultado de la campaña antártica PEGASO 2015, liderada por los investigadores del CSIC de Barcelona Rafael Simó y Manuel Dall’Osto, ha demostrado que <em><strong>“en la atmósfera de la Antártida hay partículas que provienen de la vida microscópica que habita en el hielo marino y las aguas que le rodean”.</strong></em></p><p><strong><em>“El deshielo del Océano Antártico acelerado por el cambio climático puede favorecer la emisión de sustancias formadoras de nubes, un proceso que hasta ahora no se había tenido en cuenta en los estudios del clima polar”,</em></strong> asegura el estudio.</p><p>Durante un mes y medio del verano austral, <strong>un equipo internacional analizó las partículas suspendidas en el aire</strong> mientras navegaba por la región de la Península Antártica y el norte del Mar de Weddell, para luego contrastar los datos recogidos con el análisis del agua del océano y del hielo marino.</p><p>Es necesaria una mirada global y conjunta sobre las interacciones entre océano, hielo, atmósfera y vida, si queremos entender y ser capaces de predecir la compleja maquinaria del clima, explica Manuel Dall’Osto en la investigación.</p><p>En la campaña PEGASO 2015 participaron también investigadores de las universidades Nacional de Irlanda, de Birminghan, de Plymouth y de Mainz, el Instituto de Química Analítica Instrumental de Bologna, el Instituto Meteorológico Finlandés y el Instituto de investigación en Biodiversidad y Medio Ambiente de Bariloche (Argentina).</p>

<h2>La domesticación del perro tuvo lugar en Europa hace 20 siglos</h2><p>Tres estudios genéticos recientes sobre el origen, la evolución y el comportamiento de los perros. Un estudio publicado en <em>Nature Communications</em> sugiere que la domesticación del perro <strong>ocurrió en Europa hace entre 20.000 y 40.000 años</strong> y que, a finales del Neolítico, la población europea de perros no fue reemplazada por otra domesticada independientemente en el este de Asia, como han propuesto algunos estudios previos. </p><p>La segunda investigación, publicada en <em>Science Advances,</em> demuestra que la hipersociabilidad, una característica central del síndrome de Williams-Beuren, es también un elemento clave en la domesticación, que diferencia a los perros de los lobos; es decir, los investigadores han encontrado un importante componente genético que forma la personalidad del animal y que <strong>influyó en el proceso de domesticación del lobo salvaje al perro manso.</strong> El tercer estudio, publicado en <em>Scientific Reports,</em> revela un hecho curioso: que las razas de perro sin pelo difieren de otros perros no sólo porque carecen de pelaje, <strong>sino también en el número y en la naturaleza de sus dientes.</strong> Estos hallazgos morfológicos están asociados a una variación del gen FOXI3.</p><p>El primer estudio, dirigido por Krishna Veeramah, de la Universidad de Stony Brook (Nueva York), ha secuenciado los genomas de un perro de comienzos del Neolítico y otro de finales del mismo período, cuyos restos fueron hallados en Alemania, en el sitio arqueológico de Herxheim y en la Cueva del Cerezo, respectivamente. <em>"Observamos una continuidad genética a través del Neolítico y hasta el presente, con los antiguos perros compartiendo una ascendencia importante con los perros europeos modernos",</em> afirman los autores del estudio. Europa, por tanto, <strong>ha sido crucial en la evolución del perro,</strong> acogiendo los restos indiscutibles más antiguos, del Paleolítico, y <strong>convirtiéndose en el centro de la creación de razas de perro.</strong></p><p>El síndrome de Williams-Beuren en los humanos, un transtorno genético poco común, tiene características hipersociables como por ejemplo un sentido gregario excepcional; la personalidad del afectado puede ser muy amigable, desinhibida, entusiasta y gregaria. <em>"Fue la notable similitud entre la presentación conductual del síndrome de Williams-Beuren y la cordialidad de los perros domésticos lo que nos sugirió que <strong>podría haber similitudes en la arquitectura genética de ambos fenotipos",</strong></em> dice Bridgett vonHoldt, la coautora del estudio publicado en <em>Science Advances,</em> de la Universidad de Princeton. </p><p>Emily Shuldiner, la principal autora del estudio, de la misma universidad, fue quien identificó las coincidencias entre la arquitectura genética del síndrome de Williams-Beuren y la docilidad canina. <em>"En resumen, nuestros hallazgos sugieren que la misma región afectada por variantes estructurales en el síndrome de Williams-Beuren en los humanos está asociada con la exuberante sociabilidad de los perros domésticos",</em> concluye el estudio. Es decir, los perros, a diferencia de los lobos, tienen una condición genética que <strong>puede traducirse en una motivación exagerada por buscar el contacto social.</strong></p><p>El tercer estudio, desarrollado por científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig y de la Universidad Friedrich Schiller en Jena, se ha centrado en el estudio de los cráneos y los dientes de perros de raza sin pelo, procedentes de la colección del Phyletisches Museum de la Universidad de Jena. La falta de pelo en razas de perro como el crestado chino o el xoloitzcuintle mexicano <strong>es el resultado de la mutación del gen FOXI3 que, entre otros, está implicado en el desarrollo de los dientes.</strong> </p><p>Los investigadores han descubierto que los perros sin pelo han perdido casi completamente sus dientes de reemplazo (incisivos, caninos y premolares) y, sin embargo, los molares están presentes. También resulta destacable que los premolares deciduos y los molares permanentes de los perros sin pelo carecen de cúspides linguales específicas. <em>"Puede que este gen también haya tenido una función importante en los cambios evolutivos de la morfología dental humana",</em> dice Kornelius Kupczik, el principal autor del estudio.</p>

Noticias anteriores

07/03/2017

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies