"Agricultura sostenible" y "hambre cero", ODS prioritarios en la Cumbre del Desarrollo Sostenible - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"No encontramos cómo votar en el concurso de fotografia..."


"Porqué hay qué hacer las prevenciones después de los desastres ecológicos pues esto tambi..."


"Entonces no se equivocó tanto......"

AGENDA AMBIENTAL DICIEMBRE 2017

  • World Efficiency Solutions 2017
  • Día Internacional de las montañas en el Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos
  • Convocatoria de subvenciones para la realización de proyectos de investigación científica en la Red de Parques Nacionales 2017

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Actualidad Ambiental

"Agricultura sostenible" y "hambre cero", ODS prioritarios en la Cumbre del Desarrollo Sostenible

Internacional


FAO



La seguridad alimentaria, la nutrición y la agricultura sostenible son fundamentales para lograr el conjunto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs) en 2030, ha dicho el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, a los líderes mundiales en un discurso plenario ante la ONU.

 "Nos hemos dado una tarea enorme, que comienza con el compromiso histórico de no sólo reducir sino también erradicar la pobreza, el hambre y la malnutrición de manera sostenible, porque cuando hablamos de un mundo sostenible, no podemos dejar a nadie atrás", ha señalado durante su intervención al Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible 2015.

Catorce de los 17 nuevos ODS adoptados por el Cumbre están relacionados con la misión histórica de la FAO, señaló el Director General. 

El segundo objetivo - que es "acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria y una mejor nutrición y promover la agricultura sostenible"- debe ser perseguido con urgencia ya que un progreso rápido en ese frente es la clave para los demás objetivos, agregó.

La agricultura sostenible y el hambre cero

"Sólo podemos descansar cuando logremos hambre cero", dijo Graziano da Silva.

Los ODSs continúan y amplían los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que fueron establecidos en 2001 y que vencen este año, cuya meta de reducción del hambre fuecumplidapor más de la mitad de los países monitoreados por la FAO. Sin embargo, cerca de 800 millones de personas aún sufren subalimentación crónica.

Una mayoría de los pobres y hambrientos del mundo viven en las zonas rurales, y mejorar sus medios de vida es el principal reto, dijo Graziano da Silva.

Hacerlo requerirá promover el crecimiento inclusivo e inversiones responsables que respondan a las necesidades de los pobres del mundo, dijo.

"Necesitamos construir sistemas agrícolas y alimentarios más sostenibles, que son resistentes al estrés y más capaces de hacer frente y responder al cambio climático", añadió.

Invertir en agricultura medioambientalmente sostenible no será suficiente por si mismo, si no que también se requieren sistemas de protección social bien diseñados, agregó Graziano da Silva.

Recordó a los líderes mundiales que en los próximos 15 años se necesita una inversión adicional de 160 dólares al año por persona en situación de pobreza extrema, para acabar con el hambre.

"Esto representa menos de la mitad del ingreso mundial en 2014. Y es sólo una pequeña fracción del costo que el hambre y la malnutrición imponen a las economías, las sociedades y las personas", dijo.   

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Cumbre desarrollo sostenible, agricultura, ONU, ODS, ODM,

D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\boletino\noticias\Agricultura-sostenible-y-hambre-cero-ODS-prioritarios-en-la-Cumbre-del-Desarrollo-Sostenible.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//boletino/noticias/Agricultura-sostenible-y-hambre-cero-ODS-prioritarios-en-la-Cumbre-del-Desarrollo-Sostenible.asp?id=57980

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

Día Mundial del Suelo (WSD) se celebra anualmente el 5 de diciembre como un medio para centrar la atención en la importancia de un suelo sano y abogar por la gestión sostenible de los recursos del suelo.

La Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS) recomendó una jornada internacional para homenajear al suelo en 2002. Bajo el liderazgo del Reino de Tailandia y en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, la FAO ha apoyado el establecimiento formal del WSD como una plataforma mundial de concienciación.

La Conferencia de la FAO aprobó unánimemente el Día Mundial del Suelo en junio de 2013 y solicitó su aprobación oficial en la 68ª Asamblea General de la ONU. En diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU respondió al designar el 5 de diciembre de 2014 como el primer Día Mundial del Suelo.

El suelo es un recurso natural finito. A escala de tiempo humana, no es renovable. Sin embargo, a pesar del papel esencial que desempeña el suelo en la subsistencia humana, existe un incremento mundial de la degradación de los recursos del suelo debido a prácticas de gestión inapropiadas, a la presión de la población que impulsa una intensificación insostenible y a una gobernabilidad inadecuada sobre este recurso esencial.

El cuidado del Planeta empieza en el Suelo

Las actividades del Día Mundial del Suelo 2017 tienen por objetivo transmitir mensajes sobre la importancia de la calidad del suelo para la seguridad alimentaria, ecosistemas saludables y el bienestar humano. Esto incluye:

  • Publicaciones claves e iniciativas emblemáticas
  • Eventos globales el 5 de diciembre de 2017
  • Diálogo sobre políticas para el compromiso mundial de abordar la gestión sostenible de los suelos, ecosistemas saludables y los desafíos del bienestar humano durante los principales acontecimientos mundiales
  • Material de campaña divertido y gratis para descargar, usar y diseminar



">
<h2>Día Mundial del Suelo</h2><p>El <a href=Día Mundial del Suelo (WSD) se celebra anualmente el 5 de diciembre como un medio para centrar la atención en la importancia de un suelo sano y abogar por la gestión sostenible de los recursos del suelo.

La Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS) recomendó una jornada internacional para homenajear al suelo en 2002. Bajo el liderazgo del Reino de Tailandia y en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, la FAO ha apoyado el establecimiento formal del WSD como una plataforma mundial de concienciación.

La Conferencia de la FAO aprobó unánimemente el Día Mundial del Suelo en junio de 2013 y solicitó su aprobación oficial en la 68ª Asamblea General de la ONU. En diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU respondió al designar el 5 de diciembre de 2014 como el primer Día Mundial del Suelo.

El suelo es un recurso natural finito. A escala de tiempo humana, no es renovable. Sin embargo, a pesar del papel esencial que desempeña el suelo en la subsistencia humana, existe un incremento mundial de la degradación de los recursos del suelo debido a prácticas de gestión inapropiadas, a la presión de la población que impulsa una intensificación insostenible y a una gobernabilidad inadecuada sobre este recurso esencial.

El cuidado del Planeta empieza en el Suelo

Las actividades del Día Mundial del Suelo 2017 tienen por objetivo transmitir mensajes sobre la importancia de la calidad del suelo para la seguridad alimentaria, ecosistemas saludables y el bienestar humano. Esto incluye:

  • Publicaciones claves e iniciativas emblemáticas
  • Eventos globales el 5 de diciembre de 2017
  • Diálogo sobre políticas para el compromiso mundial de abordar la gestión sostenible de los suelos, ecosistemas saludables y los desafíos del bienestar humano durante los principales acontecimientos mundiales
  • Material de campaña divertido y gratis para descargar, usar y diseminar



" width="90" height="90" />
árbol de Navidad, los renos luminosos de las ventanas, cualquier pieza de iluminación navideña puede encontrarse hoy en su versión ecológica.

Utilizar luces LED garantiza el aprovechamiento óptimo de la energía empleada en la iluminación de navidad. Sin embargo, no es la única consideración a tomar en cuenta en materia de luz. El tiempo de uso diario de esta iluminación también determinará nuestro consumo energético. Encender las luces navideñas durante menos horas al día, apagarlas siempre antes de dormir, no dejarlas encendidas si no hay nadie en casa, dividir la iluminación navideña por fases y usarlas alternativamente, son algunas pautas a seguir. El uso de velas para complementar la iluminación en esta época también es una alternativa ecológica que además creará un ambiente más acogedor.  

Vistiendo la casa con adornos navideños

Además de la iluminación, es frecuente decorar las casas con infinidad de motivos y adornos típicamente navideños. La mejor manera de afrontar esta tarea es intentar reciclar los adornos utilizados en años anteriores y que seguro se encuentran en alguna caja recóndita del trastero. Otra interesante opción, que además puede representar un gran entretenimiento para los niños, es lanzarse al DIY (Hazlo Tú Mismo por sus siglas en inglés) de adornos navideños, aprovechando que internet se llena de tutoriales al uso en estas fechas. Se trata de una estupenda oportunidad para reciclar papeles, cartones o demás trastos que suelen sobrar por casa.

La temperatura ideal para Navidad

El verano aprieta en el hemisferio sur del planeta en esta época y para que no se dispare el gasto energético al refrescar el hogar es importante vigilar el uso que se hace de la climatización. La temperatura ideal para las estancias climatizadas en verano ronda los 25ºC y es más que suficiente para mantener un ambiente agradable. Si la celebración de la fiesta de Navidad puede hacerse al aire libre, por ejemplo, en el jardín con una buena carne a la parrilla argentina, el éxito está asegurado.

Si por el contrario, la Navidad se celebra en el hemisferio Norte, hay que recordar que la temperatura de confort en invierno es de aproximadamente 20ºC. Si la casa se va a quedar sola por algunos días lo mejor es dejarla a 15ºC aproximadamente, así le costará menos volver a una temperatura normal cuando se esté de regreso. Y en caso de tener un grupo de gente numeroso se puede bajar hasta tres grados el termostato, ya que el calor corporal de los presentes hará el resto.

Época de fiestas y celebraciones: comidas, cenas y platos por lavar

En estas fechas se desperdicia mucha comida, así que no está de más prestar un extra de atención para no gastar más de lo necesario en este rubro, además, hay que recordar que los recursos del planeta son limitados. Comprar y cocinar sólo lo necesario que se va a consumir por la familia y amigos requiere de un esfuerzo de análisis previo que sin lugar a dudas valdrá la pena.

Además de la planificación hay otros elementos a tomar en cuenta. Para descongelar alimentos, lo mejor es hacerlo en el frigorífico, ya que se aprovecha el frío que emanan para conservar mejor el resto de alimentos de la nevera. Esto es importante en una época del año en la que se tienden a sobrecargar las neveras. Y a la hora de fregar los platos, lo mejor es cargar bien el lavavajillas y dejarle el trabajo sucio. Así se ahorra mucha más agua que si se lava a mano.

La ilusión de la Navidad

Al final, lo importante en estas fechas es reunirse con familia y amigos y pasar un buen tiempo. Disfrutar y ser responsables con el planeta son dos conceptos que pueden ir de la mano en cualquier fecha y si es en Navidades mejor aún. Tener un poco de conciencia respecto a las tradiciones sale a cuento para el planeta y para el bolsillo.

">
<h2>La estrella de la Navidad: la iluminación LED</h2><p><strong>El bajo consumo energético de las bombillas LED y su larga vida útil las convierten en la opción más inteligente disponible en el mercado al día de hoy. </strong>Además de la iluminación regular de las estancias de la casa, la tecnología LED también viene al rescate en Navidades. Los adornos luminosos con que se ambientan las casas y calles de las ciudades son más eficientes si son LED. Las luces del <a href=árbol de Navidad, los renos luminosos de las ventanas, cualquier pieza de iluminación navideña puede encontrarse hoy en su versión ecológica.

Utilizar luces LED garantiza el aprovechamiento óptimo de la energía empleada en la iluminación de navidad. Sin embargo, no es la única consideración a tomar en cuenta en materia de luz. El tiempo de uso diario de esta iluminación también determinará nuestro consumo energético. Encender las luces navideñas durante menos horas al día, apagarlas siempre antes de dormir, no dejarlas encendidas si no hay nadie en casa, dividir la iluminación navideña por fases y usarlas alternativamente, son algunas pautas a seguir. El uso de velas para complementar la iluminación en esta época también es una alternativa ecológica que además creará un ambiente más acogedor.  

Vistiendo la casa con adornos navideños

Además de la iluminación, es frecuente decorar las casas con infinidad de motivos y adornos típicamente navideños. La mejor manera de afrontar esta tarea es intentar reciclar los adornos utilizados en años anteriores y que seguro se encuentran en alguna caja recóndita del trastero. Otra interesante opción, que además puede representar un gran entretenimiento para los niños, es lanzarse al DIY (Hazlo Tú Mismo por sus siglas en inglés) de adornos navideños, aprovechando que internet se llena de tutoriales al uso en estas fechas. Se trata de una estupenda oportunidad para reciclar papeles, cartones o demás trastos que suelen sobrar por casa.

La temperatura ideal para Navidad

El verano aprieta en el hemisferio sur del planeta en esta época y para que no se dispare el gasto energético al refrescar el hogar es importante vigilar el uso que se hace de la climatización. La temperatura ideal para las estancias climatizadas en verano ronda los 25ºC y es más que suficiente para mantener un ambiente agradable. Si la celebración de la fiesta de Navidad puede hacerse al aire libre, por ejemplo, en el jardín con una buena carne a la parrilla argentina, el éxito está asegurado.

Si por el contrario, la Navidad se celebra en el hemisferio Norte, hay que recordar que la temperatura de confort en invierno es de aproximadamente 20ºC. Si la casa se va a quedar sola por algunos días lo mejor es dejarla a 15ºC aproximadamente, así le costará menos volver a una temperatura normal cuando se esté de regreso. Y en caso de tener un grupo de gente numeroso se puede bajar hasta tres grados el termostato, ya que el calor corporal de los presentes hará el resto.

Época de fiestas y celebraciones: comidas, cenas y platos por lavar

En estas fechas se desperdicia mucha comida, así que no está de más prestar un extra de atención para no gastar más de lo necesario en este rubro, además, hay que recordar que los recursos del planeta son limitados. Comprar y cocinar sólo lo necesario que se va a consumir por la familia y amigos requiere de un esfuerzo de análisis previo que sin lugar a dudas valdrá la pena.

Además de la planificación hay otros elementos a tomar en cuenta. Para descongelar alimentos, lo mejor es hacerlo en el frigorífico, ya que se aprovecha el frío que emanan para conservar mejor el resto de alimentos de la nevera. Esto es importante en una época del año en la que se tienden a sobrecargar las neveras. Y a la hora de fregar los platos, lo mejor es cargar bien el lavavajillas y dejarle el trabajo sucio. Así se ahorra mucha más agua que si se lava a mano.

La ilusión de la Navidad

Al final, lo importante en estas fechas es reunirse con familia y amigos y pasar un buen tiempo. Disfrutar y ser responsables con el planeta son dos conceptos que pueden ir de la mano en cualquier fecha y si es en Navidades mejor aún. Tener un poco de conciencia respecto a las tradiciones sale a cuento para el planeta y para el bolsillo.

" width="90" height="90" />
Logista es el único distribuidor europeo que ha logrado este reconocimiento. En España, CDP sólo ha distinguido a 6 compañías en la “A List” gracias a sus acciones durante el último ejercicio para reducir emisiones y mitigar el cambio climático.

CDP es una organización internacional sin ánimo de lucro que evalúa independientemente la información medioambiental suministrada por más de 6.300 compañías de todo el mundo con cerca del 55% de la capitalización bursátil global. CDP trabaja con el mandato de inversores institucionales con más de 100 billones de dólares en activos para motivar a que las compañías publiquen y gestionen su impacto en el medio ambiente. CDP ha valorado las medidas y mejoras implantadas en los últimos años en todas las sociedades del Grupo Logista, y lo ha distinguido como modelo y referencia para las organizaciones participantes en el Programa CDP.

Desde el ejercicio 2013 el Grupo Logista calcula y verifica externamente, de acuerdo a estándares internacionalmente reconocidos, la huella de carbono de todos sus negocios y servicios en los distintos países donde opera, incluyendo las actividades del Grupo externalizadas, como las de vehículos de transporte subcontratados, franquicias y las actividades indirectas, así como la compra de bienes y servicios, consumo de agua o la generación de residuos.

Este cálculo, basado en normas y estándares internacionalmente reconocidos, es verificado bajo la norma UNE-EN ISO 14064 por una entidad independiente acreditada, confirmando las cifras y la fiabilidad y trazabilidad del proceso.

Logista mantiene un compromiso inequívoco con el medio ambiente, recogido en su Política de Calidad, Medio Ambiente y Eficiencia Energética, y realiza un continuo esfuerzo en materia de sostenibilidad y cambio climático, incluyendo acciones como la optimización de rutas, reducción de kilómetros en vacío, sustitución de flota convencional por vehículos eficientes, auditorías energéticas, rediseño de envases y embalajes o el fomento de la reutilización y el reciclaje, entre otras.

Este compromiso se extiende a todo el Grupo. Así, por ejemplo, Integra2 ha aumentado su flota de vehículos con combustibles menos contaminantes, mientras que Nacex ya cuenta con vehículos eléctricos en su flota e incentiva la compra de vehículos eléctricos por sus franquicias. Por su parte, Logista incorpora constantemente la tecnología más eficiente, priorizando motorizaciones euro VI y tecnología Green Tech.

Además, más del 90% de las instalaciones del Grupo, incluyendo todos los centros directamente gestionados en España, Francia, Italia y Portugal se han suministrado con electricidad de origen 100% renovable.

Cabe destacar que Logista ha sido una de las primeras empresas europeas en conseguir la aprobación del Science Based Targets (SBT). SBT apoya a las empresas a determinar cuánto deben reducir sus emisiones y a establecer objetivos de reducción soportados científicamente para que el aumento de la temperatura global, en comparación con las temperaturas en la era preindustrial, sea inferior a 2ºC.

La “A List”, así como las puntuaciones de todas las compañías que han tomado parte en el programa sobre cambio climático de CDP, está disponible en la web de la organización (www.cdp.net). Logista es el distribuidor líder de productos y servicios a comercios de proximidad en el sur de Europa, sirve a unos 300.000 puntos de venta en España, Francia, Italia y Portugal, y facilita el mejor y más rápido acceso al mercado de productos de tabaco, conveniencia, recarga electrónica, farmacéuticos, libros, publicaciones y loterías, entre otros.

">
<h2>Logista se confirma como uno de los líderes mundiales en la lucha contra el cambio climático</h2><p><strong><a href=Logista es el único distribuidor europeo que ha logrado este reconocimiento. En España, CDP sólo ha distinguido a 6 compañías en la “A List” gracias a sus acciones durante el último ejercicio para reducir emisiones y mitigar el cambio climático.

CDP es una organización internacional sin ánimo de lucro que evalúa independientemente la información medioambiental suministrada por más de 6.300 compañías de todo el mundo con cerca del 55% de la capitalización bursátil global. CDP trabaja con el mandato de inversores institucionales con más de 100 billones de dólares en activos para motivar a que las compañías publiquen y gestionen su impacto en el medio ambiente. CDP ha valorado las medidas y mejoras implantadas en los últimos años en todas las sociedades del Grupo Logista, y lo ha distinguido como modelo y referencia para las organizaciones participantes en el Programa CDP.

Desde el ejercicio 2013 el Grupo Logista calcula y verifica externamente, de acuerdo a estándares internacionalmente reconocidos, la huella de carbono de todos sus negocios y servicios en los distintos países donde opera, incluyendo las actividades del Grupo externalizadas, como las de vehículos de transporte subcontratados, franquicias y las actividades indirectas, así como la compra de bienes y servicios, consumo de agua o la generación de residuos.

Este cálculo, basado en normas y estándares internacionalmente reconocidos, es verificado bajo la norma UNE-EN ISO 14064 por una entidad independiente acreditada, confirmando las cifras y la fiabilidad y trazabilidad del proceso.

Logista mantiene un compromiso inequívoco con el medio ambiente, recogido en su Política de Calidad, Medio Ambiente y Eficiencia Energética, y realiza un continuo esfuerzo en materia de sostenibilidad y cambio climático, incluyendo acciones como la optimización de rutas, reducción de kilómetros en vacío, sustitución de flota convencional por vehículos eficientes, auditorías energéticas, rediseño de envases y embalajes o el fomento de la reutilización y el reciclaje, entre otras.

Este compromiso se extiende a todo el Grupo. Así, por ejemplo, Integra2 ha aumentado su flota de vehículos con combustibles menos contaminantes, mientras que Nacex ya cuenta con vehículos eléctricos en su flota e incentiva la compra de vehículos eléctricos por sus franquicias. Por su parte, Logista incorpora constantemente la tecnología más eficiente, priorizando motorizaciones euro VI y tecnología Green Tech.

Además, más del 90% de las instalaciones del Grupo, incluyendo todos los centros directamente gestionados en España, Francia, Italia y Portugal se han suministrado con electricidad de origen 100% renovable.

Cabe destacar que Logista ha sido una de las primeras empresas europeas en conseguir la aprobación del Science Based Targets (SBT). SBT apoya a las empresas a determinar cuánto deben reducir sus emisiones y a establecer objetivos de reducción soportados científicamente para que el aumento de la temperatura global, en comparación con las temperaturas en la era preindustrial, sea inferior a 2ºC.

La “A List”, así como las puntuaciones de todas las compañías que han tomado parte en el programa sobre cambio climático de CDP, está disponible en la web de la organización (www.cdp.net). Logista es el distribuidor líder de productos y servicios a comercios de proximidad en el sur de Europa, sirve a unos 300.000 puntos de venta en España, Francia, Italia y Portugal, y facilita el mejor y más rápido acceso al mercado de productos de tabaco, conveniencia, recarga electrónica, farmacéuticos, libros, publicaciones y loterías, entre otros.

" width="90" height="90" />
emisiones.

2. Prohibir la circulación de vehículos tradicionales 

En algunas ciudades, como Madrid o París, se ponen en marcha restricciones de circulación. Algunas ciudades, como Barcelona, no llegan a prohibir el tráfico, pero sí lanzan campañas disuasorias para convencer a sus ciudadanos de que dejen el coche en casa. Otras hacen campañas puntuales: Roma hace domingos ecológicos, en los que el tráfico está prohibido.

Así, cuando se alcanzan los escenarios de máxima contaminación atmosférica, se restringe el tráfico de vehículos limitando las posibilidades de aparcamiento (no se puede aparcar en el centro, por ejemplo, lo que hace que llevar el coche sea realmente un engorro) y prohibiendo directamente la circulación. Siguiendo el caso de Madrid como ejemplo, según el día de la semana en el que se esté, solo pueden circular ciertos vehículos. 

3. Incentivar el uso de vehículos verdes

Además, las medidas disuasorias también tienen un efecto en el uso de los coches respetuosos con el medio ambiente y que tienen cero emisiones, ya que estos permanecen al margen de las medidas de restricción. En la lista se incluyen a los coches “eléctricos, de pila de combustible o de emisiones directas nulas, así como vehículos eléctricos enchufables y vehículos eléctricos de rango extendido”, como se lee en las instrucciones que Madrid da a sus ciudadanos.

Siguiendo con el ejemplo de esta ciudad, los vehículos que están certificados como cero emisiones pueden circular por el centro de la ciudad (aunque tienen que mantener la restricción de velocidad para mantener la fluidez del tráfico) e incluso aparcar en las zonas cerradas para ello mientras está prohibido. Ellos permanecen ajenos a las medidas de reducción de polución porque, al fin y al cabo, ellos no contaminan. De hecho, los únicos taxis que pueden circular libremente por la ciudad son aquellos que son ecológicos.

4. Y de las alternativas de transporte

Igual que ocurre con los vehículos respetuosos con el medio ambiente, los protocolos también suelen tener un efecto en cómo los ciudadanos se desplazan por la ciudad. Las alternativas de transporte, como es el caso de los autobuses o el metro, suelen tener un mayor uso esos días. Algunas ciudades, como París, abren incluso sus transportes públicos a toda la ciudadanía de forma gratuita.

Los ciudadanos no solo cambian su vehículo por los medios de transporte público, sino que también se lanzan a probar nuevas fórmulas como el carsharing. Según datos de una de las compañías que están lanzando este tipo de servicios, car2go, dado que una parte muy importante de su flota es eléctrica sus flotas "refuerzan el efecto positivo sobre la calidad del aire en las zonas de aglomeraciones". Como sus vehículos son eléctricos y se pueden contratar por minutos, muchos ciudadanos los prueban cuando no pueden emplear los tradicionales.

5. Obligar a pagar un peaje

Eso es lo que hacen algunas ciudades como medida disuasoria para el tráfico rodado. Si quieres circular con tu vehículo contaminante por el centro de la ciudad, no te queda más remedio que pagar una tasa, como harías en una autopista. Es el modelo que aplica Londres, que lo aplica desde 2008. La capital británica tiene serios problemas de contaminación (al año se mueren unas 9.500 personas por problemas de salud causados por la contaminación) y quieren tomar medidas mucho más exigentes en el futuro. Los planes están en obligar a los vehículos en 2020 a pasar una suerte de exámenes de emisiones que limitarán quién puede circular por el centro.

">
<h2>¿Qué medidas hay que tomar en caso de contaminación atmosférica?</h2><h3>1. Reducir la velocidad de circulación</h3><p>Las ciudades suelen reducir la velocidad de circulación por el centro de la localidad, sus puntos de acceso y las carreteras periféricas o circulares que permiten habitualmente ir más rápido. Madrid, por ejemplo, la baja a 70 km/hora. <strong>Lo hacen para que el tráfico sea más fluido y para que así se reduzcan las paradas, los frenazos y los acelerones, reduciendo así las <a href=emisiones.

2. Prohibir la circulación de vehículos tradicionales 

En algunas ciudades, como Madrid o París, se ponen en marcha restricciones de circulación. Algunas ciudades, como Barcelona, no llegan a prohibir el tráfico, pero sí lanzan campañas disuasorias para convencer a sus ciudadanos de que dejen el coche en casa. Otras hacen campañas puntuales: Roma hace domingos ecológicos, en los que el tráfico está prohibido.

Así, cuando se alcanzan los escenarios de máxima contaminación atmosférica, se restringe el tráfico de vehículos limitando las posibilidades de aparcamiento (no se puede aparcar en el centro, por ejemplo, lo que hace que llevar el coche sea realmente un engorro) y prohibiendo directamente la circulación. Siguiendo el caso de Madrid como ejemplo, según el día de la semana en el que se esté, solo pueden circular ciertos vehículos. 

3. Incentivar el uso de vehículos verdes

Además, las medidas disuasorias también tienen un efecto en el uso de los coches respetuosos con el medio ambiente y que tienen cero emisiones, ya que estos permanecen al margen de las medidas de restricción. En la lista se incluyen a los coches “eléctricos, de pila de combustible o de emisiones directas nulas, así como vehículos eléctricos enchufables y vehículos eléctricos de rango extendido”, como se lee en las instrucciones que Madrid da a sus ciudadanos.

Siguiendo con el ejemplo de esta ciudad, los vehículos que están certificados como cero emisiones pueden circular por el centro de la ciudad (aunque tienen que mantener la restricción de velocidad para mantener la fluidez del tráfico) e incluso aparcar en las zonas cerradas para ello mientras está prohibido. Ellos permanecen ajenos a las medidas de reducción de polución porque, al fin y al cabo, ellos no contaminan. De hecho, los únicos taxis que pueden circular libremente por la ciudad son aquellos que son ecológicos.

4. Y de las alternativas de transporte

Igual que ocurre con los vehículos respetuosos con el medio ambiente, los protocolos también suelen tener un efecto en cómo los ciudadanos se desplazan por la ciudad. Las alternativas de transporte, como es el caso de los autobuses o el metro, suelen tener un mayor uso esos días. Algunas ciudades, como París, abren incluso sus transportes públicos a toda la ciudadanía de forma gratuita.

Los ciudadanos no solo cambian su vehículo por los medios de transporte público, sino que también se lanzan a probar nuevas fórmulas como el carsharing. Según datos de una de las compañías que están lanzando este tipo de servicios, car2go, dado que una parte muy importante de su flota es eléctrica sus flotas "refuerzan el efecto positivo sobre la calidad del aire en las zonas de aglomeraciones". Como sus vehículos son eléctricos y se pueden contratar por minutos, muchos ciudadanos los prueban cuando no pueden emplear los tradicionales.

5. Obligar a pagar un peaje

Eso es lo que hacen algunas ciudades como medida disuasoria para el tráfico rodado. Si quieres circular con tu vehículo contaminante por el centro de la ciudad, no te queda más remedio que pagar una tasa, como harías en una autopista. Es el modelo que aplica Londres, que lo aplica desde 2008. La capital británica tiene serios problemas de contaminación (al año se mueren unas 9.500 personas por problemas de salud causados por la contaminación) y quieren tomar medidas mucho más exigentes en el futuro. Los planes están en obligar a los vehículos en 2020 a pasar una suerte de exámenes de emisiones que limitarán quién puede circular por el centro.

" width="90" height="90" />
Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) porque su rol estratégico en la sociedad les convierte en actores clave para la consecución de los mismos. Las universidades y los centros de investigación son reconocidos como actores neutrales y de confianza, lo que les da una oportunidad para establecer diálogos y abrir espacios de colaboración entre múltiples actores. De hecho, las universidades han sido, desde su misma génesis, catalizadoras de cambio a escala local, regional e internacional.

De acuerdo con su función primordial de formación de ciudadanos y profesionales, las universidades pueden ayudar a transmitir los ODS y el mismo paradigma del desarrollo sostenible, sea cual sea el ámbito de los estudios universitarios. Solamente en España, los 1,4 millones de estudiantes universitarios pueden constituir una generación transformadora si entre todos somos capaces de transmitirles los retos que establecen los ODS y formarlos en conocimientos y competencias clave para su desarrollo efectivo.

En el ámbito de la investigación, no cabe la menor duda de que las universidades y los centros de investigación pueden ser catalizadores para el análisis de los problemas asociados a los ODS, para el desarrollo de políticas públicas y herramientas de todo tipo (tecnología, ciencia aplicada, innovación social) y para el análisis de impacto y el monitoreo de las políticas a escala local y global. Las universidades pueden ayudar a los responsables políticos a tomar decisiones basadas en evidencias en base a la ciencia. 

De hecho, la Agenda 2030 constituye una ocasión excelente para potenciar la interrelación entre ciencia y política, desarrollando lo que denominamos investigación e innovación responsables (RRI, Responsible Research and Innovation): orientar las políticas científicas de acuerdo con las necesidades y demandas sociales, favorecer el acceso abierto para compartir el stock de conocimiento, difundir las prácticas éticas y responsables por parte de los científicos y académicos. En definitiva, que la ciencia trabaje con y para la sociedad. Un objetivo en plena sintonía con las prioridades globales que establecen los ODS.

El objetivo 17 habla de la importancia de establecer partenariados como herramientas de colaboración entre los distintos actores sociales para hacer frente a los ODS. En este contexto, hace apenas poco más de un mes se celebraba en Barcelona el Congreso Internacional “Sustainable Development Goals: Actors and Implementation”. En él, unos 220 asistentes de 21 países del mundo se reunían para tratar de la aplicación práctica de los ODS y del rol estratégico que las universidades y el mundo del conocimiento en general tienen en su ejecución. 

Efectivamente, todos los expertos asistentes compartieron el hecho de que implementar adecuadamente los ODS requiere de una participación activa y relevante del conocimiento, la investigación científica y la innovación en un sentido amplio y multidisciplinar. Asimismo, los expertos destacaron la necesidad de desarrollar alianzas estratégicas entre instituciones, universidades, empresas y organizaciones sociales. En un mundo cada vez más reticular y con sistemas de poder distribuidos, es imprescindible crear redes de colaboración estables, a modo de palancas de cambio y transformación eficientes.

">
<h2>Los ODS tienen que pasar a la acción</h2><p><strong>Las universidades y la investigación científica juegan un papel destacado en la sociedad y la economía del conocimiento.</strong> Tal como afirma Daniel Innerarity en su excelente libro "La democracia del conocimiento", los problemas a los que se enfrenta la humanidad actual requieren de una gran movilización de conocimiento. Para Innerarity, nuestro gran desafío consiste en <strong>construir una sociedad inteligente.</strong> La complejidad de nuestras sociedades, la densidad de las interacciones, las interdependencias o la vulnerabilidad compartida, todo ello hace que cada vez sea más importante que nuestro modo de organizarnos sea inteligente.</p><p>En este contexto, las universidades y la ciencia pueden y deben apoyar los <a href=Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) porque su rol estratégico en la sociedad les convierte en actores clave para la consecución de los mismos. Las universidades y los centros de investigación son reconocidos como actores neutrales y de confianza, lo que les da una oportunidad para establecer diálogos y abrir espacios de colaboración entre múltiples actores. De hecho, las universidades han sido, desde su misma génesis, catalizadoras de cambio a escala local, regional e internacional.

De acuerdo con su función primordial de formación de ciudadanos y profesionales, las universidades pueden ayudar a transmitir los ODS y el mismo paradigma del desarrollo sostenible, sea cual sea el ámbito de los estudios universitarios. Solamente en España, los 1,4 millones de estudiantes universitarios pueden constituir una generación transformadora si entre todos somos capaces de transmitirles los retos que establecen los ODS y formarlos en conocimientos y competencias clave para su desarrollo efectivo.

En el ámbito de la investigación, no cabe la menor duda de que las universidades y los centros de investigación pueden ser catalizadores para el análisis de los problemas asociados a los ODS, para el desarrollo de políticas públicas y herramientas de todo tipo (tecnología, ciencia aplicada, innovación social) y para el análisis de impacto y el monitoreo de las políticas a escala local y global. Las universidades pueden ayudar a los responsables políticos a tomar decisiones basadas en evidencias en base a la ciencia. 

De hecho, la Agenda 2030 constituye una ocasión excelente para potenciar la interrelación entre ciencia y política, desarrollando lo que denominamos investigación e innovación responsables (RRI, Responsible Research and Innovation): orientar las políticas científicas de acuerdo con las necesidades y demandas sociales, favorecer el acceso abierto para compartir el stock de conocimiento, difundir las prácticas éticas y responsables por parte de los científicos y académicos. En definitiva, que la ciencia trabaje con y para la sociedad. Un objetivo en plena sintonía con las prioridades globales que establecen los ODS.

El objetivo 17 habla de la importancia de establecer partenariados como herramientas de colaboración entre los distintos actores sociales para hacer frente a los ODS. En este contexto, hace apenas poco más de un mes se celebraba en Barcelona el Congreso Internacional “Sustainable Development Goals: Actors and Implementation”. En él, unos 220 asistentes de 21 países del mundo se reunían para tratar de la aplicación práctica de los ODS y del rol estratégico que las universidades y el mundo del conocimiento en general tienen en su ejecución. 

Efectivamente, todos los expertos asistentes compartieron el hecho de que implementar adecuadamente los ODS requiere de una participación activa y relevante del conocimiento, la investigación científica y la innovación en un sentido amplio y multidisciplinar. Asimismo, los expertos destacaron la necesidad de desarrollar alianzas estratégicas entre instituciones, universidades, empresas y organizaciones sociales. En un mundo cada vez más reticular y con sistemas de poder distribuidos, es imprescindible crear redes de colaboración estables, a modo de palancas de cambio y transformación eficientes.

" width="90" height="90" />
abejas son los polinizadores más importantes de las plantas con flores, que las necesitan imperativamente para producir cualquier tipo de semilla o fruta. El intercambio de polen entre las flores tiene como objetivo la reproducción vegetal, que requiere el traslado del polen desde las anteras, o partes masculinas de una flor, hasta los estigmas, o partes femeninas, ya sea de la misma planta o de otras plantas.

De entre todos los insectos las abejas melíferas (Apis mellifera) son los polinizadores más eficaces gracias a que tienen el cuerpo preparado para ello, según informaron un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia en el 70th Annual Meeting de la American Physical Society Division de Fluid Dynamics celebrado este mes de noviembre en Denver (Colorado, Estados Unidos).

En esta reunión los expertos explicaron que estas abejas tienen el cuerpo cubierto de pelos especialmente largos que recogen fácilmente miles de gránulos de polen cuando se desplazan por el interior de las flores. Así, el polen queda fuertemente anclado al cuerpo del animal, algo esencial teniendo en cuenta que estos granos, al incluir también néctar, pueden llegar a representar el 30 % del peso total de una abeja.

A fin de probar la fortaleza de este anclaje los investigadores tiraron de los granos de polen con una cuerda elástica y comprobaron que la fuerza necesaria para desalojar un grano era 20 veces mayor que la que una abeja ejerce al volar, lo que denota que el polen está completamente seguro colgando de las patas de estos insectos.

Para el desarrollo del trabajo los científicos capturaron 20 ejemplares de abejas melíferas y examinaron sus patas con imágenes de alta resolución cuando regresaban a las colmenas, ya que además de transportar el polen entre las plantas, las abejas también se quedan parte de los granos para obtener alimento.

Tras el hallazgo los expertos sugieren ahora la posibilidad de diseñar polinizadores artificiales con el objetivo de favorecer la reproducción de las plantas con flor, imprescindible para el mantenimiento de la vida en la Tierra.

La eficiencia de las abejas melíferas recae no sólo en su condición física, sino también en el hecho de que visitan solamente una especie de flor en cada uno de sus viajes, en los que recogen la cantidad suficiente de polen para su propio alimento y también para las necesidades del grupo en el que viven. En un solo día pueden visitar miles de flores de una misma especie, recogiendo el néctar y el polen y esparciendo largo y tendido los granos.

">
<h2>¿Cómo transportan las abejas el polen?</h2><p><strong>Las <a href=abejas son los polinizadores más importantes de las plantas con flores, que las necesitan imperativamente para producir cualquier tipo de semilla o fruta. El intercambio de polen entre las flores tiene como objetivo la reproducción vegetal, que requiere el traslado del polen desde las anteras, o partes masculinas de una flor, hasta los estigmas, o partes femeninas, ya sea de la misma planta o de otras plantas.

De entre todos los insectos las abejas melíferas (Apis mellifera) son los polinizadores más eficaces gracias a que tienen el cuerpo preparado para ello, según informaron un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia en el 70th Annual Meeting de la American Physical Society Division de Fluid Dynamics celebrado este mes de noviembre en Denver (Colorado, Estados Unidos).

En esta reunión los expertos explicaron que estas abejas tienen el cuerpo cubierto de pelos especialmente largos que recogen fácilmente miles de gránulos de polen cuando se desplazan por el interior de las flores. Así, el polen queda fuertemente anclado al cuerpo del animal, algo esencial teniendo en cuenta que estos granos, al incluir también néctar, pueden llegar a representar el 30 % del peso total de una abeja.

A fin de probar la fortaleza de este anclaje los investigadores tiraron de los granos de polen con una cuerda elástica y comprobaron que la fuerza necesaria para desalojar un grano era 20 veces mayor que la que una abeja ejerce al volar, lo que denota que el polen está completamente seguro colgando de las patas de estos insectos.

Para el desarrollo del trabajo los científicos capturaron 20 ejemplares de abejas melíferas y examinaron sus patas con imágenes de alta resolución cuando regresaban a las colmenas, ya que además de transportar el polen entre las plantas, las abejas también se quedan parte de los granos para obtener alimento.

Tras el hallazgo los expertos sugieren ahora la posibilidad de diseñar polinizadores artificiales con el objetivo de favorecer la reproducción de las plantas con flor, imprescindible para el mantenimiento de la vida en la Tierra.

La eficiencia de las abejas melíferas recae no sólo en su condición física, sino también en el hecho de que visitan solamente una especie de flor en cada uno de sus viajes, en los que recogen la cantidad suficiente de polen para su propio alimento y también para las necesidades del grupo en el que viven. En un solo día pueden visitar miles de flores de una misma especie, recogiendo el néctar y el polen y esparciendo largo y tendido los granos.

" width="90" height="90" />
contaminación; en la describan de forma realista medidas urgentes para proteger la salud humana y los recursos naturales de los que dependemos. También se espera que los delegados consideren una serie de resoluciones, que incluyen temas como la basura marina, el desperdicio de alimentos, los arrecifes de coral y los vínculos entre el conflicto y la contaminación.

”La Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente es una oportunidad de oro para que los actores clave demuestren su compromiso con las soluciones visionarias que todos necesitamos para acabar con la contaminación”, sostuvo el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, en una edición especial de la revista Our Planet. “Ese sería un paso inicial importante en el camino hacia un planeta libre de contaminación”.

La Asamblea cuenta con el respaldo de una serie de eventos de alto nivel, incluidos varios que destacan estrategias y oportunidades para combatir la contaminación. Estos incluyen el Foro Global de la ONU sobre Ciencia, Políticas y Negocios, donde científicos, legisladores y directores de empresas identificarán oportunidades para la inversión verde impulsada por la ciencia y la tecnología, potenciando las políticas y la financiación innovadora.

La Exposición de Innovación Sostenible mostrará las novedades en el combate a la contaminación, incluso a través de exhibiciones, debates emergentes y la exploración de temas como la acidificación de los océanos, un fenómeno que será explicado por medio de la realidad virtual.

">
<h2>Representantes de 200 países se reúnen para luchar contra la contaminación del planeta</h2><p>Naciones Unidas presenta los <strong>debates que tendrán lugar del 4 al 7 de diciembre</strong> con estas preguntas: ¿Cómo podemos controlar la contaminación del aire que está llevando a millones de personas a una muerte temprana e induciendo al cambio climático? ¿Cómo podemos garantizar que las sustancias químicas creadas por el hombre no amenacen ni a las personas ni a los ecosistemas? ¿Cómo detener el vertido de grandes cantidades de residuos en nuestros ríos y océanos?</p><p><em>“Durante tres días, <strong>el principal foro mundial de toma de decisiones ambientales explorará cómo nuestras sociedades en crecimiento están contaminando el aire, el agua y el suelo con productos químicos y desechos,</strong> a un nivel que pone en riesgo nuestra salud y los sistemas naturales de la Tierra”,</em> destaca el PNUMA en su página en internet.</p><p>Entre los resultados de esta convocatorio internacional se espera que los líderes emitan una poderosa declaración conjunta sobre la <strong>necesidad de combatir la <a href=contaminación; en la describan de forma realista medidas urgentes para proteger la salud humana y los recursos naturales de los que dependemos. También se espera que los delegados consideren una serie de resoluciones, que incluyen temas como la basura marina, el desperdicio de alimentos, los arrecifes de coral y los vínculos entre el conflicto y la contaminación.

”La Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente es una oportunidad de oro para que los actores clave demuestren su compromiso con las soluciones visionarias que todos necesitamos para acabar con la contaminación”, sostuvo el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, en una edición especial de la revista Our Planet. “Ese sería un paso inicial importante en el camino hacia un planeta libre de contaminación”.

La Asamblea cuenta con el respaldo de una serie de eventos de alto nivel, incluidos varios que destacan estrategias y oportunidades para combatir la contaminación. Estos incluyen el Foro Global de la ONU sobre Ciencia, Políticas y Negocios, donde científicos, legisladores y directores de empresas identificarán oportunidades para la inversión verde impulsada por la ciencia y la tecnología, potenciando las políticas y la financiación innovadora.

La Exposición de Innovación Sostenible mostrará las novedades en el combate a la contaminación, incluso a través de exhibiciones, debates emergentes y la exploración de temas como la acidificación de los océanos, un fenómeno que será explicado por medio de la realidad virtual.

" width="90" height="90" />

<h2>Criptomonedas para combatir el cambio climático</h2><p>Esta <strong>moneda encriptada, basada en la tecnología “blockchain”</strong> o de cadena de bloques, según explica a Efe uno de los fundadores y director de operaciones de la iniciativa, <strong>Juan Boluda,</strong> nace con la meta de que “todo el mundo” pueda aportar “su granito de arena” para invertir en empresas que innoven para atajar este problema global y que tengan un “impacto real”.</p><p><strong>Los “climatecoins” basarán su valor en la incentivación de negocios medioambientalmente responsables,</strong> argumenta Boluda, a través de esta plataforma que permitirá “un mayor compromiso” de los inversores en materia de soluciones climáticas con un resultado “directo, creíble y transparente”.</p><h3>Criptomonedas y cambio climático</h3><p>La oferta inicial de monedas (ICO) de “climatecoin”, una iniciativa “inédita” en la lucha contra el cambio climático, tiene lugar durante este mes de diciembre con el <strong>objetivo de colocar hasta 255 millones de estas divisas</strong> (el 51 % del total creado), que se pueden obtener a cambio de ether, una de las principales divisas virtuales junto a bitcóin.</p><p>Tras finalizar esta fase, abierta a ciudadanos, instituciones, fondos de inversión, empresas y Gobiernos, resalta Boluda, l<strong>a fundación encargada del sistema seleccionará proyectos medioambientales que proporcionen “un cambio sustancial” a la hora de encarar el calentamiento global,</strong> en especial en los sectores de la movilidad, energías limpias, electricidad o agricultura, entre otros.</p><p>Las primeras compañías que optan a ser financiadas, por ejemplo, se dedican a desarrollar biofuel para aviones, semillas resistentes al calentamiento global, y tecnologías de captura de dióxido de carbono para extraerlo de la atmósfera a gran escala.</p><p>Además de invertir en ideas “disruptivas”, <strong>los “climatecoin” también ofrecerán la posibilidad de comercializar derechos de emisión de CO2,</strong> un mercado que pretenden “democratizar” con esta tecnología tras alcanzar un acuerdo con Naciones Unidas para su compraventa. <strong>Todo ello mediante los “token”, valores o activos digitales transferibles que pueden canjearse por bienes y servicios gracias al “blockchain”.</strong></p>
informe titulado "Riesgos y oportunidades en las inversiones financieras", la organización incluye un listado de nueve recomendaciones para incorporar la variable clima al sistema financiero y evitar los riesgos que, según dice, se derivan del calentamiento global.

"La regulación del cambio climático, los riesgos de transición y, en algunos casos, los impactos físicos, afectarán al valor de una porción significativa de estos activos y esto implica un gran riesgo para los propietarios con carteras expuestas a sectores fósiles", señalan los responsables del informe.

Además, citan un estudio del Instituto de Liderazgo Ambiental de la Universidad de Cambridge que afirma que aconseja tener en cuenta la percepción del cambio climático como "factor de riesgo agregado" en las inversiones y afirma que "los beneficios de una acción temprana conducen a tasas de rendimiento significativamente más altas a largo plazo, especialmente cuando se compara con el escenario de inacción".

Transición hacia una economía sostenible

Por ello, la organización subraya el papel del sistema financiero como "motor fundamental para acelerar la transición a una economía sostenible y de bajo carbono" y recomienda a los inversores y a las instituciones oficiales que participan en el mercado de activo que realicen un diagnóstico del impacto climático de sus inversiones, para comprobar "si su cartera de inversiones se encuentra alineada con los objetivos del Acuerdo de París".

Entre las recomendaciones se encuentran también las de definir el compromiso y estrategia de inversiones conforme al acuerdo internacional y comunicarlo a los share-holders (accionistas) y stake-holders (grupos de interés), así como crear una "estructura de gobernanza climática" en las junta de accionistas con responsabilidad específica para definir objetivos y medidas conforme a criterios climáticos y para involucrar a los inversores. 

En este sentido, piden también "transparencia", para lo que aconsejan definir un tipo de informe público para la divulgación de información financiera relacionada con cuestiones climáticas.

Asimismo, invita a los actores del sistema financiero a que participen en las coaliciones de inversores por el clima y a que quienes tengan activos en empresas de combustibles fósiles y de altas emisiones "se involucren como accionistas" para incentivar un cambio en el modelo de negocio. Por último, señalan la importancia de colaborar y dialogar con los reguladores y legisladores para impulsar marcos regulatorios adecuados a las exigencias del Acuerdo de París.

">
<h2>El sistema financiero tiene que integrar criterios climáticos</h2><p>En un <a href=informe titulado "Riesgos y oportunidades en las inversiones financieras", la organización incluye un listado de nueve recomendaciones para incorporar la variable clima al sistema financiero y evitar los riesgos que, según dice, se derivan del calentamiento global.

"La regulación del cambio climático, los riesgos de transición y, en algunos casos, los impactos físicos, afectarán al valor de una porción significativa de estos activos y esto implica un gran riesgo para los propietarios con carteras expuestas a sectores fósiles", señalan los responsables del informe.

Además, citan un estudio del Instituto de Liderazgo Ambiental de la Universidad de Cambridge que afirma que aconseja tener en cuenta la percepción del cambio climático como "factor de riesgo agregado" en las inversiones y afirma que "los beneficios de una acción temprana conducen a tasas de rendimiento significativamente más altas a largo plazo, especialmente cuando se compara con el escenario de inacción".

Transición hacia una economía sostenible

Por ello, la organización subraya el papel del sistema financiero como "motor fundamental para acelerar la transición a una economía sostenible y de bajo carbono" y recomienda a los inversores y a las instituciones oficiales que participan en el mercado de activo que realicen un diagnóstico del impacto climático de sus inversiones, para comprobar "si su cartera de inversiones se encuentra alineada con los objetivos del Acuerdo de París".

Entre las recomendaciones se encuentran también las de definir el compromiso y estrategia de inversiones conforme al acuerdo internacional y comunicarlo a los share-holders (accionistas) y stake-holders (grupos de interés), así como crear una "estructura de gobernanza climática" en las junta de accionistas con responsabilidad específica para definir objetivos y medidas conforme a criterios climáticos y para involucrar a los inversores. 

En este sentido, piden también "transparencia", para lo que aconsejan definir un tipo de informe público para la divulgación de información financiera relacionada con cuestiones climáticas.

Asimismo, invita a los actores del sistema financiero a que participen en las coaliciones de inversores por el clima y a que quienes tengan activos en empresas de combustibles fósiles y de altas emisiones "se involucren como accionistas" para incentivar un cambio en el modelo de negocio. Por último, señalan la importancia de colaborar y dialogar con los reguladores y legisladores para impulsar marcos regulatorios adecuados a las exigencias del Acuerdo de París.

" width="90" height="90" />
Ártico está experimentando cambios políticos, económicos, sociales y ambientales que posiblemente serán irreversibles. Se trata de procesos globales que tienen impacto en las sociedades de la región, en la vida cotidiana de la población y en su bienestar.

El nuevo Centro de Estudios y de Investigación CER ARCTIC de la Universidad Autónoma de Barcelona producirá investigación puntera y asesoramiento científico para contribuir a la calidad de vida de las poblaciones árticas, así como para la sostenibilidad de su entorno. Con un enfoque multidisciplinar, el centro de investigación estudiará temas relacionados con los derechos y la justicia social en relación al uso de los recursos, hará estudios comparativos entre el Ártico y otras regiones, como el Mediterráneo, y promoverá la sostenibilidad y la gobernanza para el desarrollo humano y el bienestar de la región.

Entre los desafíos del CER ARCTIC, se estudiará de manera comparativa el Ártico, entendido como un mar rodeado por países y culturas diversas, y el Mediterráneo, dado que comparten una elevada vulnerabilidad a los cambios globales, no solo a los cambios de origen climático sino también a los políticos, económicos y culturales, con repercusiones para las comunidades indígenas y locales.

"El nuevo centro de investigación es un puente entre el Ártico, el Mediterráneo, África y el Antártico, dado que todas estas regiones están relacionadas y afrontan cambios similares", explica la directora del centro, Françoise Breton. "Hay fenómenos globales, como el turismo o los cambios urbanísticos, que están afectando en gran medida las poblaciones locales. Por ello, en el CER ARCTIC se llevará a cabo Investigación Responsable, con unas líneas prioritarias de investigación que se discutirán con la gente que vive en estas regiones", continúa Breton, destacando el hecho de que las grandes superpotencias consideran cada vez más el Ártico como un "almacén de recursos", más que "un territorio con una población que vive allí".

Las principales temáticas de investigación del centro serán la dimensión humana del cambio climático, la dependencia de los recursos naturales y la resiliencia ante entornos desafiantes por parte de las poblaciones locales, la apropiación de tierras, territorios marinos y recursos por grandes companias o la cuestión de los comunes y la gestión local, el desarrollo humano de las comunidades y sus hábitats desde el punto de vista socioecológico, entre otros

Jornada de inauguración

En la fase de inicio el centro cuenta con seis investigadores de diferentes departamentos de la UAB y con cuatro de adscritos, procedentes de la Universidad de Tromsø de Noruega, del Stefansson Arctic Institute de Islandia, y de la Universidad de Islandia, e irá creciendo con la incorporación de nuevo personal investigador.

Más de 60 investigadores asistieron el pasado viernes a la inauguración del nuevo centro de investigación CER ARCTIC de la UAB. El acto, presentado por la directora del centro, Françoise Breton, contó con la participación de destacados investigadores como la profesora de Economía Ecológica de la Universidad de Islandia, Brynhildur Davíðsdóttir; el director del Stefansson Arctic Institute (Islandia), Niels Einarsson; y la directora asociada del John Sloan Dickey Center for International Understanding Dartmouth College (EE.UU.), Melody Brown Burkins, en representación del Institute of Arctic Studies, Dartmouth College. También ha participado el Director General del Parlamento Sámi en Noruega, Rune Fjellheim.

">
<h2>Abren un nuevo centro para investigar sobre el Ártico</h2><p><strong>El <a href=Ártico está experimentando cambios políticos, económicos, sociales y ambientales que posiblemente serán irreversibles. Se trata de procesos globales que tienen impacto en las sociedades de la región, en la vida cotidiana de la población y en su bienestar.

El nuevo Centro de Estudios y de Investigación CER ARCTIC de la Universidad Autónoma de Barcelona producirá investigación puntera y asesoramiento científico para contribuir a la calidad de vida de las poblaciones árticas, así como para la sostenibilidad de su entorno. Con un enfoque multidisciplinar, el centro de investigación estudiará temas relacionados con los derechos y la justicia social en relación al uso de los recursos, hará estudios comparativos entre el Ártico y otras regiones, como el Mediterráneo, y promoverá la sostenibilidad y la gobernanza para el desarrollo humano y el bienestar de la región.

Entre los desafíos del CER ARCTIC, se estudiará de manera comparativa el Ártico, entendido como un mar rodeado por países y culturas diversas, y el Mediterráneo, dado que comparten una elevada vulnerabilidad a los cambios globales, no solo a los cambios de origen climático sino también a los políticos, económicos y culturales, con repercusiones para las comunidades indígenas y locales.

"El nuevo centro de investigación es un puente entre el Ártico, el Mediterráneo, África y el Antártico, dado que todas estas regiones están relacionadas y afrontan cambios similares", explica la directora del centro, Françoise Breton. "Hay fenómenos globales, como el turismo o los cambios urbanísticos, que están afectando en gran medida las poblaciones locales. Por ello, en el CER ARCTIC se llevará a cabo Investigación Responsable, con unas líneas prioritarias de investigación que se discutirán con la gente que vive en estas regiones", continúa Breton, destacando el hecho de que las grandes superpotencias consideran cada vez más el Ártico como un "almacén de recursos", más que "un territorio con una población que vive allí".

Las principales temáticas de investigación del centro serán la dimensión humana del cambio climático, la dependencia de los recursos naturales y la resiliencia ante entornos desafiantes por parte de las poblaciones locales, la apropiación de tierras, territorios marinos y recursos por grandes companias o la cuestión de los comunes y la gestión local, el desarrollo humano de las comunidades y sus hábitats desde el punto de vista socioecológico, entre otros

Jornada de inauguración

En la fase de inicio el centro cuenta con seis investigadores de diferentes departamentos de la UAB y con cuatro de adscritos, procedentes de la Universidad de Tromsø de Noruega, del Stefansson Arctic Institute de Islandia, y de la Universidad de Islandia, e irá creciendo con la incorporación de nuevo personal investigador.

Más de 60 investigadores asistieron el pasado viernes a la inauguración del nuevo centro de investigación CER ARCTIC de la UAB. El acto, presentado por la directora del centro, Françoise Breton, contó con la participación de destacados investigadores como la profesora de Economía Ecológica de la Universidad de Islandia, Brynhildur Davíðsdóttir; el director del Stefansson Arctic Institute (Islandia), Niels Einarsson; y la directora asociada del John Sloan Dickey Center for International Understanding Dartmouth College (EE.UU.), Melody Brown Burkins, en representación del Institute of Arctic Studies, Dartmouth College. También ha participado el Director General del Parlamento Sámi en Noruega, Rune Fjellheim.

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

28/09/2015

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies